viernes, 27 de junio de 2008

ANFEC y el Trabajo Colaborativo


Primer Encuentro de Renovación e Integración
Asociación Nacional de Fabricantes de Cajas y Empaques de Cartón Corrugado y Fibra Sólida (ANFEC)


Los días 19 y 20 de junio pasados en Cuernavaca Morelos se llevó a cabo esta reunión, a donde fui invitado a participar como expositor y tallerista con el tema: Integración.

Maravillosa oportunidad para transmitir por medio del experimento y el aprendizaje vivencial a través de una inducción denominada Biósfera y un ejercicio vivencial llamado Rescate en Chernobyl se trató de conocer en que consiste el trabajo en equipo y experimentar en carne propia las dificultades, los retos y las habilidades necesarias para intentar coordinar esfuerzos – en ocasiones con éxito, a veces con fracasos-; pero, al fin y al cabo, como coloquialmente decimos: “echando a perder se aprende”.


Cuarenta y ocho integrantes de esta Asociación divididos en dos grupos de 24 personas cada uno, se enfrascaron en diversos intentos por trasvasar material “radioactivo” de una cubeta a otra. Tiempo record de uno de estos grupos 39’ 22’’, el otro grupo lo intentó pero sin éxito, ¿Tiempos? ¿Presiones del facilitador? ¿Falta de comunicación? ¿Escucha? ¿Muchos Generales y pocos soldados rasos? ¿Escaso análisis de los recursos con que contamos? ¿Estrategias? ¿Ejecución o implementación? ¿Tarea? ¿Características de los integrantes de los grupos? ¿Habilidades? O, simple y sencillamente preguntarnos: ¿A qué se debe la efectividad de un grupo?


En un magnífico libro “Designing Effective Work Groups” del Dr. Paul Goodman y asociados publicado por Jossey – Bass en 1990, J. Richard Hackman y Richard E. Walton nos hacen reflexionar acerca de los tres ingredientes genéricos que apoyan a la efectividad de los equipos:


1. Una dirección clara y que comprometa
2. Un contexto que apoye o facilite al desempeño:
· Una estructura de grupo que promueva el trabajo competente
· Un contexto organizacional que apoye y refuerce a la excelencia y
· Un tutoreo (“Coching”) experto y la asistencia durante el proceso
3. Recursos materiales adecuados


¿Se tuvieron estos tres ingredientes? Y aún más, ¿Cómo utilizamos nuestros recursos incluyendo obviamente nuestras habilidades?


Adicionalmente quisiera colaborar con una lectura reciente de un artículo de la revista Harvard Business Review en su edición de la primavera del 2008, denominado: “Las 8 maneras de construir equipos colaborativos”, escrito por Lynda Gratton y Tamara J. Erickson estas autoras nos comentan que dichas ocho formas de lograr la tan deseada colaboración son:


1. Invertir en prácticas de relaciones significativas
2. Modelar el comportamiento colaborativo
3. Crear “una cultura de regalar”
4. Asegurarse de las habilidades requeridas
5. Apoyar un sentimiento profundo de comunidad
6. Asignar como líderes de equipo tanto a líderes orientados a la tarea como a líderes orientados a las relaciones
7. Construir sobre relaciones ya existentes y
8. Comprender con claridad cada rol y la ambigüedad de las tareas.


Bien, fue una mañana energizante, plena de compromiso y deseos de lograr las cosas, ojala el objetivo de integrar aunque fuera un poquito a este grupo se haya logrado.

Hasta la próxima y muchas gracias por compartir su fortaleza como grupo.


Enrique