lunes, 28 de julio de 2008

Mi 27 Agosto - Covey de la victoria pública al final (Maestría - Liderazgo para el desarrollo sostenible)

Después de estas semanas de reflexión profunda a través de este medio, cerramos esta etapa del curso de Liderazgo para el Desarrollo Sostenible con sus comentarios a la última parte del libro de Covey. A punto de iniciar dentro de algunos días la experiencia presencial intensiva, les agradecemos el tiempo que dedicaron a realizar las lecturas y sobre todo a dejarse cuestionar por ellas, compartiendo sus pensamientos y descubrimientos con todo el grupo.

El libro de Covey es uno de nuestros favoritos porque, si bien es cierto que no es una obra maestra en muchos sentidos, sí es capaz de brindarnos un modelo del liderazgo coherente y completo. Una persona no puede ser un verdadero líder si no es capaz de lograr la victoria privada, cuestionando paradigmas, tomando el control de la propia vida, siendo capaz de establecer metas y prioridades. Sin embargo, el trabajo hacia adentro debe complementarse con el desarrollo de competencias sociales fundamentales como el desarrollo de la mentalidad ganar-ganar, la capacidad de ser empático y asertivo, así como el poder trabajar auténticamente en equipo. Todas estas habilidades son sostenidas en el tiempo a través de la renovación, la posibilidad de no descuidar ninguna de las dimensiones humanas para poder vivir una vida plena y satisfactoria.

Este modelo ha sido mejorado por el mismo Covey que agrega a sus siete hábitos un octavo, con el que procura darle mayor profundidad a la labor del líder, que así como debe encontrar su propia voz, debe ayudar a sus colaboradores a encontrar la propia. De esta manera tenemos un modelo dinámico, incluyente y flexible, que invita a hacer constantemente referencia a la propia experiencia de vida con respecto a cada uno de esos aspectos.

En esta ocasión nuestra reflexión va un poco más allá del ámbito organizacional en el que normalmente planteamos estas reflexiones tratando de ubicarnos en el contexto más amplio: el planeta Tierra. Nos parece fundamental reflexionar sobre la necesidad que tenemos como humanidad de cuestionar nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno. ¿Somos capaces de establecer relaciones ganar-ganar con él? ¿Tenemos la capacidad de entender lo que el medio necesita o sólo nos preocupa satisfacer nuestros deseos inmediatos? ¿Somos capaces de desarrollar estrategias sinérgicas que impliquen un mejor camino alternativo tanto para nosotros como para el planeta? ¿Estamos dando la oportunidad de que nuestro medio se renueve?

Francois Vallaeys (http://blog.pucp.edu.pe/index.php?blogid=353), experto en cuestiones de ética y desarrollo, habla de la necesidad de incorporar a concepciones tradicionales de la ética, en las que se buscaba que el ser humano fuera bueno y justo, otra dimensión, en la que para ser realmente personas éticas no sólo busquemos ser buenos y justos sino también protectores de nuestro planeta. Así que sin dejar de ver la importancia de mi desarrollo personal o de la mejora de mis relaciones interpersonales o de la construcción de mejores realidades sociales para todos, me doy cuenta de que existe otra dimensión en la que mi capacidad de liderazgo también está teniendo un impacto importante pero de la que pocas veces soy consciente en mi actuar cotidiano. Sin duda un reto interesante en un mundo en el que el contexto económico es primordial pero en el que no nos damos cuenta de que si no cuidamos el contexto ecológico estamos negando la posibilidad de que el otro exista. ¿Y a ti que reflexiones te despertó la lectura de estos últimos capítulos?

No olvides las revistas que les encargamos para la experiencia intensiva.

¡Nos vemos pronto!

21 comentarios:

Aurora dijo...

Goleman Capítulos 1 y 2

Me queda claro y además vivo así desde que egresé de la UAEM esta forma nueva de ser inteligente que marca el autor en el primer bloque de lecturas; yo soy una de esas personas que nunca brilló en las aulas de clases por sus excelentes calificaciones, y sin embargo siempre logré una posición especial dentro de las aulas por mis participaciones como parte del grupo, claro que me esmeraba al máximo por obtener buenas notas, sin embargo logré entender que hay muchos talentos que en el ser humano no se explotan al máximo por darle un elevado valor a lo que se puede obtener cambio. Es decir si eres un brillante estudiante tendrás un excelente trabajo y por consecuencia un muy buen sueldo.

Ya había comentado en mi hoja de identidad que egresé de una universidad pública; de la licenciatura en ciencia política y administración pública lo cual no tiene casi nada que ver con mi desempeño laboral dentro de una universidad privada de las dimensiones del Tec de Monterrey, sin embargo (y honestamente sin saberlo) aprendí a desarrollar mi coeficiente emocional.

Me di cuenta de que desempeñarme dentro de tesorería me gustaba, que el trato diario con los alumnos y sus papás era muy importante para mi pero que al mismo tiempo había otras actividades que con mis capacidades y conocimientos no podía realizar, sin embargo me abrí al trabajo en equipo, puse mucha atención en lo que la gente de mi alrededor hacía y me dispuse a ser humilde y servicial, así que todo lo que yo no pude hacer en mis primeros meses siempre se acompañó de una ayudadita de algún buen compañero, pero tuvo mucho que ver mi actitud, debí ser muy paciente, humilde y tolerante pues no todos lo hicieron con la mejor de las caras ni con dulzura, me llevé mis buenas regañadas y ahora puedo hacer incluso cosas que los demás deberían hacer y me siento importante y servicial, además de que es sólo una forma de agradecerles lo que ellos hicieron y al final de cuentas siguen haciendo por mi; además pienso que de cierta forma ellos se contagian, siempre unos más que otros.

Otro punto importante fue la mención de las doce aptitudes laborales específicas, que se basan en el autodominio; rescataré las que practico más y además han sido básicas para el buen desarrollo de mi trabajo; iniciativa: como una de mis actividades más importante es la negociación de adeudos y cada caso es diferente debo tener siempre un “plan B”, cada caso es diferente y cada alumno merece ser analizado de forma individual, confiabilidad: la falta de dinero en muchas ocasiones es debido a la ausencia de empleo y no es fácil que un papá lo reconozca y que además lo exprese, pero además me he propuesto darles palabras de ánimo sin ahondar en detalles que los puedan hacer sentir más incómodos de lo que ya se sienten, confianza en mi: cuando hablo con los papás estoy segura de que les hablo de la mejor manera, con los mejores argumentos y les dejo claro que no hay alguien que les pueda dar una mejor solución (en el 95% de los casos resulta) así no tendrán necesidad de volver a contarle todo a alguno de mis superiores y les ahorré tiempo a los papás o alumnos y a mis directivos, finalmente afán de éxito: mi mejor recompensa es un pago; mis estadísticas son buenas, la gran mayoría de las veces lo logro.

Aurora dijo...

Senge Capítulos 1 y 9

Lo que más llamó mi atención es la individualidad con la que casi todos los seres humanos nos dirigimos en la vida, creyendo que así lograremos cumplir nuestras metas o bien lograr nuestros caprichos, sin darnos cuenta que todo lo que se mueve o movemos, que todo lo que los demás hacen o hacemos tiene al final mucho que ver con nosotros.

Es decir si en mi equipo de trabajo CASA no da una buena respuesta con respecto a la fecha de vencimiento de pago mensual ya me amoló porque el dinero de esa persona no va a llegar en la fecha indicada, y muy probablemente sea que mi compañera de CASA no quiso preguntarme porque cuando me pregunta algo, yo, carente de dominio de mi persona he tenido malos modos con ella, pero ella debería saber que dar incorrecta información no es dar un buen servicio, y que si ese papá se queda con una mala respuesta corremos el riesgo de que en algún momento decida no inscribir más a su hijo en nuestra institución y entonces se necesitara menos personal para atender a la comunidad del tec y mi permanencia en el trabajo corre peligro. Al igual que las penas, pienso que si se comparten los logros, los buenos cometarios y los avances del grupo se seben mejor.

Otro punto importante es que en el equipo debemos todos estar convencidos y de acuerdo en que es la mejor forma de hacerlo, que es correcta, es ética, es humana; en general que tiene sentido y no hay mejor manera de hacerla, no se deben realizar las cosas sólo por decreto, sino porque es lo mejor pues la imposiciones difícilmente funcionan aunque esto no significa carecer de reglas. Porque además de esta manera cada miembro del equipo puede descubrir nuevas y mejores formas de hacer dentro de la organización lo mejor tanto para el interior como para el exterior de la misma. Siempre analizando el todo completo.

Hay muchas cosas interesantes y dignas de mencionar, pero hubo una que llamó especialmente mi atención “Esta es la verdadera alegría de la vida, el ser usado para un propósito que tú mismo reconoces como poderoso…” la frase “ser usado” pienso que sólo la hemos utilizado en su parte negativa, pero hay en ella mucho de positivo, reflexionando un poco pienso que me gusta “ser usada”, y más si de cosas buenas se trata, a veces pensamos que si se nos deja demasiado trabajo es porque no hay otro tonto que se deje y lo haga, yo pienso que no es así, creo que es más bien porque no hay nadie que lo pueda hacer mejor que tu y por eso eres el elegido. Porque sólo tu tienes las virtudes y habilidades que requiere ese trabajo en especial (por sencillo que parezca) para realizarlo, y lejos de sentirnos explotados, debería causarnos orgullo. De qué serviría saber, poder aprender y tener acceso a los nuevos descubrimientos si no los pones al servicio de los demás. Cuando hablo con los chicos que vivirán su graduación les menciono que quienes estudiamos más debemos servir más, estamos obligados a hacerlo, el que no tuvo la posibilidad de asistir a las aulas de clase tiene justificación pero los que sí pudimos no le hacemos ningún favor a la humanidad es nuestro deber, porque se nos enseñó como hacerlo.

Silvia Macedo dijo...

