miércoles, 12 de septiembre de 2018

Tercer comentario Liderazgo para el Desarrollo Sostenible - Maestría Ingeniería Automotriz

¿Qué nos conduce a la empatía y a darnos cuenta de los demás?

De que también vivimos en un mundo lleno de organizaciones, conjunto de individuos, personas, que buscan fines similares a los nuestros...

De servir a otros y vernos reflejados en ese servicio para crecer y ser mejores seres humanos.

Yo te veo, yo soy tú, tú eres yo... 

Espero sus comentarios y les deseo un muy buen resto de semana y fiestas patrias!!

Un abrazo

Enrique


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre he reflejado mi interés por conocer opiniones diversas y en general me considero una persona bastante empática capaz de ponerme en los zapatos de los demás. Desde hace ya algún tiempo estoy completamente convencido de que todos nos merecemos la oportunidad de ser escuchados y que de alguna u otra manera podemos aportar puntos de vista valiosos que pueden impactar nuestro entorno de manera positiva.

Tomando en cuenta los puntos expresados en el texto me he podido percatar de que normalmente supero los límites de la empatía, es decir, cometo el error de hacer míos los problemas de las otras personas y por lo general termino peleando batallas que no me corresponden. Es claro que para ser un buen líder se necesita ser empático, sin embargo, hay que tener muy en cuenta que cada persona en responsable de sus propios sentimientos.

Saber escuchar no es fácil, se requiere de mucha concentración, práctica y sobre todo estar conscientes de que nuestras opiniones o soluciones a los problemas a veces no son tan necesarias, es decir, la mayoría de nosotros comentamos nuestros puntos de vista no por el hecho de saber lo que los demás opinan, si no mas bien por la importancia de ser escuchados.

Edgar A. López Huerta / A01368958

Anónimo dijo...

Entender las emociones de los demás es crucial para evitar inconvenientes en nuestras relaciones interpersonales. Pienso que es muy importante analizar las señales que una persona demuestra para no tomar juicios errados sin conocer por lo que la otra persona está pasando o su punto de vista.

Considero que soy una persona muy empática, es importante ponernos en los zapatos del otro y tratar de entender cómo se siente y el por qué de su actitud. Cuando mis amigos tienen problemas, primero observo su comportamiento e identifico que algo no se encuentra bien. Lo siguiente es muy importante, se trata de dejar expresar y aprender a escuchar. Al entender qué ocurre, trato de ayudarlo dándole mi punto de vista. Lo crucial es evitar imponer nuestras vivencias, porque no son nuestras emociones y puede que la persona simplemente quisiera ser escuchada.

Uno de los errores que reconocí y que se encuentra plasmado en el capítulo, es el hecho de que cuando tengo una conversación, en ocasiones agrego mi idea o trato de complementar lo que la otra persona dice, lo que indirectamente hace es imponer mi opinión y probablemente evitar que el concepto que se tenía inicialmente no se entienda de forma correcta o se acomode a mi pensamiento.

Interesarse por cómo los demás se sienten nos puede ser muy útil para futuros proyectos laborales en los que nos encontremos o para mejorar la convivencia con nuestros allegados.

Cesar Augusto Herrera / A01368741

Carlos Rojas Ruiz dijo...

Luego de la autoconciencia y de aprender a controlar nuestras emociones, sin suprimirlas, es muy importante la conciencia social, donde aprendemos ahora a escuchar y a entender a los demás, caminando una milla en los zapatos de los demás para comprender qué pasa con cada persona de nuestro equipo, buscando que pasen de ser compañeros de trabajo a ser, en lo posible, amigos. Para todo esto es muy importante la empatía hacia los demás, comunicándonos en vías difíciles y siendo conscientes que no somos los más inteligentes, que el hecho de estar a cargo de un proyecto no es por ser el más inteligente y que no se trata de "just do it", se trata primero de entender a los demás, de caminar esa milla en sus zapatos.

Cuando se trata de escuchar a los demás siempre he estado atento a lo que puedan decir, soy partidario de que las conversaciones donde ambas partes contribuyen son una buena forma de aprender y crecer. Sin embargo, caigo en el error de querer imponer mi forma de ver las cosas, de querer (como dice el libro) que los demás piensen y actúen como yo, aún así, considero que soy bueno escuchando ya que pongo en práctica algo que recomienda la lectura y es escuchar atentamente, siempre mirando a los ojos, para hacerle una retro alimentación a quién me habla y también por respeto. Siempre me gusta llevar las conversaciones a temas más profundos, donde la argumentación sea primordial y me gusta hacer que el interlocutor se sienta valorado.

