jueves, 18 de octubre de 2012

4º Comentario Liderazgo y Comportamiento Organizacional MA Metepec

Hola a Tod@s

El artículo de "Adiós a las ordenes y al control" nos trae a la mente casi de manera inmediata recuerdos no muy agradables. Relaciones de autoridad que incluyen desde las familiares - padres -, hasta las jerárquicas en las organizaciones donde hemos laborado o estamos haciéndolo.

Sus comentarios son muy valiosos en cuanto a sus experiencias y aprendizajes, bienvenidos a este mundo del poder y de la "verticalidad".

Un abrazo

Enrique

12 comentarios:

Anónimo dijo...

David Paredes G.

El primer problema que detecta este articulo en las empresas es que nos aferramos a lo que funciono en el pasado y ni se nos pasa por la cabeza cambiarlo o mejorarlo porque con ese modelo o forma de manejar la empresa nos esta yendo bien. Debemos cambiar la forma de pensar en el concepto de la forma de organizarnos, la organización efectiva ocurre cuando las personas ven lo que necesita que pase.
Anteriormente se pensaba que un buen liderazgo era bueno manifestando el orden y el control, como e el ejercito, pero nos cuenta el autor que un general alguna vez le dijo una frase que a mi me parece de las mejores de la lectura “si tienes que ordenar a un soldado hacer algo, ya fallaste como líder”. El liderazgo actual se basa de mejores medios para comprometer e involucrar a la inteligencia de todos para resolver crisis y afrontar retos en cuanto estos surjan.
Por lo tanto un líder actual debe asegurarse que la organización se conozca a sí misma. su tarea es reunir frecuentemente a su gente, de manera que todos tengan claro acerca de lo que están haciendo, en quienes se han convertido y como están cambiando al estar haciendo bien su trabajo. En tanto el líder apoye y fomente los procesos que ayudan a una organización a conocerse a sí misma, ésta florece.
Debemos aprender como fomentar la creatividad y el compromiso que los colaboradores expresaron al momento de comenzar a trabajar en la organización. Tenemos que aprender como borrar la desilusión y el cinismo creados en el pasado y utilizar nuestros mejores talentos para volver a comprometer a nuestra gente en el importante trabajo de organizarnos. Y debemos evitar el contro impuesto ya que esto lo único que genera es pasividad, resistencia, resentimiento e irresponsabilidad.
Con este concepto llegaremos a tener una auto organización con colaboradores contentos y como nos indica el auto, las organizaciones donde las personas aman trabajar son las que tienen sentido de su historia, su identidad, y su propósito.

Anónimo dijo...

Pamela Arteaga P.

Adiós al Comando y el Control

En lo personal una buena reflexión sobre el liderazgo en las organizaciones y no solo en las empresas sino en todo tipo de organización. La cultura del control se apodera del liderazgo, los líderes tienen miedo de perderlo y actúan controlando a sus equipos. Como lo menciona el artículo mientras más arriba de la organización más control se quiere tener y más miedo de perderlo.

El hablar de organizaciones autodirigidas, automotivadas, hoy en día suena a utopía, para lograrlo se requiere de mucho trabajo de lograr niveles extraordinarios de confianzas que puedo decir pocas personas están dispuestas a desarrollar. Sin embargo creo que es un tema más del liderazgo que de la propia organización, la gente sí suele estar automotivada pero la manera en la que la dirigen suele detener ese entusiasmo.

La parte que más me gustaría rescatar es la forma en la que debe actuar el liderazgo, tener congruencia con la organización es uno de los primeros pasos, y transmitir esto a los colaboradores es, los líderes deben fomentar el dialogo, la confianza esto ayuda a que la gente sea más cooperativa. Algo importante es que se debe ser abierto tolerar y apoyar la diversidad.

Nos pueden dar formulas, seguir el dialogo utópico del que hablamos con la automotivación y autodirección pero lo que más recato es la reflexión de lo que en lo personal me comprometo a hacer para que en mi equipo se promueva el no control, el no ordenar, el colaborar y que todos nos convirtamos en eso, colaboradores, si entendemos que esto implica aportar y no seguir órdenes y tener un jefe.

Anónimo dijo...