Silvia Macedo Garduño
743858
Reflexión #5: Covey de la victoria pública al final

Reflexión #5

Los primeros tres hábitos de la gente altamente efectiva nos muestran la manera en la cual podemos ser mejores personas como individuos mientras que los últimos hábitos nos dicen como llegar a tener excelentes relaciones con los demás. A continuación describo el entendimiento y vivencias que he tenido acerca de estos últimos hábitos y cómo han impactado en mi vida:

Piense ganar / ganar
Ganar – ganar en un acuerdo es un asunto al que, por lo general, no estamos acostumbrados en nuestra sociedad. Por lo general pensamos que necesariamente cuando alguien gana el otro debe de perder, lo cual no es algo obligatorio en todos los casos, pues hay situaciones en las cuales todas las partes implicadas pueden obtener beneficios importantes.
Es este el principio bajo el cual debemos llevar a cabo nuestra actuación diaria, en la cual no sólo debemos pensar el obtener beneficios para si mismos sino debemos ser capaces de pensar en el beneficio del otro y luchar porque ambas partes obtengan lo mejor posible. Como se menciona en la lectura para que se de esta relación de ganar - ganar deben existir 5 elementos principalmente: carácter, relaciones, acuerdos, sistemas y procesos. Mediante la interrelación de estos aspectos será posible llegar a alcanzar beneficios mutuos. En mi caso particular considero que no tengo altamente dominado este tipo de pensamiento de ganar – ganar, ya que como lo mencioné al principio, por lo regular tenemos la idea de que si uno gana otro pierde. Esta es un área de oportunidad en mi persona ya que creo que, durante algunos acuerdos que llevo a cabo en mi vida cotidiana puedo luchar más por beneficiarme no sólo a mi misma sino a los demás implicados en la situación. Esto, además de generarme satisfacción personal, puede generar relaciones leales y duraderas a lo largo del tiempo, pues se genera confianza de mi hacia otras personas y viceversa, provocando así lazos de beneficio mutuos a largo plazo. No obstante es muy importante considerar que para llegar a tener este tipo de pensamiento es fundamental cambiar paradigmas que tenemos pues sólo de este modo podemos evitar el egoísmo que muchas personas poseemos y actuar en mayor medida de manera empática para que los demás también salgan beneficiados.

Busque primero entender, luego ser entendido
El tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro o lo que es comúnmente llamado como empatía es una habilidad que pocas personas tienen totalmente desarrollado. Para llevar a cabo una comunicación efectiva que propicie una buena relación y acuerdos adecuados es fundamental aprender a escuchar a la otra persona, pero no sólo eso sino ser capaces de ponerse en el lugar de la otra persona de modo que podamos entender todo el mensaje que nos quiera transmitir para llevar a cabo una interacción de calidad. Por lo regular nos agrada y nos satisface el ser escuchados y que las otras personas comprendan y atiendan nuestros asuntos. Sin embargo, cuando nos toca tomar el papel de escuchas en muchas de las ocasiones el contexto se torna complicado. Debemos tomar en cuenta que para poder llegar a decisiones y negociaciones adecuadas y efectivas, es fundamental hacer nuestro todo el contexto y comprender claramente todos los puntos que le componen para poder tomar decisiones acertadas.
En mi caso, considero que esta habilidad no la tengo ampliamente desarrollada, pues casi siempre aplico la escucha para obtener beneficios propios y no para alcanzar logros positivos conjuntos. He notado en mi persona que por lo regular soy siempre la persona a quien le gusta estar hablando y hablando sobre lo que le interesa y eso hace que las personas en ocasiones se sientan poco comprendidas y poco importantes para mí. Por ello, considero que es un área de oportunidad bastante importante en la que puedo trabajar, la cual me traería beneficios importantes ya que de este modo se podría mejorar la confianza entre las personas con las que convivo y yo y así llegar a tener resultados de ganar – ganar de los que se hablaba anteriormente.

Sinergice
Para obtener los mejores resultados posibles en cualquier situación, una manera infalible es, en definitiva, la sinergia que puede alcanzarse entre las personas involucradas en el asunto. Puede resultar muy benéfico descubrir y aprovechar los talentos de las personas a fin de llegar a situaciones que generen un ganar – ganar y que permitan crear relaciones grupales efectivas. En este sentido, se esta hablando de que las personas poseen habilidades y talentos distintos los cuales deben irse complementado y haciendo trabajar para llegar a objetivos comunes. Sin embargo, también es fundamental tener en cuenta que se debe tener una gran tolerancia y respeto mutuo, pues sólo de esta forma podrá llevarse a la práctica la sinergia de las personas y obtener lo mejor de cada una de ellas tanto para el desarrollo positivo personal y grupal.
En lo personal, este es un hábito que debo reforzar de manera importante, pues me cuesta mucho trabajo aceptar y tomar en cuenta las habilidades y capacidades de los demás. Soy particularmente desconfiada en la participación de las personas dentro de proyectos o actividades en los que yo estoy participando lo cual considero que no es bueno, pues esto me impide aprovechar aspectos que puedo aprender y así potenciar tanto los resultados obtenidos como mi aprendizaje. Es por ello que esta es una importante área de oportunidad ya que debo aprender a hacer sinergias y así lograr entender a los demás y lograr situaciones de ganar – ganar.

Afilar la sierra
Lograr un mantenimiento y una auto - renovación de los hábitos aprendidos es fundamental para que perdure una vida plena y placentera. En definitiva los hábitos de la gente altamente efectiva descritos por Covey llevan al lector a un estado de reflexión y de cambio que benefician la vida de los lectores que realmente consideran la aplicación de estos principios en su actuar cotidiano. Sin embargo, estos hábitos van más allá de ponerlos en práctica una sola vez. Para que realmente se conviertan en aspectos benéficos es fundamental ponerlos en práctica día con día, renovarlos, dar testimonio de ellos y reflexionar cada cierto tiempo acerca de la forma en la que se han realizado y los resultados que se han obtenido gracias a este hecho. Además como se menciona en el texto, el mantener un equilibrio entre las distintas dimensiones de nuestra vida como lo son la dimensión física, espiritual, mental y social/emocional permite a las personas sentirse totalmente satisfechas y transmitir esto a la gente que les rodea, generando así un ambiente agradable en el contexto en el que se desarrolla.
Personalmente considero que, una vez habiendo analizado todos los hábitos, las áreas de oportunidad que tengo en mi vida para llegar a ser altamente efectiva son diversos, pues hay debilidades que poseo en las que debo trabajar arduamente para poder alcanzar un buen desempeño personal y social. Esta obra en realidad es de gran valor para las personas que deseamos poner en práctica estos principios y considero que en realidad transforma la vida de las personas para llegar a un muy alto nivel de satisfacción y felicidad.

Fabian dijo...

Fabián Avilés
1051825

7 hábitos de la gente altamente efectiva. (Segunda parte)
Victoria Pública.

La reflexión de esta lectura, me confirma el dicho popular “Nadie puede dar lo que no tiene”, que aun cuando deseamos tener resultados inmediatos, estos deben ser hechos de acuerdo a un proceso orgánico de sembrar antes de cosechar. Me hace pensar y reflexionar que Yo, el individuo es el responsable del cambio, en esta lectura me demostró de manera objetiva que el Yo, es importante pero, para logara cosas extraordinarias se necesita del nosotros, “el amor verdadero es darse a un individuo, no las masas”.

Cuarto Habito Ganar/Ganar

Ganar/Ganar con la lectura de este capítulo, de acuerdo al autor se pone a prueba las tres primeros hábitos y especialmente sobre el carácter, es una habito de liderazgo personal, el practicar este habito, me permite desarrollar una mentalidad de riqueza material y espiritual. Muchas veces nos enseñanza que debemos ser ganadores, campeones, y la forma que más ejemplifica esta mentalidad, son las competencias deportivas, solo hay un ganador los demás son perdedores. Pero en la vida cotidiana, el que Yo gane no necesariamente significa que alguien más pierda. La vida, de acuerdo al autor no es una suma cero, yo gano tu pierdes, sino que se puede negociar y que ambos salgan ganadores o no hay juego. Refleja que se puede alcanzar un beneficio muto y el desarrollo de esté habito debe lograr un equilibrio especialmente en las relaciones personales, donde se ponen las bases para lograr un bien común, equidad en la convivencia.
De igual manera da la oportunidad a todos los involucrados en los procesos de negociación logren una satisfacción compartida. Aquí entiendo que ganar/ganar, no solo es una forma de negociar o una técnica de ventas (no es “Te doy por tu lado para que sientas que estas ganando cuando la realidad el que gano soy Yo”). Lo veo como un modelo que promueve o supone promover el aprendizaje reciproco, las metas comunes y una influencia mutua. En cada una de mis relaciones interpersonales, debo buscar el ejercer una liderazgo interpersonal, y entendido, no como hacer lo que YO quiera, sino buscar cual es la mejor alternativa, donde ambos lados salgamos beneficiado. Aprender también que si no se alcanza esa posición de ganar/ganar, no hacer arreglo. Las cuantas afectivas por cobrar serán siempre positivas y no destructivas, y en el caso de mis hijos premiar las acciones ganar/ganar y no las comparaciones y competencias no alineadas con esta filosofía.

Habito 5 Procure primero comprender antes de ser comprendido.

Reflexión, ¿Que tan rápido soy para contestar cuando realmente no he escuchado?, ¿Argumentando mis propias razones? ¿Escuchar?, Esta lectura me hace reflexionar, que muchas veces “he disparado antes de averiguar”. He entendido, que comunicarme, no es que los demás me escuchen. El autor, aclara que cuando lo que refiere a primero entender , es escuchar empáticamente, no fingir escuchar, es decir comprender cabalmente lo que la otra persona quiere expresar y también “escuchar”, la comunicación no verbal. Ponerse en los zapatos de la otra persona. El fincar una relación ganar/ganar, requiere de entender y comprender las necesidades de la otra parte, también es una herramienta de comunicación efectiva y de respeto. La similitud que pone de “te entrego estos lentes que mi me han funcionado” es no escuchar y diagnosticar sin conocer las causas o el problema subyacente. La lectura me pone a reflexionar en las relaciones con mi familia, amigos y colaboradores, donde muchas veces no he escuchado con empatía y no he diagnosticado y si he recetado, lo cual ha tenido resultados no deseados. Aun cuando la escucha empática significa, entender, las preguntas deben formuladas con la vehemencia de entender, no de cuestionar o sermonear, hecho de tal manera que la persona se abra y se permeen sus sentimientos necesidades y el porqué de ellos.






