lunes, 7 de octubre de 2019

Cuarto comentario LS Maestría en Ingeniería Automotriz

Hola a todos

¿Cómo utilizar nuestro conocimiento y percepciones emocionales sobre otros para crear relaciones con ellos?

Con este cuestionamiento comienza nuestro capítulo para esta próxima sesión: La gestión de relaciones.

Hace algunos años en el comienzo de mi tesis doctoral incluí una frase que comprende mucho de este razonamiento:

"Dicen que uno no es uno mismo excepto en términos de las relaciones con otras personas. Si no hubiera otras personas no existiría ningún tú, porque lo que haces, que es lo que tú eres, sólo tiene significado en relación con las otras personas.

ROBERT PENN WARREN

ALL THE KING´S MEN

No sé si no pudieras ser solamente "tú mismo" sin los otros pero lo que si estoy seguro es que no tendría sentido. A menos que fuéramos unos ermitaños completamente alejados de todo mundo - y aún así no le vería mucho sentido -, el no tener relaciones interpersonales nos quitaría ese todo de comunidad, ese todo de sociedad, ese todo de la belleza y riqueza de nuestras relaciones con otros. Relaciones en donde el liderazgo se crea, detona y potencializa.

La vida, nuestra vida, los proyectos, las organizaciones se forman y realizan por medio de nuestras relaciones.

Goleman nos comenta de 6 competencias para ello:

  1. Liderazgo inspiracional
  2. Influencia
  3. Desarrollo de otros
  4. Conflicto
  5. Construcción redes de lazos personales 
  6. Trabajo en equipo y colaboración
Mersino complementa y enmarca en:

  • Relaciones con todos nuestros clientes entendidos en sentido amplio: "stakeholders"
  • Desarrollo de otros y
  • El decir la verdad
La búsqueda de fortalezas en otros, la delegación de autoridad, el compartir responsabilidad, el coaching y el mentoring, el reconocimiento y la retroalimentación. el tiempo, escuchay asertividad, la honestidad y la verdad,  que compartimos hacia otros; tantas y tantas cosas por hacer para tener y mantener magníficas relaciones, ese es nuestro reto.

Espero sus comentarios, buen inicio de semana

Enrique




13 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre el Capitulo 6 "Relationships Managment".
Respecto a las relaciones en el equipo con StakeHolders y miembros del equipo. Hace 1 año tuve la oportunidad de realizar una estancia en Estados Unidos durante 8 meses, durante este periodo, pude darme cuenta que para el managment era muy común tener juntas 1 a 1 con todos los miembros del equipo, y 1 junta con el Sr. Manager 1 vez al mes, eran juntas de 1 hora.
Trabajando con Managers Mexicanos o Japoneses, este tipo de técnicas no son utilizadas, y se utiliza mas 1 junta con todos los miembros 1 vez a la semana.
A mi parecer es muy poco efectivo el método de 1 vez a la semana, debido a que si alguien quiere discutir algo personal o muy especifico, tal vez no se siente en confianza de exponerlo durante este tiempo. Y esto afecta directamente el performance del equipo.
El autor pone muchos ejemplos, pero por lo que puedo leer, el siempre trabajo para empresas americanas. Por que existe esta diferencia, entre el managment entre regiones/culturas?

ROQUE VALENZUELA PEREZ

Anónimo dijo...

Buen día,

Al leer el capitulo, me recordó de un jefe que tenia cuando trabajaba en mi "primer" empleo pues el no le importaba mucho las relaciones ni con los clientes ni con los proveedores (incluso hablaba con ellos de una manera muy despectiva). lo interesante fue que cuando me asignaron el supervisar un trabajo en una de las plantas de Cemex y "como cosa rara", no me dieron todos los implementos/herramientas para que los trabajadores desempeñaran el trabajo (por que no tenían o simplemente se les hacia fácil mandarme a mi a conseguirlos); a la final me tocaba hablar con otros contratistas que estaban en la planta y pedirles el favor de que me prestaran dichos implementos/herramientas, en este punto me di cuenta las consecuencias de tener malas relaciones con los demás(stakehoders), pues cuando se daban cuenta que trabajaba para "el" no me prestaban nada, (incluso si yo era amigo de ellos). Afortunadamente tenia colegas (amigos de la universidad) que trabajaban directamente en la planta y me apoyaron con lo que necesitaba.

