lunes, 13 de agosto de 2018

Primer comentario Liderazgo sostenible . Maestría en Ingeniería Automotriz

Hola a todos

Revisando entradas anteriores a este blog, siempre que inicio un camino con un nuevo grupo el nerviosismo de no conocerlo y de relaciones, ideas y sensaciones nuevas pues produce un efecto de energía muy particular en mi. Algo muy positivo pues sé ustedes se servirán de este aprendizaje y de estas experiencias para hacer de este curso algo muy significativo, ¡Estoy seguro de ello!

Pues aquí deberán plasmar su primer comentario acerca del capítulo 3 de su libro de texto. Reflexión sobre la auto-conciencia...

Mucha suerte y éxito en este sendero parte de su vida.

Un fuerte abrazo y muy buena semana

Enrique

16 comentarios:

Anónimo dijo...

La difícil tarea de conocernos y entender lo que sentimos ante cualquier situación dentro de nuestra vida personal y laboral representa la base para desarrollar nuestra inteligencia emocional. El poder diferenciar entre tristeza, enojo, felicidad o miedo puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.
Dentro de las distintas reacciones que mi cuerpo refleja ante situaciones estresantes he podido notar un fuerte dolor en mi hombro izquierdo el cual es un indicador de mis miedos al enfrentar escenarios desfavorables (ya sea personales o laborales). Un proceso largo y lento de autoexploración y entendimiento de mi persona me ha llevado a conocer mis distintas capacidades y limitaciones.
Trabajar y estudiar de manera simultánea ha representado un reto con grandes responsabilidades. Normalmente trato de comunicar el cómo me siento con respecto a este tema para poder recibir retroalimentación y consejo de diferentes personas en el ámbito familiar y profesional.
Un texto con buenas herramientas y consejos para primero poder entendernos a nosotros mismos.

Edgar A. López Huerta

Anónimo dijo...

Con respecto al texto y al tema del que trata el capitulo, pienso que son aspectos de la vida que si bien muchos de nosotros ignoramos de alguna forma, resultan interesantes al momento de hacer una pausa y darse el tiempo de pensar en ello. Tal y como lo menciona el autor, el autoconocimiento es un proceso largo y continuo, que resulta necesario para entender porque reaccionamos de la manera en que lo hacemos ante las diversas situaciones que nos presenta la vida y mas importante aun, nos hace tomar conciencia de la manera en que nuestras acciones pueden afectar a los demás. Me llama la atención como se hace énfasis en el hecho de que nuestras relaciones se ven afectadas por que tanto nos conocemos a nosotros mismos (haciendo referencia a esta frase: 'typically, what bothers us the most about others is an issue that we need to deal with ourselves') y en la importancia de vivir en el presente y concentrarse en lo que esta pasando justo en el momento, dejando de lado las preocupaciones por lo que puede suceder y por lo que ya paso.
Dejando de lado el deseo de llegar a ser un buen líder o una persona hábil en el trato con las personas, me parece una buena idea seguir el consejo del autor, cuando nos dice que lo mínimo que deberíamos llevarnos del libro (o del tema de inteligencia emocional), es el deseo de conocernos a nosotros mismos.

Daniel C. Prada Villamizar

Anónimo dijo...

Una de las principales falencias del ser humano es no saber reconocer sus emociones y cómo puede afectar su desempeño tanto en el ámbito laboral como personal.

Particularmente me sentí identificado en algunos puntos que planteaba el capítulo, donde se manifestaban las señales que el cuerpo y las actitudes expresan. Aplicadas a mi diario vivir, reflexiono sobre las veces que he opacado mis emociones y que probablemente se han reflejado, pero no las he reconocido o simplemente ignorado por la costumbre de no dejarme afectar por la situación . Me deja como enseñanza focalizar mi atención en aprender a conocerme emocionalmente.

Es cierto que resultaría ridículo prestar atención a este tema, pero centrándose en el hecho de que al ejercer una labor como lider, los integrantes de un grupo pueden presentar síntomas que permitan tomar decisiones que mejoren el ámbito de trabajo, comprendiendo cómo la persona puede llegar a sentirse, ya que no conocemos sus preocupaciones, problemas e intereses.

Cesar Augusto Herrera Sandoval

Anónimo dijo...