Habito 6 Sinergice
Un viejo amigo una vez me comento “es mejor sumar que restar”, y puesto en palabras del autor, “el todo es más que la suma de sus partes.”, la parte que mas a gustado es la forma en que se explica que la síntesis de ideas divergentes produce ideas mejores y superiores a las ideas individuales, que desde mi punto de vista es el resultado de los logros de un trabajo en equipo y genera nuevas ideas o innovaciones. Es la mejor manera de demostrar que tan interdependientes somos, en la media que se está dominando esta habito. De acuerdo al autor es la escancia del liderazgo transformador, el pasar del Yo a ser el Nosotros. El de tener este hábito desarrolla la cooperación creativa, con las premisas de ir cuidando, valorando y respetando las diferencias, compensar debilidades y fincar sobre las fortalezas. A través de construir la confianza, se puede llegar a soluciones que no podrían ser concebidas con la rapidez y mejores alternativas que de manera individual. La cooperación potencializa las habilidades, y con comunicación efectiva, de escuchar, reflexionar (hábito 4), después cooperar, firmemente creo que los resultado serán mejores.

Habito 7 Afile el Hacha

¿Afilar el hacha?, leyendo un librito “El rinoceronte”, me pareció adecuado, que en ese libro, el autor mencione que se debería escoger un tiempo (2 semanas) a “descansar y reflexionar” al menos cada 6 meses. Tirarse panza arriba. Me gusto y he buscado hacerlo, pero la profundidad de este consejo ha sido evidenciada con la lectura de esta 7 hábito, afilar el hacha, y el ejemplo del leñador es muy ilustrativo. Dale que dale al P y descuidamos el CP, el ser activo no necesariamente es ser efectivo.
Que la mejora continua es el hábito que cierra el círculo virtuoso y que no hacerlo es caer en tener el síndrome del producto terminado (todo esta aprendido y yo no tengo nada que hacer), lo cual sería un error. Ha cuestionado de manera profunda mis creencias de cómo debe vivir especialmente el cuidado de mi cuerpo, mi mente, mis emociones y mi espiritualidad, que debo tener un balance, que debo lograr ejercerlas de manera regular y congruente, hacerlo sabiamente y de manera equilibrada.
Con la lectura de Gelp, me comprometí a desarrollar un programa de ejercicios para mantener mi cuerpo, aquí me explica más detalladamente que la fuerza, la flexibilidad y resistencia deben ser ejercitadas. Que también el domino de este habito implica cuidar mi dimensión espiritual, rezar y meditar, escuchar música que regocije mi espíritu. Mi esposa me ha pedido que recemos juntos, actividad que no he considerado importante, Stephen Covey, me ha enseñado en su lectura, que es muy, muy importante, y que quiero hacer.
Dimensión mental, cambio de “malos hábitos”, me gusta la reflexión que mirar TV, en general no contribuye a nada de valor, a solo perder el tiempo. A me gusta ver TV, lo cual se traduce que si solo es en programa no educativo, relevante o de alta calidad solo pierdo el tiempo y que quiero usarlo a ser mejor, por lo tanto no veré TV en los próximos 30 días y lo dedicare a leer, estudiar, resolver problemas de matemáticas y evitar la pereza mental, hasta que sea un habito desarrollado.
MI dimensión social/emocional, mi conexión con mi esposa, hijos, mis padres, colaboradores, mis jefes debe estar basado en los hábitos 4, 5 y 6. Desarrollar mis emociones implica trabajar con las demás personas que me rodean, y buscar que ellos, por Yo ser una persona efectiva, quieran y deseen estar cerca de mi porque nuestra relación hace que ambos nos sintamos y seamos mejores, cada día.

Fabián

Anónimo dijo...

Reflexión

Jair Jassiel Morales Carreño
970150

Piense en ganar/ganar

La filosofía ganar-ganar, es una estructura de la mente y el corazón que constantemente procura el beneficio mutuo en todas las interacciones humanas y debe formar parte de nuestra vida cotidiana, de nuestra esencia, porque si buscamos en todas nuestras relaciones, ya sean personales o profesionales, ese objetivo, es maravilloso lo que puede sucedernos en la vida. Creo que la gran mayoría de nosotros hemos aplicado esta filosofía alguna vez en nuestra vida, comprobando cuan satisfactorios nos podemos sentir, y se puede ver reflejado en cosas materiales o no, pero lo más importante, es que se refleja en “energía”, esa energía que se incorpora a nosotros y genera una paz interior.

Procure primero comprender y después ser comprendido

Sabemos que el escuchar es algo valioso, de que hay que aprender a escuchar, de que es necesario ejercitar esa actitud receptiva generalmente descuidada, pero nos encontramos frecuentemente en nuestros trabajos, en la calle, en diversos lugares, personas que se resisten a tomar en serio tal manifestación de buenas intenciones, esas buenas intenciones, que parecen ser inobjetables posiciones morales. Por eso es tan importante tomar el papel en el que nos encontramos, ya que somos personas que tenemos la oportunidad de transmitir estos hábitos en nuestras empresas, con nuestros amigos, con nuestra familia y que puede ser mediante la empatía, ya que siempre será un concepto que llevaré conmigo por siempre.

Sinergice

Es bien cierto que los equipos de trabajo siempre están conformados por individualidades altamente heterogéneas y si estas son mal conducidas por lo general tenderán al fracaso común; sin embargo, existe una forma de aprovechar las diferencias, en vez de tratar de minimizarlas y es a través del liderazgo. Por eso es básico que el líder tenga conocimientos totales de los integrantes en todos sus aspectos, ya que sino logra sinergizar el conjunto puede suceder lo mismo que ocurrió en biósfera 2, tanto talento e intelectualidad, sin “sinergia” fue un fracaso.

Afile la sierra

El mayor bien que poseemos somos nosotros mismos, tenemos que renovar las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza para cortar muchos árboles:
Física: Hacer ejercicio, comer bien, descansar el tiempo suficiente, recrearse.

Mental: Ejercitarla principalmente mediante la lectura, porque suele suceder que al lograr una vida cómoda, dejamos que se atrofie nuestra mente.

Emocional-Social: Lograr seguridad en nosotros mismos, confiando en que las relaciones son ganar-ganar.

Espiritual: Podemos lograrlo mediante contemplación de la naturaleza, la gran literatura o la gran música, la meditación, para llevar la paz que proporciona en los momentos más difíciles.

Anónimo dijo...

Covey 7 hábitos.....segunda parte

Ganar – Ganar
Como buen líder y negociador, es un hábito que es imprescindible. Todas nuestras relaciones y negociaciones tienen que llevarse a cabo basándose en este principio. Un líder no solo debe buscar un beneficio personal, si no el del grupo que dirige; debe de saber mediar, negociar efectivamente y lograr el mejor acuerdo para todos.
Covey nos comenta acerca de los paradigmas de la interacción personal: ganar/ganar; gano/pierdes; pierdo/ganas; pierdo/pierdes; Gano; y ganar/ ganar o no hay trato.
Para lograr el objetivo se requiere conseguir un beneficio mutuo, que permita la satisfacción de todas las partes involucradas; me parece también interesante el que plantee que tenemos la opción de “no hay trato”, que a mi parecer en algunas ocasiones se podría traducir en perder/perder.

Primero comprender, y después ser comprendido
Con este principio confirmo que es muy importante el saber escuchar, que es una habilidad que debemos desarrollar, ya que aunque parezca muy sencillo muy pocas personas la llevan a cabo, la mayoría de nosotros siempre pensamos en dar una solución o respuesta rápida antes de escuchar y comprender el problema completo.
Un Líder debe tener un alto nivel de comunicación, debe hacerse entender, escuchar con atención. En un grupo de trabajo, no puedes hablar de la misma manera con todas las personas, hay algunas que son más perceptivas que otras, o algunas a las cuales les es más difícil entender las cosas, por lo que un buen líder debe de identificar las necesidades de cada persona en su equipo y encontrar la manera de lograr una comunicación efectiva con cada una de ellas. En este punto de la comunicación también se deriva la parte de la empatía, la cual debe ser aplicada para lograr hacer sentir bien a las personas, lograr la confianza del grupo y una buena actitud y respuesta.

La Sinergia
En este capitulo confirmamos la importancia del trabajo en equipo por que cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos, de como es importante lograr el involucramiento y participación de todo el grupo, para la consecución de los objetivos. Una parte básica es el identificar cuales son las fortalezas y aptitudes de los integrantes para asignar actividades que vayan relacionadas con estas aptitudes, pero estas actividades siempre deberán estar dirigidas hacia un mismo punto.

Afilar la sierra, me lleva a pensar en la cultura de la mejora continua, la auto evaluación, el salir del área de confort, el evolucionar.
Me pareció interesante lo que se comenta de mantener el balance en todos los ámbitos de nuestra vida: física, espiritual, mental y emocional, y el como es necesario para estar bien.
Me hace reflexionar sobre la importancia de mantenerse actualizado para no volverse obsoleto, de el estar a la vanguardia, y el ser útil y siempre ver como generar valor para la organización.

Como conclusión puedo decir que hay que incorporar estos hábitos en nuestra vida, y no solo temporalmente, si no lograr que se vuelvan parte de nuestra persona y del día a día.

Anónimo dijo...

