viernes, 14 de agosto de 2009

Quinto comentario Maestría Liderazgo Quito - Covey (De Victoria Pública al final)


Después de estas semanas de reflexión profunda a través de este medio, cerramos esta etapa del curso de Liderazgo para el Desarrollo Sostenible con sus comentarios a la última parte del libro de Covey. Los felicitamos por darte la oportunidad de llegar hasta aquí. Es cierto que muchas veces las circunstancias alrededor de nosotros pueden ser abrumadoras y hay que saber elegir. Sin embargo, a punto de iniciar dentro de algunos días la experiencia presencial intensiva, queremos agradecerles que han decidido continuar a pesar de las presiones y dificultads, dándose la oportunidad de vivir una experiencia que creemos será muy enriquecedora. Gracias por el tiempo que le han dedicado a realizar las lecturas y sobre todo a dejarse cuestionar por ellas, compartiendo sus pensamientos y descubrimientos con todo el grupo.

El libro de Covey es uno de nuestros favoritos porque, si bien es cierto que no es una obra maestra en muchos sentidos, sí es capaz de brindarnos un modelo del liderazgo coherente y completo. Una persona no puede ser un verdadero líder si no es capaz de lograr la victoria privada, cuestionando paradigmas, tomando el control de la propia vida, siendo capaz de establecer metas y prioridades. Sin embargo, el trabajo hacia adentro debe complementarse con el desarrollo de competencias sociales fundamentales el desarrollo de la mentalidad ganar-ganar, la capacidad de ser empático y asertivo, así como el poder trabajar auténticamente en equipo. Todas estas habilidades son sostenidas en el tiempo a través de la renovación, la posibilidad de no descuidar ninguna de las dimensiones humanas para poder vivir una vida plena y satisfactoria.

Este modelo ha sido mejorado por el mismo Covey que agrega a sus siete hábitos un octavo, con el que procura darle mayor profundidad a la labor del líder, que así como debe encontrar su propia voz, debe ayudar a los que trabajan con él a encontrar la propia. De esta manera tenemos un modelo dinámico, incluyente y flexible, que invita a hacer constantemente referencia a la propia experiencia de vida con respecto a cada uno de esos aspectos.

En esta ocasión nuestra reflexión va un poco más allá del ámbito organizacional en el que normalmente planteamos estas reflexiones tratando de ubicarnos a nosotros y también a las organizaciones en el contexto más amplio: el planeta Tierra. Lo que venimos reflexionando en los últimos meses tiene que ver con la necesidad que tenemos como humanidad de cuestionar nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno. ¿Somos capaces de establecer relaciones ganar-ganar con él? ¿Tenemos la capacidad de entender lo que el medio necesita o sólo nos preocupa satisfacer nuestros deseos inmediatos? ¿Somos capaces de desarrollar estrategias sinérgicas que impliquen un mejor camino alternativo tanto para nosotros como para el planeta? ¿Estamos dando la oportunidad de que nuestro medio se renueve?

Francois Vallaeys (http://blog.pucp.edu.pe/index.php?blogid=353), experto en cuestiones de ética y desarrollo, habla de la necesidad de incorporar a concepciones tradicionales de la ética, en las que se buscaba que el ser humano fuera bueno y justo, otra dimensión, en la que para ser realmente personas éticas no sólo busquemos ser buenos y justos sino también protectores de nuestro planeta. Así que sin dejar de ver la importancia de nuestro desarrollo personal o de la mejora de nuestras relaciones interpersonales o de la construcción de mejores realidades sociales para todos, es importante darnos cuenta de que existe otra dimensión en la que nuestra capacidad de liderazgo también está teniendo un impacto importante pero de la que pocas veces somos conscientes en nuestro actuar cotidiano. Sin duda un reto interesante en un mundo en el que el contexto económico es primordial pero en el que no nos percatamos de que si no cuidamos el contexto ecológico estamos negando la posibilidad de que todos los demás contextos existan. ¿Y a ti que reflexiones te despertó la lectura de estos últimos capítulos?

¡Nos vemos pronto! Les deseamos a tod@s un excelente viaje.

45 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente el ganar ganar no es una de las cosas que en mi vida personal la practico salvo en contadas ocasiones que he pensado que es la mejor vía de solucionar algún problema, como es el apoyar en un proyecto que por sí solo no daría tan bueno resultados, pero sí, efectivamente no es fácil practicarlo por lo general tiendo al ganar /perder, primero yo y luego yo, lo cual efectivamente no ha generado los mejores resultados incontables veces, o quizá debiera decir no buenos resultados al resto pero a mi si, la lectura me da un nuevo punto de vista y es la consideración que debo tener con el resto de las personas para que ellas también se vean beneficiadas, pienso que esto es justamente lo que el sexto hábito sugiere que es el de hacer sinergia para duplicar o triplicar los beneficios de trabajar juntos en un proyecto que es muy diferente a llegar a un acuerdo.

Con el quinto hábito, mi mayor error es siempre pensar que mis experiencias personales son las que van a dar una pauta para resolver problemas de personas cercanas, muchas veces ha pasado que veo como triviales ciertos problemas pues me he dicho a mí misma “ pero si hay peores cosas” y no entiendo el punto de vista de la otra persona, desde luego las vivencias de todos son distintas, este hábito me impactó en el hecho de que debo escuchar y comprender primero y no pensar que yo soy la que debe ser comprendida antes.

Pienso que justamente el hecho de cultivar el espíritu y cuerpo de uno mismo es el que me va a dar nuevas energías para enfrentar el día a día en todos los aspectos de mi vida, concuerdo con que no es fácil tener como hábitos los que nos sugiere este libro y pues solo dependerá de mi el llevarlos a la práctica que finalmente repercutirá en la vida de los demás.

Zhasmin Moscoso

MSBB dijo...

“Antes de exigir a los demás, debemos dar”. Esto es algo que nos enseñan desde que somos pequeños, sin embargo lo vamos entiendo y practicando a medida que crecemos. El ganar-ganar requiere una combinación de consideración a los demás pero también a nosotros mismos. Para ello debemos tener carácter, carácter para negociar sin manipular ni dejar que nos manipulen, buscando un beneficio mutuo. Esto sin duda es tratar de romper un paradigma pues la gente está acostumbrada a un ganar/perder, a una situación en la que consciente o inconscientemente se busca conseguir mayores ventajas para uno mismo.

El quinto hábito me invitó a reflexionar sobre los niveles de cooperación y confianza que somos capaces de producir en el campo laboral y personal. En innumerables ocasiones me he encontrado con personas que piensan que su palabra vale más que los demás, que sus experiencias son más valiosas y no están abiertas a escuchar. Considero que la energía no solo se necesita para aprender a escuchar sino para manejar estas situaciones.

Del sexto hábito, la sinergia, definitivamente busca la creatividad para resolver problemas. Somos parte de un todo y debemos trabajar como tal, como piezas individuales somos menos fuertes para afrontar lo que viene. Considero que la sinergia es el resultado natural de los hábitos anteriores pues si somos capaces de escuchar y buscamos una relación en la que todos ganemos, sin duda estaremos caminando hacia un mejor escenario.

No hay duda…Todo esto se volverá inalcanzable sino lo vivenciamos todos los días. “La práctica hace al maestro”. Si no invierto mi tiempo en hacer parte de mi vida estos hábitos, no lograré ver ningún cambio. Debemos trabajar en lo importante y no urgente no solo orientándonos a mejorar en nuestra vida profesional, sino buscando ser mejores seres humanos en todas nuestras relaciones dedicándonos a todos los elementos: físico, mental, espiritual y social.

Definitivamente el leer este libro me ha llenado de compromiso. Puedo decir que he abierto los ojos para descubrir elementos de sentido común, sin embargo el reto está en practicarlos y no dejarlos en una simple teoría.


Soledad Barrera
Quito

Anónimo dijo...

Llegar a un punto en la vida para reflexionar sobre lo que queremos compartir, es una avance importante en el camino de la madurez; en ocasiones queremos lograr todos nuestros objetivos sin pensar en el resto de personas. Por ejemplo, un vendedor de autos debe atender a un cliente tratando de obtener toda la información sobre sus necesidades, para luego ofrecer un vehículo que cubra todas esas necesidades, adicionalmente, tiene que tratar de ofrecer un crédito, seguro, y estar pendiente que el auto está en magnificas condiciones para que el comprador esté completamente conforme con su adquisición; esto se puede decir que es un trabajo en que una persona debe pensar en ganar – ganar porque a mayor satisfacción de los clientes, mayores ventas y comisiones para el vendedor. Más aún la teoría de ganar yo y ganar el resto o ganar – ganar, debe ser aplicada en cada una de las relaciones interpersonales que tenemos, ya que ese es el punto de partida para ser feliz y hacer feliz a los demás. En nuestro trabajo si queremos seguir ascendiendo debemos pensar también en las personas que están en niveles inferiores, dando atención a sus necesidades de aprendizaje, y de esta forma generar confianza y un ambiente de trabajo adecuado, con lo que seguiremos creciendo y ganando todos en una organización.

Se necesita mucha sensibilidad para tener en todo momento presente que debemos comprender al resto y luego ser comprendidos. Siempre buscamos que nos entiendan primero y luego entender al resto. Grave error que cada día cometemos por ser personas egoístas. Cuan necesario es aplicar este concepto para tener éxito en nuestras relaciones interpersonales. Igualmente el respeto de criterios deferentes es un aspecto clave para profundizar discusiones hasta el punto de manejar los conceptos discordantes o divergentes y de ahí partir para encontrar sensibilidades en las personas. Otro error que cometemos comúnmente, es estar siempre a la defensiva, en la cual el nivel de comunicación tiene una confianza baja y cooperación baja, y la consecuencia natural es el conflicto entre dos personas o un grupo de personas. Mucho se puede ver estos problemas en las empresas, en las familias, relaciones de parejas, etc.

Para solucionar los conflictos, se debe considerar las mejores ideas de las partes para sumarlas y encontrar la complementación de las mismas, buscando el concepto de sinergia en la solución. Que complicado es llegar a un punto de aprovechamiento de los criterios de cada persona para evitar los conflictos. He vivido en carne propia la sinergia en grupos de trabajo en los cuales existe una apertura amplia al respeto de criterios y en la aceptación de los mismos, con lo que las tareas son concebidas con la idea de ser completadas a cabalidad y sean complementadas por las tareas de los demás miembros de un grupo. Esto suena muy teórico, sin embargo, con simples conceptos y aplicación de buenos hábitos y empatía con las personas, podemos lograr un buen sentido de sinergia en todas nuestras actividades.

Gandy Enríquez

Jose Gabriel Garcia Falconi dijo...

