lunes, 28 de julio de 2008

Mi 20 Agosto - Covey del inicio al hábito 3 (Maestría - Liderazgo para el desarrollo sostenible)

Stephen Covey emplea una metáfora que quiero compartir con ustedes. Él considera que los seres humanos somos en gran medida como aviones con el propósito de llegar al destino planteado. Lo curioso del asunto es que aproximadamente el 90% del tiempo los aviones se encuentran fuera de la que sería la ruta ideal, más corta y más directa, porque tiene que sortear toda clase de dificultades (rutas comerciales, tormentas, corrientes de viento, tráfico aéreo, etc.) ¿Cómo es posible que el avión llegue a su destino incluso con tan adversa probabilidad si consideramos ese desvío constante de su ruta?Hay razones muy importantes, una es la claridad en el destino al que se desea llegar, otra es la oportunidad de recibir información que le permite hacer los ajustes necesarios para no desviarse definitivamente de su camino. En este sentido sería importante también considerar que el piloto del avión no puede simplemente reaccionar a una tormenta regresando al aeropuerto porque la tormenta "no desea" que pasen, tampoco sería lógico empecinarse en seguir una ruta que no respeta las rutas comerciales de aviación. El piloto debe proponer, hacer lo mejor que pueda frente a las circunstancias que enfrenta, utilizar todos los recursos que tenga a la mano para sortear esas dificultades y llevar a su tripulación y pasajeros a puerto seguro.

El problema es que en ocasiones no asumimos que somos nosotros los pilotos del avión y simplemente estamos esperando a que el tiempo de vuelo se acabe y lleguemos, no importa a donde sea ni como sea. Creo que esta primera parte del libro de Covey nos invita a darnos cuenta de que el rumbo de nuestra vida está en nuestras manos, empezando por cuestionar las ideas no reflexionadas que podamos tener al respecto. Lo curioso es que cuando la gente habla de liderazgo, normalmente no tienen en mente esta parte del proceso; la victoria privada queda sepultada bajo un montón de técnicas superficiales que buscan lograr que los demás hagan lo que nosotros queremos, pensando erróneamente que eso es liderazgo. Lo preocupante es que si no trabajamos en cuestionar y ajustar nuestros paradigmas a la realidad, en controlar nuestras reacciones haciéndonos cargo de la manera en que enfrentamos nuestra vida; si no buscamos definir el destino hacia el cual queremos conducir nuestra vida, así como ser congruentes en la definición de nuestras prioridades, esa victoria pública no tendrá fundamentos y será muy frágil y efímera.

Nuevamente el reto está en que podamos conectar con nuestra propia experiencia de vida los principios que Covey propone, de manera que podamos tomar otra vez en nuestras manos esa posibilidad de definirnos y definir el mundo en el que vivimos. Fritjof Capra elaboró un esquema en el que muestra la red de los problemas del mundo. Lo curioso es que este gran físico y estudioso de los sistemas coloca las conductas egoístas y competitivas del ser humano como origen de todas esas problemáticas. Y si en ese nivel está el origen del problema, ¿no será buena idea empezar a trabajar con los individuos? Nosotros creemos que sí porque en la medida que nos damos cuenta de que tenemos un destino común con los otros seres humanos y asumimos la responsabilidad de construirlo, nuestras conductas hacia los demás no pueden seguir siendo las mismas y probablemente eso sea el inicio de la transformación que la humanidad espera con urgencia. ¿Qué descubres de ti mismo en estos capítulos?

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Jose Antonio Vilchis
1182737

Cuando supe que tendría la oportunidad de leer a Covey nuevamente, me entusiasmo la idea de examinarme en la practica de estos hábitos ya que hace 2 años tome el curso y esto me ha servido bastante no solo para organizar mi forma de trabajar sino en el aspecto personal en cuanto a la misión de vida que he puesto en practica desde ese tiempo.

PRIMER HABITO
SEA PROACTIVO
Lo primero que debemos que tener es autoconciencia; es la aptitud para pensar en los propios procesos de pensamiento. Nos permite distanciarnos y examinar incluso el modo en que nos vemos, es muy importante ya que si no nos vemos a nosotros mismos, no seremos capaces de comprender a los demás. Covey nos habla de 3 mapas sociales en donde se pretende explicar la naturaleza del hombre. El determinismo genético, que nos habla cuando los abuelos tienen la culpa. El determinismo psíquico, que dice que la culpa es de los padres, y por ultimo el determinismo ambiental que es culpa del patrón o el jefe (o esposa o situación económica, política). La idea de estos es que estamos condicionados a responder de un modo particular, basado en la teoría de estimulo/respuesta, que dice que entre el estimulo y la respuesta el ser humano tiene la libertad de elegir, es decir que somos responsables de nuestras propias vidas. Un ejemplo claro de lo que nos habla el autor es cuando una persona hace que las cosas sucedan y no espera que las condiciones externas se presten o se faciliten para que sucedan. Nos habla también del circulo de influencia en donde es importante mantenerte dentro de él, dejando fuera el de preocupación, es decir que la energía positiva debe imperar en todos nuestros actos. El cambio debe de darse de dentro hacia fuera, para poder cambiar ciertas cosas es necesario que dicho cambio se de en nuestro interior para conseguir que se de hacia fuera.

SEGUNDO HABITO
EMPIECE CON UN FIN EN MENTE
Recuerdo que en el curso hice el ejercicio en el cual tenia que escribir lo que las personas cercanas a mi podrían decir si fueran los oradores en mi funeral, en verdad me sirvió para darme cuenta que es lo que busco realmente en mi vida, tener una clara comprensión de mi destino. Podemos tener mucho trabajo o ser muy eficientes, pero solo seremos realmente efectivos si tenemos un fin en mente. Este hábito se basa en principios de liderazgo personal, lo que significa que el liderazgo es la primera creación. Liderazgo no es administración. La administración es otra de las creaciones que se examinan a lo largo de este libro. Tenemos varios centros alternativos en donde cada uno de nosotros tendemos a inclinarnos ya sea (trabajo, esposa, familia, dinero, posesiones, diversiones, amigos, iglesia o en uno mismo) sin embargo no tenemos identificado nuestro propio centro o bien un centro basado en principios, en donde uno mismo tenga la capacidad de decidir hacia cual de estos dirigirse y evaluar las opciones, teniendo un equilibrio en cuanto a nuestras necesidades familiares, laborales; tratando de llegar a soluciones adecuadas. Hace tiempo ya contaba con enunciado de misión de vida, del cual no ha sufrido muchas modificaciones ya que he tratado de mantenerlo vigente.


TERCER HABITO
ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO
Existen 4 generadores de la administración del tiempo las cuales se basan en organizar y ejecutar según prioridades. La primera generación se caracteriza con las notas y listas de tareas. La segunda generación se caracteriza con agendas. La tercera administración del tiempo y por ultimo la cuarta generación que reconoce la administración del tiempo y además administrarnos a nosotros mismos.; lo esencial de esta generación es administrar el tiempo de manera esquematizada y divididos en 4 bloques (urgente, no urgente, no importante e importante). Desde que tome este curso he utilizado la agenda que me ayuda a priorizar mis actividades junto con la brújula semanal, que facilita la asignación de mis tareas diarias tanto laborales y personales y poder así priorizar según su grado de preferencia. También nos habla cuando es necesario decir que NO a ciertas tareas en donde por razón de tiempo o carga de trabajo nos es imposible realizarlas, el tener organizada la agenda nos permite cumplir con cada una de las responsabilidades y también delegar aquellas en donde no sea necesaria nuestra intervención directa. El delegar se ha convertido muy importante en mi trabajo, ya que al estar viajando hay ciertas actividades que es imposible resuelva yo solo, por lo que he decidido incluir en la agenda las personas vs. actividades y tiempos para hacerlas, me ayuda a administrar mejor mi tiempo y cumplir al máximo con mis responsabilidades.

Fabian dijo...

Jesús Fabián Avilés Espinosa
1051825
7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Finalmente estoy leyendo los 7 hábitos, es una lectura que inicie hace diez años, es un libro que me había costado trabajo leer. Me ha gustado lo que he leído, tres hábitos, victoria privada. Me ha gustado, el hecho de leer, que yo pueda seguir modificando mi entorno, claro siempre empezando por mi persona. Me ha puesto claro, que necesito fortalecer el carácter. Reforzar que el carácter se forma con un hábito y que para hacer, cambiar o desarrollar un hábito debo, conocer y entender que quiero, Porque lo quiero, desarrollar las habilidades para hacerlo y un ferviente deseo de hacerlo. Nadie lo puede hacer por mí, es mi trabajo interno hacerlo. Covey, explica que si se domina el trabajo interno, se está listo con las bases para dominar el trabajo externo.
El tener consciencia de la dependencia, la independencia y la interdependencia. Conceptos que si bien decimos creer conocerlos, no es claro en su aplicación en la vida cotidiana. En mi persona, la educación de mis hijos será la mejor prueba de su conocimiento y buena aplicación. Es mi deseo que ellos sean formados como seres humanos interdependientes y “no lobos solitarios o llaneros solitarios “, la congruencia en mi forma de actuar y vivir, el llevar una relación de familia con las menos disfuncionalidades para que mis hijos logren ello. El actuar en mi ser y congruente con mi hacer debe ser el mejor ejemplo.
Habito uno, Proactividad.
Aprendí que, lo que yo entendía sobre proactividad era parcialmente correcto, o imparcialmente incorrecto. Yo entendía que proactivividad era ser activo con iniciativa, que se me mantenía de esa manera era una persona proactiva, la relación P/CP, me hiso reflexionar, que balance no es la actividad ni el medio, sin embargo he comprendido que el estimulo es el mismo para una persona, la respuesta a ese estimulo es una decisión mía es mi libertad interior y no es una condición preestablecida. La respuesta puede ser reactiva o proactiva, esa depende de mí. Entender que como persona proactiva, tengo la capacidad de subordinar mi respuesta del estimulo (respuesta), a mis los valores, que son independientes de los estímulos que yo reciba. Los valores son lo que me mueven a tomar una respuesta. Las personas se mueven por valores, valores cuidadosamente meditados, seleccionados y asimilados. “Soy lo que soy como consecuencia de mis elecciones de ayer y libre para elegirlas”, no imponerme limites que no permitan actuar, Pero, con mi libertad interior, determinar el tipo de carácter que deseo tener porque Yo decido como actuar. No podre controlar las circunstancias, pero puedo decidir cómo usar las circunstancias y ser víctima de ellas.