Entre los aspectos que me quedan por mejorar están el entender las emociones subyacentes de quien habla conmigo.Tener la habilidad de leer lo que dicen y lo que no dicen y los sentimientos de los demás y de apreciar los pensamientos y sentimientos de los demás y porqué los tienen.

Carlos Rojas Ruiz
A01368743

Anónimo dijo...

Cuando desarrollaba mi proyecto de grado para la culminación de mi carrera profesional como ingeniero mecánico, pude experimentar la importancia de comprender la situación de las demás personas especialmente con las que se trabaja en conjunto. En aquella ocasión hubo momentos de mucho estrés y de preocupación por parte de mi compañero, y pude primero reflexionar acerca de cómo me comportaba cuando yo vivía una situación similar y seguido de ello concluía que así me tocara trabajar el doble lo más importante era que mi compañero pudiera estar tranquilo y no reclamarle por el hecho dejarme trabajar solo, y de ahí percibí que así como a mí me gustaba que no me molestaran y me dejaran solo en esos momentos, mi compañero también requería de lo mismo. Así fue como se pudo trabajar cómodamente sin conflicto alguno y cada uno tuvo la libertad de dar lo mejor de sí mismo.

Y llevándolo a lo cotidiano, en mis papás siempre me resaltaron lo importante que era ponerse en los zapatos del otro antes de lanzar juicio alguno, muchas veces sin fundamento alguno, aunque sí puedo afirmar que la mala enseñanza vino por el lado de ponerme como ejemplo para los demás en situaciones difíciles, y eso lo vine a aprender compartiendo con personas que manejan muy bien el tema y les gusta escuchar con atención cuando alguien (incluyéndome) quiere contar algún suceso.

En definitiva puedo confirmar desde mi experiencia propia, que la empatía facilita el trabajo en grupo, aún cuando no se trata de que todos compartan los mismos gustos y mismos momentos, sino que es estar claro de lo que la otra persona es y lo que le gusta. Con la empatía se puede potencializar el papel de cualquier persona en un grupode trabajo y en la vivencia cotidiana en general.

Carlos Jhoan Aguilar Galvis
A01368740

Anónimo dijo...

Al ser una persona bastante emocional, me he podido dar cuenta la facilidad que tengo para reconocer lo que esta sintiendo la otra persona, esto me ha permitido en ocasiones ayudar a mis familiares y conocidos a salir de una mala situación o guardar la calma en los momentos en donde una persona se sale de control y se torna el ambiente agresivo. Considero que esta habilidad es la que principalmente resalta la idea de la conciencia social, identificar los que esta sintiendo la otra persona y saber como actuar para poder influir en ella, de tal forma, que cambie su estado de animo.

Aunque me considero bueno para identificar que esta pasando con la otra persona, siento que aún me falta la habilidad de saber escuchar a las personas, y con eso me refiero a dejar la prisa un lado y permitirle a la otra persona dar su opinión, porque en ocasiones cometo el error de ir con prisa por entender a la otra persona, que apenas menciona algo que me deja entender lo que quiere decir, la interrumpo y comienzo a dar mi opinión evitando que ella concluya con su comentario. Creo que esta habilidad es la que debo aprender para poder mejorar en las relaciones interpersonales, y me permita realizar un mejor papel de lider. Adicionalmente, otro de los limites emocionales que me perjudican a la hora de entender a los demás, es que en ocasiones el estado de animo y emocional de la otra persona me afecta también a mi, debido a que, en ocasiones tiendo a compartir los sentimientos de la otra persona para ayudarla, lo cual, en ocasiones resulta ser acertado permitiendome sacar y ayudar a la persona, pero en otra ocasiones termina por sumir más a la persona en ese sentimiento y dejarme a mi con el sin saber de no poder ayudarla y no saber aconsejarla.

Considero que estos son los aspectos que necesito corregir para que me permitan ser más asertivo en cuanto a manejos de grupo se trata, no es una tarea fácil cambiar estos aspectos de mi comportamiento porque están muy relacionados a la crianza que recibí de niño, pero tengo la certeza de que puedo lograrlo, porque cuando me visualizo con ese cambio realizado, me veo como un gran lider y una persona más segura de si.

