martes, 24 de junio de 2008

Mi 2 Julio - Covey del inicio al hábito 3 (Perú - Liderazgo para el desarrollo sostenible)


Stephen Covey emplea una metáfora que quiero compartir con ustedes. Él considera que los seres humanos somos en gran medida como aviones con el propósito de llegar al destino planteado. Lo curioso del asunto es que aproximadamente el 90% del tiempo los aviones se encuentran fuera de la que sería la ruta ideal, más corta y más directa, porque tiene que sortear toda clase de dificultades (rutas comerciales, tormentas, corrientes de viento, tráfico aéreo, etc.) ¿Cómo es posible que el avión llegue a su destino incluso con tan adversa probabilidad si consideramos ese desvío constante de su ruta?Hay razones muy importantes, una es la claridad en el destino al que se desea llegar, otra es la oportunidad de recibir información que le permite hacer los ajustes necesarios para no desviarse definitivamente de su camino. En este sentido sería importante también considerar que el piloto del avión no puede simplemente reaccionar a una tormenta regresando al aeropuerto porque la tormenta "no desea" que pasen, tampoco sería lógico empecinarse en seguir una ruta que no respeta las rutas comerciales de aviación. El piloto debe proponer, hacer lo mejor que pueda frente a las circunstancias que enfrenta, utilizar todos los recursos que tenga a la mano para sortear esas dificultades y llevar a su tripulación y pasajeros a puerto seguro.

El problema es que en ocasiones no asumimos que somos nosotros los pilotos del avión y simplemente estamos esperando a que el tiempo de vuelo se acabe y lleguemos, no importa a donde sea ni como sea. Creo que esta primera parte del libro de Covey nos invita a darnos cuenta de que el rumbo de nuestra vida está en nuestras manos, empezando por cuestionar las ideas no reflexionadas que podamos tener al respecto. Lo curioso es que cuando la gente habla de liderazgo, normalmente no tienen en mente esta parte del proceso; la victoria privada queda sepultada bajo un montón de técnicas superficiales que buscan lograr que los demás hagan lo que nosotros queremos, pensando erróneamente que eso es liderazgo. Lo preocupante es que si no trabajamos en cuestionar y ajustar nuestros paradigmas a la realidad, en controlar nuestras reacciones haciéndonos cargo de la manera en que enfrentamos nuestra vida; si no buscamos definir el destino hacia el cual queremos conducir nuestra vida, así como ser congruentes en la definición de nuestras prioridades, esa victoria pública no tendrá fundamentos y será muy frágil y efímera.

Nuevamente el reto está en que podamos conectar con nuestra propia experiencia de vida los principios que Covey propone, de manera que podamos tomar otra vez en nuestras manos esa posibilidad de definirnos y definir el mundo en el que vivimos. Fritjof Capra elaboró un esquema en el que muestra la red de los problemas del mundo. Lo curioso es que este gran físico y estudioso de los sistemas coloca las conductas egoístas y competitivas del ser humano como origen de todas esas problemáticas. Y si en ese nivel está el origen del problema, ¿no será buena idea empezar a trabajar con los individuos? Nosotros creemos que sí porque en la medida que nos damos cuenta de que tenemos un destino común con los otros seres humanos y asumimos la responsabilidad de construirlo, nuestras conductas hacia los demás no pueden seguir siendo las mismas y probablemente eso sea el inicio de la transformación que la humanidad espera con urgencia. ¿Qué descubres de ti mismo en estos capítulos?

33 comentarios:

Paul dijo...

Cuando llenamos una solicitud de personal, muchas veces ponemos en las características que debe tener esta persona “proactivo”, a pesar de no conocer la definición formal de la palabra. Cuando realizamos la entrevista definimos proactivo como tomar la iniciativa, cuando la definición va más allá. Esta relacionada con una característica de la persona, la de ser libre; que tan libres somos para tomar las iniciativas y no dejar que otra persona la tome por nosotros, el ejemplo de Frankl es una inspiración muy importante, para tomar el control de nuestros destinos.

Una de las decisiones importantes que he tomado esta semana fue elegir donde quiero trabajar. Para esta decisión tuve que pensar en cuales son las cosas más importantes en mi vida. Es realmente el ascenso y el dinero lo más importante? a costa de tener que trabajar más horas, dejar de hacer las cosas que a uno le gusta, pasar más tiempo con mi esposa e hija. Finalmente, decidí que el acenso y el dinero a ese precio no estaban de acuerdo con la vida que quiero, no es la escalera que deseo subir en este momento.

En la oficina muchas veces nos llenamos de pequeñas tareas que nos distraen del enfoque que deberíamos tener. Nos dedicamos a cosas urgentes y sin importancia que son fáciles de encargar a otras personas o delegar. En la nueva empresa donde estoy, recién esta comenzando operaciones, por lo que tenemos muchas cosas urgentes que hacer para que comience a operar; pero ya hemos definido tareas importantes que no podemos dejar por mucho tiempo, es por eso, que esta semana me he dedicado a delegar todas las cosas urgentes sin importancia y poner el enfoque en las cosas importantes, también para tratar de que no lleguen a importantes y urgentes.

Paúl Caro

GABRIEL CHANG dijo...

Reflexión 4: Gabriel Chang Ch.

Proactividad:
Sin duda que cada uno es responsable de las decisiones y acciones que toma en la vida. Sin embargo, lo que he podido apreciar en algunas empresas es que la mayoría es gente reactiva: necesitan mucho estímulo o incentivos externos para que se enfoquen en sus objetivos y en lo que quieren, y cuando les ha tocado asumir su responsabilidad como profesionales, simplemente han escondido la cabeza. Las empresas deberían identificar a aquellas personas proactivas y convertirlas en modelos y transmisoras de su cultura, para que contagien su comportamiento positivo a los demás. Para ello, deben tener sus valores bien definidos. Por ejemplo, los valores que se promueven en mi organización son: Excelencia en el servicio, Trabajo en equipo, Banco de clientes, Iniciativa, Enfoque en resultados. Asimismo, existe un programa de “Padrinos”, quienes se encargan de transmitir la cultura y valores de la empresa hacia los nuevos empleados, para crear una conducta positiva desde el inicio.

Comenzar con el fin en la mente:
Lo cierto es que en ocasiones uno no sabe bien lo que quiere o hacia donde te diriges exactamente. Hacemos muchas cosas por inercia, porque así estamos acostumbrados o simplemente por presiones de otros; y tan sólo actuamos, sin reflexionar. Es por ello que siempre deberíamos pensar antes de actuar, tener un bosquejo del plan. Como hacen algunos deportistas: “visualizar la victoria”. Esto sirve para todo en la vida, no sólo en el trabajo.

Poner primero lo primero:
La siguiente idea recogida del texto ha sido muy reveladora y a la vez precisa: saber discriminar lo importante de lo urgente, que no necesariamente son lo mismo. Esto no siempre es fácil, ya que uno debe aprender a decir “no” a los demás cuando sea necesario. En una empresa, nuestras actividades de importancia y metas deben estar en línea también con las metas generales de la empresa. Es por esto que es sumamente importante generar compromiso en las personas que conforman un equipo, para que todos estén alineados en la misma dirección y así evitar actividades no importantes.

Claudia Kanashiro dijo...

Hoy en día la mayoría de empresas exige a sus empleados ser proactivos; sin embargo no es fácil “cambiar el chip” a aquellos empleados que tienen mucho tiempo en el mismo puesto y en la misma empresa. Cómo lograrlo? Hoy tengo un reto importante en mi área, lograr que todos tengan el espíritu de la proactividad “cargada en las venas”; sin embargo soy consciente que es un gran reto porque no todos están dispuestos a aceptar la responsabilidad de sus conductas. La proactividad permite que cada uno pueda decidir sobre sus actos y conocer qué tan libres son para poder tener iniciativas al momento de tomar decisiones y no dejarse influenciar por los demás. ros,

Desde hace algún tiempo aprendí que el ponerme objetivos en la vida permite direccionar mis acciones hacia donde quiero llegar. Por ejemplo tengo un marco en donde coloco imágenes de las cosas que quiero en la vida. Cada vez que consigo algo voy tachando hasta lograr cambiar la página. Es gratificantes ver cuántas páginas ya han sido tachadas porque permite motivarme a seguir colocando objetivos alcanzables en mi vida.