Guillermo Ruiz
1181304

Covey: 7 Hábitos.......Segunda parte
Ganar – Ganar
Como buen líder y negociador, es un hábito que es imprescindible. Todas nuestras relaciones y negociaciones tienen que llevarse a cabo basándose en este principio. Un líder no solo debe buscar un beneficio personal, si no el del grupo que dirige; debe de saber mediar, negociar efectivamente y lograr el mejor acuerdo para todos.
Covey nos comenta acerca de los paradigmas de la interacción personal: ganar/ganar; gano/pierdes; pierdo/ganas; pierdo/pierdes; Gano; y ganar/ ganar o no hay trato.
Para lograr el objetivo se requiere conseguir un beneficio mutuo, que permita la satisfacción de todas las partes involucradas; me parece también interesante el que plantee que tenemos la opción de “no hay trato”, que a mi parecer en algunas ocasiones se podría traducir en perder/perder.

Primero comprender, y después ser comprendido
Con este principio confirmo que es muy importante el saber escuchar, que es una habilidad que debemos desarrollar, ya que aunque parezca muy sencillo muy pocas personas la llevan a cabo, la mayoría de nosotros siempre pensamos en dar una solución o respuesta rápida antes de escuchar y comprender el problema completo.
Un Líder debe tener un alto nivel de comunicación, debe hacerse entender, escuchar con atención. En un grupo de trabajo, no puedes hablar de la misma manera con todas las personas, hay algunas que son más perceptivas que otras, o algunas a las cuales les es más difícil entender las cosas, por lo que un buen líder debe de identificar las necesidades de cada persona en su equipo y encontrar la manera de lograr una comunicación efectiva con cada una de ellas. En este punto de la comunicación también se deriva la parte de la empatía, la cual debe ser aplicada para lograr hacer sentir bien a las personas, lograr la confianza del grupo y una buena actitud y respuesta.

La Sinergia
En este capitulo confirmamos la importancia del trabajo en equipo por que cuando dos o más elementos se unen sinérgicamente crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los elementos, de como es importante lograr el involucramiento y participación de todo el grupo, para la consecución de los objetivos. Una parte básica es el identificar cuales son las fortalezas y aptitudes de los integrantes para asignar actividades que vayan relacionadas con estas aptitudes, pero estas actividades siempre deberán estar dirigidas hacia un mismo punto.

Afilar la sierra, me lleva a pensar en la cultura de la mejora continua, la auto evaluación, el salir del área de confort, el evolucionar.
Me pareció interesante lo que se comenta de mantener el balance en todos los ámbitos de nuestra vida: física, espiritual, mental y emocional, y el como es necesario para estar bien.
Me hace reflexionar sobre la importancia de mantenerse actualizado para no volverse obsoleto, de el estar a la vanguardia, y el ser útil y siempre ver como generar valor para la organización.

Como conclusión puedo decir que hay que incorporar estos hábitos en nuestra vida, y no solo temporalmente, si no lograr que se vuelvan parte de nuestra persona y del día a día.

Anónimo dijo...

Aldo Iván González Miranda.
742292

Siempre he pensado que uno necesita ser feliz en conjunto si realmente se quiere ser feliz. Los últimos 4 hábitos de Covey apoya lo que creo y nos hablan de 4 aspectos muy importantes que debemos cuidar si queremos lograr una felicidad en conjunto o lo que es igual una “victoria pública”; el buscar siempre ganar-ganar, el comprender y luego ser comprendido, crear sinergia y finalmente detenerse y ver en que se puede mejorar.
Como era de suponerse, nosotros no podemos estar bien con un grupo de personas si no estamos bien con nosotros mismos, es por ello que la victoria personal (los 3 primeros hábitos de Covey) son la base para una victoria pública.

PIENSA EN GANAR / GANAR

Éste hábito es fundamental para poder estar bien con tu circulo social, para poder convivir gratamente. A nadie le gusta estar compartiendo tiempo y espacio con una persona que solo busca su bien a costa de una perdida para él, y mucho menos nosotros queremos tener una relación con personas que solo nos hacen daño de cierta forma. La búsqueda del ganar / ganar nos dice que siempre busquemos que cualquier tipo de actividad en la que 2 o más personas interactúen les deje valor a cada uno de los individuos que participa. Y es justo, si se hace algo y yo participo debo ser beneficiado de alguna forma.
Siento que es un hábito que en lo personal he buscado mucho, el buscar que cualquier relación (no solamente persona a persona) en la que yo participe debe dejar valor para ambas partes, no soy de aquellas personas que les gusta estar bien a costa de los demás. Como les comentaba, yo creo firmemente que el objetivo en ésta vida es ser feliz, y todos nuestros actos nos deben llevar a ello. Por lo tanto yo en todo lo que hago busco tener un “ganar” para mi persona, pero soy respetuoso de los demás, y sé que solo es válido que yo gane cuando la otra persona o personas que participan en ese proceso que me deja un valor logran también algo enriquecedor para ellos, de otro modo, mejor nos olvidamos y lo dejamos por la paz. Para mi cualquier relación, ya sea de mi persona hacia alguien más o en el sentido contrario, si no es para crear felicidad es inútil.
También pienso que éste hábito es uno de los retos más enormes que tenemos en México como sociedad, ya que todo mundo pensamos con mentalidad de escasez, y queremos tomar el primer hueso que encontramos. Siempre me ha hecho infeliz que en la competencia, vista desde cualquier ángulo, se busque el que nadie más puede ganar excepto nosotros, si alguien más gana es como si yo perdiera. También es triste ver que en la competencia que genera es con una mentalidad “GANAR – PERDER” y se vale de todo, es más si no se levanta el otro mejor.
Creo que es en lo que más debemos trabajar para lograr ser una gran sociedad y salir adelante en nuestro querido país México.

PROCURE PRIMERO COMPRENDER Y DESPUÉS SE COMPRENDIDO

Es un hábito que me llamó mucho la atención, saben yo trato mucho de ponerme en el lugar de las personas cuando me hablan de sus cosas. Realmente se que funciona y entiendo que es necesario comprender la historia como la persona que la cuenta la siente, porque solo viendo el mundo desde otro punto de vista podremos tener una visión completa de determinada situación, y tomar las mejores acciones para poder lograr un ganar-ganar.
También es importante que esa visión completa que logramos al ver por los ojos de la otra persona la tenga ella misma, es decir, que conozca nuestra forma de pensar y el ángulo desde el cual vemos la vida. Es mucho más difícil esto, o por lo menos para mí lo ha sido, he sufrido considerablemente y he tenido muchos problemas porque la gente no está acostumbrada a buscar comprender COMPLETAMENTE el escenario de cualquier situación, están muy acostumbrados a medir todo con la vara que ellos miden y bueno es fuente clara de malentendidos, enojos y situaciones en las que finalmente alguien tiene que perder.
Para realmente crear un GANAR/GANAR es necesario comprender el segundo GANAR y deja claro con nuestra contraparte el primero. De otra forma, podremos pensar que buscamos un GANAR/GANAR pero en realidad podría no ser así.

SINERGICE

Creo que es punto en el que me falta trabajar, o mejor dicho, me falta lograr mejores resultados. La idea de lograr metas en común, buscar el bien tanto para uno como para los demás es un buen ideal pero sin duda se debe influir en los demás para que con su granito de arena se logre hacer un hecho y con ello lograr una “victoria pública”.
Siento que debemos ser modelos para bien, que la gente comprenda que debemos jalar parejo para sobrevivir y tener una vida de la mejor manera, es ahí donde nuestros dotes de líderes deben pesar, porque si tenemos las mejores intenciones y no logras jalar a la gente no funciona. Es mi caso, creo que tengo buenas ideas pero en ocasiones me es difícil motivar a los demás para que me sigan. Definitivamente es un área de oportunidad que tengo.

AFILE LA SIERRA

Yo lo tomo como hacer una parada en el tiempo y ver que todo esté bien, que el camino que estamos tomando sea el correcto. Una vez leí una frase que dice “cuando todo parece ir bien detente y verifica que así sea”, esto para mi es el verdadero significado de afilar la sierra.
Es necesario en cualquier proceso, verificar constantemente que nosotros como personas (como el sistema que hemos comprendido que somos) esté funcionando completamente, que no solo lo físico esté bien , sino que las demás partes como son lo mental, lo emocional / social y lo espiritual estén desarrollándose y lo hagan de manera compensada. Lo hemos leído con varios autores, si el sistema tiene un elemento que no funciona el sistema se viene abajo.
Aquí es donde el ciclo de crecimiento se vuelve infinito, cambia de un solo círculo a crear un especial de crecimiento constante, en donde aprendo – me comprometo y actúo. Lo importante es saber que de toda experiencia se puede aprender más, si lo hice mal corregir el error y lo hice bien ver la manera de ser mejor.

En general la lectura me ha gustado mucho, como las anteriores 2 veces que he leído el libro siempre descubro algo importante en mi vida. Los hábitos que propone Covey son la base en muchas maneras para alcanzar la felicidad en nuestras vidas, y por su puesto ayudar a los demás para que la alcancen. Covey le llama ser exitoso, yo le llamo ser feliz (el principal objetivo que debemos cumplir en la vida).

Anónimo dijo...

HILARIO ALVARO ZARATE SANTOS
1181047
Covey (de Victoria Pública a fin de libro)

En relación al cuarto habito de ganar/ganar pienso que tiene que ver con la forma en que manejamos nuestras relaciones interpersonales como son la justicia, la humildad y el respeto hacia los demás. Creo que un líder en su papel debe buscar no solo el beneficio personal, si no el de todos sus colaboradores. Nos damos cuenta que en México nos hace mucha falta este habito, ya que pongo de ejemplo los pasados juegos olímpicos; nuestros deportistas destacaron en deportes individuales como son los medallistas de oro de tae kwan do, pero también nos damos cuenta que estamos empezando a cambiar de actitud ya que también obtuvieron una medalla de bronce en clavados sincronizados. Esperemos que pronto dejemos de ser individualistas y empecemos a trabajar en equipo; pensando en un bienestar mejor para todos los Mexicanos.