En mi círculo de influencia, tengo retos donde el control es de manera directa, indirecta y donde no hay control, tengo el control total de los problemas causados por mi conducta, para resolver estos problemas de los que tengo control directo, es que cambie mis hábitos. En las situaciones donde tengo control indirecto está relacionado con la conducta de las otras personas, y muchas maneras de resolverlos de manera proactiva, y dejar de confrontar y pelear. En donde no tengo control, rezarle a DIOS, por fortaleza para aceptar y sacar lo mejor de esa situación.
Tengo que cambiar mi visión personal donde se mejore y amplié, enfocando mis esfuerzos en donde soy proactivo, en las circunstancias donde hay control. Reforzar constantemente en como quiero verme y en consecuencia como quiero actuar. Aun cuando tengo años vividos, no soy un producto terminado, tengo que reflexionar en los errores cometidos, y revisar que actitudes hay que modificar, de vista al futuro, para poder ser congruente con mi visión. Que mi lenguaje corporal y mis pensamientos sean afines con mi visión. Ver las circunstancias, como retos y oportunidades y en donde yo pueda hacer algo, hacerlo con vehemencia.

Habito dos, empezar con un fin en mente.

Desarrollar un misión personal, el pensar detenidamente sobre mis metas, que sean integrales que ellas tengan y hagan sentido en mi vida, que este sólidamente basado en valores y principios. Que tenga un balance entre la producción (P) y la capacidad de producción (CP). Mi reflexión sobre este habito es; ¿Porque deje de hacerlo?, ¿Porque me desvié de mi plan?. En un seminario de desarrollo personal, realice el ejercicio de mi funeral, escribí como quería que fuera, sin embargo al recordarlo y compararlo con el hoy me encuentro con que me desvié, me dolió mucho reconocerlo, porque aun no he alcanzado lo que me propuse hace 12 años, me hecho recordar y poner “mi sueño” justo en frente de mi.
La definición de circulo de influencia y circulo de preocupación ha sido determinante, para que una vez más, yo tenga claro que quiero ser y que debo hacer y cuáles son los valores y principios que me rigen. Mi círculo de influencia, cual debe ser mí ser y hacer. La parte que me gusto es como centrar mi vida en función de mi circulo de influencia versus el circulo de la preocupación. Las siguientes preguntas brincaron inmediatamente en mi mente, ¿Porque me dio miedo perder “lo mucho” que había alcanzado?, ¿Por qué cambe mis prioridades por preocupaciones? ¿Por qué me enfoque en tener antes de ser y hacer?. La respuesta que debo dar y hacer es regresar a los básicos, centrar mi vida, en principios y no en personas, en valores y no en cosas, el recordar que el compromiso es con mi persona, mi familia, no con externos y menos con cosas que se hallan sujetas a cambios frecuentes e inmediatos. Tener en mente (mejor por escritos) mis principios correctos y no cambiarlos y que puedo depender de ellos.
EL tercer habito, primero lo primero

Me hace reflexionar en el poder que tenemos, que tengo, para cambiar quienes somos, como soy, por la forma en que actuamos. Con este hábito estoy construyendo mi liderazgo personal, darle un sentido, para mi muy definido de mi existencia ya que a través de mi visión, mis acciones estarán encaminadas a logara “mi sueño”. Aquí en esta capitulo me gusta la manera, como el autor plantea, que todas mis acciones deben estar orientadas a lograr un uso efectivo de mi tiempo, en función a realizar lo importante y no lo urgente. Para lograr realizar lo importante primero debo siempre estar teniendo clara mi misión, de esa manera me enfoco, en las actividades que dan sentido a esa misión. Debo hacer siempre una reflexión en función de mis objetivos y definir sí lo que se debe realizar cae dentro del primer grupo de lo importante-no urgente, y tener una administración proactiva de mi tiempo y mis actividades. De otra manera en un trabajar en crisis (urgente-importante) y estar activo haciendo lo urgente no importante y mucho menos lo no urgente y no importante. Me llevara a tener una actitud reactiva y de desgaste y con mucho, mucho estrés. Enfocarme en lo importante, según el autor Covey, estoy logrando o me estoy enfocando en una administración personal efectiva. Ya que puedo distribuir mi atención sobre unas bases de prioridades, y en el entendimiento correcto de la diferencia entre lo importante y lo urgente. Me gusto, la diferencia que se observa de urgente e importante ya que lo urgente es fácil de hacer y dejarse llevar, lo importante debe ser reflejado en función de mi misión. Debo planear las actividades, programar el tiempo y dedicar calidad y esfuerzo en cada una de las actividades realizadas, ya que debo pensar y actuar en su momento de acuerdo a los roles que tengo, esposo, padre, líder en mi empresa, siempre alineados con mi visión personal. El ilustrar con cuadrantes como son las actividades me ayudo mucho a comprender mi actuar y que actitudes cambiar. La lectura de los cuadrantes me impacto gratamente especialmente como decir que “NO”, cuando las situaciones no estén alineadas con mi visión personal, con la parte de ser proactivo y donde la capacidad de producción no está siendo ampliada. El empezar con un programa semanal con una visión de las actividades y de los roles que debo realizar, me ayuda para seguir potenciando mi persona, mi familia, mi negocio y mi vida.
Fabián

Anónimo dijo...

Reflexión
Jair Jassiel Morales Carreño
970150

Definitivamente, las organizaciones requieren de seres más competitivos en este mundo tan globalizado, pero principalmente personas que cuenten con principios y valores que busquen el éxito en sus vidas. De esta manera, es como Covey nos transmite herramientas que nos ayudarán tanto en nuestro aspecto personal como laboral.

Primer hábito: Sea proactivo.

Se trata de descubrir nichos y oportunidades en áreas de baja o nula competencia antes que sus competidores descubran la oportunidad, sin descuidar los ciclos del negocio y de flujo de caja. En mi aprendizaje, he vivido diversas etapas de grandes empresas que han incursionado en otras áreas, así como pequeños empresarios que vieron una oportunidad de negocio y la aplicaron, como es el caso de Bon Ice y el de Big Cola. Además, muchos de nosotros deseamos emprender nuestro propio negocio, y creo que estos hábitos nos reforzarán a continuar con nuestro ideal.

Segundo Hábito: Empiece con el fin en la mente

Covey en este hábito nos menciona que la creación de nuestra misión personal, nos dará el mejor punto de inicio para el desarrollo del propósito de nuestras vidas, de igual forma sucede con las organizaciones, necesitan una razón de ser para que las personas que trabajan ahí, se sientan identificados y se logren esos objetivos.

Anteriormente lleve una materia que se llama Procesos Humanos, en la que tuve que desarrollar la misión de mi vida, y aquí fue donde tuve que organizar todo lo que había hecho durante todos estos años de mi estancia en este mundo, desde mis estudios, aspecto laboral, mi familia, yo mismo; definitivamente, fue una de las cosas más complicadas que he elaborado en mi vida; sin embargo, esta tarea me ha ayudado a planificar mis actividades en función de las tareas que debo realizar, para avanzar hacia mis metas y lo que es más importante, crecer con mi familia.


Tercer Hábito: Poner primero lo primero.

Finalmente, se dice muy fácil el llevar a cabo estos hábitos, pero se necesita mucho valor para sacar de encima todo lo que no sirve y lanzarnos por eso que tanto deseamos. Desagraciadamente, considero que nuestra cultura ha formado esteriotipos, donde organizaciones piden homogeneidad, trabajo como maquinitas y es aquí donde nosotros debemos ayudar a marcar la diferencia, motivar e incentivar la “diferencia”, porque nosotros tenemos la oportunidad de tomar cursos como estos y el poder para transmitirlos a la gente que nos rodea.

A fin de cuentas nosotros debemos ser los dueños de nuestro destino, de nuestra suerte, y tomar las riendas de nuestra vida, resumiendo, ser dueños de nuestro futuro.

Anónimo dijo...