REFLEXIÓN 5
PARTE I


LOS PROCESOS SIGUEN UN ORDEN. ES NECESARIO LOGRAR LA VICTORIA PRIVADA PARA CONTINUAR A LA VICTORIA PÚBLICA. EL DOMINIO DE SÍ ESTÁ CONTENIDO EN LOS PRIMEROS TRES HÁBITOS. PARA LLEGAR A LA INTERDEPENDENCIA ES NECESARIO QUE LOGREMOS SER INDEPENDIENTES. LLEGANDO AL CUARTO HÁBITO, PROCURAMOS IR A UN NIVEL SUPERIOR DONDE DEBEMOS PENSAR EN GANAR/GANAR. AMBAS PARTES SE BENEFICIAN Y RESULTA EN UNA COOPERACIÓN PARA QUE TODOS SALGAN TRIUNFANTES. ES DIFÍCIL EN OCASIONES ENTENDER ESTE CONCEPTO, SE TRATA DE UNA SIMBIOSIS EN VEZ DE QUE EL MÁS FUERTE GANE. EN EL TRABAJO, EN LA VIDA Y OTRAS SITUACIONES, PODEMOS BUSCAR ESE CAMINO QUE NOS LLEVA A UN PUNTO MÁS ALTO, DONDE EL ÉXITO ES DOBLE. EL PROBLEMA ES QUE HEMOS SIDO ACOSTUMBRADOS A LA ALTERNATIVA GANO/PIERDES O PIERDO/GANAS. LA VERDAD ES QUE VIVIMOS EN CONSTANTE INTERDEPENDENCIA, EN LA FAMILIA ES IMPORTANTE QUE TODOS GANEN, PUES SI UNO PIERDE, LOS OTROS POR LO GENERAL TRATAN DE AYUDAR AL DESVALIDO. EN EL TRABAJO, IGUALMENTE, SI ALGUIEN COMIENZA A FALLAR ES IMPORTANTE AYUDARLO PARA MOVERSE EN UNIDAD. AHORA, SI APARECE EL EGOÍSMO, LA COMPETENCIA, PUEDEN SURGIR SENTIMIENTOS DE VENCER A OTRAS PERSONAS. NO EXISTE UNA MEJOR OPCIÓN ENTRE GANAR/GANAR, GANO/PIERDES, PIERDO/GANAS, PIERDO/PIERDES Y GANO, PARA LOS DISTINTOS EPISODIOS DE LA VIDA. SIN EMBARGO, A LARGO PLAZO, LO MÁS ÚTIL ES QUE TODAS LAS PARTES INVOLUCRADAS GANEN. ESE ES PRECISAMENTE EL SECRETO DE LA VICTORIA PÚBLICA: QUE SE LOGRE CONJUNTAMENTE EL ÉXITO, PASANDO DE LA COMPETENCIA A LA COOPERACIÓN. EL PROBLEMA ES QUE DESDE NIÑOS NOS HAN ENSEÑADO A COMPETIR.

LA COMUNICACIÓN PERMITE LA INTERRELACIÓN PERSONAL. ES NECESARIO ESCUCHAR PARA COMPRENDER A LAS OTRAS PERSONAS. UNA VEZ LOGRADO ESTO, PODEMOS SER NOSOTROS COMPRENDIDOS. ESTE ES EL QUINTO HÁBITO. NOS ACOSTUMBRAMOS A HABLAR, A VECES SIN ESCUCHAR NUESTRAS PROPIAS PALABRAS, PEOR LO QUE NOS ESTÁN TRATANDO DE DECIR. NUEVAMENTE LOS PARADIGMAS NOS ESTÁN OCASIONANDO FRICCIÓN AL VER EL MISMO ASUNTO, PERO TENEMOS DISTINTAS INTERPRETACIONES. EN EL DIÁLOGO CON OTRA PERSONA, ES IMPORTANTE ESTAR EN UN ESTADO DE ALERTA MUY ATENTO A LAS PALABRAS, TONO DE VOZ Y COMUNICACIÓN NO VERBAL. DE ESTA MANERA, ES POSIBLE TENER UNA PERSPECTIVA MÁS COMPLETA DE LO QUE LA OTRA PERSONA NOS QUIERE DECIR. ASÍ LOGRAMOS COMPRENDERLA Y PARA QUE FUNCIONE EFECTIVAMENTE, EMITIMOS NUESTRO MENSAJE, LA OTRA PARTE DEBE ESTAR A LA ALTURA DE RECIBIRLO TRANQUILAMENTE. ESTE ES EL PRIMER PASO EN EL PROCESO DE GANAR/GANAR. EN EL TRABAJO TENÍA UN COMPAÑERO QUE LLEGABA TARDE, PARECÍA QUE NO LE IMPORTABA LO QUE HACÍA Y NO CUMPLÍA CON LO QUE LE CORRESPONDÍA. ME DABA CORAJE. SIN EMBARGO, FUI ESTUDIANDO SU VIDA, TENÍA UNA ESPOSA Y DOS HIJOS, ADEMÁS DE ALGUNAS DEUDAS. OBVIAMENTE, ESTABA EN ALGUNOS APRIETOS, POR TANTO COMPRENDÍ MEJOR SU SITUACIÓN PARA LOGRAR UN EQUILIBRIO EN EL TRABAJO CONJUNTO. ESTE COMPAÑERO TENÍA CAPACIDADES ÚTILES PARA FUNCIONAR EN EQUIPO Y ME CONCENTRÉ EN HACER LAS COSAS ENTENDIENDO LOS OBSTÁCULOS Y UTILIZANDO LAS VIRTUDES DE LA OTRA PERSONA.


JOSÉ GABRIEL GARCÍA
1183618

Jose Gabriel Garcia Falconi dijo...

REFLEXIÓN 5
PARTE II


“¿QUÉ ES LA SINERGIA? SIMPLEMENTE DEFINIDA, SIGNIFICA QUE EL TODO ES MÁS QUE LA SUMA DE SUS PARTES”. ES ALCANZAR UN CAMINO MÁS ALTO QUE CUALQUIER OTRO, ES EQUIVALENTE A LLEGAR A LA CÚSPIDE DE UN TRIÁNGULO. EL EJEMPLO MÁS ACTUAL PARA SINERGIA ES EL PROYECTO DE GRUPO, CONFORMADO POR SEIS INTEGRANTES, QUE REALIZAMOS RECIENTEMENTE PARA LA CLASE COMPLEMENTARIA DE LIDERAZGO, LA CUAL FUE TOMADA SIMULTÁNEAMENTE: PROCESOS HUMANOS. DENTRO DEL GRUPO CADA PERSONA FUE APORTANDO IDEAS, DE LA NADA, SE FUE CREANDO UN MAGNÍFICO AMBIENTE DE TRABAJO, LA IMAGINACIÓN SEGUÍA MULTIPLICÁNDOSE MIENTRAS TODOS CONSTRUÍAMOS UN PROYECTO QUE CULMINARÍA CON PRESENTACIÓN Y TRES CORTOS VIDEOS EN CLASE, ADEMÁS DE EFECTOS ESPECIALES INCLUÍDOS. SI TRATÁBAMOS DE HACERLO INDIVIDUALMENTE, JAMÁS LO HUBIÉSEMOS LOGRADO. FUE NECESARIO CADA ELEMENTO DEL GRUPO PARA LOGRAR UN IMPRESIONANTE TRABAJO, OBVIAMENTE NOS FALTÓ UN POCO DE TIEMPO PARA DEJARLO HECHO UNA OBRA MAESTRA. SIN EMBARGO, DISFRUTAMOS MUCHO EL TRABAJO EN EQUIPO.

SÉPTIMO Y ÚLTIMO HÁBITO: “TOMAR TIEMPO PARA AFILAR LA SIERRA”. “ENGLOBA A TODOS LOS OTROS HÁBITOS PORQUE ES EL QUE LOS HACE POSIBLES”. SE MENCIONA CUATRO DIMENSIONES DE LA RENOVACIÓN: FÍSICA, ESPIRITUAL, MENTAL Y SOCIAL/EMOCIONAL. HEMOS VISTO A TRAVÉS DE LOS HÁBITOS QUE PRIMERO NECESITAMOS FORTIFICAR NUESTRA VICTORIA PRIVADA PARA MOVERNOS HACIA AFUERA Y CONQUISTAR LA VICTORIA PÚBLICA. SE MENCIONA UN ESPIRAL ASCENDENTE DONDE ES NECESARIO CONTINUAMENTE APRENDER, COMPROMETERSE Y ACTUAR, MIENTRAS VAMOS ESCALANDO DE NIVEL. ES UNA CONSTANTE EVOLUCIÓN. DEBEMOS CRECER EN FORMA GLOBAL ATENDIENDO LAS CUATRO DIMENSIONES. ASÍ LOGRAMOS PRESERVARNOS Y REALZARNOS NOSOTROS MISMOS. SE TRATA DE TOMAR CONSCIENCIA DE LA UNIDAD ENTRE NUESTRO CUERPO Y MENTE. SABEMOS LO QUE ES CONSTRUCTIVO PARA NOSOTROS Y DEBEMOS CONCENTRARNOS EN LO POSITIVO PARA SEGUIR EVOLUCIONANDO, DESARROLLANDO CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU.


JOSÉ GABRIEL GARCÍA
1183618

Sebastian dijo...

Siempre he estado muy interesado en todo lo relacionado con negociaciones. Recuerdo que muchas veces, en especial cuando era pequeña, mi estrategia de negociación era simple: como hago para obtener todo lo que me interesa y hacer perder a la otra persona. Era como una competencia. Obviamente aprendí con el tiempo que esta estrategia no era buena, dado que rara vez cerraba una negociación. Por esta razón es que me parecieron muy interesantes los hábitos 4 y 5 que se centran en la búsqueda de beneficios mutuos y entendimiento mutuo. Siendo muy sincero me parece que ambos hábitos están tan relacionados uno con que el otro, que se deberían fusionar en uno solo. Gracias al entendimiento mutuo, uno puede escuchar y entender a la otra persona. Si juntamos eso con una visión de beneficio compartido, tenemos herramientas poderosas de negociación.
Nunca me imagine que me iba a parecer tan poco original la palabra creatividad e innovación, dado a su sobreuso en los textos de negocios. No es que menos precie el fruto de la innovación, es más considero que lo más importante es tener un pensamiento del renacimiento que te permita romper paradigmas. En las épocas de mi vida que más a fluido mi imaginación y percepción original y en momentos única del mundo, ha sido justo cuando no me han pedido ser “creativo” o “innovador”. Bueno aparte de mi guerra en contra de ciertas palabras, el verdadero reto es como se puede trabajar eficientemente en grupo de personas, con diferentes puntos de vista, ideologías etc. Por lo cual me pareció racional que los hábitos 4 y 5 estén antes de un hábito relacionado con cooperación, ya que es imposible trabajar equipo si no hay comunicación y entendimiento. Pero en efecto hay que buscar el ambiente y metodología para sacar el máximo provecho a la contribución que te puede entregar un equipo original y con visión.
Finalmente estoy completamente de acuerdo con el último hábito. Pero en este punto en mi vida, con lo que demanda del trabajo y la maestría, me sentí bien molesto cuando leí sobre este hábito, dado que no he tenido tiempo de balancear mi vida. Y yo sé lo que mucha gente me podría decir “tienes que hacerte el tiempo”. Pero es difícil hacerte tiempo, cuando apenas puedes dormir. Pero bueno, antes de la maestría, le daba mucha importancia a este punto, ya que te ayuda a disfrutar mucha más todo lo que haces.

Sebastián Espinosa
A01183203

Anónimo dijo...

Covey (de Victoria Pública a fin de libro)

En la parte final del libro Stephen R. Covey se enfoca en las expresiones externas del carácter que llevan a la interdependencia, el beneficio mutuo y a las victorias públicas.

Piense en Ganar/Ganar debe ser nuestra búsqueda constante de beneficio mutuo en todas las relaciones de nuestra vida, así todas las partes están de acuerdo en las decisiones tomadas y ponen el 100% de su esfuerzo en conseguir los objetivos.

Busque primero comprender, Luego ser comprendido es fundamental en la comunicación con otras personas, escuchar lo que buscan transmitirnos, comprender y responder adecuadamente.

Crear sinergia en donde el todo es mayor que la suma de las partes, dar valor a las diferencias entre las personas y tomarlas como fortalezas de nuestros grupos o equipos

Afinar el instrumento menciona la importancia de cuidarse uno mismo, manteniendo un equilibrio entre nuestra salud física, espiritual, mental y emocional. Así preservar nuestra capacidad para ser productivos y alcanzar la felicidad en nuestro entorno.

Fernando Lopez
Agosto 2009

Jacobo dijo...