Pienso que el autor al decir procure primero comprender y después ser comprendido nos trata de decir que debemos aprender a comunicarnos. Ser empáticos para llegar a comprender mejor las necesidades de los demás y así poder expresar mas apropiadamente las nuestras.

El sexto hábito (La Sinergia) no es otra cosa más que el saber trabajar en equipo y sacar el máximo provecho de eso. Se trata de acumular conocimientos, habilidades, experiencias, fortalezas, etc. para obtener un mejor resultado del que alcanzaríamos trabajando solos o sin alcanzar a comprender que podemos potencializar ese conocimiento y habilidades en algo mucho más grande que el equipo mismo.
Este hábito es bastante difícil de lograr, si no hemos desarrollado los hábitos anteriores.

El ultimo habito que menciona el autor (Afilar la Sierra) se puede decir que es una de las causas por las que estamos cursando la maestría, ya que al buscar un mayor conocimiento podemos mejorar nuestras condiciones, pero no debemos olvidar demás aspectos personales como son el pasar tiempo con la familia y los amigos, el hacer ejercicio, etc. Este hábito se refiere a la búsqueda de la mejora continua. A no conformarnos con lo que hayamos logrado

Anónimo dijo...

Reflexión 5
Julio A. Cortes Jaimes


La Victoria Pública, Interdependencia

Ganar-Ganar es posible.

Culturalmente creo que este habito es la parte mas difícil de la victoria publica, como pueblo y sociedad es donde México esta lo mas atrasado, creo. Se puede percibir en varias dimensiones de la sociedad: política, comunidades, pueblos, escuelas, etc. No podemos concebir que el perder también nos lleva a ganar (en otro aspecto, quizá de más valor), un político en México tiene mucho problema aceptando que no fue elegido.

Un problema fundamental existe en la concepción de “ganar”, creemos que solo se puede ganar de una forma: que el otro pierda, y de hecho uno se haría la pregunta: “ Como se puede ganar si no hay perdedor ? “, no viene esto también de los deportes ? Aunque en los deportes se justifica que se juega con fines de diversión, se puede perder este precepto y extrapolar que para ganar debemos vencer, derrotar. El fundamento esta en romper el paradigma de que 2+2 > 4, es posible.

Escuchar primero, después: escuchar con más atención.

Buscamos en nuestros colegas y amigos quien nos escuche, todos lo hacemos, es casi una competencia, el que habla más es se considera que tiene mejores habilidades de líder… por que se impuso ? Entonces decimos que los demás no saben escuchar, y nosotros si ? no seria mejor darnos primero el consejo a nosotros mismos, “es que no hay mejor consejo, que aquel que Tu mismo pones en practica”. El deseo de hablar y querer que nos entiendan es un síndrome que se alimenta así mismo y crece en espiral, limitando tremendamente el desarrollo, mas aun es muy fácil caer en esta dinámica, todos la practican, en todos lugares se enseña: si hablas y te escuchan, eres importante, inteligente, casi carismático… este ultimo mapa es de los mas difíciles de romper, así se nos ha educado.


Sinergia, La ley de la entropía.

Como con la energía, si la usamos ya no podemos recuperarla en su totalidad, entonces el asegurar que hay una continuidad en las tareas y entendimiento entre las personas nos ayuda tremendamente a ser más eficientes y hacer más con menos recursos. Dos personas pueden hacer mas juntas que la suma de lo que pueden hacer individualmente.

Mas aun, la dinámica de aprendizaje que se crea nos lleva como grupo a un nivel superior de inteligencia, inteligencia de grupo, ahora somos no millones de neuronas interconectadas, somos más millones, agrupadas de forma que hay diversidad, y que esta diversidad nos llevara nuevos umbrales de pensamiento, que de forma individual nunca podríamos haber imaginado posible llegar.

Anónimo dijo...

Jose Antonio Vilchis Tapia
1182737

HABITO 4
PENSAR GANAR GANAR

Pensar ganar ganar es un estado de ánimo y de corazón que constantemente busca el beneficio mutuo en todas las interacciones humanas. Ganar-Ganar significa que todos ganan porque los acuerdos y las soluciones son mutuamente beneficiosos y satisfactorios; todas las partes se sienten bien sobre la decisión y se sienten comprometidos con el plan de acción.

Algo que llamo mi atención en este capitulo son las características que posee toda persona con carácter ganar-ganar tales como la integridad, la madurez y la mentalidad de abundancia. La gente con integridad es fiel a sus sentimientos, valores y compromisos. La mentalidad de abundancia le persona cree que hay mucho para todos. Por ultimo la gente madura es aquella capaz de expresar sus ideas y sentimientos con valor y consideración por las ideas y sentimientos de los demás (empatia).

Las relaciones ganar ganar surgen de creer en la Tercera Alternativa y de abandonar posiciones egoístas para buscarla. La gente que no confía en los demás no crea estos acuerdos. Covey habla del Banco Emocional, pues uno de los depósitos efectivos que se hacen a esta cuenta es precisamente la confianza; por otra parte nos habla de los retiros a esta cuenta en donde vienen aquellas relaciones destructivas.

HABITO 5
BUSCAR PRIMERO ENTENDER, LUEGO SER ENTENDIDO

Para poder diagnosticar adecuadamente la condición, situación o problema de una persona, debemos practicar primero el “Escuchar Empático”. Antes de dar un consejo a alguien, debemos primero determinar la causa o naturaleza de la condición, la situación o el problema de la persona. Debemos dedicar el tiempo y esfuerzo suficientes para practicar apropiadamente, diagnosticar antes de prescribir.

Al ser empático Covey no se refiere a estar de acuerdo con alguien, sin embargo es entender a la persona tanto emocional como intelectualmente, tenemos empatia cuando nos ponemos en el lugar de la otra persona y experimentamos sus sentimientos. Por otro lado menciona de cómo debemos desarrollar nuestra habilidad para crear el entendimiento buscando ser entendido, una vez que entendemos buscamos ser entendidos, presentando nuestras ideas en forma clara, especifica y visualmente.

HABITO 6
SINERGIZAR
Este capitulo nos habla de la esencia del trabajo en equipo, cuando 2 o mas personas trabajan juntas para entender algo, pueden crear un fenómeno llamada “Sinergia” que nos permite descubrir en conjunto las cosas que es mucho menos probable que descubramos por nosotros mismos. Este hábito construye los 2 hábitos anteriores.

Cuando tenemos a personas que piensan distinto a uno, es importante ver las diferencias como una oportunidad y debemos sacar ventaja de ello. Es importante respetar y apreciar esas diferencias y aprender de lo que nos muestran. Podemos verlas como un beneficio o como una amenza; y al elegir uno o la otra, determinamos la calidad de nuestras relaciones y nuestras vidas.

HABITO 7
AFILAR LA SIERRA
Afilar la sierra significa mantener y mejorar las cosas que nos ayudan a cumplir con nuestro trabajo y otros deseos. Covey nos da un ejemplo muy bueno al mencionar al leñador concentrado en cortar los árboles en donde se niega a detenerse y afilar la cuchilla de la sierra; dando esto como resultado un desperdicio de su tiempo y energía. Lo que aprendemos de esta historia es la importancia de mantener y mejorar las cosas que nos ayudan a cumplir con nuestro trabajo y otros deseos. Debemos mantener nuestra capacidad personal de producción (física, mental, espiritual y social/emocional) para desempeñarnos bien en todos los ámbitos en donde nos desenvolvemos.

Anónimo dijo...

Ricardo Navarrete Olvera
1182734

Ganar ganar, que todo el mundo gane, muchas veces pensamos en soluciones para nuestros equipos de trabajos, la competencia la "sana competencia" quien llega primero quien despues, el leer lo que Covey recomienda en su cuarto hábito me provocó en varias ocasiones sorpresa, al grado de releer para asegurarme que era había entendido bien, el seguir este hábito y lograrlo, rompe muchos paradigmas en las organizaciones tradicionales, donde nos inculcan e incluso nos premian la competencia ganar-perder, es lo comun, la comunicación interpersonal no es lo común ni lo acostumbrado, lograr implantar una filosofía ganar-ganar en nuestros grupos de trabajo es un gran reto como bien menciona el autor, es necesario lograr un equilibrio entre la independencia y la interdependencia.

Comprender, escuchar,comunicarse, definitivamente para mi lo mas difícil de todo lo leído hasta este momento llegar a tener el hábito de generar un marco de referencia de nuestro interlocutor, me parece un reto de veras enorme encuadrar primero, lograr el entendimiento de mi interlocutor no es algo en lo que yo me caracterice, yo como muchas otras personas, acostumbro formar ideas a partir de lo que oigo, ideas en mi marco conceptual, en mi contexto, lo que plantea el autor de ENTENDER representa adentrarse en el mundo de la otra persona de lograr comprender plenamente lo que esta diciendo para despues hablar; algo realmente RETADOR

Sinergia, palabra elegante adornada usada por los eruditos, pero en nuestro diario actuar que significa? significa sacar lo mejor de vairas ideas, significa la conjunción de las opiniones que aunque distintas lleven a la mejor solución, -cuanta falta hace la sinergia en nuestro congreso de la unión- . Pienso en uns discusión doméstica, cuanto tiempo y desgaste podríamos ahorrar si trabajaramos en crear un acuerdo con lo mejor de las propuestas de los miembros de la familia, es importante actuar para lograr acuerdos no imposiciones.

Afilar la Sierra,mantenerse y renovarse la salud mental y física, cuanto la descuidamos cuan no hacemos ejercicio físico, mental, social, fomentar la salud, los amigos el espíritu. Espero que esta lectura fomente en mi persona y en la de mis compañeros para fomentar el mantenimientos de los YO par lograr efectividad en lo que hacemos

Anónimo dijo...