Dany Bryan Leyton Acosta

Anónimo dijo...

Sobre el capítulo 6 de relationship management, hablando sobre la relación de los stakeholders y los demás integrantes de un grupo o equipo de trabajo, pienso que debe haber una buena relación ya que eso ayuda en mucho a que los proyectos salgan y crea un buen ambiente de trabajo. En la empresa en donde trabajaba, muchas veces nuestro jefe directo en este caso el jefe de taller, era la que menos quería, solo quería mandar y que los técnicos le hiciéramos casos pero muy pocas veces el ayudaba en los trabajos que se complicaba y uno se sentía solo en este caso, aunque la ventaja o lo bueno que entre compañeros nos ayudabamos, pienso yo que así debería de ser y el jefe deberia ser la persona que da el ejemplo.
Marco Antonio Chunab Rodríguez
A01769322

Dr. Enrique Cárdenas dijo...

Roque es muy interesante tu pregunta respecto de la diferencia en Management en distintas culturas. Las personas individualmente pero más cuando nos agrupamos solemos llevar nuestra individualidad pero adoptamos y nos adaptamos a idiosincrasias, antecedentes culturales de todo tipo: sociales, religiosos, económicos, etc. y trabajamos de manera particular en cada país o incluso regiones. Ejemplos hay muchos y a lo mejor ya los has vivido por lo que comentas, en Japón y los japoneses tienen el formato de consenso para la toma de decisiones difíciles, el honor y el respeto por las tradiciones y los mayores no tanto hacia el género femenino. Loa alemanes y su exactitud, puntualidad a toda prueba, etc., los mexicanos nuestra creatividad...
En fin el chiste es ir aprendiendo como tratarnos y relacionarnos incluyendo las diferencias culturales.

Como dicen los franceses "Vive la différence"

Un abrazo y buen viaje

Enrique

Anónimo dijo...

Capítulo 6

Mi reflexión sobre el capítulo es que existen varias verdades dentro de cada parámetro que va desarrollando dentro del contexto, los cuales debemos tomar muy en cuenta cuando se trabaja con grupo de personas. Uno de los puntos que más me llamó la atención es sobre las relaciones con las personas; como he podido ver es que los individuos que pudieron trascender, ya sea con su empresa o en otro ámbito, lo que trabajaron fueron las relaciones con las personas que les rodeaban, con ello se aseguraron que el determinado equipo que manejaban siempre iba a estar unido, esto debido a que más allá de ser únicamente un grupo llegaban a tener lazos de unidad y un bien común. Me pasó en mi último trabajo, teníamos a menudo reuniones de comidas o simplemente salidas de integración, esto reforzó el lazo entre todos y hacia que como equipo funcionáramos mejor comparado a mis anteriores trabajos.

De igual manera cada persona puede tener un potencial que en ocasiones las podemos ver y en otras debemos de indagar más a fondo, en mi trabajo cuando se realizada la selección de personal para un nuevo puesto se buscaba personas más afines al lineamiento del cargo, sin embargo, un día llegó alguien que no tenía su carrera en el área requerida pero que demostró ya en la marcha que sus cualidades le permitieron aprender y ser eficiente en el cargo.

Finalmente, en cualquier lugar que nos estemos siempre podemos encontrar a la persona tóxica que nos puede causar percances, en lo personal y lo que me ha funcionado es tratar de sacar lo mejor de él, siempre es bueno una crítica constructiva ya que eso nos impulsó a mejorar. Claro que todo tiene su límite y con ello quiere decir que dicha persona puede ser de ayuda hasta un cierto punto y que este no desestabilice la unidad del grupo.

David Ramírez Encalada

Anónimo dijo...

Reflexión del capítulo 6 por Fernanda Belén Jiménez Aguilar.

Hola a todos,
Respecto a este capítulo del manejo de relaciones, puedo notar que es mucho más complicado de lo que parece su aplicación. Por ejemplo en mi trabajo cuando recién entre mi jefe solía tener “one on one” semanales con cada miembro del equipo, independientemente de la junta de staff semanal, sin embargo recuerdo mucho mis juntas pues duraban alrededor de 5 minutos o menos, las cuales solían ser incomodas y poco productivas desde mi punto de vista, debido a que mi jefe es muy serio y no me brindaba ninguna retroalimentación respecto a mi trabajo, y la única vez que me dijo un comentario con el que intento que buscara desarrollarme o eso creo al menos, fue preguntarme por qué motivo no había estudiado una carrera de verdad; ya que con mi carrera actual mi desarrollo y crecimiento dentro de la empresa será muy complicado.