Hoy en día me he vuelto casi adicta de llenar siempre el cuadro de actividades importantes y urgentes. De esta manera puedo distribuir bien el tiempo sobre la base de mis prioridades. Vivimos en un mundo tan acelerado que es necesario tener un método de organización del tiempo para poder lograr alcanzar todo lo trazado.

Claudia Kanashiro

Wendy dijo...

En nuestra busqueda de ser altamente efectivos,el autor propone pasar
por diferentes niveles de madurez. En este caso, los 3 primeros hábitos
nos despiertan nuestro crecimiento individual; dicho crecimiento es el de alcanzar
una independencia personal siendo proactivos, ejerciciendo liderazgo, y con
una correcta gerencia personal.

De esta manera, debemos buscar desarrollar y fortalecer nuestra integridad personal
respecto a nuestro sistema de valores:
1. Siendo proactivo: no dejarme llevar por el ambiente, contexto, o justificando
mis retrasos por externalidades. Acogiendome a mis fortalezas podré evaluar opciones
y ser responsable de mi felicidad.
2. Siendo líder: a partir de mis valores encontrar mi misión y visión personal
y a partir de ella alcanzar el involucramiento y compromiso de mi equipo. Siendo líder
dejar un equipo robusto, comprometido, con sentido de servicio y proactividad.
3. Finalmente, orientarnos hacia un cudrante 2 , donde nuestra mayor asignación
del tiempo este en un gerenciamiento estratégico y no apagando incendios. Hagamos
continuos autoanalisis de que tipo de gerenciamiento personal tenemos. Que podemos
realizar para cambiar este balance ? Aprendizaje de vida!

Daniel dijo...

Círculo de influencia: en mi trabajo hay muchas cosas que me molestan pero que desgraciadamente no puedo hacer nada. El tema aquí es tratar de concentrarse en lo que a uno realmente le sirve en su trabajo, y no estar pensando en cosas en las que no podemos controlar. Parece fácil, pero no lo es, y más aún cuando las cosas que te molestan están sentados al frente tuyo.

Enfocarse en el fin: poner atención a la creación mental que inicialmente habíamos creado. Me parece que este tema va bien ligado al tema de la visión que uno debe de tener antes de lograr cualquier cosa que se proponga. Sólo que en este caso hacemos hincapié en que debemos tener en cuenta la meta y la finalidad para plainificar el como. En el caso de la visión, prácticamente no nos importa el como si sabemos qué es lo que estamos buscando. Es una analogía válida, y me parece que es sumamente importante tener siempre en cuenta cuál es nuestro fin, antes de y durante cualquier cosa que hagamos.

Primero lo primero: creo que hay personas sin metas que andan perdidos por la vida, sin rumbo, dejados aleatoriamente a su suerte, personas que simplemente han determinado que ellos no pueden hacer nada para cambiar su historia. Hay otras qu ehan dejado sus incertidumbres atrás, que necesitan tener todo bajo control, que no pueden tomas una gota de alcohol simplemente porque no les gusta no estar en sus trece.
Yo creo que lo mejor es establecerse prioridades, apostar por trazarse objetivos desde el principio, cuestionándose constantemenre si realmente creen que van por el camnino correcto, de lo contrario corres el riesgo de dar pasos hacia atrás en lugar de adelante.

Ivan dijo...

Reflexión 4: Covey (de inicio del libro hasta hábito 3)

De vez en cuando nos damos cuenta de lo equivocados que estamos al emplear ciertas palabras, pensamos que al usarlas estamos aplicándolas de manera correcta, pero no es así, simplemente creemos que estamos haciendo bien y seguimos sin detenernos a pensar si realmente es bueno o lo que hacemos. Lo primero que me llamó la atención fue el ser proactivo. Creí que haciendo las cosas antes que los demás o porque nadie las hacia y yo si ya era proactivo, pero que equivocado estaba. Cuantos errores he cometido y hasta he hecho lo contrario a ser proactivo, ya que hacia las cosas apuradas, inmaduramente.

Decisiones sin pensar que me han llevado no solo a mí sino también a todos los que trabajan conmigo por el camino erróneo, sin tomar la responsabilidad debida.
Muchos de nosotros nos vemos en buenas posiciones en el trabajo, con grandes responsabilidades y que vamos avanzando a grandes pasos profesionalmente, pero en un respiro nos volteamos y vemos nuestro interior o nuestra vida personal y nos damos cuenta que las verdaderas prioridades están atrás, las hemos dejado atrás. Y tenemos que frenar y replantear nuestra vida y sus prioridades en ella. Podemos avanzar profesionalmente sí, pero también a la par podemos lograr avances en los demás aspectos de nuestra vida.

Justo en eso de replantear nuestra vida seria bueno en trazarnos un plan, hasta si se puede escribirlo para tener un orden. Pero a veces vamos tan acelerados que no nos organizamos. Nuestro propio desorden le llamamos, el cual solo nosotros mismos nos entendemos, pero al final todo termina enredado y muchas veces no alcanzamos lo que queremos. Seguro se nos olvidó (lo dejamos en el olvido) o no tuvimos tiempo para alcanzar nuestras metas.


Ivan Campos
A01181935

Ricardo dijo...

Habito: Proactivo.
Una frase que siempre recuerdo es “primero ayúdate para que Dios te ayude”, para mi le da el significado de que tu eres el protagonista principal de tus actividades, luchas, problemas y solo depende de ti para resolverlas, en resumen ponerse uno en acción siempre para todos los aspectos de la vida.
Permítanme contarles una pequeña historia que lei el cual involucra la proactividad:
Sergio trabajaba en una empresa hace dos años. Siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones. Llegaba puntual y estaba orgulloso de que en 2 años nunca recibió una amonestación.
Cierto día buscó al Gerente para hacerle un reclamo:

(-)Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido postergado. Mire; Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo 6 meses y ya está siendo promovido a Supervisor.

(+)¡Uhmm!-mostrando preocupación-le dice. Mientras resolvemos esto, quisiera pedirte me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta.

Por favor, averigua si tienen naranjas.
Sergio se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.

(+)Bueno Sergio, qué averiguaste?

(-)Señor, tienen naranja para la venta.

(+)¿Y cuánto cuesta?

(-)¡Ah! No pregunté por eso.

(+)Ok, pero viste si tenían suficientes naranjas para todo el personal (pregunta, algo serio).

(-)Tampoco pregunté por eso señor.

(+)¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

(-)No sé señor, pero creo...

(+)Bueno, siéntate un momento.

El Gerente cogió el teléfono y mandó llamar a Fernando. Cuando se presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Sergio y en 10 minutos estaba de vuelta. Cuando retornó el Gerente pregunta:

(+)Bien Fernando, qué noticias me tienes?

(*)Señor, tienen naranjas, lo suficiente para atender a todo el personal, y si prefiere también tienen plátano, papaya, melón y mango. La naranja está a 1,5 soles el kilo, el plátano a 2,2 la mano, el mango a 0,9 el kilo, la papaya y el melón a 2,8 soles el kilo. Me dicen que si la compra es por cantidad nos darán un descuento de 8%. He dejado separada la naranja pero si usted escoje otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.

(+)Muchas gracias Fernando, pero espera un momento.

Se dirige a Sergio, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:

(+)Sergio, qué me decías?