Jhonatan Jair Pulido Delgadillo
A01368742

Anónimo dijo...

Después de revisar el contenido de este nuevo capítulo, lo más importante para mi es darme cuenta que todo los conocimientos de este libro van de la mano formando un sentido muy especial, al igual que nosotros los seres humanos, formamos cadenas cada vez que nos damos la oportunidad de extender nuestras manos y conectar con la gente de nuestro alrededor. Evidentemente, el trabajo que depende de la conexión de los demás jamas podrá ser reemplazado por nuestro propio esfuerzo, es necesario saber identificar mediante la empatía a las personas con las que convivimos diariamente, no necesariamente porque puedan ayudarnos a conseguir algo o para cumplir una función mediante su interacción, se trata de comprender que un asistente que tengamos en el trabajo, tiene los mismos ideales y objetivos que nosotros, una persona con emociones que al igual que todos en una organización, cuenta con una familia ya sea compuesta de muchos o pocos integrantes y tienen el apoyo de mas de una persona en su vida, motivación suficiente que nos ayuda a vencer cualquier obstáculo.

Ser un gerente y gozar de un sueldo que quizás sea mucho mayor comparado con las demás personas que trabajan en nuestra compañía, no va a determinar que tan grande somos como personas, no se trata de que incluyamos en nuestro circulo de personas importantes a todo aquel que se encuentre cerca del entorno, sino que vale mucho nuestras intenciones de aportarle algo al compañero que le ayude a levantarse si es que se encuentra caído, que le de motivación para seguir adelante, que lo haga sentir comprendido y valorado, que sus problemas en la vida no son solo de el, sino que a veces habrá gente en su camino que podremos ayudar en algo si es necesario, por muy insignificante que pueda ser nuestra colaboración, muchas veces es de gran ayuda para quien en verdad lo necesita, pero para eso es cierto que primero debemos saber reconocernos a nosotros mismos, para posteriormente generar la habilidad de ver dentro del interior de alguien más y llevarlo de la mano para que cumplamos el objetivo primordial, así es como pienso que me tocará algún día conducir a un equipo, no importa si tuve mucho tiempo para formar una profunda relación o no. Esa práctica nos llevará a nosotros mismos a ser mas humanos y por lo mismo conectar con mas individuos.

En mi propia experiencia, el día que tenga mi trabajo en la industria, me veo haciendo lo mismo que se recomienda hacer, también pienso que muchas veces las habilidades de conexión humana ya las tienes muy arraigadas, quizá muchas personas batallen pero al final de cuentas hay un porcentaje de toda esta conciencia que generamos, por muy mínimo que sea, creo en mi caso haber tenido la oportunidad de convivir con todo tipo de personas dentro de una organización, durante mis prácticas profesionales, recuerdo haber absorbido sentimientos de desesperación, tristeza, felicidad y muchos otros diariamente en el trato con las personas que trabajaban en la empresa. Me veo como un buen jefe, comprensivo, trabajador, inspirador, respetuoso, compañero de muchos y amigo de quien lo necesita, creo que para no tener que trabajar nunca en la vida, lo que uno debe hacer es conseguir un trabajo que nos apasione, pero mas importante aún, es encontrar esa forma de ser cada día que nos distinguirá como más que una matrícula más de la organización.



Enrique Castillo Silva | A01410721 | 18 Septiembre 2018

Anónimo dijo...

Pienso que la conciencia social, es un paso muy importante dentro del proceso que estamos tomando, tanto con las lecturas como con las reflexiones que sacamos del libro y que de alguna forma u otra esperamos poder aplicar en nuestras vidas. Siempre he pensado que la mejor forma de poner a prueba una habilidad, es haciendo las cosas frente a los demás (ayudando a quienes podamos mientras lo hacemos... siempre que sea posible, claro está); Se me hace similar a cuando al prepararme para un examen, busco la forma de explicarle a alguien más y de ese modo, poder evaluar que tan claros tengo los conocimientos y que tan preparado me encuentro, todo esto mientras aprovecho la oportunidad de ayudar a alguien más. Con esto en mente, puedo decir que lo mismo sucede con la conciencia social, pues como lo menciona el autor, resulta muy complicado tratar de construir relaciones con los demás cuando no tenemos el control de nuestra situación, por lo que el que se diga que la premisa para tener una buena conciencia social, sea tener una buena autoconciencia, es algo que para mi tiene mucho sentido y me resulta de mucha importancia.