Guillermo Ruiz 1181304

Covey
Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva

Hábitos 1, 2 y 3

Al leer estos capítulos continuamos haciendo una introspección que nos permite actuar de una mejor manera y analizar las cosas que estamos haciendo mal o podemos hacer mejor.

La parte de la proactividad nos hace pensar en como tenemos la libertad de poder tomar nuestras propias decisiones, podemos elegir la manera en que vamos a actuar, en que vamos a contestar, etc. A pesar de tener diversos paradigmas y presiones, debemos de detenernos y pensar en la acción que vamos a tomar. Ayuda a darnos cuenta de que es mejor enfocarnos en las cosas que si podemos cambiar, para así lograr un mejor desarrollo. La proactividad se podría traducir en tomar una actitud positiva la cual nos trae mayores beneficios tanto en el ámbito personal como profesional.


El segundo capitulo nos habla de como es necesario empezar con un fin en mente, nos dice como es super necesario el tener una visión clara de a donde queremos llegar, que es lo que queremos lograr, etc. Aquí me vino a la mente la clásica pregunta que ha todos nos han hecho....como te ves en 5 años? Nos ayuda a reflexionar en lo importante que es definir objetivos claros y alcanzables en todos los ámbitos, en tenerlos siempre en mente para no desviarnos, también reflexionamos en como el logro o la lucha por la consecución de estos objetivos se debe basar en principios y valores, de tal manera que nuestros logros no se contrapongan con la persona que somos y con la educación que nos han inculcado.


La tercer parte de Establezca primero lo primero, es un principio básico para la toma de una buena decisión, me pareció muy interesante la herramienta de los cuadrantes la cual podemos aplicar en el día a día, de como es importante establecer prioridades de una manera eficaz, el ser organizado, y el tener planeación.

Como parte del aprendizaje de la lectura, creo que es necesario el aplicar y el hacernos de estos hábitos, lo cual nos permitirá ser una persona altamente efectiva y de gran valor para la organización.

Anónimo dijo...

Karla Mociño
1181452

Para poder ser mejores día a día, tenemos que inspeccionarnos para ver que es lo que estamos haciendo, bien o mal, que nos sirve y que solamente nos esta quitando tiempo y recursos para poder desarrollarnos como deseamos. Con estos hábitos que nos menciona Covey tenemos las herramientas necesarias para podernos autoevaluar.
SER PROACTIVO.- tenemos que ser responsables de nuestras propias vidas y ese hábito de responsabilidad es el que en ocasiones nos llega a faltar. En ocasiones podemos estar esperanzados en que alguien mas puede hacer las cosas sin necesidad de que nos entrometamos mucho en el asunto. Hay que ser proactivos, ver en que invertimos nuestro tiempo y nuestro esfuerzo, ya que al final de la jornada los únicos que salimos beneficiados somos nosotros mismos, no basta con estar solamente preocupados por cosas que no podemos resolver, sino que hay que esforzarnos por ver las cosas que podemos hacer y resolver.
EMPEZAR CON UN FIN EN LA MENTE.- el tener una clara visión de nuestro futuro yo creo que no es nada fácil, ya que en el camino se van presentando situaciones que ni en nuestra imaginación hubieran existido, pero tenemos que tener muy claro a donde queremos llegar para no quedarnos en el camino o en algún lugar en donde nos sintamos cómodos con lo que tenemos. Debemos de tener unos principios buenos para poder alcanzar la meta, es como nos menciona la lectura lo único que no cambia y que podemos depender de ellos. Tener imaginación y conciencia moral es lo que nos puede ayudar a llegar al objetivo que nos hemos trazado.
ESTABLECER PRIMERO LO PRIMERO.- tener una buena administración de nuestro tiempo es lo que nos ayuda a poder hacer las cosas que nos proponemos, el estar conciente que para todo hay tiempo si lo sabemos administrar creo que nos puede ayudar en nuestro día a día, no podemos vivir pensando que nunca hay tiempo para nosotros, o para nuestra familia, amigos o demás. Siempre que nos proponemos algo buscamos la manera de lograrlo, cumplir con objetivos de empresas, fechas limite para entregas de documentaciones, establecer tiempos para revisiones; creo que si podemos hacer esto en nuestro trabajo también lo podemos hacer en nuestra vida personal, hay q buscar tiempos y formas para crecer como personas. Tener claro lo que es importante o lo que es urgente creo que es una cuestión un tanto complicada ya que podemos mal interpretar estos conceptos, o guiarnos por lo que a otras personas opinen; creo que este puede ser un gran error ya que nosotros no nos estamos permitiendo analizar las cosas que se nos presentan.

Silvia Macedo dijo...

Silvia Macedo Garduño
743858
Reflexión #4: Covey del inicio al hábito 3

Reflexión #4

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, es una obra que permite realmente al ser humano llegar a un crecimiento tanto profesional como personal que rebase muchos de los límites que se tienen arraigados a lo largo de nuestras vidas. Como se menciona en la parte de “Paradigmas y Principios” la única persona a quien podemos cambiar es a uno mismo, pues somos los únicos capaces de controlarnos totalmente y conocernos tal cual somos. Sin embargo, para poder tener una actuación adecuada y responder a las diferentes situaciones de manera correcta, es fundamental cambiar aquellos límites mentales y paradigmas a los que día con día nos enfrentamos y en muchas de las ocasiones nos impiden tener un desarrollo pleno tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal. De manera particular puedo decir que en mi caso a diario me enfrento con diversos paradigmas que traigo fuertemente arraigados desde hace mucho tiempo y los cuales son hoy por hoy, muy difíciles de romperm pues son cosas que se han establecido en mi mente y en muchas ocasiones actúo con base en ellas. Esto no siempre es bueno (dependiendo del paradigma del que se trate), pues muchas veces se requiere una apertuda de ideas y pensamientos que no siempre pongo en práctica, por lo cual es un área de oportunidad en la que puedo trabajar. No obstante no debemos olvidar lo que ya se ha mencionado anteriormente en cuanto a la idea de que la única persona que podemos cambiar es a uno mismo, y eso se logra con voluntad y esmero.

Primer hábito: Ser proactivo
La proactividad es un hábito que genera una vida realmente placentera, pero que es muy difícil de lograr. Por lo general, las personas tomamos nuestras decisiones de acuerdo a como nos mueve el ambiente o diferentes factores externos y casi nunca hacemos caso a nuestros valores y a nuestros verdaderos deseos. La reactividad es una actitud que muy frecuentemente opaca la proactividad propiciando así una mayor cantidad de problemas y malos resultados en los diferentes casos de la vida. Difícilmente medimos las consecuencias y pensamos realmente antes de actuar ante una situación de stress, enojo o urgencia, lo cual es algo en lo que tenemos que trabajar a manera de hacer tanto de nuestra vida como de nuestras relaciones con los demás un proceso más feliz y efectivo. En mi caso, el autocontrol o proactividad que debo aplicar a mi persona sale de mis manos, pues soy una persona mucho más explosiva y menos prudente. Esto ha provocado en algunas ocasiones, que los resultados que deseo no los logre tal como yo lo quisiera, pues el no pensar antes de actuar hace que cometa o diga cosas que no tenía previstas. Considero que en situaciones difíciles es cuando más reactiva son, por lo que debo trabajar más en ello y pensar que lo ideal es verme a mi misma desde afuera y corregir todos aquellos puntos que hacen complicados algunos momentos en mi vida.

Segundo hábito: Comience con un fin en mente
Saber a donde queremos llegar es un aspecto fundamental y decisivo en la vida de cualquier persona. En cambio, ir a la deriva puede resultar muy difícil, peligroso y desalentador. Todas las personas debemos tener un punto al cual queremos dirigirnos para planear todas las acciones necesarias para llegar a él y enfocarnos en realizarlas. Ese fin del que se esta hablando puede ser diario, semanal, mensual, anual, del futuro, etc. no importa el tiempo, siempre debemos saber hacia donde queremos ir. Considero muy importante la parte que se menciona en la lectura, que se refiere a la forma o el centro en el cual debe estar fundamentado aquella finalidad o meta que cada persona defina. Casi todas las personas basamos nuestros deseos o nuestra meta futura basada en algún agente externo tales como la familia, dinero, trabajo, posesiones, etc. Sin embargo todos estos factores en algún momento pueden cambiar, modificando así la finalidad que estamos persiguiendo. Lo ideal es basar nuestro fin en nosotros mismos y en nuestros valores, pues finalmente la única persona que siempre estará con nosotros somos nosotros mismos. Si basamos nuestros deseos futuros en nuestros principios y nuestros valores, esto resultará duradero y sostenible en el tiempo, aun cambiando cualquier otra cosa. En mi caso, poseo ciertas finalidades o metas por las que me levanto diariamente y trabajo para alcanzarlas en el tiempo que me he definido. Sin embargo, debo reconocer que muchas de ellas están basadas tanto en mi familia como en una buena situación económica, lo cual aunque si bien no es algo malo, puede cambiar sin que yo tenga control sobre ello y afectar directamente a lo que deseo. Por ello considero que sería muy benéfico definir mis metas bajo mi propia persona y hacer así una cuestión más segura, aunque debemos reconocer que no es fácil hacer a un lado todo y pensar solo en si mismo.