(-)Nada señor, eso es todo, con su permiso..

La moraleja es importante hacer nuestro mejor esfuerzo, aún con las tareas más sencillas, ya que de otra forma nadie nos confiará tareas de mayor importancia. Todas las veces que empleamos correctamente la información, tenemos la oportunidad de imprimir nuestra marca personal. Se debe ser proactivo aún en las cosas más sencillas.

Habito: Empiece con un fin en mente
Muchas empresas en la actualidad parecen no tener un objetivo claro a largo plazo, lo mismo sucede con las personas, viven el día a día sin un rumbo fijado.
En mi caso creo tener muchos centros (cónyuge, familia, amigos, etc.) los cuales priorizo dependiendo mucho de las circunstancias, no me daba cuenta que teniendo como centro nuestros propios principios abarcan todos los centros que uno puede tener. La persona que tenia como centro sus principios era mi abuelo, a leer el libro me di cuenta que tenia esta característica, siempre me inculco el tener objetivos claros en nuestra vida.

Habito: Establezca primero lo primero
Me acuerdo en una oportunidad en el trabajo, mi jefe y yo nos reunimos con nuestro gerente para solicitarle algunas cosas con urgencia, a lo que el respondió “definan urgencia”, al comienzo no entendí por que nos hacia esa pregunta, pero luego entendí que para él la mayoría de nuestros actos deberían tener un cronograma, orden y prioridad, luego de ese día no volvimos a pedir algo con urgencia, sino priorizamos nuestras actividades. Este problema surge mucho en nuestro ámbito laboral, sobre todo cuando llegan los “pedidos con urgencia”, creo que en todos los ámbitos uno debe programarse y mas si estas actividades cae en cuadro número II.

Ricardo Farías Anaya
A01182386

Rocío dijo...

En mi empresa identifico que hay muchas personas con la cualidad de ser proactivos, creo firmemente que al darle la oportunidad a la gente se puede lograr mucho de ellos, todos tenemos algo por aportar, pero es interesante poder obtenerlo o hacer que las personas lo muestren. Para mí, el reto que tengo es hacer que la proactividad sea interáreas, es decir a lo largo del proceso de atención de una obra o proyecto, por ejemplo, el area de Operaciones desarrolla nuevas ideas o procedimientos que no fueron conversados con el área de Contabilidad, y justamente esa sinergia es la que haría la diferencia, es ahí donde debo trabajar.

Me impresiono el punto que menciona que todos debemos armar nuestro sistema de valores, nuestra propia misión, filosofía de vida, creencias y nuestra visión personal; justamente en una lectura anterior nos mencionaban lo importante que es trazarse la meta, el objetivo de vida. Mediente la practica del liderazgo pero no sólo hacia el ámbito laboral si no hacía nuestra vida personal llegaremos a donde queremos estar realmente, y finalmente cumpliremos lo que todos buscamos, la felicidad.

Al lograr la independencia verdadera es cuando más seguros nos sentiremos. Y eso se refleja también en el grado de madurez de las personas, a medida que vamos creciendo y haciendonos mayores mayor conocimiento de nosotros mismos tenemos, en mi caso, cada año siento que soy más independiente y a la vez más segura de mi misma, y creo que es importante ya que como dice la lectura estoy logrando mayor desarrollo personal que antes.

Rocío Villanueva

Jenny dijo...

Jenny Kato

Proactividad
Tal como lo indica el autor la proactividad debe ser considerada no sólo como el hecho de tomar la iniciativa sino que somos responsables de nuestras propias vidas, esto implica desarrollar el hábito de pensar en ampliar nuestro círculo de influencia: ¿que es lo que podemos hacer para mejorar nuestra realidad? Siendo concientes que nuestra realidad es la respuesta de nuestro nivel de proactividad.
Muchas veces he notado que hay personas que se muestran “reactivos” ante algún cambio, una nueva propuesta o simplemente ante alguna persona que piensa diferente y tratan de “boycotear” su proactividad con una serie de críticas, pero menos mal la persona proactiva siempre logra el cambio.
Otro punto importante es que las personas reactivas asimilan que no pueden o no quieren tomar responsabilidad de influir sobre su realidad, el hecho es que esta actitud lleva a que se cumpla lo que ellos ya tienen establecido como paradigmas y se genera la Profecia autocumplida.


Comenzar con el fin en la mente
Con relación a que las cosas se crean dos veces, tuve la oportunidad de tener una sesión de “programación para el éxito”, es un método que implica relajar todos tus sentidos para luego concentrarte y visualizar algo que quieres lograr. Luego comenté esta sesión con algunos amigos y coincidimos que muchas veces hacemos este ejercicio (sin saber que es una técnica de visualización) pensando en que nuestro proyecto logre sus frutos, cuando lo proyectamos y visualizamos el éxito en nuestra mente, es como si te “cargaras de energía” apuntando en la dirección del éxito, obviamente no solo debemos crear la visualización en nuestra mente sino que también hay que tener generar acciones para lograrlo.


Poner primero lo primero
Yo actualmente trabajo en una organización que tiene 3 años en el mercado y cuyo ambiente es muy fluctuante el negocio está muy relacionado al tema de inversiones y se generan cambios legales constantes, lo que genera muchas demandas tanto internas como externas. En efecto es imprescindible desarrollar el enfoque entre lo importante y lo urgente, a veces nos desenfocamos y terminamos apagando incendios, en lugar de crear valor para la organización. He notado que determinadas unidades que se dedican a pagar incendios el desgaste físico y emocional es fuerte, además que tienen que lidiar con la frustración porque sienten “que no avanzan”, aquí el tema es seleccionar aquellas actividades que generan valor a la empresa y que están alineadas a los objetivos de la organización.

paola ognio dijo...

Proactividad:
Palabra enfocada a lo que cada uno puede hacer y no depender de los demas es tomar la decision de ser dueños de sus actos y mirar hacia los objetivos que se nos plantean. En mi organizacion esta palabra es super importante, ser proactivo, tener iniciativa, creatividad se comenta en todas las areas sin embargo es muy dificil poder despertar ese sentido en cada uno de los que trabajamos ahi ya que muchas veces se prefiere dejar las cosas tal y como estan porque asi funcionan bien.

Comience con el fin en mente:
A la hora que leia el libro me daba cuenta que muchas cosas que aplico en el dia a dia en el trabajo tambien las llevo en mi vida personal. Tener un plan de trabajo con objetivos claros y medibles a traves de un periodo de tiempo es tambien muy importante tenerlo desde la perspertiva persona.

Urgente Vs Importante:
Por ejemplo con el lanzamiento de una nueva campaña sentia que todo era importante y urgente lo que he ha traido un estress y agotamiento ademas de sentir que el dia a dia me gana y no me alcanza el tiempo para pensar sobre las estrategias a seguir.El saber decir NO es otro aspecto que me ayudara a sacar tiempos de los otros cuadrantes.

Iván dijo...