A lo largo de la páginas del capítulo, no pudo dejar de sorprenderme cuan identificado me sentía leyendo cada frase, debido a que veía reflejado ciertas actitudes y comportamientos que en mi vida diaria realizo.

Algo interesante que logré captar, es como ser capaz de reconocer estas actitudes que me impiden tener mejores relaciones personales y una definición de mi mismo, y como puedo hacer frente a esas malas actitudes que presentan una traba en mi camino de ser un mejor ser humano. Aunque estas formas de caer en cuenta sobre estos malos comportamientos parecen tontas, son una manera sencilla de mejorar emocionalmente, permitiéndonos progresar en nuestra vida personal y profesional, lo cual implica, tener un empujón significativo a la hora de nuestro desempeño mostrándose como una persona madura y segura de sí misma.

Particularmente, aplicaré estos consejos en mi accionar diario para dar un cambio a mi vida que permita tener una mejor actitud emocionalmente hablando, para que a la hora de tener el liderazgo de grupos pueda ser generador de un ambiente de trabajo seguro y agradable que logre generar el mejor desempeño del equipo, sabiendo como enfrentar a las criticas, para que no afecten el trabajo realizado y unicamente tomando los puntos importantes que permitan que el desarrollo del trabajo se vaya mejorando.

Jhonatan Jair Pulido Delgadillo

Anónimo dijo...

Como primera medida este capitulo nos invita y nos lleva a que reconozcamos la importancia de conocernos a nosotros mismos, de saber cuales son las emociones y sentimientos que nos llevan a realizar diferentes acciones en nuestra vida personal y laboral, para así poder tener claro cuales son las que aportan a que seamos una mejor persona y que podamos tener éxito en lo que deseemos realizar. Esta es la base para desarrollar nuestra inteligencia emocional.

También nos enseña a reconocer las señales que nuestro cuerpo y nuestras actitudes nos dan cuando algo no se esta haciendo bien, cuando estamos reprimiendo lo que sentimos y así nos cohibimos o realizamos las tareas de una forma no adecuada por lo que no llegamos al resultado que esperamos. Gracias a esta lectura pude entender un poco mas de la importancia de saber que me pasa, saber que siento y poder tomarme un tiempo para pensar y poder dejar que mis emociones fluyan y así me puedan ayudar a enfocarme y realizar las tareas que debo hacer de la mejor manera.

Personalmente aplicare lo que me enseña este capitulo para poder conocerme en mayor medida a mi mismo, saber que aporta cada una de mis emociones, para así poder entender a las demás personas, saber que emociones tiene cada persona, que actitudes puede tener cada persona, para que en el momento en que tenga que liderar un grupo pueda lograr un mejor trabajo, que cada persona que conforma el equipo pueda aportar lo mejor de cada uno en la tarea o proyecto que se este realizando.

Jesús Andrés Castillo Morales

Anónimo dijo...

En el proceso de crecimiento personal se detectan patrones de comportamiento y de emociones que corresponden a determinadas situaciones en curso. Es precisamente dicho proceso de autoconocimiento el que permite a un ser humano conceptualizarse no solamente en el ámbito profesional sino también en el cotidiano, incluyendo el ámbito familiar, de amigos, en relaciones amorosas, etc.

En lo personal puedo detectar más fácilmente el miedo, la frustración y la felicidad, y se hace evidente en las siguientes formas:

Con el miedo, lo más común es la pérdida del apetito y la sudoración fría, además del aumento considerable del pulso cardíaco.

Cuando tengo frustración es normal aislarme por completo y no hablar con nadie, además de querer tomar mucho café.

Y con la felicidad, me sucede que quiero contarle a todo el mundo el motivo de la misma con todos los detalles posibles.

Sin embargo, resalto que en ocasiones siento frustración repentina y reviso y no hay una causa en particular y hasta la fecha desconozco por completo razón alguna.

Es evidente la importancia del auto-conocimiento, principalmente cuando se convive con otras personas. Un ejemplo aplicable es en el desarrollo de proyectos, donde es importante tener conocimiento propio, para que sea más fácil destacar en alguna labor, porque se identifican las fortalezas y el cómo se responde ante eventualidades adversas, principalmente cuando se asumen roles de liderazgo.

Carlos Jhoan Aguilar Galvis







Anónimo dijo...