Tercer hábito: Poner primero lo primero
El tiempo es algo limitado, irrecuperable y vital. Estas características hacen que las personas debamos hacer todo lo necesario por aprovechar este recurso al máximo, pues es el elemento que está presente día con día en nuestras vidas. Tal como se menciona en el texto, es fundamental que las personas aprendamos a hacer una muy buena administración del tiempo, a manera de que podamos realizar todas aquellas actividades que realmente nos satisfagan y beneficien el cumplimiento de los objetivos que deseamos alcanzar. El método que nos propone el autor en cuanto a priorizar nuestros asuntos de acuerdo a una clasificación de importante, no importante, urgente y no urgente es una manera efectiva de alcanzar mejores resultados y realizar lo que realmente beneficia nuestras necesidades, deseos y gustos. En lo personal, considero que tengo bastantes deficiencias en cuanto a la administración del tiempo, ya que en muchas ocasiones caigo en los cuadrantes I y IV, lo cual de acuerdo a la lectura y de acuerdo a mi misma opinión es una situación poco deseable. Es por ello que tengo como propósito trabajar bajo este método y esforzarme por eficientar mi tiempo ya que es fundamental para una vida más plena.

Estos tres hábitos nos han dado consejos para el auto – dominio con el fin de hacer tener una vida y resultados más benéficos. Considero que aunque todos los pondremos en práctica en diferente grado, los hábitos que se nos proponen en esta lectura son absolutamente validos y trascendentales para el mejoramiento de cualquier persona.

Anónimo dijo...

Reflexión 4

Julio A Cortes Jaimes

Habito 1 Ser proactivo.
Considero que entender de fondo este primer habito es crucial para poder entender los siguientes, es la parte mas difícil y pone los cimientos para los demás hábitos, mas aun creo que el entender este primer habito toma mas energía y autodeterminación que todos los demás juntos: requiere tomar responsabilidad de nosotros mismos.


En lo personal creo que el primer habito no se puede dejar de ejercitar, constantemente adquirimos nuevos mapas, nuevas costumbres que nos encuadernan a dar respuestas mecánicas, si bien podemos dar el paso al 2º habito debemos continuar trabajando en la “pro actividad”.

El primer habito nos lleva a esa parte de nuestro comportamiento que no alcanzamos a entender, como un corredor oscuro que no queremos entrar.. Pero que al final podemos encontrar la respuesta a cosas que no entendemos y por que hacemos las elecciones que hacemos: “nadie puede ver mas allá de las elecciones que entiende por que hace” (en que película?).

Habito 2

Creo que este habito nos requiere imaginación y atrevimiento: para poder vernos mas allá de las circunstancias actuales y además visualizarnos de la forma que nos es mas difícil de concebir: libres. Es la libertad lo que nos da miedo, y este miedo limita nuestra imaginación para poder tener una Visión del futuro mas cierta y consistente con la realidad, lo tenemos dentro, se nos ha enseñado desde pequeños: “no hagas”, “no toques”, “no puedes”… a través de interactuar con personas he notado que aquellos que no usan el “NO” han sido mas éxitos [en varios] aspectos, coincidencia ?

No creo que se pueda entender el propósito de nuestra vida en su totalidad para tener una Misión completamente clara, mas bien podemos darle un significado profundo a través de lo que esperamos lograr y de los lazos con personas queridas, creo que nuestra Misión tiene un elemento que nos ha sido entregado y no esta descifrado.


Habito 3.

Primero lo primero. Parecería simple de hacer, pero de nuevo implica dejar patrones que nos empujan a continuar haciendo lo que se nos pide, lo que la sociedad nuestros alrededores demandan, y se nos ha enseñado a responder con trabajo, trabajo duro. No se percibe la relación entre nuestra capacidad de planear y nuestro futuro.

Creemos que nuestro futuro esta determinado, que nuestras posibilidades están relacionadas con la “cantidad” de trabajo que podemos hacer, se nos ha enseñado a usar el reloj para dictar como operar nuestras vidas, en ves de usar la brújula primero: Hacia donde queremos ir ?

Aurora dijo...

Ser proactivo

Tomar la decisión de mi vida… pareciera la cosa más fácil del mundo y sin embargo tomar en serio mis decisiones y lo que hago de mi vida sobre todo porque cada decisión implica un gran riesgo y es más cómodo echar culpas si algo sale mal, recuerdo cuántas veces he pensado que sería mejor seguir siendo lo suficientemente pequeña como para que mis papás sigan decidiendo por mi la ropa que debo ponerme, la escuela a la que debo ir, las actividades fuera del horario de clase que me conviene tomar.

Esto implica comportarme según mi decisión consciente, basada en mis valores, no en las condiciones en las que se encuentra, ni en la forma como fue educada, sin culpar a nadie de tal o cual decisión, soy yo quien tiene el poder de decir si o no ante cualquier reto que la vida me presente; aceptar un ascenso, casarme, tener hijos, vivir sola, cambiar de ciudad; ante todo sólo yo tengo el poder y debo aprender a responder sin titubeos y aprender a decir sí o no de la mejor manera. Para que todos respeten y en la medida de lo posible apoyen mi decisión.


Siempre con mis objetivos en mente

Levantarme todos los días teniendo en mente mis objetivos, ser buena en mi trabajo, prestar un digno servicio a la sociedad, hacer que mis papás y hermanas se sientan orgullosos de mí con cada cosa que haga o diga, ser un gran ser humano, verme bonita, sonreír y ser atenta con la gente que esta cerca de mi para que se contagien de mi energía, todo esto hará que poco a poco se valoren mis esfuerzos en el trabajo y lograré mejorar mi posición dentro de la organización en la que presto mis servicios; cuando llegue el tiempo podré formar una bonita familia en la que haya estabilidad emocional, económica y mucho amor. Porque gracias a todo esto mis hijos y esposo se sentirán orgullosos de mi.

Sé que puedo no hacer las cosas del todo bien a la primera así que debo tenerme paciencia para intentarlo una vez más.


Priorizar

Decía Quino a través de Mafalda que lo Urgente no deja tiempo para la importante; y pienso que tenía mucha razón pero volvemos a la parte de ser proactivo y decidir según lo que quiero y pienso que es mejor para mi, y esto no significa darle rienda suelta a todo aquello que sólo me gusta hacer, sino hacer todo lo que debo hacer para que pueda sentirme feliz de haber hecho todo en tiempo de tal manera que pueda hacer todo lo que quiero, establecer mis prioridades tomando en cuenta mis obligaciones y responsabilidades.

Hacer un esfuerzo por organizarme de tal manera que cada cosa tenga su propio tiempo, lo necesario que al mismo tiempo es urgente, lo urgente que es necesario, lo que es necesario que no es urgente, y lo urgente que no es necesario, y hacer todo no dejar nada pendiente, ni en mi casa, ni en mi oficina, ni en mi persona, ni para mis amigos y conocidos, no sólo los afectos deben ser mostrados, sino también los compromisos deben ser cumplidos nunca sabes cuándo será la última vez que los puedas hacer.

Anónimo dijo...

HILARIO ALVARO ZARATE SANTOS
1181047
Covey (de inicio del libro hasta hábito 3)

Me doy cuenta que el autor trata de que tengamos la perspectiva de ir de adentro hacia fuera, de que tengamos ese autoconocimiento y lo sepamos aprovechar. Trata de que nos demos cuenta de que lo que nos pasa esta condicionado por las decisiones que tomamos y la interpretación que le damos a las cosas.

La proactividad se refiere a que ante cada estímulo del medio ambiente tenemos la habilidad de decidir la respuesta que queremos dar, lo importante es que la decisión es nuestra, que somos los responsables de nuestra conducta y de nuestros actos basándonos en los valores que hemos adquirido desde pequeños.

Empiece con un fin en mente. Este hábito consiste en que nuestro comportamiento no debe estar regulado por el azar o por condiciones externas, debemos tener metas y objetivos precisos por los cuales luchar. Los cuales nos van servir de motor propulsor en momentos en los cuales llegamos a sentir un desanimo.

Establezca primero lo primero se enfoca mucho sobre como administrar nuestras vidas, es decir como disciplinarnos. La disciplina es vista para ciertas personas como un esfuerzo, no como algo positivo pero aquí se trata más de disciplinarse para encontrar sus prioridades y enfocar su tiempo de manera activa para lograrlas. Me gusto también la parte sobre la resolución de los problemas, que las personas efectivas realizan que tienen que enfocarse en las soluciones y no en los problemas. Creo que si nos enfocamos en el punto anterior podríamos ahorrarnos mucho tiempo y esfuerzo.

Anónimo dijo...

Sylvia Denisse Rosas Negrete
743903
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva


Hace unos años, tuve la oportunidad de leer los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos, en esa época me encontraba estudiando mi carrera universitaria, era más joven, inmadura, carecía de experiencia laboral, etc. Y tal vez por eso, la lectura de aquel libro no me fue de mucho provecho.
Ahora nuevamente tengo la oportunidad de encontrarme con los 7 hábitos, pero me sorprende gratamente la gran diferencia que en estos momentos representa en mi vida leer cada página y la forma en que me enriquece.