Actualmente estás juntas ya no existen y a pesar de que anteriormente comenté que no las sentía como juntas productivas, si he podido notar que el tener esas juntas demostraba un nivel de interés alto por parte de nuestro jefe hacia nosotros.

Otra habilidad muy importante que comenta el autor del libro es la de decir la verdad, pues esta puede ser muy benéfica para el trabajo en equipo en todos los niveles, por ejemplo nuestro jefe en ocasiones tiene el estilo de la vieja escuela muy marcado, en el cual considera que como subordinados no debemos de tener toda la información respecto a algo; caso contrario al jefe regional el cual muy abierto en sus juntas en las cuales se comenta de todo con la esperanza de que cada supervisor lo distribuya a sus equipos, a lo cual mi jefe hace caso omiso, actitud que le ha traído graves problemas con su jefe en repetidas ocasiones.

Por último y no menos importante es el saber relacionarse con personas problemáticas, pues en un trabajo o en cualquier equipo a largo plazo es una habilidad muy importante que creo todos debemos saber desarrollar, porque aunque no hay nada mejor que todos llevarnos bien al trabajar esto con frecuencia no sucede, lo cual nos lleva a tener que saber sobrellevar relaciones con personas que no siempre serán de nuestro agrado de la mejor manera sí es que queremos tener éxito en nuestros proyectos.

Anónimo dijo...

Mauricio Sobrino y Arjona Guzmán - A01169223
Reflexión Cáp. 6 - Relationship Management

El manejo de las relaciones, en mi opinión, es el resultado obtenido luego de que un individuo ha aceptado que no es capaz de alcanzar un objetivo sin la ayuda de otros. ¿Por qué digo lo anterior? En ocasiones, nuestro orgullo nos orilla a creer que tenemos la capacidad y el conocimiento para completar un proyecto, tarea o trabajo por nuestra cuenta sin la interacción de nadie más. Por consiguiente, nos hacemos a la idea de que no hay necesidad de crear relaciones con los demás puesto que éstas resultan ser complejas, molestas o incluso, dolorosas significando una pérdida de tiempo innecesaria. Pero, para bien o para mal, pertenecemos a una sociedad llámese empresa, familia, grupo de amigos, asociación de colonos, etc. en donde la relación con cada uno de los miembros de estos círculos será vital para alcanzar nuestros objetivos.

Un ejemplo que me viene a la mente en mi área de trabajo es la relación que tengo con mi supervisor en mi trabajo actual, puesto que cuando recién entre al área, no sabía cómo tratarlo e incluso tenía miedo acercarme a él para pedirle algún permiso ya sea de llegar más tarde o ausentarme por motivos personales o por la escuela (ya que me encontraba terminando la carrera en aquel entonces). Además, cabe mencionar que me odiaba por mi impuntualidad, aun cuando entregara a tiempo e hiciere bien mi trabajo. Luego, la falta de crear un lazo con mi supervisor me dificultaba hacer mi trabajo al mismo tiempo que terminaba la escuela.

Sin embargo, con el tiempo fuimos generando una relación cada vez más estrecha a grado tal que actualmente lo veo más como un amigo que una figura de autoridad. Y esta relación ha hecho de mi estancia laboral un tanto más amena y me ha permitido, por ejemplo, alcanzar mis objetivos como estudiar una maestría sabiendo que puedo ausentarme o llegar tarde cuando consideré necesario sin repercusión alguna. Pero existen otros miembros de mi área que no tienen esta relación y, por ende, les resulta un tanto más difícil obtener esta parte de los “permisos” como padecí yo en un inicio.

Tal vez sea un ejemplo muy banal, pero es sin duda una muestra de cómo una buena relación con quienes el autor denomina como los “Stakeholders” te llevarán a alcanzar tus metas y objetivos de una manera mucho más sencilla.

Anónimo dijo...