Avanzando hacía el tema de la empatía, este es un tema con el que particularmente no he tenido mucho contacto, pues en algún punto de mi vida decidí que por la única persona por la que debía preocuparme, tenía que ser yo, y que cada uno tenía que lidiar con sus propios problemas (sin recargarselos a los demás), y hasta hace poco, empece a tomar conciencia de como esta falta de empatía afectaba mis relaciones con los demás y de lo importante que resulta para otros el hecho de que uno como persona, intente comprenderlos y entenderlos, y de lo bonito que es cuando alguien más lo hace por uno. Aun cuando considero que soy bueno para escuchar a las personas, durante mucho tiempo simplemente preferí solo escuchar sin dar alguna opinión (retroalimentación) sobre lo que otros me decían, o simplemente preferia dar algún comentario vacío en el que me dedicaba a parafrasear algunas de las cosas que en su momento consideraba importantes pero que no me generaban el interes suficiente como para seguir ahondando en el tema. Sin embargo, desde hace algún tiempo, he visto que muchas veces las personas que me rodean no buscan simplemente a alguien en quien descargarse (algo que todos en algún momento necesitamos) sino que buscan a alguien que los entienda y que pueda ayudarlos de alguna manera (así sea con un simple consejo), por lo que siento que entiendo de alguna manera el énfasis que hace el lector en el escuchar de forma empática.

En general el tema de la empatía me parece un poco complicado, sobre todo porque muchas veces, ésta puede confundirse y hacer que tomemos como nuestros, los problemas de los demás (algo que es muy diferente a entender como se siente una persona respecto a una situación determinada). Considero que es muy importante definir (como lo dice el autor) donde terminan nuestras emociones y comienzan las de los demás, de modo que la forma como me sienta, se encuentre únicamente bajo mi responsabilidad y no sea el resultado del comportamiento o las emociones de los demás (es decir, que no sea afectada en lo mas mínimo por personas/situaciones externas a mi).

Por ultimo, quiero mencionar que me resulta muy interesante la propuesta del autor cuando invita a siempre buscar/ver lo mejor de los demás... pienso que es difícil (en lo personal, me parece que es mejor no esperar nada de los demás) pero por alguna razón me parece una buena forma de crecer como persona; siento que la forma como veo el mundo afecta como el mundo me ve a mi, y que buscar lo mejor en los demás, puede darme la libertad de esperar algo de quienes me rodean (algo que se siente mejor que simplemente no esperar nada de los demás) y dejar que me sorprendan, pues ya sea que la sorpresa sea buena o mala, pienso que siempre se puede aprender algo nuevo de cada experiencia (y ésta no sería la excepción).

Daniel Camilo Prada Villamizar
A01368746

Anónimo dijo...

Durante la lectura de este capítulo me di cuenta que hoy en día no existe tanta empatía con las demás personas, no nos preocupamos por comprender sus emociones sino en su mayoría considero que nos preocupamos más por intentar que otras personas se pongan en nuestros zapatos que nosotros intentar primero ponernos en los de ellos para comprender sus emociones.

En general trato de tener empatía con las personas, de escucharlos e intento ponerme en sus zapatos para saber de qué forma piensan y porque hacen las cosas de esa manera. De primera instancia me gusta observar e intentar comprender los pensamientos o sentimientos de las personas antes de poder compartir mi punto de vista sobre lo que pienso, aunque algo de que debo de mejorar es hacerlo con todos mis compañeros o personas que me rodean y no solo con los mas cercanos.

Considero que tener empatía con las demás personas tanto en la vida diaria como en la profesional nos ayuda a crear vínculos con las personas que te rodean y así poder llevar una mejor relación. Aunque también pienso que tenerla en exceso puede llevar a otras personas a malinterpretar esa empatía con debilidad y traten de tomar ventaja sobre esta situación. Por lo que considero que debe de hacer un punto de equilibrio y es importante aprender a determinarlo.

Diego M. Ramírez Serrano
A01202368

Anónimo dijo...