Hábito 1: Ser proactivo
Este primer hábito me parece uno de los más importantes y a la vez difíciles de cumplir, y lo digo así, porque en mi vida diaria trato de lograrlo, en ocasiones tengo éxito, en ocasiones no; pero lo más importante es el resultado que al final me dejo haber sido o no proactiva, el haber tenido o no una buena actitud, etc.
Diariamente me encuentro con situaciones que no son muy agradables, que realmente hubiera deseado evitar, pero no porque lo haya deseado han desaparecido, al contrario siguen ahí y vendrán otras nuevas. Estas situaciones aparecen en mi vida personal y profesional, a veces son importantes, a veces no tanto, pero la forma en que he reaccionado ante ellas ha sido fundamental para sobrellevarlas o hundirme en ellas. Por esto, estoy totalmente de acuerdo con el autor, somos libres ejecutores de nuestra conducta y lo que obtendremos al final, será la consecuencia de nuestras decisiones. Decisiones que deben ser tomadas con base en nuestros valores y no en las circunstancias que en el momento se presenten.
Finalmente quiero concluir diciendo, que las ocasiones que he sido proactiva, me ha permitido obtener mejores resultados de problemas a enfrentar, he logrado levantarme de fracasos, he mejorado mis relaciones interpersonales, he logrado objetivos y lo más importante: he sido más feliz.


Hábito 2: Comience con un fin en la mente
Hace unos días platique con unos chicos próximos a graduarse de preparatoria, ellos me comentaron las carreras por la cuales se interesaban, así como los motivos para estudiar tal o cual carrera; la mayoría no tenía información, se dejaban llevar por modas, por los amigos, etc. Es decir su decisión no buscaba cumplir ningún objetivo, ya que tristemente no tenía ningún objetivo claro en mente. Con mi poca experiencia y con la mejor intención de guiarlos, les pedí que pensaran como querían verse en 20 años; después de escucharlos, les pedí que la profesión que escogieran fuera la que les permitiera cumplir ese sueño, que investigaran sobre la carrera, que conocieran experiencias de otras personas y que con calma tomaran su decisión. Ahora que termine de leer este hábito, me doy cuenta que no andaba tan perdida en mis consejos, ya que es realmente importante que cada paso que demos sea pensando a donde queremos llegar.
Considero que en mi vida profesional en ocasiones he descuidado un poco mi objetivo, a pesar de siempre tener un fin en mente, las acciones que he hecho o dejado de hacer, tal vez no me han permitido llegar hasta donde me lo había propuesto; pero claramente sé, que tengo toda la capacidad para retomar el camino y ser proactiva para recuperar el tiempo perdido. He aprendido lecciones muy valiosas y quiero lograr lo que tanto he soñado: Tener mi propio negocio.
Pienso que en mi vida personal he trabajado para lograr lo que ahora tengo y siempre seguiré tomando decisiones que me acerquen a mi objetivo final que es ser feliz.
Hábito 3: Poner primero lo primero
Personalmente este hábito es el que más me cuesta trabajo, ya que en muchas ocasiones las prioridades las he dejado a un lado debido a la flojera, la desidia o porque simplemente he preferido hacer cosas que no eran importantes en el momento. Pienso que en ocasiones me he desviado de mi objetivo y los resultados han sido poco satisfactorios; mi falta de voluntad ha sido uno de mis mayores problemas, el no saber decir no, mis miedos, etc. Por lo que estoy de acuerdo en nunca dejar lo más importante a merced de lo menos importante y actuar con valentía y decisión.
Las veces que he definido prioridades y he aprovechado mi tiempo me he sentido con más control en mi vida, en equilibrio y con un mejor desempeño. Mi tranquilidad es mayor y todo sale como lo espero.

Anónimo dijo...

Aldo Iván González Miranda.
742292


Los 7 hábitos de la Gente Altamente Efectiva es un libro que he tenido la oportunidad de leer 2 veces anteriormente, si duda es un texto en el que me he apoyado mucho en el desarrollo de mi persona y que considero muy valioso. Me emociona mucho tener la oportunidad de reflexionar nuevamente sobre la situación que vive actualmente mi persona con respecto a esos 7 hábitos, porque finalmente todo proceso de cambio tiene que se evaluado continuamente.
Todo proceso de cambio tiene como base el cambio personal, todo cambio que sea deseo nuestro debe comenzar desde nuestro interior, ser nosotros quienes provoquemos éste cambio. Para ello será necesario someter a evaluación nuestros paradigmas y estar abiertos a la adopción de nuevas opciones de ver las cosas. Aquí me doy cuenta que hace mucho tiempo me pongo a reflexionar sobre si lo que creo es realmente lo válido y lo que me servirá en un futuro, es frecuente que el contacto con algunos modos de vida te influyan para creer que la vida es de cierto modo, el ritmo de vida muchas veces no me da tiempo de tomar un espacio para pensar y evaluar los paradigmas con los vivo, y es un gran error porque ,como dice Covey, como voy a llegar aun lugar utiizando el mapa de otro sitio. Siento que es tiempo ya de hacer un alto y evaluar mis creencias.
También nos habla de que crear paradigmas basados en principios, ya que ellos no cambiaran porque son universales.

PRIMER HÁBITO: PROACTIVIDAD

Lo que finalmente nos quiere decir Covey en la descripción de éste primer hábito es que debemos hacernos responsables de nuestra vida y lo que sucede en ella. Debemos ser libres de decidir el destino a donde queremos llegar y el camino que podemos tomar, somos capaces de hacerlo y muchas veces el mayor error que cometemos es no darnos la oportunidad de tomar un curso que nosotros dictemos y olvidarnos de una vez por todas de navegar por la vida sin rumbo. En mi caso he tratado de tomar la responsabilidad de mi persona en mis manos, estando conciente que la principal herramienta para hacerme un bien soy yo mismo y que las modas en el ambiente en donde vivo no las debo aceptar sin evaluar el imparto que pueden tener en mi vida. Me gusta mucho una frase que ocupó un de mis profesores y que dice “El futuro es resultado de un pasado escrito hoy”, me gusta mucho y la relaciono con éste hábito porque la finalmente nuestra historia se va a escribir y debemos decidir si lo hacen los demás o lo hacemos nosotros mismos. Para ser proactivos debemos convencernos y hablarnos positivamente, no ponernos barreras sino motivarnos, creo que uno se convierte en lo que uno dice que es.

Me gusta mucho la parte en la que se compara los “tener” con los “ser”, y estoy completamente de acuerdo y lo he adoptado, yo pienso que uno vino al mundo a ser feliz y definitivamente el vivir con los “tener” es atormentarse de lo que no es, en cambio si identificamos nuestras áreas de oportunidad y nos enfocamos en “ser” siempre estaremos más felices porque o somos quienes deseamos ser o dejamos todo en el intento.

SEGUNDO HÁBITO: EMPIECE CON UN FIN EN MENTE

Es un hábito que lo hemos tomado en muchas dimensiones a lo largo de la carrera y la maestría, siempre digerido a la empresa a crear la visión de la empresa y con base en ello definir las estrategias para llegar a visión. En la vida personal es lo mismo, Covey propone no dar pasos a ciegas, debemos definir que es lo que queremos ser para que todo esfuerzo sea enfocado para lograr ese fin. Cada persona es un conjunto de diversos roles y debemos definir metas para cada uno de ello y los más importante es el equilibrio. Una persona que no tiene equilibrio sufre y finalmente es infeliz, debemos dedicar los mismo recursos esfuerzos a definir y desarrollar cada uno de los roles que desempeñamos en la vida.
Si queremos que las cosas salgan con respecto al plan es importante desarrollar un plan, como dice Covey las cosas se crean dos veces, es necesario imaginarnos y soñarnos para finalmente crearnos un proyecto de vida, y para desarrollar éste proyecto es importante explotar dos herramientas importantes: El Liderazgo (que es hacer las cosas correctas) y la Administración (que es realizar la cosas bien).

En éste caso yo siento que he avanzando un poco, me he definido en algunos roles, sé lo que quiero de mí y he medido el esfuerzo que necesito realizar para lograrme. También puedo comentar que mi gran problema no está en definirme sino en mi administración, y más en concreto en lo relacionado con el tercer hábito, priorizar.

TERCER HÁBITO: PRIMERO LO PRIMERO

Definitivamente el título lo dice todo, tenemos que tener la habilidad de definir qué es lo más importante en nuestra vida, lo que más nos va a impactar no solamente en el corto plazo sino a largo plazo y trabajar en ello. Creo que es una gran área en la que yo podría crecer, sigo pecando de trabajar en lo urgente y no en lo importante y he sufrido de malos los resultados y estoy conciente que el que debe cambiar soy yo. Por eso comentaba en el primer hábito, creo que de los 3 componentes del hábito el “deseo” es lo más importante, o por lo menos en mi caso en ocasiones es lo que me ha fallado.

Debo aprender a administrar mis recursos para crecer en lo que realmente quiero ser, de acuerdo a la visión que tengo de mi persona, debo organizarme y EJECUTAR según mis prioridades. No soy muy dado a las revisiones, pero como se comenta, todo cambio es un proceso largo y debe cuidarse para que no se desvíe.

Raúl dijo...