Comentario por: Carlos Isaac Salinas Arias

En relación al capítulo 6 "Gestión de las relaciones" me es bastante importante la parte donde el autor remarca el hecho de que los resultados de los equipos donde existen buenas relaciones llegan a ser más trascendentes que los de aquellos donde solo una persona trabaja o donde no existe una relación personal fuerte.

Así también me parece bastante interesante que el autor recomiende realizar un análisis previo de cada persona para poderse involucrar con la misma, esto es algo que yo jamás había contemplado y que en realidad tiene mucho sentido, y que, a pesar de parecer una actitud calculadora y ventajosa, en realidad sienta las bases de un buen inicio de una relación. Y esto me llevo a pensar que muchas veces en mis tiempos universitarios, investigaba a la jovencita que me interesaba para poder saber sus gustos, aficiones, etc., con la finalizad de lograr un acercamiento más suave y exitoso, y veo que simplemente que es lo mismo que debo empezar hacer con las relaciones personales en mi trabajo.

Me interesa mucho el hecho de que el autor aborda el precisamente en redoblar esfuerzos para entablar relaciones con aquellas personas que son difíciles y que tal vez son las que más pueden aportar al equipo si se logra una buena relación. Sin duda son aspectos que jamás he contemplado y que creo darán resultados muy buenos en mi vida laboral.

Aspectos como buscar el lugar, situación y condiciones adecuadas me resulta muy interesante y útil y pues a pesar de lo que siempre pensé, resulta que también para entablar una relación hay que tener una estrategia y datos previos.

Sin duda cada vez que avanzo más en el libro me doy cuenta que hay muchos aspectos, comportamientos, consideraciones que jamás contemple en mis relaciones laborales y que de haberlas sabido antes, pudiesen haber tenido gran impacto en mi vida laboral, sin embargo, como bien se dice popularmente "nunca es tarde" y pues estoy implementando todo lo que he logrado aprender del autor en mi vida diaria y poco a poco he visto resultados, sin duda continuaré refinando estos comportamientos, tengo la firme idea de que esto es lo que me hace falta para tener un mayor éxito en los proyectos.

Unknown dijo...

Buenas noches a todos,

Este capítulo nos ayuda a entender cómo podemos poner en práctica lo aprendido en capítulos anteriores. El primer tema de identificar y hacer relaciones con los "stakeholder" en lo personal es algo que me cuesta trabajo. Creo que ha sido así porque se me hace complicado querer disponer de mi tiempo e interés en las relaciones con personas que son diferentes a mi, o que tienen formas que van en contra de mis valores y principios. Este capítulo me ayudó a darme cuenta de que debo esforzarme más en prepararme para conocer mejor a las personas claves y poder tener un mejor acercamiento.

En el tema de desarrollar a los demás me pareció muy bueno y me ayudó a darme cuenta de cómo normalmente en mis relaciones sólo busco mis propios intereses. Entendí que el desarrollar a los demás nos trae grandes beneficios en los proyecto a mediano y largo plazo. Creo que este punto requiere de gran empatía y humildad hacia con los que nos rodean. En el ámbito laboral creo que esto puede tornarse bastante difícil porque se puede presentar en que se vea a los compañeros y/o colaboradores como competencia en vez de un equipo.

Por último el tema de decir la verdad considero que es de gran importancia no sólo en el ámbito laboral, sino también en el personal. Creo que decir la verdad debe ser algo que todos tengamos como principio de vida. El decir la verdad como bien menciona el autor, se debe poner en práctica aún en los momentos difíciles, o en aquellos que parecen que nos traerán una consecuencia negativa. Las implicaciones de vivir con mentira en nuestras vidas nos convierten en personas de desconfianza y llenas de egoísmo. Decir la verdad muestra carácter en nosotros y nos prepara para ayudar a los que nos rodean a crecer y a ser personas de confianza.

Cuando juntamos estos tres puntos podremos generar relaciones más profundas y fuertes que nos brindarán más herramientas para lograr los objetivos de los proyectos en los que participemos, y más aún, ayudará a que el proceso del desarrollo del proyecto sea mucho más ameno y eficiente.

Commentario por: Sergio Daniel Sánchez Hernández

Dr. Enrique Cárdenas dijo...

Hasta este momento gracias y felicitaciones por sus comentarios sobre todo los de tipo personal (experiencias) y que ya hagan sus comentarios en primera persona!!

Magnífica semana y un abrazo a todos

Enrique

Anónimo dijo...