La segunda parte de Covey me pareció muy interesante al igual que la primera ya que en esta parte del libro revisamos los hábitos de personalidad, los cuales tienen que ser desarrollados después de tener muy claros los 3 primeros. El primero tiene que ver con buscar siempre tener una relación ganar/ganar dentro de una negociación, esto es muchas veces muy difícil ya que muchas veces la gente busca más el beneficio personal que el beneficio grupal, y esto es lo que debemos evitar dentro de nuestras vidas ya que si queremos prosperar como lideres tenemos que aprender que las relaciones y los negocios tienen que enfocarse en este tipo de relaciones aunque esto requiera tener mucho coraje y mucha consideración, por lo que son dos características muy importantes que debemos cultivar. Por otro lado al leer el siguiente habito me sentí muy identificado ya que muchas veces al escuchar los problemas de otras personas tendemos a ver el mismo desde nuestra perspectiva y sin escuchar a profundidad el entorno de la persona, este es un problema muy común y que me sucede muy a menudo por lo que esta parte del libro me enriqueció mucho y me enseno que debo escuchar un poco más a la gente antes de omitir cualquier juicio. El siguiente habito requiere de cultivar los otros dos primero, de esta manera vamos a lograr una sinergia que busca llegar a potenciar un acuerdo de la mejor manera, llegar a generar sinergia en este punto de mi vida me parece bastante complicado pero cultivando estos hábitos yo pienso que voy a estar enfocado a lograr sinergia no solo en los acuerdos comerciales que realice sino también con todas las personas que me rodean. El ultimo habito me parece el más importante para mí ya que muchas veces no dedicamos el tiempo suficiente a cuidar nuestro cuerpo y mente y nos dedicamos a otras cosas más urgentes y no tan importantes por lo que desde ahora mi objetivo va a ser enfocarme más en cultivarme como persona en todos los ámbitos antes que cumplir muchas cosas urgentes que no son tan importantes

Pame dijo...

Es imprescindible que para seguir con los hábitos de la vida pública, cumplir con los de la vida privada; y dentro del Ganar/Ganar cada in dividuo debemos ser capaces de tener coraje, confianza y ser valientes. En todas las relaciones humanas, cada una de las partes busca ganar y a través del poner en práctica este hábito también buscaremos con quien nos relacionemos gane, que el beneficio sea compartido. Para todo esto es importante saber escuchar lo que otros necesitan y no solo hacernos oír, el sentirnos apreciados permite abrirnos y llegar tal vez a una tercera opción para lo que buscamos, que nos beneficie en conjunto caso contrario es mejor que no haya trato.
Cuando están dentro de un grupo, siempre estaremos rodeados de quienes dicen estar al 100 por 100 de acuerdo con lo que proponemos y quienes que por el contrario tienen un pero, pero debemos tener la capacidad de saber que quienes dicen estar con nosotros sea por convicción y no por no querer debatir, y a quienes están en desacuerdos hay que escuchar sus razones, este oír a profundidad nos pone a prueba sobre la madurez con la que contamos para aceptar la opinión de otros no solo de manera emocional sino además intelectual.
El nivel de confianza y de cooperación que se puedan lograr en un grupo, dependerá el nivel de sinergia que se dará en el mismo; todos somos personas diferentes, tenemos perspectivas diversas, conocimientos desiguales, pero el llegar a altos niveles de confianza y cooperación, hará que todos nos involucremos y escuchemos, para encontrar la solución. Pero para lograr la sinergia en el grupo, no debemos ni podemos saltarnos o hacer caso omiso de los hábitos anteriores.

Pamela Arias

Anónimo dijo...

Dentro de los otros hábitos de victoria publica el cuarto habito pensar en ganar / ganar me parece sumamente importante muchas veces siempre en mi caso actúe en las negociaciones bajo el esquema ganar perder y siempre uno lucha por su ideales, pero no me di cuenta que si los dos a la vez ganamos pues irán mejor las relaciones humanas, se logrará un ambiente interdependiente y se podrán evitar conflictos a futuro, esto es un muy buen aprendizaje que deja este hábito sobre todo que debemos basarnos en el carácter de ser íntegros, maduros y tener una mentalidad de abundancia, de construir una relación a futuro y llegar a acuerdos.

El quinto hábito primero comprender y luego ser comprendido nos indica que muchas veces queremos que nos escuchen pero no escuchar, el éxito esta en la escucha empática, es la base para mejorar las relaciones humanas, el otro habito muy importante es la sinergia es un termino que al inicio no lo comprendía pero una vez vi su verdadero significado que uno más uno no es igual a dos sino a tres o más, es la fuerza como se conecta la gente y que puede lograr muchos objetivos, pero la base de todo esto esta en saber valorar las diferencias de los otros como nos decían en la clase de Recursos Humanos acoplarnos a cada personalidad todos somos diferentes y lo que se debe hacer es potenciar en los aspectos donde estas personas son mejores.

Ver la vida desde cuatro dimensiones de la física, la espiritual, la mental y la social/ emocional, es otro habito sumamente clave, cuando fui a un curso de la empresa justamente nos hablaban de estos cuatro pilares en un ejercicio en grupo nos pusieron dar un % para cada uno de estos parámetros y nos indicaban que una persona que tiene todas estas dimensiones es alguien muy equilibrado y que puede rendir mucho mas, lo que nos aconsejaba es que si en alguna teníamos un porcentaje bajo pues tratemos de mejorar en ese aspecto. Todos los hábitos que redacta el libro me parecen muy importantes y más que nada el éxito esta en ponerlos en práctica.


Gabriela Meneses
1183592

JUAN PABLO SARZOSA dijo...

En la victoria pública, me llama mucho la atención del paradigma ganar/ganar, puesto que esta es una práctica que debería estar presente en todos los ámbitos de la vida personal, laboral, profesional, etc., y lamentablemente es un hecho, que muchas veces vemos vendedores entusiasmados por vender su producto o servicio, mirando únicamente su beneficio, su ganancia, dejando al margen nuestro beneficio, nuestra ganancia como clientes, actuando de un forma muy egoísta con prácticas que caen fuera de la integridad de los seres. De igual manera, este desequilibrio se lo puede observar en empresas, en negociaciones comerciales, e inclusive en actividades como tareas, actividades o responsabilidades. Ponerse en los zapatos de la otra persona es una buena práctica para saber si nosotros estamos realmente actuando bajo el paradigma de ganar-ganar, y pienso que este es un buen inicio para sembrar una semilla en el cambio de las personas y en la mentalidad egoísta que usualmente nos caracteriza anteponiendo el YO ante cualquier cosa. Este comportamiento nos garantiza un logro mutuo de satisfacciones y un afianzamiento de las relaciones en el Largo Plazo.

El en el quinto hábito que habla sobre comprender primero para luego ser comprendido, me parece que es una forma lógica en la que uno puede basar la comunicación para lograr efectividad. En mi caso personal, la escucha empática es un aspecto que tengo que trabajarlo mucho porque siento que carezco de concentración para una conversación, divago mucho mientras otros hablan conmigo, pero me gusta que me presten atención cuando soy yo quien habla, por cuanto no logro aprovechar los beneficios de la inteligencia emocional.

La sinergia es un factor muy importante en la vida personal y organizacional, su resultado lo he podido observar y apreciar en diferentes facetas de mi vida, y realmente cuando uno ve en retrospectiva, se da cuenta que solo no lo hubiera podido lograr y que lo que realmente ayudó a consolidar ese resultado fue la sinergia provocada al interior del grupo, equipo u organización. Mientras pasa el tiempo, me voy asombrando del potencial que poseemos como equipo, y de la gran capacidad de adaptación e inclinación hacia los equipos de trabajo, ya que los resultados obtenidos, superan a los pretendidos alcanzar de forma personal. El éxito para lograr sinergia es el respeto hacia los demás.

El último hábito de afilar la sierra, realmente me llama la atención la forma gráfica que el autor pone mi vida, haciendo énfasis en que muchos de nosotros nos dedicamos mucho tiempo de nuestra vida a cortar árboles (realizar actividades diarias y rutinarias que nos consume nuestro tiempo), y no dedicamos el tiempo suficiente para afilar la sierra, es decir, reservar tiempo para destinarlo a la reflexionar acerca de nosotros mismos, para alimentar nuestro yo interior, y así poder estar enfocados en la práctica del resto de hábitos, y ser mejores personas cada día.

JUAN PABLO SARZOSA

Anónimo dijo...

En el cuarto hábito, Covey nos invita a buscar que en los acuerdos que lleguemos con terceros, ambas partes salgan beneficiadas. El autor llama a este hábito la búsqueda del ganar-ganar. Estoy totalmente de acuerdo con cultivar este hábito, aunque a veces es complicado porque en el mundo laboral existen muchas personas que siguen con el paradigma fuera de época de que en un acuerdo uno gana y otro pierde. Hace algunos días tuve la oportunidad de leer un artículo sobre las prácticas de las empresas exitosas en la actualidad y mencionaba que este tipo de negociación se está dando cada vez con mayor frecuencia entre las empresas. Me pareció muy interesante el comentario sobre el ganar-ganar con las relaciones sociedad-planeta que se menciona al inicio de este blog. Concuerdo en que parte de la ética de una persona debería considerar su respeto hacia el planeta. Lamentablemente estamos lejos de llegar al ganar-ganar con nuestro planeta, pero se ven algunos signos de luz al final del túnel que nos dan esperanza.

El hábito de afilar la sierra me pareció muy interesante, en especial la parte en la que se menciona que uno tiene que mantener el equilibrio entre la producción (P) y la capacidad de producción (CP). En una etapa laboral de mi pasado, resté importancia a la CP dado a que pensaba que no era necesaria y además recargar energías no me rendía ningún beneficio tangible inmediato. Con el tiempo me vino la factura y llegué a desgastarme mucho física y emocionalmente por no buscar un equilibrio entre lo laboral y lo personal. Ahora me doy cuenta que este equilibrio es fundamental en la vida de toda persona y una persona equilibrada es mas eficiente en su trabajo.

Como conclusión final, creo que este libro es muy bueno, en especial en lo que concierne con el ámbito laboral, pero de nada sirve leer un montón de consejos si no se los pone en práctica. Haré lo posible por empezar a convertir estas palabras en hábitos.

Sebastián León
1183591

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el cuarto hábito de Covey “Ganar-Ganar” que nos indica que debemos buscar el beneficio mutuo al momento de negociar con otras personas. Generalmente, una persona siempre vela por sus propios intereses y procura salir invicta en todas las actividades que realiza sin tomar en cuenta las consecuencias de estas acciones. Sin embargo, es muy cierto que si miramos por el bienestar de ambas partes, se gana mucho más o simplemente “no hay trato”. En el ámbito de los negocios, es muy importante tomar en cuenta este hábito ya que nos permitirá llevar operaciones más saludables, realizando transacciones justas que no perjudiquen a ningún interesado y obteniendo los resultados deseados. De esta manera, se practica un liderazgo interpersonal, que permite tener una alta consideración y coraje hacia los demás.

La comunicación prevalece en el quinto hábito ya que es primordial comprender las situaciones en las que estamos involucrados para obtener puntos de vista bien fundamentados y ser comprendidos por las demás personas. Considero que la mayoría de problemas se deben a una mala percepción de los mismos, porque estamos acostumbrados a asumir las cosas. Personalmente, tengo que trabajar mucho en aprender a escuchar a la gente y entender las diferentes partes implicadas en un determinado problema antes de poder tomar una decisión. De igual manera, en una organización es muy importante fomentar canales de comunicación efectivos que permitan tener conectada a todas sus áreas y a los colaboradores motivados.

En cuanto a la sinergia, es un hábito trascendental para alcanzar objetivos personales y grupales. El trabajo en equipo permite fusionar diversos talentos e ideas para alcanzar un objetivo común. Para esto es muy importante contar con el perfil de personas adecuado que se adapten con facilidad a los cambios dentro de una organización; y líderes seguros de sí mismos que tomen decisiones coherentes y cuenten con actitudes positivas que constituyan una buena guía para sus colaboradores.

Finalmente, “Afile la sierra” es un hábito que nos permite la auto-renovación, trabajar en el mantenimiento de nuestras vidas en el aspecto físico, mental, social-emocional y espiritual. Este hábito sugiere que cada persona debe tener equilibrio en cada área que forma parte de su vida y no sentirnos vacíos cuando hemos descuidado alguno de estos. Esto me parece que es un hábito muy importante en el ámbito personal ya que muchas veces hacemos las cosas mecánicamente y no nos damos tiempo para evaluar todo lo que somos. Es decir, sólo explotamos pocas aptitudes y no nos damos cuenta que podemos dar mucho más en nuestra forma de vivir. La auto-renovación nos permite analizarnos y realizar actividades tanto espirituales y físicas que nos permitan mantenernos en forma en todos los aspectos.