Es curioso el hecho que siendo las emociones algo instintivo y universal entre el ser humano, por algún tramo de la vida, dejamos de ser conscientes de nuestros sentimientos, de como un trauma en la infancia o las enseñanzas recibidas por nuestros padres (aunque bien dirigidas, pero con efectos contraproducentes) en nuestra juventud nos pueden afectar tan profundamente nuestra inteligencia emocional.
Esto lo considero como uno de los puntos que más me llamaron la atención, debido a que viví algo parecido, en que poco veía a mis papás durante la semana debido a su arduo trabajo y solo podía convivir con ellos tardé en la noche, en donde ellos por cansancio o por el estrés del día de trabajo, se me transmitían sus ideas con emociones mal dirigidas, lo que hizo que yo en general fuera un poco más basto al responder.
Y ese es un aspecto que necesito mejorar, espero que aplicando las técnicas presentadas en este capítulo me ayuden a ser más consiente de cómo me comunico con otros y así pueda mejorar.

Juan David Miranda Gutierrez

Carlos Rojas Ruiz dijo...

En el camino hacia ser un buen líder, es necesario aprender acerca de la inteligencia emocional y no solo sobre nuestras calificaciones para cumplir tareas y obtener resultados. Como primera estancia debemos aprender a conocernos a nosotros mismos, saber interpretar nuestros sentimientos, nuestro estado de ánimo y no usar máscaras para ocultar como nos sentimos, debemos aprender a interpretar las señales que nos da nuestro cuerpo. Aprendiendo a interpretar y manejar nuestros sentimientos, podemos interpretar y controlar los sentimientos de nuestro equipo de trabajo.

Sabiendo entender el cómo nos sentimos y cómo se sienten las personas a nuestro al rededor podemos identificar los roles de nuestro equipo de trabajo, entendiendo también cada una de las 6 banderas rojas identificaremos el compromiso de cada uno de nuestros colaboradores y lo que pueden estar sintiendo respecto a una tarea o respecto al mismo equipo de trabajo, y a partir de eso poder tomar decisiones que mejoren las relaciones personales. No solo se trata de llevar al equipo a un objetivo y obtener resultados, se trata también y en primera medida de hacer vínculos personales con nuestro equipo de trabajo.

De esta lectura me queda como aprendizaje, lo importante que es empezar por reconocerme como persona y no como herramienta, reconocer que tengo sentimientos y que no debo ocultarlos tras una máscara, que es importante reconocer que las personas que me rodean también tienen sentimientos y que lo importante es cómo me siento y como se sienten las demás personas en este momento, que no importa como me sentí ayer o cómo estaré mañana, lo importante es como me siento ahora mismo.

Por:
Carlos Arturo Rojas Ruiz

Anónimo dijo...

Gracias a este capitulo, entendí la importancia que tiene la inteligencia emocional tanto para mi como para los que me rodean, por otra parte comprendí ciertas emociones y sensaciones ante las circunstancias que me afectan y que de alguna u otra manera yo no asimilo. sin embargo suelo ser una persona muy tranquila y siempre trato de tener la mejor actitud ante los problemas, y mi trato hacia las personas siempre es agradable sin importar mis emociones. aunque suelo ser una persona que demuestra muchos con los gestos.

lo mas relevante de todo esto , es que comprendí que el miedo y el enojo forman parte del todo , que aceptar estas emociones , es el primer paso para conocerme y ser consciente del entorno que me rodea, que el trato hacia los demás no depende de mis emociones exclusivamente, y que la empatia es lo mas importante a la hora de trabajar en equipo y en la vida diaria para tener armonía en nuestras relaciones interpersonales.


Elizabeth Ortiz M.

Unknown dijo...

Desde mi punto de vista personal, lo que he percibido en esta lectura es totalmente verdadero, los síntomas del ser humano que pueden intervenir con nuestra concentración y auto-conciencia, son muy variados y entramos en constantes cambios repentinos que pueden modificar o transformar nuestro comportamiento por sobre cómo nos sintamos.

Las banderas rojas son unos excelentes indicadores con lo que podemos hacer una auto reflexión de que estamos haciendo por buen camino y cuáles son aquellos detalles con los que no hemos podido lidiar aún. Es cierto que con el paso de los años uno va cambiando la perspectiva de cómo nos miramos a nosotros mismos y como nuestras emociones y sentimientos interactúan en el desempeño de nuestra labor, en la escuela, en el hogar, en la oficina y con las personas a quienes le dedicamos el mayor tiempo posible.