En nuestras empresas, sin lugar a dudas preferimos a las personas proactivas, vemos, como unos empleados aportan no solo a sus tareas, sino al entorno en el que se desenvuelven, y vemos como la proactividad ayuda a conseguir los objetivos que tenemos. Sin embargo me parece percibir que hay más personas que no son proactivas que las que si son, es más, pareciera que la mayoría de las personas prefieren vivir quejándose de lo que pasa antes de tomar una actitud contraria. Yo siempre he dicho que la queja es el lenguaje de los perdedores, cuando escucho a la gente quejarse de todo me imagino cómo está su vida. Veo con agrado, en el Perú (yo soy ecuatoriano) cómo una gran parte de la gente está empezando a cambiar esto con respecto a su país, escucho más optimismo respecto al futuro, espero que pronto la gente empiece a vivir influenciando al medio y no dejándose influenciar.
Creo que la mayoría de personas de este mundo son como hojas al viento, es el viento el que decide a dónde van cada día. Muchas personas viven solo en su día a día, y si bien es cierto que no debemos afanarnos por el día de mañana, quien no tiene la meta en su mente NO SABE A DÓNDE VA. Esa es la preocupación de nuestras empresas que se empeñan por tener planes de negocios, planes estratégicos, etc, y nosotros participamos en la elaboración de los mismos, y cuando regresamos a casa quizá no nos damos cuenta cómo está nuestro plan estratégico de nuestra vida. Este hábito reta a tener el fin siempre en la mente en cada cosa que emprendamos en nuestra vida.
Las prioridades son fundamentales en todos los aspectos de la vida. La empresa donde trabajo está pasando por un momento de transición de ser una empresa local en la Argentina a ser una empresa Global, y mientras la transición se da, muchos de los roles que tenemos hacen que pasen de una persona a otra, de pronto nos encontramos tapados de trabajo, y lo único que nos puede rescatar es tener trazado el rumbo y distinguir entre lo importante y urgente y por supuesto, hacer lo importante. Creo que en las organizaciones es imposible saber que es lo importante si no entendemos la misión y visión de la empresa, de allí la importancia de la alta gerencia de dejar en claro estas bases para lograr hacer “primero lo primero”.
Iván Tobar

Fabrizzio dijo...

Proactivo no es quien hace mucho o quien es muy eficiente en el trabajo. Proactivo es quien tiene la voluntad para hacer las cosas, es creativo, sabe expresarse y confìa en que sus acciones pueden provocar resultados positivos y si esto no sucediese es capaz de replantearlo discutirlo e intentarlo nuevamente.

Comenzar con el fin en la mente. Desde pequeño uno tiene una meta un fin que alcanzar, en muchos casos por ejemplo es el ideal de ser profesional como el padre. Era imposible saber a esa corta edad que difìcil serìa el camino y cuantas decisiones importantes tendrìan que tomarse para lograr lo que tanto anhelamos. Lo màs curioso es que una vez que alcanzas una meta aparece otra màs alta que ocupa su lugar y que es lo que hace que nuestro corto paso por la vida sea desafiante.

Aprender a priorizar las cosas. Durante mi vida profesional he tenido que hacer un esfuerzo para dar un orden de importancia a las cosas que uno tienen por hacer. Empleo la palabra "esfuerzo" porque ha sido muy difìcil controlar los diferentes procesos dentro de una fàbrica sin caer en la monotonìa de apagar incendios siempre. Pienso que es necesario que si uno se ve absorvido por problemas importantes y urgentes constantemente delegue parte de estos para podertener el tiempo suficiente para enfocarse en lo IMPORTANTE PERO NO URGENTE que si bien requiere un mayor anàlisis, nos permite seguir enfocados en el cumplimiento de las metas.

Fabrizzio Repetto

Richie dijo...

Reflexión 1: Proactividada

El Doctor Covey toca un tema sumamente importante para los ejecutivos y yo diría para todos los que integran una organización – La Proactividad. Si bien aun algunas personas lo confunden tener iniciativa, el significado va más allá. Se puede definir como “tomar la iniciativa y ser responsable de sus propios actos al punto de lograr tener el control sobre su propia vida”. Hoy en día, yo diría que para las organizaciones ser proactivo es como haber logrado graduarse del pre-grado, es decir, todos o casi todos los ejecutivos en las organizaciones deberían tener este hábito.


Reflexión 2: Empezar con el fin en la mente

Tener los objetivos claros, lograr describir nuestro enunciado de misión y visualizarlo es un reto que todos deberíamos con esfuerzo alcanzar. Todas las cosas son creadas dos veces (creación mental y luego creación física). El hábito del liderazgo personal engloba lo mencionado anteriormente. Si para cada uno como individuo lograr este hábito es un reto, podemos imaginar lo que es para una organización lograr ese liderazgo?


Reflexión 3: Poner primero lo primero

La administración personal y la administración del tiempo comentadas en el texto son temas interesantes de compartir y muy importantes para las organizaciones. Saber discriminar lo importante de lo urgente, es clave pero más importante creo yo es planificar nuestras actividades, adelantarnos a lo que puede ocurrir, priorizar y tener un cronograma nuestras actividades son acciones que debemos realizar para no tener que ocupar todo nuestro tiempo apagando incendios. Hay que orientarnos hacia el segundo cuadrante.

Ricardo Flores

Eduardo dijo...

Los lunes (algunos para ser sincero) me levanto realmente inspirado. Tomo mi jugo de naranja, en mi auto escucho RPP y llego a la oficina con GANAS de hacer cosas. Problemas son sólo oportunidades de mejora, y trato de contagiar al equipo a verlo de la misma manera. Lamentablemente eso me dura sólo 2 días, pues el miércoles termino agotado con tanto optimismo. Veo muy difícil mantener ese hábito de manera constante, más aún cuando los problemas te terminan ganando.

Lo mismo pasa con lo de ver el final con anticipación... proyectarse a un futuro ideal. Antes lo hacía cuando tenía mi grupo de música. Incluso hasta hacía el listado de ciudades a los que iba de gira. Fueron buenas épocas, pero en retrospectiva lo veo algo ingenuo.

Estamos miércoles 16, último día para entregar las reflexiones para este blog. En qué cuadrante debería colocar esta tarea? pues en el 1, correcto? si lo estuviera haciendo el fin de semana pasado, estaría en el 2, y si no me importara el título de la maestría y lo que ello conlleva, pues en el 3. Creo que es una herramienta divertida y fácil para definir prioridades y poner las cosas en perspectiva

Milagro dijo...

“Usted puede elegir sus acciones, pero no las consecuencias, estas serán gobernadas por leyes y principios naturales” S. Covey. Frase muy real Elegir y tener la libertad de realizar iniciativas y acciones por nosotros mismos, es un gran reto, cambiar la forma de pensar de ser reactivo a detener el tiempo y buscar la mejor alternativa de responder a estímulos es difícil, con la práctica uno puede llegar a obtener mejores resultados y lograr tener una conducta proactiva. El primer que me impulsa a lograr este hábito es tratando de tener el control directo donde puedo tener influenciar que involucra mi comportamiento, luego mejorar el control de comportamiento que involucra a otras personas y dejar de lado lo que está fuera de mi alcance.

El fin en la mente: la importancia de tener una misión personal y generar un sentido de a donde ir en la vida, me impulsa a seguir adelante y tener un sentido de propósito. Esta es la clave para poder desarrollar físicamente lo que uno tiene en mente. Me ha tomado varias horas el definir y re-escribir en un papel que es lo que quiero a futuro, es verdad que los objetivos cambian y las prioridades también, esto me ha servido para valorar más las cosas que tengo hoy y poder tratar de fijar metas más allá de temas laborales, ya que son las que más valor tienen.

La matriz del tiempo: Realicé el ejercicio de auto-perfil de la matriz del tiempo con 4 personas que se sientan cerca de mí. Calculamos los resultados y sacamos un promedio de los mismo, pudimos ver que los mayores puntajes estaban en los cuadrantes I y III, es decir en lo urgente /importante y lo urgente /no importante, nuevamente caemos en tomar nuestro tiempo en actividades y acciones que no agregan valor, nos enfrascamos en el día a día dejando de lado el cuadrante II que debería tomar el 60% de nuestras actividades. Es importante aprender a decir NO y evitar interrupciones. Que difícil es dar un NO de respuesta cuando te llama tu jefe y te solicita información para una presentación que tiene más tarde, es complicado, pero también importante hacer entender a las otras personas tus prioridades y actividades importantes; es un hábito que lo estoy comenzando a trabajar.
Milagro Palomino

Alejandro dijo...

