jueves, 19 de septiembre de 2019

Tercer Comentario LS Maestría en Ingeniería Automotriz

Hola a todos

A estas alturas del semestre ya tienen una idea clara de qué para un liderazgo no sólo exitoso sino también integral, completo, debe uno partir de "adentro hacia afuera". El tomar conciencia de nosotros mismos y saber cómo dirigirnos y gestionarnos es tan sólo una parte de la ecuación. Ahora, debemos "ver" a los otros, a los demás; y no sólo "verles" sino también entender sus emociones.

¿Cómo hacerlo si en ocasiones no nos comprendemos ni a nosotros mismos?

Nunca dije esto sería sencillo. Para iniciar este camino y lograr nuestro objetivo de entenderles, debemos considera a las competencias de:

1. La empatía
2. La toma de conciencia de la organización
3. Ver a los otros con claridad y
4. Darnos cuenta de las fronteras o límites emocionales.

¿Cómo lograr "leer" todo esto? ¿Emociones, situaciones, personas y la empatía con todo ello?

¡Caminemos juntos!

Un fuerte abrazo y espero sus comentarios

Enrique


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Para el caso del social awareness, para mi lo más importante es el actuar de manera empatica con los demás y para poder llegar a esto es no solo importante llegar a leer los sentimientos de las personas con las que convivimos, sino de nosotros mismos y que muchas veces creemos que lo hacemos pero no es así. Muy en lo personal yo creía que si sabia como me sentía en la mayoría de las circunstancias, pero en un caso en particular no lo había logrado hacer, ya que ahora que estoy estudiando la maestría en el tec y empezar a estudiar de nuevo si me esta costando trabajo ya que desde hace 4 años no estudio nada en realidad, aunque pensaba que me sentiría tranquilo en los exámenes, pero no es así ya que aunque he estudiado bastante y si le he entendido a todo lo visto en clases, al momento de presentar los exámenes me han ganado los nervios o tal vez el miedo a fallar ya que tengo mucho en juego en la maestría, más aparte la presión de la cantidad de materias y las tareas que me encomendaron en el CIMA, y la realidad es que nunca me había sentido así.
Pero ahora ya que conozco como me siento en esta circunstancia en particular puedo mejorar la forma de reaccionar y controlar mis temores para poder salir adelante de la situación, lo cual me ayudara a ponerme igualmente en los zapatos de otros que se pudieran encontrar en la misma situación y porque hasta ayudarlos.
Marco Antonio Chunab Rodríguez
A01769322

Anónimo dijo...

Buenas noches
El ser humano por naturaleza tiene muy poco desarrollada la capacidad de sentir empatía, por evolución cada uno busca el bienestar propio y aún más en la era que vivimos en donde ser competitivo es lo más importante, tanto en el ambiente escolar, profesional y hasta familiar.
En lo personal me considero una persona empática, a lo largo de mi vida en cualquier situación en la que me encuentre he tratado de entender las acciones de ciertas personas, en especial unas que no se consideran correctas para el momento o no van de acuerdo con la actividad que se está desarrollando. Como se menciona en el texto, escuchar con atención lo que la persona está diciendo y tomando en cuenta las expresiones faciales me ayudaban a ponerme en su lugar y entender porque razón talvez no se cumplió una actividad o en dado caso no se lo hizo de la forma esperada. Una vez ¨resuelto¨ el inconveniente seguíamos con el desarrollo normal de tareas. El problema que pude notar en este tipo de situaciones es que se puede convertirá en un hábito y las personas tratan de excusarse con motivos sentimentales, emocionales. Aquellas personas siempre pensaran que pueden hacer o actuar como sea y que aquello no acarreara consecuencias, esto para un líder creo que no sea beneficioso, si se habla de un grupo de trabajo por aquellos individuos el desarrollo de las actividades pueden ser más lentas y deficientes.
En el centro de investigación CIMA estamos trabajando en conjunto varias personas, de diferentes países, cada uno con cierta personalidad, problemas emocionales y el impacto que puede generar el mantener un buen nivel académico al mismo tiempo que desarrolla otras actividades. El conjunto de estas actividades puede generar estrés o problemas con la convivencia entre todos, por lo cual me parece de suma importancia desarrollar las actividades mencionadas en el texto que nos ayudará a mejorar la capacidad de sentir empatía a un nivel más elevado, entender que no todos podemos llevar de igual forma cada tarea, actividad o inconveniente que se presente, a mi parecer el ambiente será más propicio para un correcto desarrollo de todas las actividades.
Saludos
Pablo Javier Guagalango Gómez

Anónimo dijo...