María Elisa Guevara
A01183208

Azucena dijo...

Azucena Carrion
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.
Parte 1
Me parece que el libro recoge lo que de algun modo sabemos muy íntimamente. Nos habla de los 7 hábitos que nos pueden volver en personas muy efectiva. Me gusta mucho lo que el autor dice sobre el carácter y la personalidad. Es decir que debemos trabajar muy íntimamente en nosotros y que no sean solo cambios superficiales para lo cual tenemos que cultivar nuestro carácter. Indica que los 3 primeros hábitos son para conseguir nuestra independencia. Mediante la práctica de estos tres hábitos se consigue que sea uno mismo quien tome conciencia de que es responsable de su vida. Que las cosas que suceden es porque nosotros las gestionamos o porque dejamos de gestionarlas. Se consigue dejar de culpar a los demás de lo que nos sucede. El autor nos dice que los hábitos de ser Proactivo, tener un fin siempre en la mente y poner a lo primero como primero, nos capacita para volvernos independientes y que esta es la victoria privada. Ciertamente solo el hecho de reconocer que somos nosotros los autores de nuestra “suerte” es bastante. A veces, en nuestro medio, todos son culpables de lo que nos sucede, excepto nosotros mismos. Luego el camino es que a través de una predisposición a actuar con una actitud de ganar/ganar, procurar primero comprender para ser comprendido luego y la búsqueda de la sinergia, se logra uno ser interdependiente, que es la victoria publica. Finalmente a traves de afilar la sierra, que es el séptimo hábito que consiste en preservar y renovar lo mas valioso que tenemos que es a nosotros mismos.

Me parece muy importante el punto de vista de que el ser proactivo no significa que debamos entrar en una espiral de actividades. Lo que nos quiere decir es que tomemos las riendas de nuestra vida. Que estemos conscientes de que de acuerdo a las decisiones y acciones que tomamos, se van a suscitar tal o cual circunstancia. Creo que también es importante el saber que hay un circulo de influencia y un circulo de preocupación y que lo que podemos hacer es enfocarnos en el circulo de influencia que es el que podemos afectar. Bien se dice que no nos debemos preocupar, sino que nos debemos ocupar. El enfocarnos en el círculo de influencia nos vuelve personas proactivas, mientras que si nos enfocamos en el circulo de la preocupación nos vuelve personas reactivas. Creo que la importancia fundamental del primer habito es hacernos tomar conciencia de que podemos y debemos gestionar nuestra vida. Es como hacernos cargo de ella. Poner siempre el énfasis en el ser, antes que en el tener. En las empresas podemos ver claramente que existen personas que siempre son parte del problema y otras que siempre buscan la solución. Es muy fácil escuchar quejas pero es más difícil encontrar gente que de alternativas de solución a los problemas que se están presentando. Me gusto mucho la aclaración de que el hombre a diferencia de los animales, elige las respuestas a los estímulos que recibe. Es decir, nuestra libertad la debemos ejercer en ese momento y obviamente ser consecuentes con las elecciones que hacemos.

Azucena dijo...

Azucena Carrion
Parte 2
El segundo hábito habla sobre el tener un fin en la mente. Me ha hecho reflexionar sobre la importancia de escribir mi misión y que esta sea clara, a fin de que todas las actividades que realizo tengan un sentido. Asi mismo nos alerta sobre en qué centrar nuestra vida y nos indica que lo único certero es centrarla en valores. Me enseña que los valores son lo único permanente, y al serlo, entonces se convierten en la brújula perfecta que me puede guiar. Todo entonces cobra sentido en torno a los valores. Aquí se habla también del uso de la parte derecha del cerebro, es decir de usar realmente las dos partes del cerebro que ya lo habíamos visto en los principios de Leonardo. En las empresas el que los empleados conozcan la misión, visión y los valores institucionales es muy importante, ya que al saberlo van a alinearse a ellos y actuar en consecuencia.

El tercer hábito habla de poner lo primero como primero, ya que caemos normalmente en el círculo vicioso de hacer lo urgente, aunque a veces esto no sea importante y realmente no nos enfocamos a las cosas que son importantes. La forma que sugiere el autor para organizar el tiempo por semanas, me parece que es muy adecuada. Mediante esta programación y teniendo en cuenta mi misión y mis roles en la vida, puedo desarrollar la agenda, en lugar de dejar que ésta sea manejada por otros. Una de las cosas mas interesantes que me parece que debo aprender es a decir No. Creo que en nuestro medio esto es difícil, nos cuesta. Creo que debo trabajar mas en este aspecto. No solo nos sirve planificar la agenda o enunciar las actividades, sino llevarlas a cabo, que es a final de cuentas, lo que va a contar.

El cuarto hábito de ganar/ganar nos hace ver una realidad. Primero que en las distintas relaciones que tengamos debemos buscar este ganar/ganar que a la larga va a ser mucho mejor para mi. De los otros escenarios entre los que están ganar/perder, perder/ganar, perder/perder, o ganar, creo que en el largo plazo no se los puede sostener y a la larga nos va a pasar factura. El autor indica que el carácter es la base del ganar/ganar y dentro de este, la integridad, la madurez y la mentalidad de abundancia. El concepto de integridad que da el autor me impresionó a la vez que me parece que es el concepto mas acertado que he visto. Indica que la integridad es el valor que le damos a nosotros mismos. La madurez indica que es el equilibrio entre el coraje de uno mismo y la consideración hacia los demás. Ciertamente que para el ganar/ganar hace falta tener integridad, madurez y pensar que hay suficiente para todos.

Azucena dijo...

Azucena Carrion
Parte 3-7 habitos
El quinto hábito que tiene que ver con comprender primero, para luego ser comprendido, creo que es una regla de vida. Hacer con los otros, lo que queremos que hagan con uno mismo. Si doy comprensión, el efecto será que me comprendan. Creo que hay veces que me falta primero diagnosticar el problema y me precipito en tomar una decisión, es decir en la prescripción, lo cual obviamente es un error. Sin duda que lo más inteligente es escuchar para realmente comprender. Por eso se nos dice que nos dieron dos oídos y una sola boca. Esta escucha debe ser empática dice el autor. Es decir que no debemos hacernos juicios antes de escuchar, ya que de lo contrario, no estaríamos realmente escuchando a los demás. Es la escucha lo que nos lleva a comprender a los demás, lo que finalmente es un requisito para que me comprendan a mí. Creo que todo esto es muy importante para las relaciones en la familia, en el trabajo y en donde haya interrelaciones con otros seres humanos.
El sexto hábito que debemos perseguir es la sinergia, que es la esencia del liderazgo transformador. Es lograr que el todo sea más que la suma de las partes, puesto que cuando nos juntamos con otras personas y aportamos lo mejor que tenemos, sin duda el producto va a ser muy superior a la suma de las individualidades. Para esto obviamente es necesario tener madurez. Es estar abiertos a lo nuevo. Creo que si he vivido situaciones en las que a través de una genuina cooperación han salido adelante proyectos muy importantes, y vencimos obstáculos que al principio no nos imaginamos, lo cual fue muy reconfortante para cada uno y para el grupo.
El séptimo hábito de tener afilada la sierra, es el que se centra en nosotros mismos. En cuidar de nosotros mismos, en lo físico, mental, emocional/social y espiritual. El cuidar de nuestro cuerpo, de nuestra salud es realmente una inversión, ya que si estamos enfermos no podemos hacer nada. Asimismo cuidar de nuestra mente, de las cosas que ponemos en ella, me parece muy importante. Cuidar nuestra parte espiritual, nuestros valores, cuidar de este crecimiento y no quedarnos en un nivel de raquitismo en este sentido, ahora que vivimos en un mundo en donde las apariencias, lo material, etc. es lo que importa. Asimismo cuidar de nuestra parte emocional, de nuestra parte social, de nuestras relaciones, amigos, familia, etc. Creo que estas cuatro dimensiones son igual de importantes y debemos cultivarlas para llegar a ser realmente personas de excelencia.

El libro lo había leído hace algunos anios y el volverlo a hacer me ha ayudado a recordar lo que es importante, lo que debo cuidar en mi vida, la libertad que tengo para elegir, y las consecuencias que tales elecciones traen a mi vida. Creo que estos 7 hábitos nos llevan a ser personas realizadas, lo cual finalmente es lo que buscamos.

Anónimo dijo...

En la siguiente parte de la lectura, el autor nos enseña prácticas muy importantes para lograr una vida exitosa y especialmente una vida feliz. El siguiente hábito que nos plantea es el ganar/ganar, el cual considero que es una filosofía de vida que todos debemos poner en práctica en todas las áreas. Esto permite que contruyamos relaciones duraderas y de largo plazo. El siguiente hábito nos dice que antes de querer ser comprendidos, tenemos que comprender. Me parece que este punto es uno de los más difíciles de lograr, pues pocas veces nos ponemos en los zapatos de los otros, si lo hicieramos de seguro nuestra forma de pensar y de actuar sería totalmente distinta. Por mi lado, el punto de escuchar mucho más que hablar en una conversación es lo más difícil de alcanzar. Por mi temperamento explosivo, me cuesta mucho hacer una pausa y escuchar y entender a la otra persona. Me pareció muy interesante el último hábito el de afilar la sierra, pues no nos damos un tiempo de autoreflexión, siempre asumimos que aprendemos de nuestras experiencias, pero cómo lo haremos si nunca las reflexionamos? Este es un punto el cual considero que debo trabajarlo mucho, pero creo que es la base para conseguir los demás hábitos.

Anónimo dijo...

En la siguiente parte de la lectura, el autor nos enseña prácticas muy importantes para lograr una vida exitosa y especialmente una vida feliz. El siguiente hábito que nos plantea es el ganar/ganar, el cual considero que es una filosofía de vida que todos debemos poner en práctica en todas las áreas. Esto permite que contruyamos relaciones duraderas y de largo plazo. El siguiente hábito nos dice que antes de querer ser comprendidos, tenemos que comprender. Me parece que este punto es uno de los más difíciles de lograr, pues pocas veces nos ponemos en los zapatos de los otros, si lo hicieramos de seguro nuestra forma de pensar y de actuar sería totalmente distinta. Por mi lado, el punto de escuchar mucho más que hablar en una conversación es lo más difícil de alcanzar. Por mi temperamento explosivo, me cuesta mucho hacer una pausa y escuchar y entender a la otra persona. Me pareció muy interesante el último hábito el de afilar la sierra, pues no nos damos un tiempo de autoreflexión, siempre asumimos que aprendemos de nuestras experiencias, pero cómo lo haremos si nunca las reflexionamos? Este es un punto el cual considero que debo trabajarlo mucho, pero creo que es la base para conseguir los demás hábitos.

Gabriela Camacho

Anónimo dijo...

Leer a Covey justamente en esta etapa de transición en mi vida me hizo muchísimo bien. Para pasar a la victoria pública primero es necesario ser victorioso de manera interior e individual. Pienso que cuando uno está bien emocionalmente todo el resto de cosas referentes a la victoria publica son más fáciles de conseguir o vienen por añadidura.

El cuarto hábito que se refiere a “Pensar en Ganar-Ganar”. Si se analizan todos los escenarios y se decide cual elegir, siempre el más conveniente va a ser Ganar-Ganar. Esto lo aprendí principalmente en nuestro negocio, en el que nos dedicamos a la venta de productos de consumo masivo. Lógicamente cuando se refiere a ventas lo importante es que yo venda más y que mi competencia venda menos. Sin embargo en una rama especifica, nos dimos cuenta que necesitábamos apoyo entre todos los competidores y decidimos asociarnos. Con esto lo importante es que todos ganemos con el crecimiento permanente del mercado en ese sector y por otro lado ganamos en el hecho de apoyarnos mutuamente. Ha ocurrido casos donde nos quedamos sin insumos y justamente la competencia quien me presta los insumos para yo no quedarme sin producción y viceversa.