He detectado que si pienso en base a mi experiencia como estoy enfatizando mi lenguaje no verbal y en vez de solo actuar por impulso, puedo detenerme si estoy compartiendo un sentimiento negativo, porque creo fuertemente en la cadena de reacciones que se desatan a partir de nuestra actitud y la forma en que nos expresamos con los demás, si por algún motivos mis sentimientos de tristeza o enojo interfieren con el buen trato que se le da a un compañero durante la mañana, puede esto resultar en una cadena negativa que percibirá el otro individuo y de esta forma se corre la posibilidad de poder contagiar las malas vibras que uno recibe.

Reviso constantemente los escenarios donde actué, para determinar si mi auto conciencia ha sido de gran ayuda o a podido aportar sentimientos de seguridad, confianza, amabilidad y muchas buenas vibras que facilitan la eficiencia de nuestro tiempo y energía.

Estas enseñanzas del capítulo 3 las aplicaré en mi vida, para estar más atento a lo que me hace falta controlar y lo que aún puede mejorar, esto con la finalidad de poder dar cada día una versión mejorada de mi persona que conlleve una esencia de actitudes positivas acompañadas de gestos coherentes al estado de ánimo que tenga en el momento, inclusive si no existen fuentes de energía disponibles para poder intentar cambiar el flujo de mi estado de ánimo, poder aterrizar lo que realmente importa para minimizar la desventaja emocional y ayudar a que los objetivos se cumplan.



Enrique Castillo Silva - A01410721


Anónimo dijo...

Como comentario podría decir que este capítulo me ayudo a crecer como persona, dándome a conocer muchas herramientas en mi camino a ser un buen líder.
Aprendí como manejar mejor mis emociones y aceptar a los otros, intentar ponerme en los zapatos de la otra persona e intentar saber el porqué de sus acciones, con ello podemos asignar de mejor manera los roles de cada miembro de nuestro equipo.
La parte más relevante de nuestra lectura seria el auto conocimiento principalmente en mi caso ya que trabajo con investigadores de otros países y la personalidad definida es muy importante debido al choque cultural, necesitamos saber quién tiene más pericia en cada ámbito y según aquello se opta por elegir al mejor líder.
Bayron Jara

Edwin R Luna R dijo...

Reflexión 1 en blog* C.3 Self awareness.

Este capítulo habla de que la base de la inteligencia emocional es el self awareness.

Normalmente llevamos a cabo nuestro día sin ponerle atención a las emociones que sentimos. He estado en situaciones en las que no soy consciente de mis emociones en dado momento, hasta que alguien me señala que estoy teniendo alguna actitud negativa.

Para el punto anterior, el capítulo no solo describe en general las emociones más comunes, también da ejemplos de cómo identificarlas (como algunas actitudes, señales físicas, etc.). Pude identificar algunas actitudes que veo en mi ambiente de trabajo, y también algunas que he tomado yo, sin detenerme a pensar el porqué de estas actitudes.

Finalmente, el autor menciona técnicas para estar más alerta e identificar cada emoción, hacer un balance de las mismas y finalmente, encontrar la causa raíz de algun sentimiento negativo que podamos tener. Intentaré aplicar estos métodos en mi vida personal, y veré si noto los beneficios que menciona el libro.

Edwin Ricardo Luna Romero - A01102353

Anónimo dijo...

Referente al capítulo que tomamos como base, me agrada la parte en que se menciona lo importante que es tomarle mucha atención a las emociones, sentimientos, y todas aquellas expresiones que pueden verse reflejadas mediante nuestro cuerpo. Algunas de ellas, sino es que todas, reflejan nuestro sentir y la manera en que realmente nos deseamos expresar.

Es muy indispensable darnos un tiempo para reflexionar sobre todo aquello que podría afectar nuestra manera de comunicarnos y expresarnos. Considero que si logramos llegar a ese punto u equilibrio de controlar nuestros sentimientos y emociones, y no solo controlarlas, sino conocerlas y dejarlas fluir, lograremos nuestra interacción con las personas sea más agradable.

Ahora que aprendí un poco el cómo comunicarse y dejar fluir los sentimientos y emociones, lo aplicaré tanto en mis materias de maestría y en el ámbito laboral donde me desempeño.