Karla Mociño
1181452

PIENSE EN GANAR GANAR.
Solo la combinación de estos hábitos de liderazgo interpersonal y de efectividad hace posible que tengamos satisfacciones compartidas. Creo que en nuestro país no es muy común que pensemos en ayudar a los demás, es más común que cada quien piense sólo en si mismo y en como poder sobrevivir en este mundo. Por eso creo que el ejemplo de los cangrejos mexicanos podría quedar muy bien para ejemplificar esto. “Un hombre tenia dos botes uno tapado y uno destapado, en el bote tapado tenia cangrejos japoneses y en el bote destapado tenia cangrejos mexicanos, entonces se le pregunto por que el bote de los cangrejos japoneses estaba tapado, a lo que contesto; este bote lo tapo por que los cangrejos japoneses se ayudan para salir del bote, en cambio los cangrejos mexicanos cuando empiezan a ver que uno va subiendo para alcanzar el borde del bote los demás cangrejos se ocupan de volverlo a meter”.

PRIMERO COMPRENDER Y DESPUES SER COMPRENDIDO.
La comunicación efectiva es esencial para las relaciones humanas y poder tener acuerdos con todas las persona que nos rodean, el escuchar en el sentido completo de la palabra. Esto nos ayudará a poder resolver problemas, que se nos presenten en nuestro día a día.

SINERGIA
Hay que cultivar la actitud y habilidad de valorar la diversidad de las cosas y de las personas nos lleva a tener una interdependencia, podemos poner como ejemplo los gajos de una naranja, así todos pertenecemos y formamos un todo, lo que permite a un grupo de trabajo funcionar realmente como un equipo, obteniendo los mejores resultados para todos.

AFILE LA SIERRA.
Se trata de darnos tiempo siempre para la retroalimentación de todos los procedimientos no solamente de acuerdo a nuestros parámetros de juicio sino también con los de nuestros compañeros de trabajo y hasta con nuestra familia, esto permite visualizar algunas soluciones que no habíamos encontrado con anterioridad

Raúl dijo...

Raúl Marín
1182394
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva (de Victoria Pública a fin de libro).

En esta parte del libro, que para mí es la más importante, ya que Stephen toca temas muy importantes como la integridad, los valores humanos, la actitud, etc. y que pueden ser aplicables en todos los ámbitos de nuestra vida, con el trabajo, la familia, la sociedad, etc. Tomemos en cuanta que podemos ser ejemplo y guía, ya que los que nos rodean nos tomarán como un modelo a seguir y en lo particular así lo siento con mis hijos, ya que ellos así me lo han hecho saber.
Hay varios aspectos que me parecen de mucha importancia, “Cumplir con las expectativas” fomentándolas, y lo más importante debemos llevarlas a la práctica para que les saquemos provecho, ya su vez fortalecer nuestro carácter, ya que el no hacerlo nos resta “puntos” difíciles de volver a recuperar, como dice un dicho que la confianza tarda años en obtenerse y un segundo el perderse. Por otro lado, podemos observar que estos hábitos se tienen que practicar día a día, ya que el llevarlos a la práctica no es una tarea fácil, podemos perdernos en el camino, tenemos que tomarnos los cinco minutos para afilar la sierra.
Otro punto que considero de gran importancia es el hecho que tratar a los demás como queremos que nos traten, y se vuelve fundamental cuando en nuestro trabajo tratamos con personas, colegas, etc. Que en lo particular creo que tengo el privilegio de no tratar con el público en general, estando en un mostrador, y digo que tengo esa fortuna, ya que me considero no muy paciente, pero con la gente que tengo relación, ya sea de trabajo, amistad o familiar, procuro tratarlos de la misma manera que a mí me gustaría que me trataran, que importante es esto, se gana uno muchos puntos.
Estoy de acuerdo en que no siempre se puede aplicar el concepto Ganar / Ganar, ya que en ocasiones no será posible y porque así las circunstancias lo ameritan, pero solo debemos de tomar dicha decisión cuando no tengamos otra opción, ya que Ganar / Ganar o no hay opción tendrá que ser bajo la que nos guiemos, los beneficios son palpables y ganar ambas partes, ya que esto quiere decir que vimos el problema desde la otra perspectiva y algo que también no nos debemos olvidar es la idea de primero comprender antes de ser comprendido, escuchar y luego juzgar, es algo que tengo que poner en práctica, yo en lo particular me puse a reflexionar por un buen rato y se encuentra uno con algunos paradigmas que pueden no dejarnos crecer como trabajadores, padres, hermanos, hijos, esposo(a), etc.

Anónimo dijo...

Eric Aguilar Díaz

4º Hábito Pensar en Ganar Ganar

Ganar Ganar es una filosofía que aseguraría ser un buen proveedor o cliente a largo plazo al tener una amplia confianza mutua o de la misma manera en la vida personal. La peor forma de pensar desde mi punto de vista es la de pierdo pierdes y se me hace una inmadurez. Y la opción de ganar ganar o no hay trato también se me hace una muy buena opción en ciertas situaciones para demostrar la honestidad, no se esto aplique al matrimonio pero debería ser así, de esto lo que logramos es demostrar que somos personas honestas con nosotros mismos y de ahí se genera una confianza que se transmite a la otra persona y muy probablemente en el futuro se llegue a una arreglo de ganar ganar. La otra parte que me llamo la atención es la mentalidad de la escasez, yo conozco personas piensan de esta forma y lo que puedo decir es que es una persona que aunque a tenido muchos logros no podrá se un líder con el cual sus colaboradores se sientan libres de decir lo que piensan ya que se considera esto como una falta de respeto, la verdad si siento pena por este tipo de personas por lo que les recomendaré leer esta lectura.

5° Hábito Primero Entender y luego Ser comprendido

En este hábito lo que me viene a la mente es mi adolescencia donde la comunicación con mis padres fue muy mala, ya que nunca supimos escucharnos de ambas partes pensando que ambos teníamos la razón del tema. Sin duda esta lectura me ha dejado la enseñanza de dejar hablar a mi esposa, equipo de trabajo, etc. antes de dar mi punto de vista. Creo que siempre al final de una explicación de otra persona si no estamos seguros de lo que tratan de decirnos tenemos que parar y decir, Si entendí bien tu quieres decirme que …………? Solo de esa forma estaremos en la posición de dar nuestro argumento.

6° Hábito La Sinergía

De este hábito lo que mas me llama la atención es que de encontrar diferencias en el pensamiento, se pueden aceptar y formar acuerdos para volver más fuerte el compromiso entre colaboradores. Sin duda es la clave del trabajo en equipo que tanto se menciona hoy en día. Si nosotros mismos tuviéramos la humildad y respeto para aceptar nuestros puntos débiles en cuanto la percepción de las cosas que nos rodean nos preocuparíamos más por ver nuestro entorno y aprender de las demás formas de ver las cosas sin necesidad de experimentarlas nosotros mismos.

7° Hábito Afilar la sierra

Lo que más me llamo la atención de este hábito es la influencia que puede tener lo que nosotros pensamos de otras personas en ellas. El ejemplo de los estudiantes sobresaliente y los no sobresalientes es un claro ejemplo que las personas se pueden sentir como la sociedad los etiqueta de ahí que uno como líder debe de tener cuidado en manifestar el punto de vista que se tiene sobre sus colaboradores.

Aurora dijo...

Empezaré por reconocer que me gustó la metáfora de la cuenta bancaria; es decir, si el cúmulo de sentimientos, ideas, emociones y actitudes que proyecto y doy a los demás son positivas el día que por alguna razón falle o no reaccione de la forma más adecuada a lo que la gente desea será mucho menor el golpe debido a que la mayor parte de las veces reciben de mi cosas positivas. Recuerdo que mucho de eso lo aprendí de mis papás, cuando mis hermanas y yo íbamos a la primaria ellos trabajaban y sobre todo para mi mamá era muy difícil asistir a nuestros festivales en la escuela, ella se esmeraba en hacer que el atuendo requerido fuera el mejor y al final del día al estar todos en casa ella acomodaba en la casa todo para que pudiéramos nosotros hacer nuestra presentación ante ella y mi papá, entonces poco a poco mis hermanas y yo hicimos tal mancuerna que si nuestro número incluía pareja entre nosotras ensayábamos así que no recuerdo haberle dado mucha importancia al hecho de que el día de las madres o en la demostración de fin de año mis papás no estuvieran, yo sabía que de todos modos valoraban lo que yo hacía. Siempre me sentí importante para ellos, sabía que tenía su atención, que cumplían con su compromiso de papás porque siempre asistí a cada compromiso puntual e impecable, cuando me preguntaban como había salido todo tenía la confianza suficiente para reconocer que me había equivocado en ese momento lo volvía a intentar, lo mejor de todo supongo que fue la parte en la que nos decían, “tu papá y yo no podemos ir porque debemos trabajar, pero aunque no nos vean estamos con ustedes”

La parte de ganar/ganar… que distinto panorama tenemos, de hecho esa burda comparación que no hacen a nosotros los mexicanos, no hace mucho escuche que decían que éramos como sapos en una cubeta, y que cuando alguno lograba llegar casi al borde de la cubeta para salir por fin de ella había más de uno que se le dejaba ir encima para colgarse de su avance y en el mejor de los casos salir los dos claro que con el esfuerzo de uno solo, en el peor de los casos la fuerza del segundo terminaba por dejar sin fuerzas al que ya había avanzado y entonces los dos se iban nuevamente al fondo de la cubeta. Si es una gran debilidad humana que pocos se han dispuesto a superar, es decir no estamos acostumbrados a hacer del logro de alguien más que no sea yo también un triunfo mío; pienso que si alguien que está en un primer momento bajo mis coordinación se vuelve mi igual en incluso mi superior en gran parte será gracias a lo que aprendió conmigo entonces ¿por qué tenerle envidia o miedo?, ¿porque si alguien más joven o mejor preparado que yo esta cerca de mi no me contagio de su vitalidad y sabiduría para mejorar mi desempeño en lugar de fastidiarle la vida pensando que seguro ha llegado sólo a aprender lo que hago para quitarme mi lugar?. Así como si yo gano los demás ganan de la misma forma si los demás pierden yo pierdo. Al menos en lo laboral, ciertamente hay muchas otras combinaciones en esto de ganar pero al establecer el objetivo casi siempre se llega a la misma conclusión excepto en las competencias.