Con respecto al quinto hábito “Procure primero comprender y después ser comprendido”, pienso que normalmente he sido una persona que escucha mucho y que trato de comprender primero la posición de la otra persona, mientras otros hablan, yo hablo muy poco, o hago preguntas específicas, siempre con el afán de llegarles a conocer a mayor profundidad. En estos días debo ser honesta y pienso que me he salido de mis casillas, y más bien he querido que se pongan en mi posición y me comprendan primero, pero al encontrarme con personas que no intentan comprenderme hemos chocado y no he logrado controlar este hábito.

Con el séptimo habito “Afile la sierra” realmente nos abre los ojos a la importancia del cuidado de nuestra integridad física, emocional, mental y espiritual. Muchas veces nos empecinamos en conseguir logros en nuestros trabajos cuesten lo que cuesten. Pero de que sirve una persona supuestamente exitosa en negocios si no tiene un hogar exitoso? Una buena salud o estabilidad emocional? Este hábito creo que es uno de los más duros de lograr para nosotros especialmente si estamos en esta etapa de maestría ya que los sacrificios que hemos tenido que hacer han sido muy grandes en cuanto a tiempo, familia, trabajo, horas de descanso, de sociabilizar y de amor. Sin embargo pronto se verán la recompensas a los sacrificios y tendremos el tiempo suficiente para retomar lo que habíamos dejado y mejorarlo.

Sofía Vallejo
A01183220

Anónimo dijo...

El cuarto hábito me llamo muho la atención lo de ganar ganar o dar para que otros den, En mi concepto personal de líder, pienso que una persona puede exigir luego de haber entregado su mejor esfuerzo, así no hace falta presionar por que la gente se contagia y se inspira en trabajar y dar. Trabajo en Entenza Restaurant, que siempre quiere que sus clientes se sientan a gusto, y pienso que el servir el dar es lo primero lo demás viene por añadidura

Del quinto hábito me impacto que lo que necesitamos es: Integridad, Competencia, Empatía y Lógica. Cuando eraq un rebelde sin causa es decir casi hasta los 21 años hubo una persona que admiro mucho que me dijo por que le pides tanto a tu familia por que no te pones en el lugar de ellos y ves que talves ellos necesitan más lo que tu les pides… Eso a mi me cambio mucho es decir el legado de la empatía me ha ehcho mejor persona, aunque muchas veces es dificil, es el mejor algulo para tomar decisiones.

Sinergia, Valorizar las diferencias mentales, psicológicas, nos dará una suma mayor a sus partes, alguna vez leí un fábula que la reslaciono mucho con este capítulo se trata de una carpinteria en el que todas las herramientas presumian de sus atributos, el mertillo de lo duro que era el serrucho de sus inumerables dientes, pero al final solo las diferencias de todas las herramientas y el aportar con sus atributos podían conseguir grandes objetivos.


“ Afine su Intrumento” Es decir este hábito nos enseña a cuidar de nosotros mismos de nua forma integral y equilibrada. Muchas veces hemos escuchado que la practica hace al maestro, a mi me intereso mucho esta frase y me puse a investigar, y se basa en la repetición, osea en hábitos y dice que una acción para convertirse en hábito tiene que ser repetida por 21 días pero creo que los hábitos que aprendimos en este libro deben convertirse en un estilo de vida.

Esta es la segunda vez que leo el libro de Covey y como pocos libros cada vez que lo lees aporta con algo diferente que nos enriquece mucho. Vuelvo a limpiar mi brujula a afilar mi hacha y sinergicamente a buscar mis objetivos.

JAIME RAMOS

Mayra Flores dijo...

El hábito 4 ganar ganar, creo que este principio es importante porque se trata de ponerse en lugar de otra persona, cuando una empresa gana y el cliente tiene la percepción de ganar también, se crea un ambiente de confianza y de respeto.

Habito 5 comprender primero y ser comprendido después, cuando se comprende a las personas, estas se relajan, se abren y bajan sus defensas, la importancia de los niveles de comunicación, primero de la condición humana y luego los técnicos, y hacerles comprender en términos adecuados.

Habito 6 la esencia fundamental de la sinergia es que todo es mayor que la suma de sus partes, cuando la gente se comunica con respeto y creatividad, aprende, mejora su conocimiento y lo internaliza, y se crea una predisposición de proponer soluciones a los problemas.

Hábito 7 amolando el serrucho, la importancia de renovarse, continuamente, en su yo físico , aumentar la vitalidad es clave para la energía, su yo mental, tener la fuerza mental para evitar distracciones que no alejen de nuestras metas su yo espiritual, renueva un sistema de valores, congruentes con la filosofía personal su yo social y emocional, que tienen que ver con los hábitos 4, 5 y 6.

Anónimo dijo...

Gonzalo García

La segunda mitad del libro no me impacto tanto como la primera, ya que es una consecuencia del trabajo en el yo interior. Si trabajas bien en los 3 primeros hábitos, los otros hábitos no son complicados, ya que vienen por añadidura. Mientras estén definidos bien esos parámetros que rigen tu comportamiento, vas a lograr la “Victoria pública” o estás muy bien encaminado a hacerlo.
Es un grave problema en el Ecuador que las empresas no se tiene la cultura del ganar ganar, generalmente cuando se hacen negocios aquí solo se tiene el horizonte del ahora, se quiere exprimir a la oportunidad y sacarle todo el jugo sin tomar en cuenta que de continuar así la relación va a terminar pronto y no en buenos términos. Es importante tener este hábito en tu comportar diario, es lo único que te va a generar relaciones laborales y personales realmente duraderas.
Aprender a escuchar, saber ponerse en los zapatos de las otras personas, lograr comprender que es lo que realmente está sintiendo o pensando la persona con la que estamos dialogando, es importante para ganar la verdadera confianza de las personas con las que compartimos nuestro día a día y de este modo podremos también ser comprendidos y entendidos.
Pensar en abundancia es lo que todos necesitamos, ver visualizar que es posible, que el ganar ganar, que el trabajar en equipo, que el hacer las cosas convencidos de que funcionan, ponerle ganas sinceras a un proyecto o una situación a la solución del problema vamos a ver que la relación matemática del resultado es multiplicado por mucho más de lo que esperábamos
El hábito que más me gusto del libro, y sin embargo el que menos se práctica, por lo menos en mi caso, siempre estamos ocupados en algo mas, como para poder para y dedicarle tiempo valioso a análisis y a afilar la sierra, para poder continuar con nuestra vida de una mejor forma.
En este punto el libro me ha ayudado mucho, ya que al darte cuenta en lo que estas fallando o te falta trabajar en algo, puedes dedicarle tiempo y esfuerzo a ese punto. Este es para mí el hábito más importante, trabajando en conjunto con los otros hábitos.

Anónimo dijo...

El Ganar/Ganar en una relacion laboral o incluso en el ambito de negocios siempre debe ser perseguida sin embargo es todo un paradigma sobre la interacción humana segun dice el autor. Un ambiente de Ganar/Ganar no va a lograrse solamente siendo bueno con los demas, también hay que tener coraje, no solo se debe tener empatía, hay que tener confianza, y ser valiente. Es un equilibrio entre coraje y consideración, es balancear la auto estima y el respeto por otros.


El quinto habito es el hábito de la comunicación efectiva. Es también el hábito más emocionante, y que puede poner en funcionamiento inmediatamente. En otras palabras es muy importante saber como llegar a las personas para que entiendan lo que uno quiere de ellas. Es muy dificil para mi, llegar a entablar este habito debido a que es necesario practicar mucho para poder entender lo que los subordinados piden y tambien exponer mis puntos de vista

El hábito de sinergizar implica que debe existir una cooperación creativa y el trabajo en equipo: las personas con mentalidad “ganar/ganar”, y que escuchen con empatía, pueden aprovechar sus diferencias para generar opciones que no existían previamente.
Reunir varias perspectivas distintas, en el espíritu de respeto mutuo, trae como resultado la sinergia y eso creo que es un punto alentador a los habitos normales, el llegar a la persona de manera empatica me parece la forma mas directa y eficiente.

Afilar la sierra es el ultimo hábito de la auto-renovación, el mantenimiento básico necesario para mantener los hábitos restantes funcionando adecuadamente. La efectividad, se logra cuando se puede mantener el equilibrio entre la producción (P) y la capacidad de producción (CP). Sin embargo, es frecuente
que la gente esté demasiado ocupada produciendo (aserrando) para prestar atención al mantenimiento de su medio de producción. Mi mision entonces seria encontrar la forma en la que se llegue al equilibrio en base a un mayor control de las aptitudes de los empleados y dejando que se expresen en forma mas libre para poder asi compartir criterios que nos lleven a una solucion buena para los dos.

William Tapia

Anónimo dijo...

Creo que el mayor reto de este ultimo año ha sido justo el reto del habito 4, encontrar el balance entre el coraje y la consideración. Considero que para mi la balanza se ha ido hacia el lado de la consideración. Generalmente soy un persona hepática que tiendo a entender la posición de cada persona. Sin embargo, en este año he estado trabajando para saber manejar mi coraje y en vez de reprimirlo aprender a mostrarlo de una forma inteligente.
Al leer el hábito 6 me cuestioné la forma en la que yo valoro las diferencias. Creo que es muy decir que la cooperación entre diferentes puntos de vista y personas lleva a un mayor enriquecimiento creativo, sin embargo como encontrar el equilibrio entre valor y respetar las diferencias y mantenerse firme ante lo que uno piensa?
María Leonor Aguilar

COMPORTAMIENTO HUMANO dijo...

El hábito de ganar- ganar se aleja del tratar solo el éxito propio sino de un éxito superior, un éxito común. Ganar-ganar exige una estructura estable de mente y de corazón, que busca el beneficio en las interacciones humanas. TODO SER HUMANO AL VERSE BENEFICIADO CON ACCIONES, ACTITUDES SE COMPROMETE A Y COLABORA, CASO CONTRARIO ACTÚA POR SUS PROPIOS INTERESES, no actúa en equipo. Pero estamos en un mal momento económicamente mundial donde el ganar ganar queda para gente honesta, ahora uno ve que con tal de ganar sobrepasan límites éticos. Más hay que mantenerse dentro del lado racional no caer en irracionalidades.
La mayoría de los problemas de credibilidad comienzan con problemas de percepción. Para resolver estas diferencias y restaurar la credibilidad, uno debe ejercitar la empatía, buscar comprender primero el punto de vista de la otra persona. Escuchar empáticamente es profundamente terapéutico porque brinda a las personas un "aire sicológico". Una vez que la gente es comprendida, la persona se relaja y baja sus defensas. Es ley que se cumple que cuando uno pone toda la disposición por comprender a otros, es decir respondiendo su necesidad , uno llega a satisfacer la necesidad humana de ser apreciado y considerado. Es un paso para mantener relaciones interpersonales duraderas.
La sinergia es la consecuencia de aplicar conjuntamente los hábitos ser proactiva manteniendo mente abierta, trabajar según la meta visualizada, priorizando lo importante de lo urgente, generando soluciones GANAR/GANAR, sin dejar de evaluar, comprender primero y luego ser comprendido. Se basa en lograr una buena comunicación en base a escuchar de manera empática con respeto, desarrollando la creatividad para buscar soluciones que beneficie a ambos lados; de manera que se llega a internalizar el proceso y logras personalmente aprender de una experiencia sana.
Llegar a la sinergia requiere el valorizar las diferencias mentales, emocionales, psicológicas, experiencia entre las personas, porque como dice el autor: Todas las personas ven al mundo no como este es, sino como ellas son.
Afilando el serrucho es el punto superior de la montaña, es el hábito como dice el autor de la renovación, y mantener en la vida lo que se ha logrado,. Pero esto se logra diaria y continuamente alimentando los 4 elementos de elementos de su naturaleza: Su Yo
Físico, su Yo Mental, su Yo Espiritual y su Yo Social y Emocional. Totalmente se me hace que es un ver con ojos de Verónica, analizarlo mentalmente recordando si algo en mi pasado se relaciona y puedo utilizarlo para mejorar esta vez, sintiendo que no solo el bien es para mi sino para los que se vean afectados con mi decisión, y finalmente sintiéndome satisfecha que estuvo dentro de lo que siento y creo .