Buen día,

Me sentí muy identificado con el capito 5, pues, en los trabajos que he tenido coincidencialmente he trabajado para jefes que no demuestran interés o empatia por las emociones de las personas que están al rededor, su objetivo principal siempre fue el generar resultados y ahorros (sin importar los métodos); lo que nos hacia pensar a lo demás era que esa persona ("Jefe") no era "Humano" y que en muchas ocaciones lo que provocaba era que las personas se aburrieran del trabajo y renunciaran en pleno desarrollo de un proyecto. Esto siempre fue una gran barrera en mi experiencia laboral pues a consecuencia de esto siempre me vi forzado a trabajar "con las uñas" o con múltiples responsabilidades, En parte agradezco esto porque me ayudó a forjarme y adquirir experiencia.

Personalmente me identifico con el capitulo en que suelo ser muy frió al reaccionar con las emociones de los demás. Es un aspecto que siempre me han mencionado toda la vida y que he trabajado en mejorar. Adicional a esto suelo ser imprudente en lo que pienso (pues digo lo que pienso así sea muy directo o duro para la persona).


Dany Bryan Leyton Acosta

Anónimo dijo...

Como comentario del capítulo 5 puedo decir que hay varios puntos que me dejan muy pensativo. El primero que se debe tener empatía, como persona he podido ver que en la vida cotidiana nos encontramos con gente de todo tipo, entre ellas se puede ver claramente quienes son más abiertos (empáticos) y quienes no. De la misma manera en el mundo laboral ocurre algo parecido, me pasó que en mis trabajos tuve jefes que no usaron nada de empatía mientras que otros si lo hacían, al final los resultados variaban ya que cuando existe ese ambiente adecuado se puede decir que todo fluye de mejor manera.

Igualmente hay que ser conscientes de lo que uno se quiere, todo parte de ahí, para poder indicar y guiar a los demás. Si uno como líder se encuentra perdido y no sabe ni lo que quiere se le va a complicar y no va a poder guiar a su equipo. Los líderes que han encontrado su rumbo y están seguros de ellos han llegado a crear grandes cosas.

Para que el grupo pueda fluir de mejor manera es bueno saber los límites de este y hasta donde se puede hacer las cosas sin que estas afecten a los demás integrantes. En los equipos de trabajos se suele apreciar que ciertas personas hacen lo que sea con tal de ganar sin importar si afectan a los demás, yo creo que todo tiene su límite y que se debe hacer las cosas por el buen camino para que todos salgan beneficiados. Lo importante de trabajar en equipo siempre va a ser el bien común.

David Ramírez Encalada

Anónimo dijo...

Como comentario del capitulo 5.
Puedo aportar que me sentí identificado con la parte de "Organizational Awareness", específicamente el identificar las necesidades y sentimientos de los stakeholders.
Esto laboralmente es muy importante, por que al tratar de ponerte en los zapatos o pensar exactamente que es lo que quiere un stakeholder, puedes ajustar tu manera de exponer tus resultados para poder generar este nivel de empatía y entender las necesidades o expectativas de un stakeholder.
En mi experiencia, debido a que la mayoría de los stakeholders son Japoneses, es muy difícil entender o comprender los sentimientos mediante las expresiones faciales o corporales. Ya que es una cultura totalmente diferente. Entonces es todo un reto poder generar esa habilidad. A través de la experiencia, puedes diferenciar si están en sintonía con lo que estas exponiendo o si realmente no están entendiendo tu explicación.
Me parece muy importante en las relaciones laborales, establecer el nivel de empatía que nos describe el capitulo 5, debido a que muchos ejemplos de managment no desarrollan este nivel de empatía, simplemente se enfocan a la obtención de resultados sin importar como.

Roque Valenzuela Perez

Unknown dijo...