“… ayúdame a nunca buscar, querer ser consolado sino consolar, ser entendido sino entender, ser amado si no yo amar…” es la letra de un canto religioso y es muy inteligente, debo reconocer que llevo al menos los últimos 6 años de mi vida ejercitando mi capacidad de escuchar, siempre he sido muy hábil para hablar y decir cómo, cuando y porque se deben hacer las cosas, sólo que un buen día mi mejor amiga de la facultad me llevó un pergamino de un texto de Gabriela Vargas que se llama “el arte de escuchar”, mi amiga siempre ha sido todo lo contrario a mi, callada, reservada, introvertida y muy disciplinada en las actividades académicas, siempre supe que tenía su admiración pero debo reconocer que me sorprendió tanto ese mensaje que ella eligió para mi y que recuerdo me lo dio con un poco de miedo. No sé si ella sabía y deseaba que me causará gran impacto ese regalo y por fortuna se lo pude agradecer y hasta la fecha lo conservo y lo leo con frecuencia y me doy cuenta que en cada día de mi vida debo ponerlo en practica, con mis papás, con mis hermanas, con mi novio, con la gente que en mi trabajo atiendo intentando aprender más de quienes me hablan y reconociendo que no lo sé todo, que no hay una verdad absoluta y que hay mucho que aprender en los demás. Ese pensamiento dice entre otras que a veces la gente sólo necesita ser escuchada, sin comentarios, sin consejos, sin regaños.

De la sinergia justo durante esta semana, una compañera de mi trabajo al estar realizando una actividad que parecía irse a pique y que teníamos que realizar juntas me dijo de forma muy … respetuosa pero al mismo tiempo ruda que yo le parecía una persona hipócrita porque a todo le veía el lado positivo, pero que ella estaba segura que sólo lo he hecho por quedar bien, estoy nos hizo platicar un buen rato y debo reconocer que al principio me enfadó y entonces le mencioné que ella era la persona más negativa que conozco sin embargo en mi mente están varios momentos que ella y yo hemos compartido y que al final el equilibrio entre mi optimismo y su negatividad han podido convivir y lograr resultados, traté de hacer a un lado muy orgullo y rescatar aspectos buenos en su persona aunque una parte de mi estaba muy molesta por lo que me había dicho y honestamente quería gritarle los peores defectos que le he visto pero si ya nos los habíamos dicho para qué echarle más leña al fuego. Aunque si duda la naturaleza es sabia y es una suerte que sea sólo mi compañera, no imagino la vida si hubiera sido mi hermana ja, ja, ja.
Afile la sierra resistencia saber que al igual que yo los demás están en proceso y que se vale que sus tiempos sean diferentes a los míos pero no quitar el renglón pues también yo estoy tratando de lograr hacer de mi un mejor ser humano y merezco tenerme paciencia, flexibilidad debo entender y estar convencida de que cada historia tendrá siempre más de una versión y que no necesariamente la mía es la más real y fuerza Aprendí… que frente a todo sólo existen dos caminos: quejarme o crecer.

Anónimo dijo...

Sylvia Denisse Rosas Negrete
743903
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva


Tanto la victoria privada como la victoria pública significan retos importantes para la vida diaria, ya que ciertamente no es fácil cambiar malos hábitos, costumbres, pensamientos, de un día para el otro. Sin embargo, es importante saber, que si tenemos la decisión de ser mejores, con un poco de perseverancia y decisión podremos obtener buenos resultados.
Los siguientes hábitos me permitieron darme cuenta de los errores o aciertos que en ocasiones cometo con la gente que convivo; pero a la vez me dieron la oportunidad de conocer que puedo hacer diferente para obtener resultados diferentes.


Hábito 4: Pensar en ganar-ganar
Este hábito nos propone que toda relación debe tener como fin un beneficio mutuo, ya sea una relación de pareja, laboral, de amistad, etc; siempre he creído que el que da sin esperar nada a cambio es quien realmente ama, quien realmente se entrega y en muchas ocasiones logra sentirse satisfecho con su actuar, ya que nunca espero nada más, un claro ejemplo es la Madre Teresa de Calcuta. Estoy convencida, que ésta gran mujer vivió su vida feliz ya que nunca se canso de dar, podríamos decir que siempre ganó en sus relaciones, siempre logro su satisfacción y seguramente toda la gente que recibió algo de ella también ganó (y mucho más de lo que ellos esperaban). Lo que quiero decir con esto, es que el ganar-ganar depende mucho de las expectativas de cada integrante en una relación. Para todos el ganar tiene significados diferentes, por lo que lograr una entera satisfacción tal vez resulte complicado o muy sencillo. Pero considero que la enseñanza más importante es tener siempre en mente el hecho de hacer más fácil la vida el uno al otro, actuar con los demás como nos gustaría que actuarán con nosotros, y finalmente no hacer con los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran.

Hábito 5: Procure primero comprender y después ser comprendido
¡Qué difícil resulta escuchar o ser escuchado! ¡Qué fácil es opinar, criticar, aconsejar, pensar en que solo mis problemas son importantes!. Este hábito me resulta realmente motivador, ya que me brinda la oportunidad de que el día de hoy o mañana pueda aplicar la escucha activa y el ponerme en los zapatos de los demás.
No es exageración decir, que a diario encontramos personas que nos comparten alguna emoción, experiencia, vivencia y solamente quieren ser escuchadas. O que nosotros mismos queramos ir rápidamente a contar algo a un amigo. La comunicación es parte de la vida y resulta muy importante saber realizarla. Debemos ser prudentes al hablar y pacientes al escuchar, ya que en esto radica una buena convivencia con las personas que nos rodean, ya que logramos darles lo que están buscando.
La empatía también es fundamental, ya que nos permite en dado caso que se requiera, dar consejos u opiniones sobre algún tema en específico, pero con la gran diferencia de saber que estamos hablando con asertividad y no subjetivamente.

Hábito 6: La sinergia
Realmente han sido muy satisfactorias las ocasiones en que he logrado un verdadero trabajo en equipo. He de confesar que hay veces que prefiero hacer las cosas por mi misma y también he logrado buenos resultados. Parte de mi resistencia al trabajo en equipo, es el hecho de que todos creemos tener la razón, hay poca tolerancia a opiniones diferentes y poco compromiso para llegar al cumplimiento de metas. Pero desafortunadamente estos defectos individuales se convierten en grandes problemas grupales.
Gracias a Dios, todos somos diferentes, todos gozamos de libertad para pensar, decidir, actuar, etc. Me parece que lo que este hábito propone es muy retador y a la vez alcanzable, ya que en el momento que valoramos las diferencias, la diversidad y logramos construir, estaremos cumpliendo con el fin último de cada “individuo”, que es que “todos” seamos felices.

Hábito 7: Afilar la Sierra
Cuando llegan las alegrías más grandes o las peores tragedias a la vida, es cuando el hombre sabio, se dedica un tiempo para reflexionar. ¿Qué he hecho tan bien? O ¿Qué he hecho tan mal? ¿Por qué las cosas se dieron así?. Es muy importante que cada día estemos concientes, que debemos estar bien en todos los aspectos para disfrutar de todo momento que se presente en nuestra vida; o de estar prevenidos para evitar algún evento no deseado.
Cada día se puede aprender algo nuevo, solo es necesario poner un alto en el camino y comprenderlo.

Anónimo dijo...

Karla Vargas

Ganar-Ganar

Éste paradigma tiene tres rasgos característicos escenciales que nos permiten lograr establecer relaciones del tipo ganar-ganar. Si soy una persona integra, entonces soy firme con mis conviciones y mis principios. La madurez me da el coraje para expresarme y defender mis ideales pero a la vez me da la capacidad de respetar los de otros. Por último la mentalidad de abundancia, mi éxito no tiene que ser a expensas del otro, por el contrario el éxito se puede compartir, y se consigue de forma más natural cuando trabajo en equipo y con la cooperación de todos los involucrados.
Es muy importante que en la interacción con mi familia, mi pareja, mi grupo de trabajo, procure no sólo mi bienestar pero también el bienestar de los demás. En una situación de conflicto o en una negociación, situarme en la perspectiva del otro, ser atenta, escuchar, comprender, me da las herramientas para obtener resultados positivos y ganancias para todos.

Procure Primero comprender, y después ser comprendido

Este es un principio clave para la comunicación efectiva, y el éxito de las relaciones interpersonales. La mayoría de las personas tenemos prejuicios muy arraigados que nos impiden comprender realmente, sólo vemos lo que queremos ver o juzgamos anticipadamente, comprender implica hacer de lado mis prejuicios, ver las cosas desde el punto de vista del otro, aceptar mis diferencias y no tratar de imponer mi verdad. Una vez que he comprendido es mucho más fácil lograr que me comprendan, porque puedo expresar mis ideas considerando el contexto del otro. Es como cuando queremos enseñar a un niño a sumar, comprendemos que es un niño y por eso usamos manzanas para enseñarle, esto se traslada a la vida cotidiana, si logro comprender como piensa el otro, entonces sabre como puedo comunicarle mis ideas de forma efectiva.

La Sinergia

La suma de las energías de cada esfuerzo individual no se compara con el esfuerzo de todos los individuos trabajando en conjunto… sinergicamente.
Cuando se trabajar con espiritu de cooperación, cuando se procura el desarrollo personal tanto como el desarrollo del los individuos del equipo, se crea un impulso positivo contagioso que lleva a lograr resultados magnificos en un equipo de trabajo.

Afilar la sierra

Cada día de nuestras vidas es una invitación a ser mejores, aprender, desarrollar nuevas habilidades. El deseo de cultivar nuestro conocimiento y nuestro espiritú debe permanecer con nosotros a lo largo de nuestras vidas. Reflexiones como las que hemos hecho a lo largo de estas lecturas nos permiten ‘afilar la sierra’ hacer una revaloración de nosotros mismo y de lo que nos rodea.