Verónica Peña
882400

Anónimo dijo...

Hábito 4: Piense Ganar/ Ganar
Toda solución ganar-ganar requiere de un compromiso, en la que yo cedo por algo que quisiera, y el otro hace lo mismo. Esa es la concepción típica del ganar-ganar (o más bien perder-perder!!). Sin embargo un trato de este estilo debe alcanzarse de forma que ninguna de las dos partes deba ceder sino que consiga algo beneficioso que ha venido anhelando. Es cierto que conseguir una solución de este tipo es complejo, pues cada persona está diseñada para empujar hacia su lado. Cuando esto pasa, es muy complejo llegar a un acuerdo ganar-ganar y siempre una de las dos partes termina consiguiendo un mejor trato. Por lo tanto, una verdadera solución ganar-ganar debe lograr que ambas partes obtengan algo que estaban esperando, y si es posible que obtengan algo mejor a lo que estaban esperando. Solo en esta condición se genera un ganar-ganar. Por ello es clave el coraje y la valentía para pelear por lo que se quiere, pero ser suficientemente inteligente, coherente y flexible para satisfacer al otro. La valentía para luchar por lo que se busca es clave, pues en muchas ocasiones nuestra personalidad no es suficiente y dejamos escapar aquello que realmente queríamos. Esto es muy importante pues no debemos dejar ir lo que buscamos sino luchar por ello hasta las últimas consecuencias. Cuando una persona tiene claro lo que quiere, es muy difícil convencerla de algo distinto y solo en ese momento estará dispuesta a luchar por ello.

Anónimo dijo...

Hábito 5: Busque comprender primero y ser comprendido después
Personalmente creo que este es uno de los hábitos más importantes. En mi trabajo durante más de 1 año trabajé como facilitador y me fue muy bien trabajando de esta manera. Sin embargo, en varias ocasiones por el apremio del tiempo tuve que tomar la iniciativa y tratar de sacar ciertas cosas por propia cuenta cuando mi labor era hacer que otros hicieran cosas. En esos momentos, en los que más apuro tuve, fue cuando menor éxito tuve, pues a estas personas las presioné para sacar adelante algo en lo que nunca creyeron y en lugar de escuchar las sugerencias al respecto, mi actitud fue bastante militar e imponía mis ideas por la necesidad de cerrar rápidamente la actividad. Por lo tanto, esta habilidad requiere de muchísima paciencia y de interés efectivo en lo que la otra persona piensa y desea.
Hábito 6: Sinergia
Este aspecto es muy interesante, pues yo había definido a un acuerdo ganar-ganar como aquel en el que no solo se obtiene lo que se busca sino algo mejor. Sin embargo, Covey lo define como sinergia. En general no importa cuál de las dos es correcta, creo que el entendimiento y el consenso son la herramienta más poderosa para ejecutar actividades exitosas y para ello, es imprescindible el hábito #5, buscar comprender. Lograr esta sinergia requiere que ambas partes hayan pasado por todos los hábitos y hayan aprendido a manejarlos correctamente. Volviendo a la experiencia que he tenido en este tema, estoy totalmente convencido de que la sinergia es muy difícil de lograr, pero que si se logra el resultado es superlativo, el compromiso es enorme y el esfuerzo se duplica, pues el sentido de pertenencia a una solución la hace terriblemente poderosa.
Alonso I.
1183210
(el hábito 4 anónimo también es mío)

Anónimo dijo...

Hábito 7: Amolando el Serrucho
Como comenté en otro de los hábitos, las personas podemos dejarnos absorber fácilmente por el estrés. Este hábito especifica de forma clara que existen puntos importantes en la vida que deben ser alimentados a diario, de forma que podamos entender qué cosas son importantes, cuales no, por qué y qué esperamos de cada una de ellas. El identificar qué áreas queremos desarrollar fuera del ámbito profesional nos hará más humanos y nos va a permitir comprender mejor la vida. Personalmente siento que la maestría en este último tiempo ha sido una experiencia absorbente innecesariamente. Esto es, gran parte de las actividades se vuelven tremendamente exageradas y su objetivo puede ser logrado con mucho menor intensidad de trabajo. He sentido que he dejado de hacer cosas importantes para mi, para hacer otras que no lo son o que pueden serlo, pero podrían estar diseñadas de forma más coherente y tomar menos tiempo logrando el mismo resultado eficientemente. En general, he llegado a un punto en el que el tiempo deja de ser suficiente y definitivamente es imposible realizar actividades que generan equilibrio, para cumplir con este reto que personalmente lo ubiqué como algo importante y, tal vez, innecesariamente urgente.
Alonso I.
1183210

Satiro dijo...

El hábito ganar/ganar genera armonía, comunicación, consenso. Es ver sobre los resultados, es ver que con madurez siguiendo tus principios de manera ética has logrado ser humano y tomar la decisión que genera más de un resultado favorable para ti, es decir, favorable para distintas partes. La calidad humana se pone a flor de piel, considerando que el autocontrol y autodisciplina esta inmerso en tu decisión. Yo no veo de otra forma las cosas, me importa que la gente se sienta igual que me siento yo cuando obtengo buenos resultados, eso si, cuando me equivoco y cae sobre mi la ratificación, prefiero que sea solo sobre mí
El saber escuchar es sinónimo de consideración, por lo tanto, hace que el comprender primero y luego ser comprendido es una realidad aplicable. Si alguien nos oye, nos habla pacíficamente, comenta lo que es, nosotros otorgaríamos total credibilidad para la esa persona. Sea cual sea el punto que se estaba tratando, la persona que sabe evaluar, controlar y actuar, y controlar primero y luego esperar correr con la misma suerte.
La sinergia es la unión de los hábitos, donde una vez desarrollado la proactividad, capaz de mentalizar el objetivo, puedes empezar con sólidas bases que lleven a ganar ganar, sin dejar que se suma el ego y querer ser comprendido en lugar de comprender

Galo Vasquez
1183247

VERONICA dijo...

Covey PARTE I
Un tema importante al momento de hablar de los hábitos son los paradigmas que nos limitan a ver más allá, su cambio es fundamental para poder transformar nuestra conducta y actitudes. Se plantea como primer hábito ser proactivo, esta palabra que es muy usada en el léxico empresarial está ligada a la responsabilidad y a la libertad de autocontrolarnos y obrar independientemente de la fuerza del entorno. Uno de los aspectos más importantes, como bien se señala en este libro, es la actitud. Las personas proactivas tienen en su interior la enorme fortaleza de contar con valores claros y definidos que constituyen en todo momento su referente. Por el contrario, las personas reactivas se tornan en espejos de todo su entorno, se vuelven dependientes y no contribuyen a crear, adoptando una actitud cómoda.
Debemos tener en cuenta que si partimos desde el fin que queremos lograr será más fácil hacerlo realidad, ya que con un fin en mente, no vamos a dejar que otros factores desvíen nuestra atención y seremos más efectivos en nuestros propósitos. Lamentablemente, no siempre se tiene claro qué deseamos alcanzar, muchas veces esta idea difusa está dominada por nuestra percepción de lo que los demás piensan de nosotros; el liderazgo personal empieza y termina con la redacción de un enunciado de la misión personal, manteniendo en mente la visión y los valores y organizando nuestras vidas para ser congruentes con lo que decimos y con lo que hacemos.
El tercer hábito, es la realización práctica de lo antes mencionado. La administración de la vida y el tiempo es pieza fundamental, ya que si hacemos un cronograma de las tareas que debemos realizar y cuándo debemos hacerlas podremos manejar los eventos inesperados. La claridad en los objetivos y fundamentalmente nuestros valores, permitirán que manejemos con flexibilidad todos los imprevistos y finalmente avanzar hacia nuestra visión. Es importante hacer que nuestras vidas se concentren en lo importante y lograr que lo urgente se minimice. El tener una clara misión personal nos brindará paz y satisfacción con nosotros mismos y conciencia del tiempo que nosotros estipulamos para alcanzarlo.
Verónica Ayala

VERONICA dijo...

Covey PARTE II
Una vez que se ha logrado mantener un autodominio y una independencia, se puede dar el siguiente paso a la interdependencia que permite la construcción de relaciones productivas y duraderas con los demás, cimentadas en la confianza para mejorar la comunicación. El cuarto hábito se refiere a ganar/ganar como fundamento para el éxito, hoy en día los negocios se basan en este enunciado, puesto que se trata de fomentar relaciones de largo plazo. Por otro lado, el quinto hábito nos habla de una necesidad imperativa de comprender y ser comprendido, para lo cual es básico saber escuchar, cuando se aprende a escuchar profundamente a otras personas, se descubren diferencias en las percepciones, que importante es en las relaciones interpersonales el saber escuchar y por un momento adoptar la posición de la otra persona, para poderla entender.
El hábito de la sinergia es una consecuencia de los hábitos anteriores, ya que enfoca el motivo de ganar/ganar y las habilidades de comunicarse a fin de conseguir nuevas alternativas, fomenta el trabajo en equipo y la potencialización de ideas a través del trabajo en equipo. La sinergia es fundamental en una buena comunicación, ya que crea confianza, lo que permite que las ideas fluyan más rápidamente y se respete la forma de pensar de cada uno de los integrantes de un equipo. Por ejemplo, en el caso de proponer un proyecto de inversión nuevo, el funcionario de cada área debe aportar con ideas respecto a su área de manera que el resultado del proyecto incluya todas las variables de cada área que permitan que el proyecto sea completo y se minimice el margen de riesgo y error. La persona verdaderamente efectiva tiene la humildad y el respeto necesarios para reconocer sus propias limitaciones y apreciar los recursos que tiene a su disposición interactuando con los demás. En el caso específico de la maestría que estamos cursando, se ha podido comprobar que el trabajo en equipo permite que los resultados finales sean de mejor calidad porque el análisis, crítica, evaluación y diagnóstico de un determinado problema es resuelto por varias personas, lo cual presiona a que cada uno presente su mejor alternativa de solución. Como se puede observar, debe existir un entendimiento genuino que permita que las soluciones sean las más creativas, objetivas y las mejores; comparadas con las soluciones particulares que cada persona puede aportar.
El hábito de afilar la sierra, que se refiere a usar la capacidad que se tiene para renovar las cuatro dimensiones de la naturaleza humana: física, espiritual, mental y emocional-social, nos permitirá establecer un balance integral de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferentes roles que desempeñamos, manteniendo siempre un equilibrio, lo que nos conducirá a una vida plena. Cada uno de estos hábitos puede ser utilizado a nivel personal o gerencial, ayudando al desarrollo integral de la persona, mediante el cual se puede conseguir la consecución de los objetivos individuales y organizacionales.
Verónica Ayala

Satiro dijo...

El último habito afilar el cuchillo, es decir al momento que uno esta consciente que principio y objetivos están siendo alineados en armonía con el entorno, satisfaciendo las expectativas propias; es el momento de empezar a mantener a lo largo del tiempo lo que se ha logrado. El ser humano tiene que alimentar los 4 elementos de la naturaleza, el yo físico ( =vida sana), yo mental ( ejercicios de concentración, lectura) , yo espiritual (auto análisis de las acciones) y yo social y emocional ( soluciones ganar/ ganar, eliminado paradigmas ).
Galo Vasquez
1183247

Anónimo dijo...