Reflexión: habito1,2,3

El ser pro activo es ser responsable por sus actos, y tomar las decisiones de acuerdo a los valores de cada uno. A menudo uno debe tomar decisiones que pueden afectar los resultados, pero es conciente que es la mejor decisión.
Considero que en la empresa donde trabajo se estimula la pro actividad de las personas. Por ejemplo, cada uno es conciente del trabajo que debe hacer y los objetivos que debe cumplir. Los horarios son flexibles y depende de cada persona hacer lo mejor de cada uno para hacer su trabajo. En el área comercial, cada uno tiene la libertad de hacer los negocios de la manera que crea mejor, desde luego que cada uno es responsable de lo que hace y debe asumir las consecuencias si es que no todo sale como lo planeado. No siempre la manera tradicional de hacer las cosas es la mejor, y se tiene que cambiar eso.
El ser pro activo y asumir responsabilidades para cambiar las cosas implica que uno defina mentalmente lo que quiere conseguir y en base a esto, planificar las actividades para lograrlo. Se debe tener claro cual es el objetivo para poderlo alcanzarlo….y a su vez, para alcanzar los objetivos uno debe definir que es lo importante o lo urgente, y esto considero que debe incluir también el corto y largo plazo y la sostenibilidad de las cosas en el tiempo. Por ejemplo, considero que en el área comercial lo urgente podría ser el día a día, la venta y atención a los clientes, y lo importante o estratégico, sería el ver como desarrollar y crecer el negocio, o hacerlo más rentable o buscar alianzas estratégicas con clientes/distribuidores.

Dayana Hart dijo...

Uno de los principales problemas que tengo hoy en día es la falta de tiempo para hacer cosas que considero importantes para mí como ayudar a mi familia en algunos temas específicos, ir al gimasio, tiempo de calidad con mi esposo, entre otros. Al leer este cápítulo me di cuenta de que si reviso mi agenda y cuaderno en donde planifico mis actividades, estos sólo contienen las más urgentes y normalmente están enfocadas en mi rol profesional u otras tipo ir al dentista o pagar alguna cosa, sin alinear estas actividades y mis metas a los distintos roles que tengo. Es por esto que entiendo la importancia de definir la misión personal y su uso.
Otro tema que me pareció muy interesante es el hecho de que al determinal la misión personal sobre principios correctos, se tiene una guía sobre la cual actuar siempre, tomar decisiones en el día a día, logrando subordinar los sentimientos a los valores, cosa que a veces no ocurre. Por ejemplo, cuando no tengo una carga de trabajo muy fuerte y tengo algún pendiente, me da mucha flojera realizarlo y como sé que al día siguiente voy a tener tiempo, acabo dejándolo para después. La idea de tener la misión más clara me parece que es básica para entender el por qué hacemos ciertas cosas y comportarnos siempre de acuedo a ésta evitando situaciones como la mencionada.
Por otro lado, las pautas que da el autor para efectuar una delegación eficiente es algo que ya estoy implementando ya que me encontraba buscando una forma de hacer que las personas que trabajen conmigo tengan un mayor compromiso. Había realizado algunas cosas propuestas en el libro, pero lo que faltaba era tener parámetros más claros y una mayor coperación de mi parte para que se sientan más seguro en el momento de tomar decisiones.

anam dijo...

Cover nos plantea habitos interesantes para el desarrollo personal y profesional. Pero al igual que lagunas personas que han aportado sus comentarios en el blog pienso que en nuestras empresas (sobre todo las latinoamericanas) y en nuestras culturas tenemos un proceso se aprendizaje diferente debido al entorno en el cual nuestros paises se desenvuelven.
Veo por ejemplo que el habito de la proactividad es un habito que necesita de mucho desarrollo cultural, nosotros somos apaga incendios tanto a nivel personal como a nivel empresarial, somos mas reactivos que preactivos. Y asi entonces llevamos el otro de los habitos que es el manejo eficiente del tiempo, la diferencia entre lo urgente y lo importante, a un plano relegado; convirtiendo todo en nuestra vida como urgente.
Pienso que la vida no es de casualidades, es de causalidades, todo se da por la relacion causa – efecto, lo que hacemos hoy se vera reflejado en lo que cosechemos mañana y debemos entonces que empezar a ser concientes de esto para asi aprovechar al maximo nuestro potencial como personas para desarrollar estas habilidades y comenzar a generar el cambio.

Mario Angeles dijo...

Al momento de analizar las lecturas y hacer analogías con nosotros mismos y con nuestro entorno nos hace percatarnos de comportamientos de personas que notamos están demasiado influenciados por el entorno, es decir se dejan influir mucho por los demás, hay una constante competencia de quien tiene mas bienes y se busca el Status pero en el fondo no por bienestar propio sino por sentirse bien cuando se comparan con los demás. Es difícil inclusive escaparnos nosotros mismos en un 100%. Lo que si se nota es que mucha gente basa su vida en la ética de la personalidad viviendo en función a lo que dirán los demás. Peor aún personas que muestran un discurso de vida y luego actúan de manera diferente.

Entrando ya en los primeros hábitos cuando hablamos de proactividad sí creo que el entorno puede jugar a favor o en contra de uno. No se puede decir que nadie ha tenido nunca ninguna oportunidad de desarrollo pero si es cierto que no a todas las personas se les presentan las mismas oportunidades y para algunos es mas difícil salir adelante. En ese sentido la proactividad implica el mejor provecho que cada uno le pueda sacar a las oportunidades que se les presenten y no lamentarse siempre que por haber nacido en ambiente humilde, no tener dinero para ir a un colegio privado o sus padres no pudieron pagar por una universidad de prestigio o lo que sea, sea razón para no desarrollarse.

Conozco casos de personas que a pesar de las dificultades con una incertidumbre muy grande por delante han sabido levantar vuelo y ahora se sienten doblemente orgullosos por sus logros. El tema es que en la realidad del país y en general en países de la región con un alto nivel de pobreza, sí es una desventaja nacer en un ambiente que si desde niño creces con los paradigmas y mentalidades de que están así por culpa del gobierno, de los ricos, de los que tienen oportunidades, una persona por si misma sin tener ejemplos a seguir, una guía, pues difícil considero que de su propia naturaleza tengan la capacidad de cambiar de mentalidad, de romper esos paradigmas.

Respeto al hábito de “Empezar con el Fin en la Mente”, considero que lo que implica es realizar un plan estratégico de vida, es decir establecer la misión y visión personal, establecer el norte de hacia dónde queremos ir, qué queremos ser, que queremos lograr y luego con el hábito “poner primero lo primero” hacer un plan de trabajo para lograrlo el cual ejecutaremos a lo largo de la vida. La lectura pone un ejemplo claro, si inicialmente nuestras ganancias las gastamos en cosas superfluas y no las sabemos invertir ni hacerlas crecer con miras a cumplir nuestra visión personal pues no estaremos construyendo el objetivo que deseamos. Creo también que el fin no justifica los medios, es decir conozco personas que se sacrifican mucho durante su juventud con el argumento de jubilarse a temprana edad y luego disfrutar de la vida. ¿Qué pasaría si algún imprevisto no le permite vivir lo suficiente? Habría trabajado en vano y no habría disfrutado su vida a plenitud.

Celestina dijo...

Reflexión 4
(Hasta el hábito 3, Covey)

Cuando estaba en la Universidad un profesor de ética nos comentó en clase que los primeros 6 años de un niño son los básicos para su formación, que la presencia de los padres es importante para formar la personalidad del niño para guiarlo, educarlo y enseñarle a diferenciar lo “bueno y lo malo”, creo que esto se complementa con la experiencia y vivencias que tenemos que afrontar día a día. Nuestro carácter y valores reflejan realmente como somos.