Anónimo dijo...

ALFONSO TREJO ZÚÑIGA
441539

La segunda parte de las lecturas de Covey, se asemejan a la forma en la cual los individuos deben aprender a relacionarse con el fin de obtener no solamente el bien para uno mismo, sino tratar de obetener un bien común, ya sea tanto a nivel personal, así como las relaciones que se establecen en lo laboral.

El cuarto hábito ganar/ganar me ha enseñado que no hay que pensar en sacar provecho de cualquier situación, debemos como individuos buscar la mejores alternativas que puedan darse para que las partes que se están relacionando saquen el mejor provecho posible de la situación. En lo personal he tenido situaciones sobretodo laborales en donde existe un conflicto entre dos partes (una de esas partes me involucra) y la posición de ambos siempre es buscar pasar por encima de la otra posición, sin pensar que si se llega a una decisión consensada entre ambas partes, pudiera resultar de mayor valor para la empresa.
Afortunadamente esta situación la he estado mejorando con el tiempo, al razonar antes de actuar sobre las situaciones que se presentan de conflicto o choque en el trabajo, buscando ante todo obtener la mejor respuesta posible sobre las propuestas planteadas considerando que no siempre mi opción puede ser la mejor.

En cuestión del quinto hábito, me gusta mucho la reflexión del procure primero comprender y luego ser comprendido, ya que en muchos aspectos de la lectura "me quedo el saco", como se dice regularmente, creo que soy una persona con un fuerte defecto en el sentido de que normalmente no pongo atención a las cosas que me comentan. Por ejemplo, en el trabajo tengo el problema de que cuento con poco tiempo para resolver un número de pendientes, desafortunadamente en lugar de atender las recomendaciones de la gente para resolver uno de esos pendientes, medio estoy escuchando la propuesta y al mismo tiempo estoy tratando de resolver de manera mental otro problema pendiente. En este sentido me he dado cuenta que no soy una persona que trate de comprender antes de actuar, ya que por las presiones del tiempo trato de actuar aunque muchas veces no obtengo los resultados que estoy tratando de obtener. El ejercicio de este hábito se me hace muy válido y creo que es de gran enseñanza al menos en mi caso.

El tema de la sinergia, se me hace un poco como la unión de todos los demás hábitos, es un poco el ponerte en los pies de la otra persona para comprender porque esta actuando de una manera que en ocasiones choca con la manera en la cual tu estas actuando. De esta forma se logrará entender de mejor forma el punto de vista de la otra persona y al conseguir esta situación, podrás estar en una posición favorable para conseguir una mejor alternativa de solución. Es importante no cerrarse, ni tampoco cegarse al punto de vista de los demás, situación que nos permitirá conocer nuevos horizontes y en su caso nos dará una nueva capacidad que nos hará mejores y mas confibles personas.

Finalmente el tema de ajuste la sierra, hace una pequeña remembranza sobre las cuatro dimensiones de la renovación, las cuales son física, espiritual, mental y social-emocional. Desde luego es importante para todo ser humano tener un equilibrio de estas dimensiones, lo que le servirá para establecer comunicación efectiva con las demás personas, procurando desde luego estar bien consigo mismo para estar bien con los demás. Para esto es importante estar al día en salud física y mental, procurar conservar y ejercer nuestros valores, cultivar nuestra mente a través de la lectura continua, no querer que la gente cambie sólo porque nosotros consideramos que están mal, sino tratar de adaptarnos a todos los entornos que se nos presenten. Como dije líneas arriba, el estar equilibrados en todos los aspectos nos hará mejores seres humanos. En lo personal esta lectura me gustó mucho y procuraré a partir de ya, a aprender a procurarme primeramente y al mismo tiempo a procurar a los seres que me rodean iniciando por mi familia.

Alfonso Trejo Zúñiga

Anónimo dijo...

Pablo Ortiz Velázquez
Matrícula: A01182393

La Victoria Pública.-( hábito 3-6), Hábito 7 , la espiral ascendente , la autorrenovación.
Stephen R. Covey


Además de disfrutar de nuestra independencia intelectual y emocional, los individuos necesitamos interactuar entre sí y esto es; saber que estamos vivos y que hay más individuos afuera con quienes interactuar.
Nadie puede triunfar en sus interacciones si no logramos tener éxito en nuestra propia independencia, si no somos honestos, personas integras y si no poseemos un buen capital emocional difícilmente podremos interactuar con otras personas.

La habilidad de escuchar, entender, comprometerse ser honesto son factores del capital humano que no todos los jefes tienen y ese es su secreto del éxito o fracaso en un desarrollo profesional.

Nadie puede tener éxito en las interacciones si no ha logrado una plena autorrealización como ser humano, es por eso que se dice que la Victoria Privada antecede a la Vitoria Publica.

EN nuestra práctica es fácil diferenciar los buenos jefes de los que no lo son; no siempre debe ganar por ser jefe , la planeación y la estrategia definen al real líder, se debe perder cuando así conviene. Ganar y triunfar no son acciones siempre en la misma dirección. Perdiendo, cediendo muchas veces se logra el éxito.

El comprender significa saber escuchar entender, diagnósticar perfectamente antes de juzgar o establecer la ruta de solución nos hace ser buenos líderes. EN la practica es díficil que encontremos jefes que aprendan a escuchar pero es más difícil aún que les interese hacerse entender, porque hacerlo si tienen la autoridad y los demás deben obedecer, este es un error muy común.

En la práctica profesional he visto circular personas de diferentes mandos y la características que definen a los triunfadores de los no triunfadores es el que aprendan a interactuar, para eso deben aplicar los tres hábitos de la interdependencia, saber escuchar, entender y hacerse entender, aprovecharse de las sinergias positivas y fomentarlas para lograr al final relaciones ganar –ganar. Los buenos jefes se distinguen por su trascendencia dentro de las organizaciones pero más aún dentro de las vidas de las personas y ellos son los que aplican bien estos principio , los malos jefes resultan ser los que no trascienden por que no escuchar o porque no explican o porque piensan que siempre deben ganar, ellos son los que me ha tocado verlos salir de organizaciones, o bien nunca trascender dentro de la vida de ningún grupo.

El séptimo hábito es el de afilar la sierra, y significa solamente el aplicar cada uno de los 6 primeros hábitos y ese paso es difícil porque significa un equilibrio total en las dimensiones física, espiritual, emocional y mental, pero de nada le sirve a una persona tener éxito en su victoria privada y pública si no tiene esta renovación constante, es una espiral ascendente de entender comprometerse y actuar, se escucha fácil y es terriblemente complicado llevarlo a la práctica en cualquier ámbito de la actividad humana.

Mauricio Franco dijo...

Llegamos a los siguientes 4 hábitos, los cuales son parte de la victoria pública, creo que es muy importante siempre poner estos hábitos después de los mencionados en la lectura pasada, porque sin lograr una victoria privada jamás se podría estar bien con la sociedad y muchos menos transmitir lo que se quiere como líder, si no estamos mentalmente estables no se podría realizar ningún consenso para lograr algo como equipo de trabajo. Los hábitos mencionados son los siguientes:

Piense ganar – ganar.

Este hábito siempre ha sido muy mencionado y sobre todo en las organizaciones, siempre tenemos que buscar negociaciones donde ganen los dos participantes, siempre tenemos que buscar negociaciones o acuerdos ganar – ganar en todo aspecto de nuestra vida, pero muchas veces este hábito se queda en el aire, es el más mencionado pero creo que es el que menos aplicamos normalmente, es muy importante que no sólo se quede en las organizaciones o en clase, sino que lo apliquemos siempre en nuestra vida diaria, por ejemplo, yo normalmente hago negociaciones en donde elegimos lo que me conviene porque son interacciones que me va a afectar más directamente en mi vida y no tanto dentro de a organización. Creo que este hábito es el más importante pero que muchas veces no aplicamos y por lo tanto poner especial atención a él después de este curso.

Busque primero entender, luego ser entendido

Este hábito reside en la capacidad de escuchar y hacerse escuchar, creo que es muy importante siempre entender primero para poder actuar correctamente, en mi caso creo que esta parte la tengo muy bien desarrollada, sin embargo, creo que me falta desarrollar la habilidad de hacerme escuchar, esto me paso en la dinámica del nudo, en donde yo entendí perfectamente lo que teníamos que hacer, y pude encontrar la respuesta rápidamente, sin embargo no pude hacerme escuchar para llegar a un mejor resultado. Creo que un buen líder debe de tener estas dos capacidades. Porque se puede tener un excelente entendimiento de la situación, tener la mejor respuesta al problema pero si no la sabes comunicar todo se queda en papel o en una idea.

Sinergice

Un excelente líder tiene que ser capaz de sinergizar su equipo de trabajo, si esto no ocurre jamás se podrá llegar a un resultado eficiente. Aquí radican las filosofías de los equipos multidisciplinarios para que cada uno potencie las habilidades que tiene cada individuo para que el equipo llegue a un mejor resultado, creo que muy personalmente cuando he sido líder de un equipo he logrado realizar esté hábito muy bien, para que cada quien haga en lo que es mejor y así como ya mencione esto se logre un mejor resultado.



Afilar la sierra

Este hábito se refiere a la mejora continua del individuo y no sólo de la organización, el estar constantemente aprendiendo es muy importante, porque si no nos quedamos con filosofías arcaicas y dejamos de tener credibilidad ante las situaciones actuales. Si un líder se ve arcaico pierde el poder de convocatoria, porque esta siguiendo ideales o utilizando herramientas que no sirven para las exigencias actuales en las que vivimos.

Creo que yo tengo muy fundamentado el autoaprendizaje que nos fomentó la escuela, por lo que es muy fácil tomar un libro para aprender por nosotros mismos sin tener que esperar a que la organización nos force a hacerlo.