Raúl Marín
1182394
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva (De inicio del libro hasta hábito 3)

Encuentro innumerables pasajes entre la lectura de Davici y las de Covey, y es que ambos tratan de mostrar o transmitir conceptos similares cada uno con su estilo, y uno de los que más me llaman la atención es el de liderazgo y Administración, aunque en lo personal creo que no es fácil distinguir cuando estamos en el terreno de la administración y cuando estamos del lado del liderazgo, aunque en la lectura está muy entendible cada concepto, ya que podemos perdernos en cosas que no dejan nada o no agregan valor. Me agrada la idea de que esto no solo puede ser aplicable en el ámbito laboral, sino en muchos más.
Cuando leí la parte de imaginar nuestra propia muerte, para mi fue algo con lo que me quede meditando un buen rato, creo que es un buen ejercicio, el cual nos hará definir muchos aspectos de cómo pensamos afrontarían nuestra ausencia a diferentes personas, me quede impactado en esta parte.
El constante recordatorio de estos conceptos nos ayudarán a cambiar nuestra forma de pensar y lo más importante ver las cosas desde otro punto de vista, el cambio de paradigma, que yo lo comparo con un buen o mal hábito, el cual es muy difícil de quitar, yo diría, casi imposible y si no lo creemos así, solo preguntémonos cuantas personas no pueden dejar de fumar, yo creo que son miles.
Algo que me gustaría compartir es el hecho de que en la compañía en donde laboro se Organiza y ejecutar según prioridades, es algo que en lo particular hemos tratado de realizar en la medida de lo posible, ya que muchas ocasiones no es posible tener todo al mismo tiempo y yo lo que agregaría a la lectura es que en cuanto tengan alguna disyuntiva de este tipo, lo hablen con su jefe o superior y conjuntamente se puede negociar y esta persona les tendrá que apoyar, ya que alguna de las partes tendrá que ceder un poco y ustedes no quedaran mal con ninguno de los dos de nuestros clientes, aplicando al cien por ciento lo que se comenta en el hábito tres, es decir, primero lo primero, jerarquizar, organizar. Ahora bien creo que el decir “NO” no es sinónimo de ser groseros o negativos, ni tampoco nos van a quitar el titulo de empleado del mes, es decir, hablar a tiempo nos puede evitar muchos dolores de cabeza, salidas tarde y disgustos con la familia y también nos permitirá trabajar en objetivos bien definidos. Ahora bien me parece una excelente idea el realizar el cuadro de las actividades como lo propone Covey, el cual podremos ir modificando conforme vayamos trabajando en dicho cuadro y sacarle el mejor provecho posible.

Anónimo dijo...

Ricardo Navarrete Olvera
1182734

7 hábitos... se oye fácil, solo siete cosas que implantar en tu forma de vida para ser altamente efectivo, al leer el título del libro verdaderamente pensé en una receta de cocina pero al avanzar en la lectura de este exquisito autor encuentro algo mas, no es una receta es simplemente un cambio de mentalidad, digo simplemente aunque lograrlo (lo puse a prueba y fue una odisea) es un reeto titánico, pero hablemos de los tres primeros que leimos:

Sea Proactivo:
Es difícil dejar de buscas en todo momento justificantes, llegué tarde por el tráfico, no pude porque la gente no me apoyó etc, involucrarse con el medio, entender sus limitaciones y llegar a potencializar sus oportunidades es realmente complicado, creo que es una buena oportunidad para analizar las palabras del autor pero sobretodo llevarlas a la vida diaria, mi insistencia constante por la practicidad de las cosas me lleva en todo momento a tratar de poner ideas sencillas y directas de la aplicación de lo aprendido, en este libro me he topado con conceptos tan claros que me siento urgido y necesitado de establecer una plan de acción para comenzar a practicar lo que Covey recomienda.

Tener un Fin en mente

Reflexionando me doy cuenta cuantas veces hacemos las cosas exactamente como pensamos sin detenernos a analizar, hace un año mi esposa tomo un curso con mi ahora profesor Luis Gerardo, en ese momento ella me compartía lo que el instructor le hacía ver conforme avanzaba el curso, de todo lo que me comentó lo mas interesante fue poner en práctica la creación de la misión familiar, el fin el destino, fue compplicado, nos reunimos en varias sesiones, creo que al final el resultado fue alentador, tener una misión como familia nos llevará a ser mejores padres y que nuestros hijos sean mejores personas, ahora falta involucrarnos aún mas y crear nuestras misiones personales en concordancia con la familiar.

Primero lo primero

Tan arraigado parece en la idiosincracia mexicana, tan repetido es qeu nos parece infantil repetirlo, sin embargo no tenemos el hábito, el desorden en las vidas de las personas se hace cada vez mas evidente al leer y reflexionar, la planeación de actividades no es precisamente una característica nuestra, es importante detenerse a pensar, cuanto del tiempo de trabajo es realmente aportador de valor a la organización, o en nuestras vidas cuanto del tiempo con mi familia fortalece lazos afectivos? debemos de dejar de tomar decisiones "en las rodillas" o "con los dedos en la puerta" debemos priorizar y ejercer control sobre esas prioridades.

Despues de leer este comienzo, terminemos la lectura y descubramos la aplicación del resto de los consejos esperemos que como líderes seamos altamente efectivos...

Anónimo dijo...

Begoña Rivera Aspiazu
640297

Los 7 hábitos de Covey.

Tuve la oportunidad de leer este libro hace aproximadamente 5 años, no lo terminé pero en ese entonces pensé que sin querer había seguido algunos de los hábitos que presenta el autor, cuando estaba en la preparatoria y empezaron las clases de vocación para darnos una idea de lo que queríamos estudiar, de inmediato dije que quería estudiar Comercio Exterior, no pregunté a ninguna de mis amigas que estudiarían, simplemente lo dije y así lo hice, en ese momento buscaba ser Embajadora de México en alguna parte del mundo, sin embargo siempre había querido trabajar en un banco, las finanzas me encantaban y quería cumplir ese sueño, así es que cuando terminé la carrera dije que mi siguiente paso sería trabajar en un banco y ser la mejor ahí, mucha gente se quejaba del servicio que ahí se daba y quería hacer la diferencia, así fue, entre a Bital en Monterrey y logré cambiar la imagen que se tenía del departamento de créditos, tanto así que me gané una promoción primero ahí en mty y después en México el área de Créditos, creo que he tenido siempre un objetivo y trato de cumplirlo sin tener esa obsesión por hacer lo que dije aún y cuando ya no sea posible, debido a las circunstancias o a que las prioridades cambian por cosas que no conocías, por ejemplo, tener un hijo. Sobre otro hábito, siempre me ha gustdo ser proactiva en lo laboral, sin embargo la proactividad que presenta Covey es un poco diferente se refiere a lo que eres capaz de hacer con libertad, al tomar decisiones en ese aspecto también las he tomado convencida sin embargo siempre existe en mi el sentimiento de culpa sobre todo pensando en que tanto mis decisiones tan firmes (según yo) afectan a los que me rodean a mis seres queridos, eso es algo que me ha costado manejar.

En el hábito de priorizar en ese si que he tenido problemas, desde que leí a Covey hace tiempo lo supe y aunque he intentado modificarlo, no lo he logrado por completo, sobre todo porque creo que la vida pasa demasiado rápido y no me doy un tiempo que sería muy valioso para detenerme a priorizar, soy un poco más de los que hacen lo que sale en el día a día, lo he cambiado y lo he logrado con agendas, con lista de actividades y pendientes, tanto en lo personal como en lo laboral, sin embargo creo que todavía en ese aspecto me falta mucho por andar, haber empezado ya es un avance.

Anónimo dijo...

Pablo Ortiz Velázquez
Matrícula: A01182393

Los Tres Primeros hábitos
Stephen R. Covey

Los seres humanos siempre vivimos con hábitos, que creamos de paradigmas teóricos, lo cual no es más que la forma de cómo representar o concebir cada aspecto interesante de la vida. Generalmente, las personas con madurez emocional son capaces de realizar un cambio es esa concepción como resultado de la experiencia y/ ó el conocimiento. Esto es lo que se denomina cambio de paradigma.

Nosotros en nuestro ambiente de trabajo siempre interactuamos con compañeros de diferentes personalidades y cualidades, y es fácil distinguir aquellos que tienen la madurez intelectual de cambiar sus paradigmas adaptándolos a lo que más les conviene para su desarrollo, esos individuos son aquellos que siempre están en los altos estándares de desarrollo y promoción. Sin embargo otros compañeros con capacidad nula o limitada de ver el mundo con otra óptima, se aíslan en su pequeña burbuja y no salen de ella, generalmente son personal de bajo potencial y poco desarrollo.

Los hábitos son comportamientos que la gente desarrolla mediante la combinación de los tres elementos que son Conocimientos, capacidades y deseos.

Todos debemos tener una buena disposición a la continua capacitación, esto es lo que nos permite el poder adoptar hábitos aprovechando nuestra capacidades y para hacerlo necesitamos de una motivación. La mayoría de nosotros encontramos el conocimiento en la preparación, y la motivación suele ser nuestra familia en la mayoría de las ocasiones. Estos procesos cambian igual que la adaptabilidad de nosotros y eso nos da madurez

La proactividad que es el primer hábito es la mejor forma de demostrar aquellos individuos que toman la responsabilidad de dirigir sus propios destinos, aquellos que no temen asumir responsabilidades y que se comprometen en lo que hacen, estos son los buenos integrantes de equipo, los jefes de área. Lo importante es aprovechar nuestras habilidades y actitudes para poder reducir nuestros área de preocupación, es decir tomar la iniciativa confiando en nosotros mismos y comprometiéndose, , viendo el problema desde un nuevo nivel de pensamiento para poder encontrar la solución. Esta es la forma en que tomamos control directo de los problemas. Es importane para tal fin que exista una motivación y eso puede ser la misión del grupo que comprometa a cada integrante a hacer lo que debe para que todo funcione bien. En el equipo y actuando proactivamente.