Los sietes hábitos que menciona el libro me parecen que están muy ligados a la formación que hemos tenido y que se inicia en nuestros hogares y colegios, en el caso de tener una actitud de dependencia o de independencia refleja, desde mi punto de vista, la confianza que tiene cada uno de si mismo, de la confianza que de alguna manera nos han brindado nuestros padres y que nos permite a cada uno desenvolvernos.

El autor menciona que si queremos el verdadero éxito y la felicidad duradera es cuando aprendemos los principios y los integramos anuestro carácter básico.

Creo que muchos estamos en la búsqueda de lograr una interdependencia que nos lleve a ser altamente efectivo, por ejemplo en las empresas se busca el trabajo en equipo, como bien indica en el libro la sinergia da como resultado 1+1=5 ó 8, es decir no para lograr el objetivo de la organización depende del gerente general o del gerente de finanzas si no de todos que estén convencidos que el beneficio es para todos.

Con respecto al hábito de Ser Proactivo, en las empresas ya no debería ser un habito si no una “regla” que se debe cumplir, en un ambiente tan competitivo no nos queda otra que estar preparado para hacer frente a la competencia, estar preparados para los requerimientos de los clientes, estar preparados para alguna necesidad futura y no esperar que llegue el momento para actuar.

Con respecto al hábito de Comience en el final en mente, como quisiéramos ser recordados? Esto comienza con la pregunta hacia donde queremos ir, ¿que es realmente lo que queremos?, comentando desde el punto de vista administrativo, en todos los libros que hemos leído de administración dicen cuando una empresa se constituye se deben tener claro tanto la misión (el giro del negocio) como la visión (a donde queremos llegar) este es el sentido de orientación que debería tener las empresas, es una visión de Largo Plazo, que es lo que quieren logran en unos años, ser una empresa transnacional o ser lideres en el sector en el que se desenvuelven etc, este tema es importante para no desaprovechar las oportunidades que se le presenten.

El hábito de Establezca Primero lo Primero, este hábito está relacionado a como nos organizamos, como priorizamos nuestro tiempo, el ideal es ubicarnos en el cuadrante 2 sin embargo esto conlleva a planificar y organizarnos.
Como podemos darnos cuenta este hábito está muy relaciona a ser proactivo, a tener claro nuestra visión, disciplina, control etc.
Actualmente estamos llevando la maestría y creo que a todos o en la mayoría de los casos fue muy complicado adaptarnos en los primeros meses, realizar varias cosas a la vez es muy difícil, darnos tiempo para trabajar, estudiar, la familia, amigos o parejas , hacer deportes etc. Para hacer desenvolvernos bien en cada una de nuestras actividades fue primordial organizarnos y priorizar nuestros deberes y no dejar de lado mantener una buena calidad de vida.

Ricardo dijo...

Considero que la proactividad y la búsqueda del desarrollo personal son importantes para estar motivados en una organización, pero mucho depende de los lideres (y en muchos casos simplemente jefes o superiores) que tengamos en las mismas para poder mantener la motivación de hacer siempre mejor las cosas y alcanzar los objetivos comunes, no solo como empleados sino como personas que desean y tienen objetivos personales.

Estoy plenamente convencido de que las personas deben tener una visión de lo que quieren ser en el corto, mediano y largo plazo, ya que con esto se trazan los objetivos estratégicos que cada uno debe tener (como lo vimos en nuestro curso anterior) que se basen en los valores que debemos cultivar, a fin de que todo este alineado en base a esta misión personal y que definitivamente repercute en el desarrollo de la organización en la que trabajamos.

En cuanto a la independencia que podemos tener, creo que se basa en la capacidad de valernos por nuestro esfuerzo y habilidades de manera personal y profesional, a fin de poder tener siempre presente cuales son nuestras limitaciones, y poder trazarnos objetivos que sean alcanzables y no serntirnos frustrados en el final de nuestra vida.

LIBAZETA dijo...

Aún no recuerdo como llegue a la página web (http://www.uo.edu.cu/ojs/index.php/stgo/article/viewFile/14505105/857) donde se discute la ética de la personalidad desde el enfoque Marxista – Lininista y el enfoque Intelectual. Me llamó mucho la atención como el autor defiende que la ética del carácter es la fuente de la ética de la personalidad, y con base en ello nos lleva a los valores, principios y finalmente lo que es un Hábito. Durante toda mi vida he planificado mis acciones a un mediano y largo plazo, pero el corto plazo es importante (si tienes una visión de tu fin). La personalidad te seduce a actuar en el corto plazo, el carácter perdura toda tu vida y es el cimiento de las buenas acciones. A veces uno confunde estos dos significados… hasta antes de leer el libro, yo mismo los confundía, ahora lo veo con mas claridad. Ahora puedo decir que mi personalidad ha cambiado en mi vida, pero mi carácter sigue siendo el mismo. Otra imagen que se me viene a la mente es una representación del carácter y la personalidad, un árbol donde las raíces son el carácter de la persona y las ramas son las características de la personalidad.
………….
Me hubiera gustado seguir escribiendo sobre la visualización, pero de ello lo expresé en las notas de Da Vinci. Es momento de escribir acerca de la Responsabilidad, palabra que a veces lo tomamos muy a la ligera, pero no profundizamos en su significado. El Dr. Frankl visualizó este significado, a tal punto que antes de su muerte ha propuesto construir una estatua de la Responsabilidad, similar a la estatua de la libertad de Nueva York, pero en la costa Occidental de EEUU (http://www.sorfoundation.org/ ) en esta página WEB, se declara que Liberty + Responsability = Our freedom. Que profundo es esta iniciativa, y seguramente escribiré mas sobre este tema, pero todos los seres de este planeta, TENEMOS UNA RESPONSABILIDAD POR LA TIERRA QUE NOS HA DADO LA VIDA.
………….
“Tiempo es ORO”, es un dicho Americano, pero yo digo al tiempo hay que darle tiempo, y hay un tiempo para cada etapa de la vida. El punto es como administrarla, el autor nos da, tal vez una de las mejores herramientas para administrar el tiempo, tan importante es, que la Organización Covey ha desarrollado una serie de agendas, aplicaciones, plantillas para mejorar la administración de nuestro tiempo tanto en el ambiente de los negocios como en la vida personal y familiar. Todos los días escucho, “por que el día no tiene mas horas”, “ como pasa volando el tiempo”, “ Como pierdo el tiempo en esta reunión” y puedo seguir enumerando diferentes clases de frases referente a la carencia de tiempo. Algo que vengo haciendo desde que empecé la Maestría, fue hacer un To Do List, para la semana. Cuesta al principio ser tan estructurado, pero es un paradigma que se puede cambiar.

Magaly dijo...

Una de las cualidades que debemos cultivar y que nos permite diferenciarnos de los demás es la proactividad. Esta no solo debe estar presente en nuestras actividades laborales sino también en nuestra forma de actuar cotidiana, es decir a lo largo de nuestra vida.
Siendo proactivos, podemos manejar nuestra libertad para tomar decisiones, siempre y cuando estas estén basada en los valores adecuados, y que dichas decisiones sean encaminadas a lograr nuestras metas.
Recuerdo mucho cuando uno de los mejores jefes que he tenido me dijo que la proactividad es lo que diferencia a las personas ya que al final uno es el que se crea su propio camino y determina hacia donde quiere llegar, y todo esto se logra con ser proactivos y tener iniciativa para hacer las cosas.