El habito Pensar en Ganar / Ganar es el primero de los principios de liderazgo interpersonal que constituyen la victoria pública que significa trabajar unidos, esto quiere decir que para que una persona pueda ganar y tener éxito necesita poseer un gran interés en su carácter ya que este influye mucho en lo que queremos lograr por ejemplo si nosotros queremos nuestros clientes se vuelvan permanentes se tiene que ser muy inteligente en la forma de tratar a cada uno de las personas ya que si no se les pone el suficiente interés, estos pueden dejar de trabajar con la compañía por lo cual es importante escuchar, aprender a escuchar, tener una muy buena comunicación, prestar atención a las pequeñas cosas, ser flexibles, ver las mejores posibilidades que usted puede dar a sus clientes y así ganar su confianza poco a poco.
Es muy importante aprender a escuchar a las personas que están a nuestro alrededor, ya que, para trabajar en equipo es necesario saber los objetivos y las metas que vayan todos en la misma dirección, ya que cada persona puede tener un punto de vista diferente y escuchando los miembros pueden entender mas las necesidades importantes del equipo como tal, y esto conlleva a tomar mejores y más acertadas decisiones. Posterior a esto es importante emitir tu punto de vista para que los demás entiendan un punto de vista diferente.
Gabriela Briones
1183619

Anónimo dijo...

Uno de los principales retos que se presenta para el ser humano es el trabajo en equipo y para que esta actividad se pueda cumplir es muy importante tener una buena sinergia dentro del grupo que estamos trabajando. El trabajo en equipo se ve reflejado en varios aspectos de la vida de una persona, ya sea esto en la vida personal, profesional o en varias facetas que desempeñamos las personas. Dentro de todas estas facetas la sinergia es muy importante para que se pueda desarrollar de una mejor manera el trabajo en equipo que sea necesario. Para que esta sinergia se la pueda aprovechar al máximo es necesario que todos los hábitos anteriores se conjuguen y se obtenga por resultado una sinergia adecuada a través de una confianza suficiente entre los miembros del equipo
Este último se refiere a mantener y utilizar todo el tiempo las 4 facetas en las que un ser humano se desarrolla y estas son: físico, se refiere a la alimentación que el ser humano posee es decir todo el alimento que posee para que pueda estar bien y así poder incrementar y mejorar su vida; espiritual, es lo más importante que el ser humano posee porque de este depende mucho si podemos superarnos ya que aquí se refiere del estudio que pueda tener aquella persona y todas las meditaciones que puede realizar; mental, se refiere a toda la alimentación que le damos a nuestra mente es el nivel de sustento que le proporcionamos a la mente gracias a las lecturas para poder sacar conclusiones y resolver los diferentes problemas; y emocional social, se refiere al poder de relacionarnos, el poder de convivir con diferentes personas y tener con estos conversaciones que puedan ayudarnos en nuestro desarrollo integral
Gabriela Briones
1183619

Anónimo dijo...

Los hábitos ganar ganar, comprender y luego ser comprendido, sinergices; son los siguientes habitos de los cuales Covey nos relata; y se refieren aquellos en los cuales nuestro carácter ya esta afianzado y ahora pasamos a la etapa de interdependencia; para este momento debemos tener habilidades especiales como las de saber entender la mente del resto, adelantarnos a sus pensamientos y saber como les gustaría que pensemos. Además, se enfatiza en el trabajo en equipo en el cual la idea es que dos cabezas piensan mejor que una sola y que las soluciones pueden darse mas rapidamente con cooperacion.
Ganar/Ganar es una situación en la cual ambas partes piensan en el bien común por intereses mutuos y de beneficio común, lo cual genera resultados a largo plazo. Es la relación ideal que debemos practicar actualmente con nuestros clientes y proveedores; y en realidad con toda la gente. Debemos pensar que no todo lo que hacemos tiene q ser solo para el bien del otro o de uno mismo; pues si los beneficios son para ambos, los resultados se verán prolongados en el tiempo y se afianzaran las relaciones. Claro que se debe contar con la madurez suficiente de ambas partes como para no traicionar la decisión de ganar – ganar con el otro, en situaciones de negociación, puesto que esto solo llevaría a perder en el largo plazo.

El siguiente hábito habla de primer comprender para luego ser comprendido. El 99% del mundo no sabe escuchar, y menos aun escuchar al resto de personas; en realidad es la mejor manera de aprender del resto. La mejor parte de todo esto, es que si sabemos primero ponernos en los zapatos de la otra persona, realmente romperemos el paradigma del “pero yo pienso ..” es decir el de juzgar por esa realidad. Cuando realmente aplicamos este habito logramos entender muchas mas cosas de las que creíamos haber entendido, aprendemos a ser humanos ante todo.

En la sinergia, se habla de un todo como más valido que la suma de las partes, porque en realidad es el trabajo de todos el que cuenta en suma, es trabajo de equipo. La tendencia actualmente es hablar en vez de departamentos del “equipo de..tal área” y es en realidad porque se trabaja con sinergia, coordinación para la búsqueda de objetivos en común, en mi organización sucede de esa manera, pues se persigue un objetivo por área y todos debemos estar alineados con ese a la vez de estar alineados con el de la organización.

Finalmente, se habla de del habito de la Renovación y el mantenimiento personal, en el cual se trabaja en el mejoramiento después de haber aplicado estos hábitos en los ámbitos de nuestra vida: Mi Yo físico, Mi yo mental, Mi yo Espiritual , mi yo Social, y mi yo Emocional.
Solo es a través de la continua renovación y mejora, que vamos a lograr equilibrar los ejes en nuestra vida.

Anabelle Apolo G.
A01183192

Anónimo dijo...

Los capítulos finales nos llevan a relaciones interdependientes,
Empezar con la interacción humana nos lleva a balancear el respeto por nosotros y el respeto por los demás, ganar/ganar es el convencimiento de trabajar con el carácter y luego con la personalidad, para obtener un beneficio de todas las relaciones interpersonales que podamos desarrollar en el transcurso de nuestra vida, logrando compromisos con las personas.

El aprender a escuchar y no solamente oír es una cualidad, que es difícil desarrollarla, todos queremos ser escuchados, no escuchar; comprender la posición de la otra parte, los individuos tenemos la necesidad de ser validados como seres humanos, comprender para que seamos comprendidos.

La sinergia, es vital en toda relación interpersonal, la capacidad creativa para buscar la mejor solución entre dos propuestas individualmente planteadas por diferentes personas, es la capacidad de poder comprender que no somos una isla, este hábito ayuda a evitar tantos conflictos que empiezan siendo mínimos y en ocasiones toman grandes magnitudes, por no ser consertativo.

Logar el equilibrio perfecto en: lo Físico, Mental, Espiritual, Social y Emocional; suena tan fácil, pero a la vez tan difícil de lograrlo, cuando permitimos que el día a día, nos consuma y no dejemos espacio para organizar nuestra vida para cuidarnos, mimarnos y cultivarnos a nosotros mismos.
Alineemos nuestras vidas con la misión que buscamos, el rol que queremos y las metas que nos propongamos.

Mayra Rodas

Anónimo dijo...

La victoria pública requiere de la victoria privada como elemento fundamental y previo para que tenga resultado óptimo. Al respecto, una inquietud, la secuencia lógica es clara, pero cuántas personas logran la victoria pública cuando personalmente no tienen nada...???

Pensar en ganar/ganar, esto es, desarrollar el hábito del beneficio mutuo para tratar de conseguir el bien común y ser equitativo, es una tarea que debería ser inherente al ser humano en toda acción de su vida, despojarse del egoismo para encontrar la solución desde la mejor perspectiva para todos los involucrados debería ser una obligación. En tal sentido, cultivar el siguiente hábito de procurar primero comprender para después ser comprendido, esto es, ponerse en los zapatos de la contra parte antes de adoptar una acción o decisión, creo que es el complemento esencial y fundamental para tener liderazgo humanísitico, cultivar relaciones interpersonales duraderas y sinceras; y, lograr el bienestar propio y de quienes nos rodean, amparados en el respeto de quienes conviven con nosotros.

Establecer sinergias, interdependencias con otros para conseguir los objetivos considero que es fundamental, y coincido plenamente en la necesidad de estar en armonía con uno mismo y ser independiente como paso previo para construir las interdependencias y lograr ser efectivo en su uso.

Finalmente, el proceso de renovación física, mental y espiritual, como parte del hábito de mejora contínua (afilar la sierra)considero que es una obligación dentro de un entorno tan cambiante en el que nos desenvolvemos, nuestra vida está en constante cambio y si no nos reevaluamos, estaremos perdidos en el mapa de nuestra vida. Reprocesarnos y depurarnos es la base del crecimiento personal, laboral, espiritual y sentimental.

Bolívar Estrella Jaramillo
1183623

Anónimo dijo...

Básicamente en ganar - ganar se busca la manera de mantener relaciones a largo plazo, prolongándolas y haciéndolas mas fuertes, con negociaciones maduras. El líder da el rumbo y la orientación, y esto es básico para el ganar – ganar.

Luego hay que comprender para ser comprendido, que es el siguiente hábito en el cual uno debe ser humano ante todo, debes entender las necesidades del resto, escuchándoles, para saber realmente por donde llegar a las personas, es aquí donde entran en juego algunas herramientas las cuales buscan sacar el mejor provecho del hábito más simple que es el de saber escuchar al resto, convirtiéndolo en una estrategia de vida y una ventaja adelantada en la negociación, después del ganar - ganar.

La sinergia, la cual se enfoca en el no solamente trabajar en equipo sino también saber visualizar los objetivos como un todo; trabajar por objetivos mas no por tareas en donde lo que realmente tiene un impacto es el todo, mas no los resultados de cada parte que conforma el todo

Actualmente, si no se trabaja en sinergia. La competencia nos puede debilitar por este lado
porque sería una debilidad el no saber trabajar en equipo para obtener resultados y cumplir objetivos.

Finalmente se habla del hábito de renovación, "afilar la sierra" en el cual lo que se busca es que todos los demás hábitos estén ya perfectamente organizados en nuestro ser de tal manera que podamos cada día renovarnos y pensar en ser mejores es decir la búsqueda de la mejora continua.

PABLO RODRIGO ALBUJA ESPINOSA

Anónimo dijo...

Básicamente en ganar - ganar se busca la manera de mantener relaciones a largo plazo, prolongándolas y haciéndolas mas fuertes, con negociaciones maduras. El líder da el rumbo y la orientación, y esto es básico para el ganar – ganar.

Luego hay que comprender para ser comprendido, que es el siguiente hábito en el cual uno debe ser humano ante todo, debes entender las necesidades del resto, escuchándoles, para saber realmente por donde llegar a las personas, es aquí donde entran en juego algunas herramientas las cuales buscan sacar el mejor provecho del hábito más simple que es el de saber escuchar al resto, convirtiéndolo en una estrategia de vida y una ventaja adelantada en la negociación, después del ganar - ganar.

La sinergia, la cual se enfoca en el no solamente trabajar en equipo sino también saber visualizar los objetivos como un todo; trabajar por objetivos mas no por tareas en donde lo que realmente tiene un impacto es el todo, mas no los resultados de cada parte que conforma el todo

Actualmente, si no se trabaja en sinergia. La competencia nos puede debilitar por este lado
porque sería una debilidad el no saber trabajar en equipo para obtener resultados y cumplir objetivos.

Finalmente se habla del hábito de renovación, "afilar la sierra" en el cual lo que se busca es que todos los demás hábitos estén ya perfectamente organizados en nuestro ser de tal manera que podamos cada día renovarnos y pensar en ser mejores es decir la búsqueda de la mejora continua.

PABLO RODRIGO ALBUJA ESPINOSA

Anónimo dijo...