La gente que triunfa es aquella que tiene claro cual es el objetivo, cual es fin(Empezar con un fín en la mente, segundo hábito) Los directores de empresas tiene clara su misión y objetivos y antes de realizar cambios, nuevos procesos, etc, primeros se los imaginan y luego lo procesan, esto es lo que se llama una doble creación. Hay factores que nos afectan para ser líderes o administradores. Generalmente administrar es decidir como gastamos el dinero mientras que el líder decide se debemos gastar el dinero o no. A nuestros jefes les identificamos con varios perfiles de liderazgo/administración y eso lo observamos porque cada uno de ellos asumen diferentes roles y tienen su centro de operación puesto en diferentes interesés
La cultura y la educación son importantes, los principios de trabajar para vivir y no al contrario, el hecho de encontrar nuestro centro en la familia y valores y nuestro rol como Jefe/Gerente/Director pero Padre de familia también nos permite tener claro cuales nuestro fin en esta vida. Es fácil denotar cuando a nuestros jefes les faltan características de líder o cuando les sobra, y eso lo vemos por la proactividad, la adaptabilidad y la meta clara, estas personas son las que mejor combinan las cualidades de ambos hemisferios cerebrales. El izquierdo nos da el razonamiento lógico y el derecho el emocional.
Un ejemplo claro de un pobre manejo de ambos hemisférios erá la directora de Recurso Humanos, las decisiones las tomaba según sus emociones y no según sus conocimientos, de esta forma desaprovechaba ambas cualidades. La mejor forma de decidir sobre cualquier problema es aprovechando nuestro conocimientos y nuestro estado de ánimo en la mejoría del grupo/empresa y personal.
Los jefes de área o cualquiera que tenga un buen grupo de personas bajo su cargo necesitan ser además de proactivos, flexibles, personas emocionalmente estables con centros de operación definidos y roles claros, esa es la única forma que pueden mantener la coherencia de su grupo. Cuando no suceden las cosas como se esperan debe existir motivación de este líder a todos en su equipo. Estos son los que diseñan cambios

El tercer hábito de la gente altamente efectiva es el “PRIMERO LO PRIMERO”, es decir ya que lo tenemos concebido, entonces debemos concretarlo, ponerlo en marcha y para eso nos auxiliamos de varios elementos con un principio “lo urgente y lo importante” esto es lo que técnicamente se conoce como segundo cuadrante de administración. Cualidades como el control la disciplina el equilibrio, la visión , perspectiva dan como resultado que un jefe de grupo trabaje con un bajo nivel de crisis y pueda concretar cualquier cambio o plan de solución de problemas, estos son los principios de la cuarta generación de administración que no es otra cosa que identificar roles, establecer metas de forma periódica y programando actividades para cada uno de esos roles, lo anterior bajo un principios, alta moral y valores.
EL VP global del área comercial en nuestra empresa aplica estos principios de forma natural, siempre se adelanta a su grupo los motiva los felicita y compromete, trabaja con altos estándares de civismo y moralidad, establece metas claras y concreta con su equipo, el tiene identificado un rol de cada uno de los elementos de su equipo y nos obliga a asumir ese rol, nosotros tenemos un principio, “todo lo importante es siempre urgente, pero no todo lo urgente es importante” que cumple bastante bien con la filosofía de estos tres principios. Con este comportamiento tiene el compromiso de su grupo y los buenos resultados.

Anónimo dijo...

Eric Aguilar
1er Habito Ser Proactivo
En este capitulo lo que más me atrajo es descubrir que la definición de proactivo termina con la culminación de las cosas y eso me viene a la mente de que en mi trabajo existen personas que se ven tan activas todo el día, pero no concretamos ni nos responsabilizamos de las cosas que hablamos. Sin duda este es el primer hábito ya que ejercita nuestra autoconciencia y de ahí vienen las ganas de aplicar los siguientes hábitos. Creo que todos conocemos bien nuestro circulo de preocupación sin embargo, no todas las personas tenemos la madurez emocional para aceptar que existen cosas en las no que podemos influir y permitimos que nos afecte este hecho. Hoy he tenido una situación en el trabajo que como equipo no habíamos podido resolver, y precisamente hoy después de la lectura me he vuelto parte de la solución y he dejado de mirar el problema desde fuera, creo que he comenzado con la prueba de los 30 días.

2do Hábito Empiece con un fin en mente
Lo que más me atrajo de esta lectura son los diferentes centros de las personas. Yo me considero que estoy cambiando de centros y eso no esta bien. El día de ayer mi hija presento una alergia que no supimos a que se debió, sin titubear pedí permiso a mi jefe de salir del trabajo para llevarla al servicio medico, esto lo hice aún cuando tenía cosas importantes que hacer y presentar, esto se lo explique a mi jefe y el me entendió. Si no hubiera leído este hábito no me daría cuenta que mi familia es uno de mis principios y habría pedido a mis papas o suegros que me apoyarán a que ellos la llevaran a la revisión pero entendí que la salud de mi hija esta muy por arriba de mi trabajo. Otras de las cosas que me gustaron es que mi jefe ya se dio cuenta que existe algo que es más importante para mi, que mi trabajo. Sin duda el ejemplo que colocan al principio de cómo nos veríamos en nuestro funeral es muy bueno y a mi me gustaría desde hoy comenzar a llevar a cabo las cosas que quiero que cada una de estas cuatro personas diga de mi.

3 er Hábito Establezca primero lo primero
En esta lectura el aspecto de delegar fue el que me atrajo más y estoy de acuerdo con la lectura a mi me ha funcionado ya que al inicio cuando comencé a ser responsable de un equipo de trabajo les ensañaba a las personas ha hacer las cosas pero no se decía para que solo lo tomaban como otro procedimiento más que muchas veces solo hacían las cosas por hacerlas pero desde el momento que les explique el fin cambio todo ya que ellos hacían las cosas de una mejor manera y hasta logre que este conocimiento se esparciera por todos los colaboradores de mi trabajo. Este hábito nos habla que tenemos que hacer las cosas y que en cuanto estemos más pegados en el cuadrante II ampliaremos la capacidad de ejecutar las cosas importantes basadas en nuestros principios.

Anónimo dijo...

Karla Vargas
1182288

1er Hábito “Ser proactivo”

Hasta antes de leer este capítulo, me consideraba una persona proactiva por lo menos en el ámbito profesional, me gusta anticiparme a los problemas, me gusta dar soluciones, hacer planes, organizar, coordinar. Me gusta mi trabajo y tengo objetivos profesionales claros. Sin embargo, al analizar mi lenguaje, me doy cuenta que en realidad no soy tan proactiva, ‘El trabajo me absorbe’, ‘No tengo tiempo para hacer otras cosas’ esas son frases que utilizo sólo para justificarme, son excusas. Le he otorgado a mi trabajo el poder de actuar sobre mí. Adelantandome al capítulo siguiente, he encontrado que estoy dejando que mi trabajo se convierta en mi centro.
Estoy dejando de hacer otras cosas que me gustan, estoy dejando de pasar tiempo con las personas que quiero, y sólo yo soy responsable de que eso este sucediendo y por lo tanto sólo yo puedo hacer que esto cambie.

2do Hábito “Empiece con un fin en mente”

Yo tengo un objetivo profesional claro, y en mi mente tengo ya trazado el camino que voy a seguir para consegurilo y he hasta imaginado los posibles obstáculos que se me van a presentar y como voy a solucionarlos, esto me ha sido de mucha ayuda y me ha dado fuerzas y optimisto para afrontar los problemas. Sin embargo, el éxito profesional no lo es todo, y estoy perdiendo de vista los principos correctos y fundamentales. Alguna vez leí una frase que el ejercicio de imaginar nuestro funeral trajo de nuevo a mi mente; "Una persona enferma y cercana a la muerte, reflexionaba sobre su vida y lo que veía es que había tenido mucho éxito, y que con su trabajo había conseguido hacer una fortuna y el reconocimiento de otros, pero se arrepentía por haber dedicado tanto tiempo al trabajo y tan poco tiempo a las personas que quería", al final la reflexión erá ¿Crees que haya alguien que antes de muerte se arrepienta de haber hecho lo contrario?.... Tengo que definir mí verdadera misión, lo que es realmente importante para mí y si el camino que ahora estoy siguiendo es el correcto o hay que cambiar de ruta.

3er Hábito “Establezca primero lo primero”

En el día a día, paso casi todo el tiempo resolviendo problemas urgentes, estoy enfocada en el cuadrante I. Tal cual lo describe el libro, la mayoría del tiempo me siento cansada y estresada, y es simplemente porque no estoy siendo efectiva en la forma de administrarme, es tan simple y a la vez tan complicado. Tengo que hacer un alto, definir que es lo realmente importante para mí y lo que me va a ayudar a cumplir mis objetivos.

Mauricio Franco dijo...