Víctor Manuel Reyes Medina
A01361272.

Anónimo dijo...

En muchas ocasiones al vivir nuestro día a día, damos por hecho muchas situaciones las cuales pasan desapercibidas. Un claro ejemplo, como se menciona en el texto son nuestros sentimientos, cómo aprender de ellos y manejarlos. Al reconocer nuestros propios sentimientos podemos llegar a un grado de autoconciencia el cual nos permita reaccionar de mejor manera en situaciones que anteriormente nos podía llevar a tener afectaciones en nuestra vida diaria o con nuestras relaciones.

Durante el capítulo puede identificar situaciones que cometo por no demostrar realmente mis sentimientos, en lo particular una situación que me sucede a menudo es el “Humor inapropiado” ya que al no querer decir las cosas directamente para que la otra persona no se sienta agredido con el sentimiento que tengo en ese momento, lo trato de manejar con esa clase de humor y esto puede ocasionar que la persona no comprenda el verdadero sentimiento.

Este capitulo me ayudo a reconocer mis comportamientos y a enfocarme en trabajar algunos otros aspectos para conocerme a mí mismo de mejor manera y con esto hacer que los demás me entiendan. También entenderlos a ellos identificando sus actitudes, emociones, gestos, entre otros para poder aportar más a un equipo.

Diego M. Ramírez Serrano / A01202368

Anónimo dijo...

Reflexión 1 en blog* C.3 Self awareness.

El autoconocimiento es una habilidad que debemos reforzar para reconocer nuestras propias emociones, y lograr así la inteligencia emocional.

Para lograr tener un autoconocimiento es necesario trabajar en ello diariamente y darle la importancia que se merece en nuestra vida cotidiana ya que las emociones tienen un impacto tanto en nosotros como en las personas a nuestro alrededor.

Es importante saber que todas nuestras emociones se reflejan físicamente en nuestro cuerpo, y también con nuestra comunicación no verbal (expresiones faciales & corporales).

Anteriormente tuve la oportunidad de leer Inteligencia Emocional de Goleman por lo que me sentí familiarizado con la lectura y pude relacionar las ideas de ambos autores y aplicarlas en mi vida, por ejemplo, algunas veces no puedo explicar cómo me siento o desconozco la causa de sentirme enojado o triste por lo que hago un trackback para conocer el origen de mi emoción.

Es un texto que te brinda consejos para lograr conocerte a ti mismo a través de las emociones.

Angel Barros Calderon / A01731135

Unknown dijo...

En relación al Capitulo 3 - "Self Awareness" del Libro de Texto "Emotional Intelligence for Project Managers" del autor Mersino Anthony; mi reflexión la hago, por supuesto, considerando el enfoque del autor como Líderes / Administradores de Proyecto; sin embargo, también lo expando a un enfoque holístico considerándonos como personas sociables con diversos círculos.
Desde mi punto de vista la importancia de este capítulo radica en el desarrollar la habilidad de ser capaces de identificar los sentimientos que se generan en nosotros mismos como resultado de las interacciones con la sociedad, y adicionalmente las representaciones de estos sentimientos en nuestros actos, muchas veces involuntarios; lo anterior nos permite no solamente conocernos a nosotros mismos y estar plenamente conscientes de nuestro sentir, sino que en adición nos permite leer los sentimientos de las personas que se encuentran a nuestro alrededor, en cualquier círculo social y más puntualmente en el caso de equipos de trabajo que nos toca liderar.
Una de las grandes lecciones que me ha dado la vida es el que siempre como líderes en cualquier escenario, un punto fundamental a considerar es la búsqueda como líder del bienestar de todos los miembros de nuestro equipo, pues sin esta condición no es posible lograr sinergia, sentido de pertenencia y por lo tanto el logro de los objetivos y metas del equipo de trabajo.
Otro punto fundamental en nuestro rol como líderes es el que seamos capaces de demostrar nuestra auto – confianza y por supuesto de transmitirla a nuestro equipo.
Desde mi punto de vista la parte más relevante de este capítulo en aplicaciones prácticas es el que al ser capaces de entender nuestro sentir y sus manifestaciones, también seremos capaces de entender el sentir de los demás a través de sus acciones; creo que este es un principio fundamental de nuestro rol como líderes de equipo.