Buenas tardes a todos,

Empatía es la capacidad de ponernos en los zapatos de la otra persona para entender qué es lo que está sintiendo emocionalmente. Para este capítulo donde se discute el tener "social awareness" es clave entender que debemos tener la capacidad para ser empáticos. Si no logramos serlo, el poder colaborar con otras personas para alcanzar los objetivos excitosamente se volverá casi imposible. Cuando trabajamos en conjunto debemos entender que cada uno de los integrantes del equipo tiene una forma diferente de pensar y que las emociones que experimentan también son completamente diferentes a las nuestras. El reflexionar en esto es el primer paso para alcanzar el "social awareness" porque después viene lo más difícil, como bien menciona el Dr. Enrique, que es identificar qué sienten y piensan las otras personas que nos rodean.

Para poder lograr en identificar las emociones de los demás debemos trabajar en identificar características claves, las cuales nos muestran qué está sintiendo una persona y normalmente ignoramos por estar enfocados en lo que nosotros sentimos. Estas características clave van desde el lenguaje no verbal y hasta palabras clave expresadas por las personas. Por lo general cuando tratamos con personas estamos buscando influenciarlas con nuestra forma de pensar acerca de las cosas que se deben hacer y cómo deben hacerlo, y no damos oportunidad para entender el pensar de las demás personas. Esto es un gran problema y por ello también debemos trabajar en esto. En lo personal he podido identificar que esto es algo que practico normalmente. Me di cuenta de ello porque normalmente cuando encontraba una oportunidad para comentar mi punto de vista en una conversación lo hacía sin dudarlo, además de completar o terminar las oraciones de las demás personas.

Continuando con las claves para reconocer las emociones en las demás personas, hay una que me parece sumamente interesante, esta es el lenguaje no verbal. En alguna ocasión leí que del 100% que expresa un persona, el 70% es expresado por su lenguaje no verbal, por esto creo que es una de las características a las que debemos estar más atentos.

Por último me siento aún más impresionado por este proceso de mejorar en el liderazgo sostenible porque a pesar de que este capítulo fue sobre el entender las emociones de los demás, nos lleva a entendernos aún más a nosotros mismos. Algo que me impactó mucho es que el autor nos enseña que para poder conocer a las demás personas y sus emociones debemos conocernos a nosotros mismos aún mejor. Este capítulo nos lleva a conocer cómo somos al interactuar con otras personas y qué errores cometemos inconscientemente. Nos ayuda a reflexionar sobre nuestro egoísmo al querer hacer a los demás pensar como nosotros y hacer las cosas como nosotros. Al ser conscientes de esto es cuando podemos tomar la decisión de tomar acción y mejorar primeramente en nuestra persona para así ser mejores lideres.

Comentario por: Sergio Daniel Sánchez Hernández

Anónimo dijo...

Comentario por: Carlos Isaac Salinas Arias / 30.09.2019

Para mí el identificar las emociones y saber manipular la situación es la manera más eficaz de lograr los objetivos que se tengan dentro de un grupo de trabajo.

Para mí los consejos más interesantes y útiles como son:
- Entender antes de convencer a otros
- Evitar sentirme más listo que los demás
- No interrumpir sino escuchar (esto es en mí un reto bastante grande, el escuchar)

Así también me intereso bastante el hecho de que plantea el análisis de personas y situaciones antes de actuar, es decir identificar emociones, comportamientos, lenguaje corporal, para de esta manera pueda interactuar con los demás sacando el mejor resultado de las situaciones.

Par mí este capítulo trae consigo mucho material de ayuda y guía para mi comportamiento, especialmente en el tema empatía que va más allá de solo entender sino experimentar las emociones de los demás, es decir, realmente ponernos en los zapatos de los demás. Así como escuchar y analizar antes de actuar, al pasar del tiempo me he dado cuenta de que esto es primordial en las relaciones con los demás, ya que el actuar de manera impulsiva sin antes analizar el contexto, situación y sentimientos de los demás puede traer consecuencias negativas en nuestro trabajo.

Para mí este capítulo ha sido de gran aprendizaje y pues claramente creo que en general me ha dejado ver mis tantas debilidades en el contexto de inteligencia emocional, sin embargo, creo que son cosas que puedo mejorar y sin duda estoy convencido de que el mejorarlas me traerán grandes beneficios laborales y personales.