Los 7 hábitos de Covey, es un libro que he leído con anterioridad, y no por ello el leerlo por segunda vez, lo tome como una repetición, creo que llego con una mentalidad totalmente diferente y más maduro, la primera vez que lo leí, iba en 4º semestre de mi carrera y ahora ya estoy por terminar mi maestría, y en ese transcurso han pasado muchas cosas que me han cambiado, por lo que para mi es muy interesante volverlo a leer para que me deje otro tipo de enseñanzas y pueda reflexionar sobre mis actitudes y acciones la primera vez que lo leí.

El Primer hábito, ser proactivo, es una hábito que supuestamente todos tenemos porque al entrar a una empresa, es de lo primero que te piden, sin embargo, todo mundo damos por hecho el ser proactivos cuando realmente lo somos en muy pocas actividades dentro de nuestra vida. Normalmente somos proactivos a veces en el trabajo, pero no siempre, muchas veces nos gana la flojera o nos falta la actitud para ser realmente proactivos dentro de una organización, y mucho menos somos proactivos en nuestra vida cotidiana, preferimos ver la televisión que realizar actividades que nos pueden dejar más provecho y siempre terminamos siendo reactivos. Creo que si trabajó este hábito me puede llevar a tener más control en mi vida y a tener que resolver más problemas de manera reactiva.

El segundo hábito, empiece con un fin en la mente, creo que este hábito es de lo más importante, porque muchas veces hacemos cosas sólo por hacerlas, sin saber que sentido tiene, por ejemplo en la dinámica del nudo, cada quien pensaba que el fin era muy diferente pero como equipo nunca se estableció uno en concreto y eso nos llevó más tiempo, algunos creían que el fin era hacer un círculo y otros desenredarse. Creo que esto nos pasa muy seguido en nuestras actividades diarias, muchas veces hacemos las cosas sólo por hacerlas, como por ejemplo hacer ejercicio, muchas veces sólo hacemos el ejercicio por hacerlo, pero tenemos un objetivo como: “voy a bajar 5 kilos”, o “tengo que prepararme para correr una carrera”, siempre nos ponemos metas muy grandes, como: “mejorar la salud” o “voy a adelgazar”, pero realmente no es un fin al que queremos llegar, es una objetivo muy abierto que se puede lograr con muy poco esfuerzo. Creo que no sólo es tener un fin en mente sino tener un fin retador para que realmente valga la pena.

Tercer hábito: poner primero lo primero, en este hábito es muy necesario recalcar la diferencia de la urgente contra lo importante, la mayoría de nosotros siempre ponemos lo urgente por delante de lo importante, cuando debería de ser todo lo contrario, tenemos que tener muy clara la diferencia entre este tipo de actividades para poder priorizar y poner realmente en primer lugar lo primero, lo más importante.

Creo que estos tres hábitos, nos dan la pauta para tomar la riendas de nuestra vida, estos tres hábitos nos dicen que no debemos de estar en la vida así como flotando, sino tener algo por que hacer las cosas.

Anónimo dijo...

Alfonso Trejo Zúñiga 441539

Es la primera vez que leo este libro, del cual había escuchado con anterioridad excelentes comentarios y mi reflexión final es que Covey se adentra en tocar temas que de alguna manera creemos o pensamos que dominamos como individuos, sin embargo con los ejemplos marcados me queda claro que en muchos temas me encuentro muy lejos de cumplir con los hábitos de acuerdo al punto de vista del autor.

En base a esta lectura me doy cuenta que existen situaciones que muchas veces nos esforzamos por ver o entender como complejas, pero que simplemente dependen de la actitud y compromiso que cada persona considere utilizar para salir avante. Es decir, el paso número uno para resolver cualquier tipo de problema, se encuentra en uno mismo, en la forma en como quiera uno involucrarse en el problema, en la forma de relacionarse con aquellos otros participantes, en la forma en como se organiza y plantea el problema, como se robustecen las relaciones con otros elementos vitales.

La lectura me deja claro que a veces nos enfrentamos a ciertos paradigmas, que dificultan las situaciones a las que nos enfrentamos, sin embargo es bien importante que antes de avanzar a tratar de resolver el problema, se haga un análisis profundo de la situación, se estudie el problema, se convierta uno hasta donde se pueda en expertis del tema y hasta ese momento se pueda estar en posición de ofrecer la mejor respuesta posible.

En cuestión del primer hábito "Sea Proactivo", me enseñó que no simplemente es necesario participar en la búsqueda de dar solución a algún problema, permaneciendo en un estado pasivo de participación y sólo con la satisfacción de ser parte de, sino me deja como enseñanza que los seres somos responsables de nuestros propios actos, de nuestra vida y de nuestra conducta, es decir, los seres humanos debemos particpar con lo mejor de nosotros, buscando obtener la mejor respuesta pero involucrándonos al máximo para lograr que así sea.

Otro punto que me gustó mucho fue el de los círculos de preocupación y círculos de influencia, en ese sentido lo traslado a mi trabajo diario, en el punto en que afortunadamente (visto desde un punto positivo) debo enfrentarme a diario con muchos problemas operativos de la empresa, algunos dependientes de mi toma de decisiones y otros simplemente como problemas que se me presentan por formar parte de una entidad de negocios, los cuales siempre he tratado de tomar y dar una solución óptima y oportuna, sin embargo me dí cuenta de la importancia que existe al separar estos círculos y creo que de ahora en adelante seré mas dinámico al saber separar mis puntos de influencia directa para aportar mejores y mas prontas soluciones para mi empresa.

El segundo hábito "Empiece con un fin en mente", me enseñó lo importante que es conocer a fondo, teniendo una idea clara y precisa de lo que estamos buscando. Me gustó mucho la frase que utiliza Convey cuando menciona que se debe empezar con la imagen, el cuadro o el paradigma de vida como criterio para el examen de todas las otras cosas.

Es importante siempre establecer que todos los actos que realicemos deben de ser creados dos veces, uno mental y uno físico. Esta parte me gusta porque muchas veces me ha sucedido que tanto en lo personal, como en lo laboral, tengo una idea en mente de como resolver algún conflicto, sin embargo cuando se esta en la práctica, la solución que otorgo se encuentra muy lejos de mi solución mental.

Otra parte que entendí a raíz de la lectura es que mi centro se encuentra en mi familia; fue una situación novedosa en lo personal, ya que llevo mucho tiempo pensando que mi centro se encontraba en mi trabajo, pero al contestar el test me dí cuenta de que mi familia juega un papel preponderante en mir forma de desenvolverme en los distintos aspectos de la vida.

Finalmente en cuestión del tercer hábito "primero lo primero", aprendí la importancia de saber acomodar los problemas cotidianos tanto personales, como laborales en los cuatro cuadrantes de la matriz de la administración del tiempo. Como comenté líneas arriba, generalmente trato de darle solución a todas las cosas al mismo tiempo, pero en base a los principios de Convey me dí cuenta de la importancia que tiene el saber separar las cosas urgentes e importantes de aquellas que no lo son, con el fin de dar mejores soluciones, estando concentrado sobre los problemas que realmente valen la pena y no sobre aquellos que son ambiguos.

Finalmente comentaré sobre un tema que me gustó la manera en la cual Convey expone sus planteamientos y que es el de la cuenta bancaria emocional y los depósitos (6) principales, en donde en palabras sencillas nos expone la forma de robustecer nuestras relaciones y ganar la confianza de los seres que nos rodean para lograr llegar a conseguir mejores resultados en la vida.

Alfonso Trejo Zúñiga
441539

Silvia Macedo dijo...

Silvia Macedo Garduño
743858
Reflexión Adicional: Covey del inicio al hábito 3

Reflexión Adicional

Los tres primeros hábitos que Covey nos expone en el texto, permiren realizar una reflexión interna sobre la manera en la que hemos llevado nuestra vida e identificar cuales son aquellos puntos de mejora que podríamos considerar.

Como pude ver en los comentarios de mis demás compañeros, prácticamente todos realizaron un autoanálisis sobre su estado de proactividad, sobre los fines que tienen en mente y sobre la priorización que han llevado a cabo respecto a las cosas que constituyen su vida.

Los tres primeros hábitos de Covey, nos permiten tener un mayor orden y eficiencia en nuestras vidas mediante la aplicación de los principios que son mostrados, pues mediante ello tenemos una base de comportamiento que, aunque en muchas ocasiones no la consideramos de manera consciente, sabemos que existe y que es una manera adecuada de alcanzar la plenitud en nuestras vidas.

Estos tres hábitos representan un excelente medio para interiorizar y conocer nuestras reales fortalezas y debilidades a fin de tomar acciones de crecimiento personal.

Fabian dijo...

Fabián Avilés
Reflexion adicional
La riqueza de las reflexiones, me hace pensar que que la experiencia vivencial sera apoyada en el quere hacer, la victoria privada y solo despues de esto se podra el tener, ser antes de tener.
Fabian

Anónimo dijo...

Reflexión adicional

Jair Jassiel Morales Carreño
970150

La elaboración de nuestra misión es complicada, ya que esta rodeada de aquellas metas que pretendemos lograr de forma laboral, como personal; sin embargo, creo que con el transcurso del tiempo, se puede ir modificando, siempre y cuando estemos enfocados en fulminar esos objetivos.