“La victoria privada precede a la Victoria pública…..”, cuando leía esta frase recordaba que hace unos días estaba reunido con unos amigos, y especialmente uno expuso un pensamiento que me impactó “….para dar felicidad al resto, debes primero tu ser feliz…”, al principio no entendía bien lo que trataba de comunicarme y pensé que tenía una crisis existencial normal a nuestra edad, de pronto lo relacioné cuando complementó la idea diciendo que el siempre se había preocupado de hacer feliz al resto, sus padres, su esposa, sus hijos y había descuidado su propia felicidad, se sentía vacío y consideraba que era el momento de retomarla, sin importar las implicaciones que esto podía tener en la vida de todos los involucrados, se podría afirmar que tenía una relación perder/ganar que lentamente se estaba transformado en perder/perder, cuan diferente hubiesen sido las cosas si el hubiera tratado de cultivar la relación ganar/ganar, que como se ve es el único camino viable en cualquier tipo de situación, tal vez si busca comprender antes que ser comprendido, podría recuperar los lazos rotos y volver a incrementar su cuenta bancaria emocional, y por un momento intentar llegar a un buen fin, pero sino todo tiende a convertirse en un mal término , podría tal vez en este momento buscar sinergia en su grupo familiar, para que el objetivo general sea la felicidad de todos; esto me puso a pensar que extraño es como la vida te enseña, a través de este tipo de situaciones, pienso que siempre he tratado de tener relaciones ganar/ganar aunque no siempre es posible, y he comprobado como altos grados de confianza y cooperación permiten grandes cambios en la vida y en las relaciones con los demás. Puedo afirmar que la única manera de mantener este tipo de actitud necesita de alto grado de madurez, y esta se logra cuando renovamos diariamente las cuatro dimensiones humanas; física, mental, emocional, pero en mi caso sobre todo la espiritual, ya que creo reiteradamente que esta es el centro en la cual giran las demás. complemento estas reflexiones con la frase que más me impactó, el concepto de madurez “…el equilibrio entre el respeto y el coraje….”, siendo esta la base de los cuatro últimos hábitos que F. Covey indica en su tratado para mejorar nuestra vida continuamente y lograr un interdependencia que necesita de una independencia neta para ser lograda.

Wilson Gómez
EGADE

Diego Martinez dijo...

Las personas debemos intentar en todo momento tratar de tener el control de nuestras vidas y de todos los acontecimientos que la rodean. El ser proactivo es actuar por iniciativa propia sin esperar únicamente a reaccionar. Los individuos tenemos que ser los principales protagonistas de nuestra historia y dejar de ser simples participantes. La responsabilidad de actuar y tomar decisiones debe de ser cultivada. En la vida siempre están presente distintas opciones que tienen que ser tomadas en cuenta para poder llegar a una selección. Las personas proactivas son libres para ejercer una de estas opciones y asumir responsablemente sus consecuencias sin culpar de los resultados a factores externos. En el diario caminar nos encontraremos en todo momento ante situaciones difíciles de manejar. Estas situaciones representarán estímulos que buscan como resultado una respuesta o decisión; respuesta que debe ser seleccionada de una serie de alternativas. La selección de la alternativa que mejor se ajuste es responsabilidad de la persona. Tomar en cuenta la opción de que no podemos tener el control de nuestras vidas y que solamente nos encontramos sujetos a ser fichas de un juego que reaccionan ante las decisiones de terceros es una de las recetas más efectivas para la mediocridad. No hay nada peor que ser simplemente una estrella más del firmamento o un grano de arena en el desierto.

Diego Martinez dijo...

La pro actividad debe de ser complementada con una visión de futuro. De nada sirve ser un individuo que se jacte de tener el control de su vida y sus acciones si no se tiene una visión de futuro. El dar pasos por iniciativa propia en nuestro caminar no nos llevará a ningún lugar si no tenemos claro a donde queremos llegar. Todos somos ante las demás personas el reflejo de lo que hacemos. Si no hacemos nada entonces seremos simplemente nada. Para lograr un objetivo tanto en nuestras vidas personales como en las laborales es fundamental el nivel de comprometimiento que tengamos. Dentro de las organizaciones la correcta selección del capital humano es uno de los puntos que determinará el éxito o el fracaso. Una persona actuará eficientemente si se siente involucrada en algo y percibe que su participación es determinante en la consecución de un objetivo. Es muy importante el tener comprendida la meta y saber el cómo y porqué de las cosas. En el mundo y la vida podemos encontrar procesos lógicos que siguen un orden determinado. Crear sin anticiparlo en la mente puede llegar a la construcción de algo incompleto, sin sentido o difícil de comprender. El primer paso en nuestro accionar debe ser siempre poseer una imagen mental de la obra final. Los seres humanos necesitamos encontrar una dirección en nuestras vidas; crear una filosofía de vida bien estructurada que encierre valores, metas, creencias y una misión. Fijar la meta y posteriormente establecer la mejor manera de alcanzarla, es la relación existente en nuestras vidas de lo que es liderar y gerenciar. Que seamos líderes implica determinar cuáles son las cosas que queremos alcanzar, y gerenciar es encontrar el método adecuado o camino a seguir para lograrlo. Si nos ponemos a pensar toda nuestra vida y lo que hacemos se encuentra directamente relacionado con liderar y gerenciar. Las personas debemos tener una visión de futuro, algo que queramos alcanzar, en pocas palabras un objetivo de vida.
Existe una gran diferencia entre lo que es importante y lo que es urgente. Generalmente el común de los seres no sabe identificar cuál es la diferencia entre estos dos términos. Cuando las personas aprendemos a distinguir entre lo que es importante y lo que es urgente, entonces obtenemos intrínsecamente la habilidad para manejar nuestro tiempo de la mejor manera. Al entender que lo importante es todo lo que se relaciona con nuestra visión de futuro podemos llegar a conocer lo que debemos y lo que no debemos hacer. Las cosas urgentes son las que tienen que ser atendidas en ese instante. No llegaremos a obtener ningún resultado positivo si simplemente nos cegamos y nos enfocamos en determinar la manera correcta de llegar a un objetivo falso o mal planteado. Esto se convierte en la pérdida de un tiempo que es imposible de recuperar. Todas las personas reaccionan de manera diferente ante los estímulos. Para poder alcanzar nuestros objetivos de la forma más eficiente y obteniendo los mejores resultados debemos ubicarnos en la perspectiva de importante pero no urgente. Esto y la consistencia de nuestros actos nos apalancarán para llegar a tener los resultados esperados.

Diego Martinez dijo...

La vida debe ser manejada de forma correcta, basada en valores y principios. No es cuestión de lograr el éxito a merced del abuso de los demás. El ir creciendo y lograr nuestros objetivos aplastando todo lo que se nos interponga en el camino representa una forma falsa, incompetente e incompleta de lograr ser exitosos. Llegar a un fin sin tener en cuenta los medios en muchas de las ocasiones a lo largo de la historia de la humanidad ha sido el principal determinante de la tiranía. Debemos buscar el Ganar/ganar de las partes involucradas. La madurez, la confianza, la valentía y el coraje son importantes cuando se pretende el ganar/ganar. Ganar/ganar tiene que ser real; hay muchas ocasiones en donde las personas creemos que hemos salido victoriosas de algún acontecimiento determinado y la verdad es totalmente otra. Se tiene que encontrar un equilibrio entre lo que es el auto estima y el respeto por los demás. En la sociedad ecuatoriana rige el ganar/perder. Esto lo podemos observar muy arraigado en la cultura. Desde la política nacional hasta en el comportamiento individual de las personas se encuentra presente este tipo de comportamiento. El ser humano se caracteriza en su mayoría por el egoísmo, por el YO primordial. Para poder lograr nuestros objetivos tenemos que aprender a manejar las situaciones. No es cuestión simplemente de buscar la comprensión de los demás y dejar de lado lo que ellos piensan y sienten. Lo que generalmente hacemos es dictaminar concejos o procedimientos a ser seguidos basados en nuestras experiencias. Esto es una manera de proyectarse. Es muy adecuada la manera en que el autor describe como aprovechar plenamente este tipo de acontecimientos haciendo que la persona a la que escuchamos se sienta totalmente cómoda y entendida para luego expresar nuestro punto de vista dentro de su marco referencial.
La sinergia es una de las metas más buscadas por las instituciones y a la vez una de las menos alcanzadas. He pasado por muchos cursos administrativos en donde se ha topado cientos de veces el tema de sinergia, pero lo único que han logrado es explicar el significado de la palabra. Creo que lo mismo se podría haber logrado con el uso del diccionario. Ahora comprendo más ampliamente que la sinergia se cimenta en el comprender a los demás, y apalanca su accionar en el ganar/ ganar de las partes. En el diario vivir podemos hallarnos inmersos en diversas situaciones conflictivas en donde la búsqueda de una solución sea el principal objetivo. Esta solución para llegar a alcanzar el máximo de su capacidad productiva no solo tiene que basarse en un acuerdo o consenso. Un acuerdo en su mayoría de veces tiene resultados positivos para una de las partes y negativos (o menos positivos) para la otra parte. He sido testigo de situaciones totalmente contrarias a la sinergia, en donde la maldad y las malas intenciones prevalecen. Existen personas que se ven victoriosas al arrastrar con su desgracia a otros. Esto llegaría a ser un caso extremo de perder/perder. Simplemente mediocridad en su más alta expresión. El concepto de que el todo es mayor a la suma de sus partes es extremadamente enriquecedor y puedes ser aplicado en diversos escenarios como en las organizaciones, las familias, amigos, entre otros.

Diego Martinez dijo...

De que nos sirve tener el tan soñado automóvil deportivo último modelo si el motor no funciona de la manera adecuada. Este concepto puede ser puesto en práctica de forma similar en nuestras vidas. El conocimiento y la habilidad para ser efectivos son nuestra mejor armadura, ahora es importante desarrollar adecuadamente al guerrero tras esta armadura. Una persona efectiva debe ser también una persona sana. Sana desde el punto de vista físico, mental, espiritual, social y emocional. Si anteriormente comprendimos el concepto de lo que es la sinergia, ahora debemos utilizarlo para apalancar el resultado de nuestras acciones apoyándonos en el buen estado de estos cinco aspectos. Debemos buscar un equilibrio. A la final, este bienestar tiene que estar alineado con nuestra visión de futuro. Es muy importante llegar a entender que esta visión de futuro no se llegará a cumplir si disponemos de un equipo defectuoso, si nosotros mismos nos encontramos dañados.

Anónimo dijo...

Buscar una relación tanto comercial como personal en que las dos personas ganen y sean beneficiadas de las decisiones que se toman es muy difícil. Recientemente tuve que manejar una negociación con un cliente muy importante para la mi empresa. La situación inicial era muy complicada ya que las relaciones entre los dos estaban muy deterioradas, en la primera reunión que tuvimos para renegociar el contrato cada una de las partes presento su propuesta, las cuales eran muy diferentes y no coincidían en nada. En las siguientes reuniones la situación empero ya que tanto el cliente como mi empresa optaron por una actitud de tratar de imponer las condiciones de cada. Todo esto resulto en la perdida del cliente por nunca pudimos llegar a un acuerdo. Cuado comente con mi jefe esta situación se molesto mucho ya que si bien yo tenia las instrucciones de no ceder en nuestra condiciones, el me dijo que tenemos que preparar una nueva propuesta pero que el termino de negociación debía cambiar, pero no imponer nuestras condiciones sino tratar que el cliente entienda los beneficios que tiene con nosotros y que la competencia no le puede ofrecer. Un mes después cerramos el trato con el cliente principalmente porque planteamos una propuesta que era beneficiosa para ambas partes.

Creo que mi forma de ser es muy impositiva y muchas veces no acaso a las personas que tienen una opinión diferente a la mía simplemente porque creo que están equivocadas y no doy la oportunidad a que expongan sus motivos y me puedan convencer de sus puntos. Esto es algo que lo he venido manejando y con lo explica el habito 5 es muy interesante la técnicas que se recomienda para comprender y ser comprendido. Creo que este es un punto que es una prioridad en la que tengo que trabajar para poder ser más abiertos a opiniones o criticas contractivas.

Con respecto al ultimo habito me parece muy interesante el concepto de la renovación física, espiritual, mental y social ya que como los conocimiento no basta únicamente con adquirirlos y dejarlos ahí, sino que tenemos que desarrollarlos y se puede decir monitorearlos continuamente para lograr un desarrollo al máximo nivel posible.

Andres Cruz
A01183202