Anónimo dijo...

Tercera reflexión por
Fernanda Belén Jiménez Aguilar
Matrícula: A01769469

En este tercer capítulo el autor nos habla sobre nuestra habilidad para percibir las emociones de los demás, de ahí que uno de los temas centrales sea la empatía, la cual de ser correctamente desarrollada puede ser la clave del éxito. Al encontrarnos trabajando constantemente en equipo nos toca convivir con diferentes personas o en ocasiones, con las mismas, pero con diferentes estados de ánimo; lo cual puede hacer que una persona que antes era muy cooperativa bajo ciertas circunstancias o acciones se torne en una persona conflictiva. Motivo por el cual creo que es muy importante que, además de tener auto conciencia y auto control, saber cómo manejar correctamente las emociones y los estados de ánimo de las personas que me rodean.
Algo que me llamo la atención, y que menciona el autor, fue como la falta de empatía puede llevarnos a tener actitudes de victimización; comportamiento que me parece en mi trabajo puedo llegar a sentir o a realizar en algunas ocasiones sin darme cuenta de ello. Por ejemplo, en el trabajo a veces tenemos una junta de revisión de objetivos en la cual tu jefe te pregunta que tan bien vas o en qué áreas sientes que estas fallando; recuerdo mucho la mía porque ese día en especial estaba teniendo un día muy malo, ya que horas antes habíamos tenido una discusión en el equipo acerca de que no estábamos realizando nuestro trabajo de la mejor manera dado que estábamos dejando que nuestras emociones nos controlaran.
Y la recuerdo mucho porque, aunque no tiendo a ser una persona explosiva, ese día estalle en contra de mi jefe; quien solo me escucho y al final de la junta me pregunto: ¿ya te sientes mejor? y la verdad era que sí, aun cuando sabía claramente que no haría nada por resolver algo de lo que le dije, el simple hecho de que me dejará desahogarme me ayudo.
Por último, la lectura de este capítulo me hizo darme cuenta de que, aunque yo consideraba que tener altos niveles de empatía hacía los demás era una ventaja mía, debido a que en ocasiones me permitía adaptarme más rápido a nuevos ambientes, comprendí que en la medida en la que yo la estoy aplicando no está bien y que es una habilidad que me falta desarrollar ampliamente para poder volverla una fortaleza. Lo anterior debido a que tiendo a volver mías las emociones de los demás, al igual que sus problemas, aun cuando la persona no es alguien muy cercana a mí; lo que me ha llevado a tener grandes desbalances emocionales, que afectan mi interacción con todos los que me rodean.

Anónimo dijo...

Mauricio Sobrino y Arjona Guzmán - A01169223

Buen día a todos, adjunto mi reflexión con respecto al tercer capítulo "Social Awareness".

Luego de la lectura de este capítulo, vino a mi mente un claro ejemplo del impacto de la conciencia social. ¿cuántos de nosotros no hemos recibido alguna vez una mala atención por algún mesero/a, un ejecutivo o cualquier otro prestador de servicios? A mí me ha sucedido a menudo, pero lo que he observado es que la mayoría reacciona ante esto con enojo, tratando incluso a la persona de manera irrespetuosa, llamando al gerente o no dejando ni un solo peso de propina en el caso del mesero/a, por ejemplo. Sin embargo, en mi caso particular, reacciono ante esto con calma pues me pongo a pensar “Tú qué sabes si tiene algún familiar enfermo de gravedad, si su esposo/a se quedó sin trabajo, si están por embargarle su casa, entre otros múltiples problemas” qué al menos a mí me pondrían igual de irritable o triste sin ánimos de estar aguantando servir a los demás.

Lo anterior, me muestra que tengo una gran empatía hacia los demás en general. Aun cuando sé que estoy pagando por un servicio y porque se me atienda apropiadamente, como lo es en el caso de un restaurante pues es el trabajo del mesero/a; soy comprensible hasta cierto punto ya que, aunque nunca he trabajado de mesero, si lo fuera, no me gustaría que, aun dando mi mejor esfuerzo por poner mi mejor cara, me traten de manera irrespetuosa o pongan en peligro mi trabajo al acusarme con mi supervisor.