Buenas tardes


El ser humano desde el inicio de su vida ha estado rodeado de personas, quienes forman parte de su ambiente y se genera una relación interpersonal, ésta puede ser buena o mala.
Tomando en cuenta los conceptos manejados en el capítulo la relación interpersonal tiene gran impacto en el desarrollo de un proyecto en la ejecución de cualquier actividad en la cual intervengan cierto número de personas.

Para lograr una buena relación con todas las personas que conforman un equipo primero hay que conocernos a uno mismo, pues si no logramos dominar nuestro accionar no podremos entender y convivir con otros que también tiene sus propios problemas.
Como experiencia por casi dos años trabajé junto varias personas, ellos en ocasiones por intervalos cortos de tiempo. En general el ambiente laboral era agradable cada uno realizando la actividad asignada con la finalidad de obtener buenos resultados. El detonante para bajar la calidad de trabajo y transformar el ambiente a uno tenso era la actitud de la persona a cargo, fueron varias ocasiones que esta persona pasaba por problemas personales, familiares u otras que a nuestro parecer no tenían gran importancia, estos factores hacían que nuestro líder tome actitudes bastante desagradables, como gritar, cambiar tiempos de trabajo lo que a su vez provocaba en el grupo enojo y poca motivación para continuar con las actividades. Según el contenido de capítulos anteriores me doy cuenta que aquel líder no tenía la capacidad de controlar sus emociones y no podía separar la vida laborar de la vida personal.

A mi parecer cada uno debe realizar sus actividades tratando de no verse afectado por otras personas, sin embargo, como en el caso mencionado resulta bastante complicado guardar la compostura y seguir como si nada extraño estuviese pasando, espero seguir aplicando lo aprendido para no repetir lo vivido en ese trabajo.


Pablo Javier Guagalango Gómez

Anónimo dijo...

Al leer el Capítulo 6 de Relationship Management reflexioné sobre las relaciones que se mantienen con los colaboradores y con distintos miembros del equipo de trabajo y como esto tiene impacta el ambiente en el cual se desarrolla el proyecto. Me hizo pensar en 2 escenarios en los cuales me vi involucrado en mi primera experiencia laboral. Fui asignado a 2 proyectos en los cuales tenía que visitar la planta de los clientes, en el primero la relación con la persona a cargo de recibirme no fue nada agradable ni profesional, los resultados de la visita no fueron los esperados y por tanto el proyecto se vio retrasado, días después y en una junta 1 a 1 (lo menciona Mersino) con mis lideres entendí la actitud del personaje antes mencionado. En contraste, la segunda visita a otro cliente resulto totalmente satisfactoria y productiva para ambas partes. Puedo resaltar la relación que existía con ambos clientes y con la empresa para cual colaboraba y la importancia de la retroalimentación de mi líder.

Oscar García Cruz

Anónimo dijo...

Mi éxito en el manejo de las relaciones es una función de mi éxito en el conocimiento y manejo de mi persona:
El conocerse a uno mismo es de vital importancia para crear un lazo de confianza hacia una persona desde mi perspectiva; ya que como yo me siento, el estado de ánimo que tenga en ese momento puede o no atraer a otra persona, sea para entablar una conversación o efectuar un saludo. Muchas veces he sentido que cuando estoy de mal humor o algo, las personas evitan acercarse, algunas personas que he conocido me han dicho que su primera impresión hacia mi ha sido la de una persona seria, que no muestra esas ganas de crear una relación, lo cual me hace pensar que debo mejorar en mi auto control y auto conocimiento.

La clave del éxito en mi organización es construir relaciones sólidas:
Una de las bases para mantener una organización unida y comprometida con el trabajo que se está realizando es crear lazos fuertes entre los miembros de mi equipo. En los equipos en los que he estado se me ha hecho fácil crear esos lazos, ya que comparto con ellos la comida o salimos a socializar para crear esos lazos que la organización necesita.

Debo tener una reunión personal con cada persona clave en mi organización:
Debo conocer a cada persona en mi organización para poderlas llevar a un reunión en grupo, y saber como llegar a todos ellos al mismo tiempo, además de conocer lo que cada uno está dispuesto a dar o entregar por el equipo y lograr un objetivo en común.

Ronny Alexander Farinango Eskola
A01365548