La conciencia social para mi es el siguiente paso lógico para mi crecimiento interpersonal, aun no considero que me conozco completamente, ni que se con precisión como me siento frente a todos las situaciones que se me presentan diariamente, pero ya comienzo a tener una decente idea. Ahora puedo aplicar todo lo que he aprendido para poder tener un mayor conocimiento de las emociones que presentan mis demás compañeros.
Considero que la escucha empática es una de las actividades más difíciles de aplicar bien, ya que la única verdadera referencia que tengo es con lo que he vivido y lo que he visto en mi circulo familiar, por lo que a mi en especial se me dificulta aplicar este tipo de escucha, no por el echo de guardar silencio sin presentar parcialidad y prestando completa atención, ya que en general cuando escucho no soy capaz de distraerme con otra cosa, el inconveniente es que tiendo a poner mi autobiografía en las situaciones de los demás, claro esta que lo hago con las mejores intenciones, aunque muy comúnmente esto no tenga resultados positivos ya que lo que funcionó conmigo no tiene que funcionar con los demás y esto es algo en lo que espero mejorar.
Pienso que por evitar conflictos en el ahora yo puedo ser laxo con las fronteras emocionales por lo que puedo dejar pasar algunas cosas que me incomodan, pero por mi tipo de carácter, eventualmente estas pequeñas cosas se acumulan y mas temprano que tarde exploto, reaccionando de manera inapropiada o desmedida con la persona que tuvo la mala suerte de encontrarse conmigo en un mal día, me gustaría implementar las recomendaciones dadas en este capitulo para delimitar los limites emocionales de manera respetuosa pero firme con los demás para así evitar inconvenientes como el que nombré anteriormente.

Juan David Miranda Gutierrez
A01368745

Unknown dijo...

La conciencia Social siempre ha sido parte importante en mi vida, leer sobre este tema me ha hecho comprender y valorar lo que soy como persona , y lo mucho que puedo crecer personalmente, mejorando esta capacidad.

la capacidad de entender a los demás, es el punto clave para una sana convivencia, para forjar una amistad, una relación o para trabajar en equipo . el poder desarrollar esta capacidad nos permite conocer nuestro entorno, menciona el autor y haciendo conexión con los capítulos anteriores, que al conocer nuestro entorno, a los demás y a nosotros mismos hace parte de nuestra inteligencia emocional y nuestro auto conocimiento.

dos puntos claves para una buena conciencia social, menciona el autor son la percepción no verbal y su importancia , el que tan observadores somos , que tan sensibles somos a los gestos, a la expresión corporal, AL tono de voz de las personas que nos rodean . y que tanta empatia, puesto que para mi el brindar el beneficio a la duda es importante, el entender el porque una persona actúa como lo hace , sin conocerla, sin generar juicios erróneos , puesto que lo mas bonito de la vida es conocer alguien a fondo , aprender mucho de esa persona y que nos sorprenda el porque es como es.( aun sabiendo que podemos ayudar a los demás, dar una mano , brindado ya sea un consejo o la simple compañía).

Pero también en cierto , que a veces no congeniamos con las personas, como bien se dice " cada persona es un mundo diferente", sin embargo el autor menciona algo muy importante y que me ha hecho entender una parte de mi , cuando por alguna razón , entiendo y aprecio los sentimientos de alguien con quien no comparto mucho , pero que no es de mi agrado tratar. tiendo a evitarla y mi trato hacia esa persona es muy hostil. debo entonces Respetar y no generar un juicio puesto que puede afectar mi entorno, ya sea laboral, familiar o mi diario vivir.

para terminar , quiero expresar lo mucho que he aprendido , puesto que al inicio de la materia , pensaba que liderar un grupo no era tarea fácil para mi , sin embargo , a través de cada capitulo me he dado cuenta que tengo las herramienta y claramente tengo mucho que mejorar, pero es importante para mi saber que en algún punto de mi vida, puedo liderar un equipo y generar un ambiente agradable de trabajo si me propongo a desarrollar mis capacidades tanto personales como sociales,Teniendo en cuenta las barreras emocionales que existen, ya que debo saber hasta que punto es sano para mi , dar de mi y ayudar a los demás sin que se afecte mi estado emocional .


Elizabeth Ortiz Maldonado
A01368747

Anónimo dijo...