Pero, por otro lado, en mi ámbito laboral no suelo ser igual de empático. Me cuesta trabajo ser político en las juntas y observar las corrientes emocionales que fluyen alrededor de cada uno de los participantes en cuanto a lo que se está exponiendo o diciendo en dicha junta. Luego, comúnmente mis aportaciones y/o opiniones en mi grupo de trabajo son directas y tajantes lo que en variadas ocasiones genera una reacción negativa en la mayoría de los presentes. Esto en conjunto con la lectura me dice que, si bien puedo ser muy empático, no tengo una conciencia organizacional bien desarrollada lo que tal vez impida también mi correcto desenvolvimiento dentro de un grupo de trabajo.

Pienso que lo anterior, en gran medida, se deba a problemas previos dentro de los miembros del equipo, así como a la rivalidad sin razón que se percibe en mi ambiente de trabajo. Pero, también considero que puedo desarrollar mejor mi conciencia organizacional para ser políticamente astuto para darle la vuelta a los roces y problemas entre los miembros de mi equipo, para lograr que mis puntos de vista e ideas sean escuchados y en un dado momento, implementados.

Dr. Enrique Cárdenas dijo...

Bien a todos sus comentarios!!

Cuidado al utilizar la palabra "manipular" las personas generalmente estamos y somos conscientes cuando intentan manipularnos.

Los líderes no manipulan, por medio de su empatía y conciencia social logran inspirar y motivar a otros hacia fines comunes.

Les felicito van mucho mejor en la utilización de la primera persona y no del "nosotros"... sigan por ese camino

Un fuerte abrazo y el fin de semana a más tardar subo el 4º comentario

Enrique

Anónimo dijo...

Buen día.
Después de leer el capítulo 5 de Social-Awareness, reflexioné sobre la empatía respecto a mi experiencia laboral. Me hizo recordar las actitudes con uno de mis ex-jefes, el cual no demostraba tanta empatía por las emociones de mí y mis compañeros, teniendo como consecuencia una relación laboral de poca comodidad.
Reflexioné también sobre un evento en el ambiente laboral, en el cual uno de mis compañeros hacía comentarios poco motivadores, sin saber cómo me sentía yo y los demás al respecto. Deduje que él no visualizaba lo mismo que yo en cuanto a sentimientos y emociones, sin embargo, en aquel momento no lo relacione con el término “empatía”.
En los últimos años, he querido mejorar mi compresión de los sentimientos de los demás, y por lo tanto ser más empático en todo sentido, personal y profesional. Ahora, después de leer este capítulo y con el avance de lectura del libro y las reflexiones que hago, considero que aplicaré las herramientas como reconocer el lenguaje no verbal de mis colegas y cercanos.

Oscar García Cruz.

Anónimo dijo...

Cuando entiendo los sentimientos de otros, tengo conocimiento social:
He presenciado varias situaciones en donde me es difícil saber interpretar lo que la gente está sintiendo y como saber llegar a las personas para saber lo que les está pasando. El conocimiento social me permite conocer a la gente con la que estoy trabajando, ya que pueden existir situaciones en las que una persona se encuentre en un mal estado de ánimo, es decir, indispuesta para trabajar, esta situación puede perjudicar a los otros miembros del equipo y el avance de un proyecto.

Es fácil entender a las personas a través de la conciencia de mis propias emociones:
Al hacerme una auto evaluación antes de interactuar con una persona que noto que se encuentra indispuesta, me permite tener mayor posibilidades de poder ayudarla y de cierta manera contribuir a su proceso recuperación, y afrontar la situación por la que este atravesando si está es mala.

Los prejuicios es uno de los principales obstáculos que no me permite ver a los demás claramente:
El capítulo es claro, me ha pasado que por juzgar a una persona a primera vista no me ha permitido ver lo que en realidad es, cuando llego a interactuar más con esa persona puedo deducir que no es lo que parecía ser. Debo evitar este tipo de acciones porque a largo plazo no me va a permitir llegar a conocer más gente y crear nuevas relaciones.

Ronny Alexander Farinango Eskola
A01365548