Por otro lado, la proactividad se complementa con el enfoque que debemos tener hacia nuestros objetivos. Y aquí es importante prever los resultados que queremos lograr para así guiar las actividades y los esfuerzos físicos que demandaran. Aquí es importante enfatizar que las personas más efectivas son las que crean su propio destino, y aquí el cuestionamiento es: somos capaces de reconocer que tenemos que desarrollar mentalmente para lograrlo?
Es así que debemos tomar en cuenta nuestra misión personal ya que esta nos alienta a pensar sobre nuestra vida, a conocernos más internamente, ver más nuestro futuro a largo plazo y en conclusión tener una visión de vida.
Por ultimo, creo importante enfatizar que a lo largo de nuestra vida debemos enfocarnos en actividades y acciones que sean verdaderamente importantes y no tratar de abarcar todo. Aquí es importante priorizar en base a la misión o metas que nos hemos planteado.
Un ejemplo sobre la importancia de priorizar lo veo día a día en el trabajo, es decir, muchas veces queremos abarcar todo, hacer todo lo que se nos encomienda al mismo tiempo y no seleccionamos cuales son las actividades mas importantes y que generan mas valor. Somos seres humanos con virtudes y defectos, y eso no nos hace superhéroes para querer acaparar todo y hacer todo a la vez. Como dice el refrán: el que mucho abarca, poco aprieta.

angela dijo...

Ser proactivo

Que queremos hacer?, como lo haremos? Tomemos la iniciativa y asumamos la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan, eso se perfila como una persona pro activa.
Dentro de mi área la gente cumple varios roles que son complementarios, pero el hecho de ser un área de Marketing en donde es constante el tema de estar tomando la iniciativa para poder estar un paso más adelante que la competencia, hace que esta pro actividad se estimule aún más.
A veces el mismo giro del negocio hace que te vuelvas un poco reactivo, a mi punto de vista debe existir, pero no prevalecer sino se convierte en un círculo vicioso que no te permite planificar y ver las cosas con claridad para lograr un objetivo. La capacidad de poder responder a distintas circunstancias hace que seamos personas pro activas.

Comenzar por el resultado final en la mente!!!

Es una de las partes que me identifican más con la lectura, donde se que, concentrarse en el resultado que uno desea, y desarrollar las actividades que llevarán a lograrlo, es el objetivo. Dentro de mi organización vivo eso, tenemos un fin y trabajamos local y regionalmente para alcanzarlo, mientras todos apunten para un mismo lado y tengamos visualizado un mismo fin, los resultados serán exitosos, cómo hasta ahora se han estado dando.

Colocar lo primero en primer lugar
Diferencia entre lo importante y lo urgente…diferencia entre lo importante de lo urgente…(bis), me lo dijeron tantas veces en la Universidad, que en realidad cuando llegué al trabajo solo era un tema teórico, hasta que empezó la práctica y se mezclaban totalmente , como logarlo?
Una ley de Murphy, no muy conocida por muchos nos dice: la ley de la trivialidad, plantea que el esfuerzo dedicado a una decisión es inversamente proporcional a su importancia.
Lo importante para mi ahora muchas veces después de haberme equivocado en su definición, lo trabajo a mediano o largo plazo y lo urgente lo resuelvo de inmediato, pero existe un riesgo que lo importante no se deje tanto de lado que se vuelva urgente.
Angela Alvarez A01182364

Fabio dijo...

Cada vez que disparamos el gatillo de una decisión, debemos ser conscientes de las acciones que vendrán como consecuencia. Cuando tomamos una decisión debemos considerar los posibles resultados y estar preparados para poder reaccionar ante cada uno de ellos.

¿En qué momento deberíamos plantearnos cuáles son las metas en nuestras vidas?
Al salir del colegio, uno debe decidir qué carrera universitaria seguir. A esa edad, los 16 años, normalmente se toman las siguientes decisiones: si me gustan los números estudio ingeniería, si no me gustan estudio administración, si me gusta leer estudio derecho. También existen otras variaciones.
A esa edad tomamos decisiones de lo que será nuestra vida profesional cuando en la mayoría de los casos no tenemos la madurez necesaria para hacerlo.
¿Empezar con un fin en mente? ¡Qué difícil es cuando se es adolescente! Es más facil ahora.

Pasar del Cuadrante I al II, qué productivo sería. El III lo podemos minimizar si tenemos alguien que nos asista. El IV, OK en los momentos libres.

Susana dijo...

Lo que llamó mi atención fue el manejo de los paradigmas y la libertad que tenemos para adoptar algunos. Muchas veces no nos damos cuenta que son ciertos paradigmas que nos fueron impuestos desde pequeños los que no nos permiten alcanzar objetivos, y que existen diferentes formas de apreciar la realidad para transformarla. Los paradigmas y hábitos contribuyen de modo importante al desarrollo de nuestra personalidad y a la elección de nuestra forma de vivir.

La proactividad es muy importante para avanzar hacia nuestros objetivos, contando con la buena disposición o actitud para hacer las cosas. Fin: ocuparnos en expandir nuestro círculo de influencia que nos da fuerza y en reducir el de preocupación que nos limita. Empezar con un fin en mente definido como el segundo hábito, me hizo reflexionar sobre lo bueno que puedo estar dejando de lado por lo cotidiano, por el “después veremos”, muchas veces priorizando lo que me urge sin evaluar más alternativas para decidir.

El tercer hábito definido como el Establecer primero lo importante, es desde mi punto de vista, el más difícil de lograr, dado que requiere mayor disciplina y disposición a evaluar constantemente lidiando con factores externos como p.e. el ritmo de trabajo acelerado impuesto por las condiciones en que muchas empresas "normalmente" se desenvuelven.

Patricia Silva dijo...

Ser proactivo:
Qué limitada entiendo ahora la pregunta cuando en una entrevista de trabajo te preguntan si eres proactivo…..Y si les digo que sí, me van a creer de buenas a primeras sobre la libertad de elegir mis acciones y sentirme responsable de las mismas…. este hábito se cultiva, se practica, se transforma y se realiza…. es un proceso largo que requiere mucho compromiso.

Comience con el final en la mente:
Empezar preguntándose si efectivamente es ESO lo que necesitamos o queremos…. No sólo pensando en que nuestro tiempo es limitado sino también nuestra energía.
Y retrocede pensando en todos los pasos que debes cubrir para llegar a él. Hasta el momento la herramienta que me ha servido es el diagrama de gantt y aunque haya llegado a planificar mi boda de esta manera me sirvió para que todas las acciones estén confinadas hacia un mismo fin….un matrimonio hermoso!

Ponga lo primero, primero:
Tengo que reconocerlo…. qué forma tan didáctica de explicar la priorización…. En el trabajo me organizo a través de post it virtuales en la pantalla de la laptop…. Los distingo por colores para reconocer de manera rápida la importancia y urgencia…. Los post it los pongo en rojo a los tan urgentes que si nos los hago moriré en el intento, los naranjas los importantes y urgentes, los amarillos los urgentes pero no importantes y los blancos para los ni urgente ni importantes.

Giancarlo dijo...

Reflexión 4:

Todos los días en el trabajo uno recibe diferentes señales, positivas o negativas, y como reaccionamos a ellas es lo que alimenta nuestro circulo de influencia o nuestro circulo de la preocupación. Cuando uno recibe la mala vibra de un superior o un compañero de área, cuando nos se dan los resultados, o se corren rumores de una reducción de personal, uno puede dejarse influenciar negativamente e inclusive contagiarse del sentimiento de temor o rabia. Años atras, este hubiera sido mi caso, y me queda claro que lo fue en algunas ocasiones, producto de la inexperiencia y la incertidumbre que estas situaciones me respresentaban, y de los paradigmas que manejaba. Sin embargo, al pasar los años he aprendido a cambiar mi postura mental. Al tomar la iniciativa, siendo proactivo, y no dejarse amilanar por situaciones negativas y reaccionar ante estas, me ha sido muy gratificante, no solo es la satisfacción de superar las expectativas de tus superiores, sino el contagiar al grupo la buena vibra, el circulo de influencia se dejan sentir en ambas vías. Lo anterior, gira en torno a la meta o fin que uno se traza en la organización, o en la vida, en este caso mi progreso profesional, para lo cual un debe tener muy claro los pasos, y distinguir los imporantes y la secuencia adecuada.