A medida que vamos avanzando en la lectura, nos va enseñando diversas formas de entendernos a nosotros mismos, nuestras emociones y controlar esos sentimientos para así poder lograr los objetivos que nos proponemos, este capitulo me ayuda a que pueda entender a otros después de entenderme a mi mismo. Desde pequeño siempre me gusto escuchar, entender y ayudar a los demás, con mis amigos, con mi familia, con las personas que me rodean y aveces con personas que no conocía pero sentía que necesitaban ser escuchados y entendidos y yo les brindaba esa ayuda por así decirlo.

En mis relaciones sentimentales con mis parejas siempre fueron muy agradables y nos entendíamos bien por que me gusta escuchar y entender lo que le gusta a mi pareja, lo que le molesta, lo que la hace sentir diversos sentimientos y así juntos podemos solucionar los problemas que se nos presentaban. Cuento con muchos amigos en mi vida por lo mismo, por que siempre brindo ese hombro para escuchar y para que se puedan desahogar, siempre eh tenido ese afán de entender a los demás y saber que esta pasando cada persona, el error que estoy cometiendo y que esta lectura me hizo dar cuenta, es que a pesar de que los escuche siempre estoy dando mis ideas, lo que yo podría hacer respecto a un tema, siempre tomo los problemas o dificultades de ellos como mías y a veces dejo de hacer mis cosas por que estoy mas preocupado por ellos que por mi, indirectamente estoy imponiendo mi opinión y no los estoy ayudando.

La enseñanza que me deja es poder conocer a las demás personas, hacer empatía con otos pero no dejar o no involucrarme tanto en lo que están pasando hasta el punto que llegue a afectarme a mi, no dar ejemplos ni ideas de que yo podría hacer en esa situación si no me lo esta pidiendo, a veces las personas solo quieren ser escuchadas para desahogarse y no quieren ninguna consejo, solo necesitan hablar para ya sentirme mejor y eso es lo que debo hacer para ayudar a mas gente sin imponer mi pensamiento o mi punto de vista.

Jesús Andres Castillo Morales
A01368744

Anónimo dijo...

En esta ocasión aprendí sobre la conciencia social, y me doy cuenta que principalmente consta de cuatro partes:

Empatía. La empatía es de suma importancia para tener una buena relación social y desarrollo social, si cuento con ella, me involucro mejor con la gente que tengo a mi al rededor y de cierta manera comparto los mismos sentimientos que pasan por su cabeza. Recuerdo varias ocasiones en las que mis amigos e incluso mi hermana se encontraban tristes y es impresionante la rapidez con la que te envuelves en el mismo sentimiento y tratas de hacer lo necesario para que la persona tenga una sonrisa.

Conciencia organizacional. Me dice que debi conocer los elementos que constituyen la organización en la que me desarollo, pero, ¿de qué me es útil saber eso?. Es para conocer la organización y los posibles cambios o mejoras en las que puedo verme involucrado y con ello, saber de qué manera actuar, siempre visualizando la situación y analisando los pros y contras.

Viendo a los demás claramente. Lo que me queda grabado de este tema, es la importancia de conocer a mis compañeros e integrantes de mi equipo. Si conozco sus sentimientos y al igual comparto con ellos su sentir (empatía) puedo ver las situaciones desde sus puntos de vista y así tomar en cuenta sus opiniones para llegar a un mejor resultado.

Límites emocionales. Es muy esencial tener en cuenta los límites emocionalea de las personas que me rodean, si tengo lo tengo en mente, podré medir la manera en que les hablo y las palabras que puedo o no usar al comunicarme. Sin embargo, también es muy importante respetar el espacio de los demás y debo tener presente el momento en que debo alejarme y dejar que la situación mejore. Otro punto importante es también poner mis límites, es decir, no caer en sentimientos que puedan envolverme tal que sea muy tarde salir de ellos, y la respuesta que de no sea la mejor.

Con todo lo mencionado, creo que debo trabajar en los límites emocionales, ya que de no tenerlo bajo control, la situación se puede tornar pesada y las respuestas que de no sean las mejores o las más indicadas. Con esas respuestas puedo hacer llegar a los demás a sus límites emocionales y sería peor. Termino mi comentario con una frase que me gustó del capítulo, se responsable de tus propios sentimientos y deja fluir los de los demás.

Víctor Manuel Reyes Medina
A01361272