Brigitte Alcántara
"Adiós al comando y Control"
Esta lectura nos habla que actualmente está cambiando radicalmente todo ya que nos seguimos aferrando a lo que nos funciono en el pasado y no debe de ser de esta manera, debemos de cambiar nuestras mentalidades para seguir creciendo y desarrollándonos.
Algo interesante de esta lectura que vi es que se relacionaba el liderazgo en el ejercito con órdenes y control y no es así, la verdadera realidad es que ellos están muy bien organizados y utilizan los talentos de cada uno de sus colaboradores para logar la unificación de sus fuerzas, por tanto es muy cierta la frase "Si tienes que ordenar a un soldado hacer algo, ya fallaste como líder" ya que debes de hacerte entender y dar las instrucciones claras a tus colaboradores para evitar ambigüedades y que las tareas se hagan como deben de ser.
Anteriormente los directivos elegían el poder en lugar de la productividad, y ahora es diferente con la autonomía de cada uno de los colaboradores la unión en el equipo hacen que sean más productivos , autosuficientes y se organizan para lograr más y no menos en la organización.
Tienes que creer en las personas con modelos más participativos y los líderes deben de confiar en las personas y hacer que la organización se conozca a si misma, ya que deben de tener clara su núcleo, su misión, trabajan desde la congruencia, no desde la coerción y deben de están preparados para tolerar y apoyar la diversidad.
Por tanto debemos de ser congruentes con nuestro pensamiento y actos y dejar que los lideres se involucren con sus colaboradores y los dejen ser independientes y los colaboradores debemos de ser proactivos y buscar siempre el beneficio mutuo.

Anónimo dijo...

Miguel Angel Ríos Prieto
Adiós al control y al mando
A pesar de la evidencia de que nuestro mundo está cambiando radicalmente, nos aferramos a lo que nos ha funcionado en el pasado.
El poder ha regresado a los altos niveles de muchas de las grandes corporaciones, gobiernos y organizaciones y los trabajadores han sido confinados al trabajo extenuante y rutinario. El predominio del comando y control está teniendo efectos devastadores. Las consecuencias que se pagan por insistir en este viejo modelo repercuten principalmente en:
Desmotivación, Falta de Interés, Poca iniciativa, un ambiente laboral hostil, no hay solución a los problemas, lo que largo plazo ocasiona el despido de gente.
Las organizaciones han pedido más autonomía, insistiendo que ellas pueden hacer cambios más inteligentes que los ordenados por las personas de las altas esferas directivas. La gente necesita de más autonomía en su trabajo, y existe una fuerte evidencia de que tal participación guía la adaptabilidad y a la productividad por las que los líderes suspiran.
Con tanta evidencia apoyando los beneficios de la participación, ¿Por qué no todas las organizaciones utilizan los equipos auto dirigido para liderar a la turbulencia?
• Los directivos han elegido consistentemente al poder más bien que a la productividad. Ellos desean estar más en control que el tener a la organización trabajando con una eficiencia optima.
• A mayor riesgo, el poder debe estar en unos cuantos.
Cuando un sistema viviente se auto organiza, desarrolla una comprensión compartida de los que es importante.
En general, los equipos tienen suficiente autonomía para decidir la mejor manera de organizar el trabajo según las habilidades de los miembros del equipo por lo que es importante fomentar los comportamientos emprendedores dentro de estos ellos, y permitir operaren con un cierto nivel de "autodirección" , Se pueden implantar procesos "democráticos" relativos a la terminación del proyecto y a la selección de futuros proyectos, ya que quizás solamente el equipo sepa lo suficiente para tomar tales decisiones

Anónimo dijo...

Efrain Belmont Garfias.

La reflexion es perfecta para las empresas u organizaciones con problemas de liderazgo, nunca nos ponemos a meditar que pasaría si tuviéramos una empresa u organización con líderes sin temores, con empleados sin tener hostigamientos, sin horarios demandantes, pareciera un ideal este tipo de comentarios, sin embargo en la lectura apreciamos como existen empresas con reglamentos o procesos demasiados verticales, los cuales pueden mejorar, sin embargo los líderes no siempre toman las decisiones mas adecuadas, los líderes tienen la creencia de que tener el control absoluto de todo es la manera que se genera un crecimiento de empresa, la aplicación de horarios demandantes, procesos obsoletos, los cuales aletargan a las empresas, el miedo de los líderes en delegar es simplemente el reflejo de su inseguridad y el enamoramiento falso al poder.
sin embargo como líderes y personas debemos promover y fomentar la creatividad, la lealtad y el compromiso de los valores y principios fundamentales de las personas y la empresa, os lideres deben perder el miedo a recibir ideas mejores de sus compañeros y permitir guiar en el camino a sus colaboradores, los empleados debemos revisarnos interiormente y ayudar mas a nuestros vecinos de trabajo, hay que predicar con el ejemplo, es importante para todo líder demostrar que lo que dice es lo hace, para comenzar a trabajar en nuestra organización y de mostrar que hoy en día la organizaciones automativadas, autodirigidas no solo parecen un sueño difícil de alcanzar pero es simplemente empezar por uno mismo y hacer la autodireccion, donde el reto es que uno mismo empiece por ayudar al su compañero a su equipo de trabajo y hacer que la gente nos imite para dar n crecimiento organizacional.

Anónimo dijo...