Hugo Vallenas Benavides dijo...

Muchos interpretan la proactividad con la manera como se contribuye aun cuando nadie te diga que es lo que tienes que hacer.

Pocos tienen la amplitud necesaria para conocer que cualquiera de una manmera "per se" es proactivo.. porque puede decidir por si misma y no necesita a nadie para hacerlo. El reto de las organizaciones a traves de sus lideres es persuadir a que cada uno de sus empleados tengan la proactividad alineada con los objetivos de la empresa y esto ultimo solo se consigue con una adecuada motivacion. Sin ella, no hay proactividad que dure.

Y como puede uno mantener la proactividad en los demas?.. pues conociendolo dia a dia.. dandole ese tiempo que necesita para celebrar sus iniciativas y aprender juntos de los errores. De esa manera se lograra un equipo proactivo y comprometido que perdure en el tiempo

Que te quieren decir cuando algo es importante pero no urgente ? definitivamente no es hacer las cosas rapido apenas puedas, o hacerlo luego de todo lo que tengas pendiente es simplemente hacerlo bien. Exactamente igual a lo que deberias estar acostumbrado a hacer. El urgente no es prioridad.. es una excepcion.. una excepcion que por su naturaleza no deberia ocurrir y lo importante son todas aquellas actividades que uno hace desde que se levanta hasta que se acuesta.

Carlos C dijo...

Ser proactivo
En nuestro país mucha gente vive con un enfoque reactivo y esto lo podemos ver en muchas poblaciones empobrecidas que no pueden salir de su situación por que siempre están a la espera de que algo mágico suceda o buscando culpables, con o sin razón. Muchas veces organizaciones sociales se acercan a ellos con la oferta de capacitación y herramientas que puedan servirles para progresar pero estas son rechazadas porque esperan algo inmediato: arroz, azúcar, polos, que me das para ir al taller? Y lejos de buscar un cambio siguen pasivos a la eterna espera. Mientras en estos entornos no existan figuras de transición que motiven a los demás a buscar el cambio, la percepción negativa de la realidad, con mejoras o no será siempre la misma.

Empiece con un fin en mente.
Muchas personas en el ámbito profesional no tienen un camino claro. Al salir del colegio muchos jóvenes aun no tienen una idea clara de lo quieren ser en el futuro y por lo general, simplemente siguen caminando por la misma ruta que siguieron sus padres, hermanos, primos o amigos, dejando que las circunstancias gobiernen su día a día, como simples marionetas, administrando y no liderando. Allí radica la importancia de fijarse metas que ayudaran a tomar mejores decisiones en nuestras vidas evitando frustraciones innecesarias

Primero lo primero
A veces es difícil evitar el trabajo estéril que no contribuye a nuestra misión y que nos demanda tiempo que se podría aprovechar para las cosas importantes. Decir que no a muchas tareas demandantes pero sin importancia es algo necesario si queremos mantener la efectividad. Por otro lado, es importante reconocer cuando las actividades de los cuadrantes III y IV, muchas veces las ubicamos en los cuadrantes I y II y ello nos recarga el trabajo sin ningún sentido. La necesidad de apagar incendios puede hacernos perder el enfoque en nuestra misión.

Carlos Camino

Pamela dijo...

Del primer hábito de Covey me gustó la definición de proactividad, donde nosotros mismos somos responsables de nuestras propias vidas, nuestro comportamiento está en función de nuestras decisiones y somos nosotros mismos quienes tenemos la responsabilidad de que las cosas pasen. Yo estoy de acuerdo con esto, cada uno escoge la vida que tiene por medio de cada decisión que va tomando a lo largo de su vida. Y todos debemos afrontar las consecuencias de estas decisiones sean positivas o negativas. Siempre escucho decir a la gente que suerte que tiene tal persona o que mala suerte que tiene tal otra. Sin embargo, no creo que se trate de suerte sino de lo que uno hizo y el otro no. Tal vez no todos tengamos las mismas oportunidades en la vida, pero eso no quiere decir que alguien con menos oportunidades no pueda lograr su objetivo, tal vez para esa persona va ser más difícil conseguirlo pero depende de él el esforzarse para lograrlo.

El segundo hábito, comienza con el final en mente, se parece a la visión propuesta por Senge. Hay que visualizar qué queremos lograr al final de nuestras vidas para que toda las acciones que hagamos nos direccionen hacia ese objetivo. Estoy de acuerdo en que lo ideal sería que todos sepamos desde jóvenes qué queremos ser en el futuro. Sin embargo, creo que muchos jóvenes al acabar el colegio no saben qué quieren hacer con sus vidas y es realmente difícil saberlo, creo que con la experiencia uno puede darse cuenta qué es lo que finalmente quiere ser y si uno tuvo una visión equivocada de uno mismo, lo importante es que nuevamente te enfoques en lo que quieres ser y actúes para lograrlo.

Del tercer hábito, ponga lo primero, primero, me llamó la atención el hecho de que tenemos que aprenden a decir no. Y muchas veces ese no es a nosotros mismos, que en un afán de querer hacer todo nos ahogamos entre mil cosas.
Sin embargo, deberíamos ser conscientes que el tiempo es un recurso escaso, por lo que debemos saber cómo priorizar nuestras actividades, ver qué actividades las podemos delegar y que actividades no deberían ser realizadas. Creo que el manejar una agenda permite organizar las actividades que uno debe realizar cada día priorizando las actividades según su importancia.

Pamela Loo

oscar lt dijo...

Cuántas veces escuchamos la palabra proactividad en nuestra vida laboral? No hay día que alguien no la mencione, pero realmente entendemos el concepto? Si miramos a nuestro alrededor, cuántas personas podemos catalogar como proactivas? Lo más curioso es que sabemos claramente que esa cualidad es la que nos hará diferente del resto, pero qué difícil se nos hace aplicarla. Cuando a veces reviso anuncios sobre ofertas laborales, todas exigen que el candidato sea proactivo. Cómo lo miden? o más aún, cómo se es proactivo?. Alguna vez, cuando empezaba mi carrera profesional, le pregunté a uno de mis jefes, cómo hago para ser proactivo? Sabiamente me respondió, la única forma de llegar a la proactividad, es a través de la automotivación. Si uno no se pone metas, no se pone retos exigentes o simplemente no tiene el fin en la mente, dificilmente se podrá llegar a un status de proactividad y simplemente dirán de esa persona: hace bien lo que se le pide.

Pedro Pablo dijo...

Considero que la Proactividad es una de las llaves de éxito en la vida. Pienso asi porque los resultados no se producen por si solos, sino por tareas realizadas en el pasado. De esta manera si las tareas están bien llevadas definitivamente el resultado va a ser el óptimo. Sin embargo, en el camino muchas veces las cosas no salen como uno esperaban que salga y ahí es donde la mente y la proactividad salen a solucionar dichas dificultades. sin la solución de estos temas simplemente sería muy difícil el poder llegar al objetivo final y no alcanzar el éxito deseado.

Todas las personas deberíamos tener objetivos en la vida y luego desarrollar un plan o un mapa mental para poder alcanzar dicho objetivo. Sin embargo el día a día muchas veces nos impulsa a vivir la vida “como venga”, apagando incendios y solucionando los problemas cada vez que salen a la luz. Eso no es bueno, eso es no vivir, eso es no tener objetivos claros y no poder alcanzar la felicidad personal en tu vida.

El tiempo es muy difícil de encontrar en estos dias de mucha competencia, sin embargo, creo que nadie se ha preguntado si realmente estamos utilizando el tiempo en tareas que nos llevaran finalmente a nuestro objetivo final. Eso es muy importante. Muchas veces el tiempo extra que empleamos en labores muy materiales y que de acuerdo a nosotros son urgentes o importantes, quizás no lo sean.