Luis Enrique Herrera
Adios al comando y el control.

La lectura puntualiza algunas reflexiones interesantes que nos orientan a permitir en las organizaciones la autodirección a los equipos sin imponer rumbos o instrucciones que solo limitan el compromiso,la creatividad y productividad del equipo. Debemos confiar en nuestra gente y olvidarnos del poder que se reduce en la administración al permitir a equipos autodirigidos ya que dicha perdida no solo se compensa con productividad del equipo sino con mejores resultados y un equipo altamente motivado.

Es importante resaltar un comentario muy válido: las personas o equipos se reunen para crear mas y no menos. Muchas veces esto es mal visto en las organizaciones ya que se asume que los equipos se vuelven ineficientes al reunirse pero solo con confianza y un "coaching" apropiado de parte de la dirección se podrá añadir la motivación necesaria para que el equipo cristalice cualquier proyecto que hayan iniciado por mas dificultades que se les presenten.

Asi también, coincido plenamente con una de las notas que indica que en las relaciones humanas la lealtad y compromiso son factores determinantes. Esto es cierto, ya que en cualquier relación personal o de trabajo se requieren de estos elementos como base para que se desarrollen otros principios y valores que permitirán el crecimiento de los individuos tanto en el sentido personal o laboral.

Anónimo dijo...

Elizabeth Serrano Flores


La lectura de “Adiós al comando y al control” nos muestra como anteriormente en el ámbito laboral ser un líder implicaba tener control sobre las personas. Pero actualmente ese esquema ya no funciona, porque un buen líder debe fomentar la creatividad y el compromiso entre sus colaboradores.

Como dice la lectura, la gente no va a trabajar esperando hacer las cosas mal o para molestar a su jefe, entonces un líder debe confiar en su personal y darles libertad para actuar. En lo personal creo que cuando un líder está todo el tiempo controlando y vigilando a sus colaboradores, éstos se sentirán intimidados, molestos, descontentos y bajará su rendimiento.

El líder debe ser coherente con la misión de la organización, con sus principios. El mejor ejemplo de la coherencia son las acciones.

La comunicación entre el líder y sus colaboradores es básica, cuando el líder no la fomenta, la gente puede sentirse poco importante, además de que puede estar haciendo algo mal por desconocimiento de los procesos sin que el líder lo sepa.

Un líder debe fomentar el desarrollo de su personal, ya que esto los motivará a dar lo mejor de si mismos. El líder debe lograr que sus colaboradores sean auto organizados, pero esto no significa tampoco abandonarlos, sino es enseñarles las herramientas para que lo logren y permitir que muestren su creatividad.

Anónimo dijo...

Yenni Diaz

La lectura Adiós al comando y al control expone el liderazgo a través de la autodirección, en este modelo las personas están más comprometidas, existe más confianza, se promueve la comunicación, la cooperación, la creatividad y el desarrollo de nuevas ideas y por lo tanto hay más productividad, sin el establecimiento de límites. Me pareció interesante lo que maneja el artículo acerca de que la tarea del líder es reunir frecuentemente a su equipo de manera que todos sepan lo que están haciendo, en quienes se han convertido y como están cambiando al estar haciendo su trabajo, así mismo comunicar de forma clara los propósitos y valores de la organización, esto considero que es algo importante para promover la motivación y llegar a un modelo de autodirección, así mismo considero que para lograrlo también es importante la aplicación de los hábitos de Covey , sobretodo el Ganar- Ganar, la comunicación empática y la sinergia.

En mi trabajo diario, especificamente en mi equipo de trabajo, el modelo de autodirección es utilizado ampliamente y me he percatado que ha dado buenos resultados, existe la confianza para expresar nuevas ideas, hay motivación para los nuevos retos y compromiso con cada uno de los proyectos.

Anónimo dijo...

Claudia Gabriela Sánchez Mendiola.

            La lectura de “Adiós al Comando y al Control”, me permitió identificar que no solo las organizaciones buscan personal que realicen ciertas actividades y que cumplan con objetivos, sino que también se encuentren comprometidas con la organización y sobretodo que comulguen con sus valores. Uno de los aspectos importantes que hace mención es el temor que tienen los líderes en las organizaciones ante la pérdida del control dentro de las mismas y por eso, en muchas ocasiones, toman decisiones y llevan a cabo varias acciones que no motivan al personal y provocan una actitud del mismo contraria, en lugar de fomentar la participación activa.

            Considero que es importante que debe de existir congruencia entre los valores (principios) de la organización y las acciones que ésta lleva a cabo para realizar sus actividades, y que a su vez, los transmita y desarrolle en cada uno de sus miembros, para que ésta llegue a alcanzar los objetivos que se ha planteado a corto y mediano plazo. Esto lo tomo como un aspecto a desarrollar, en relación al término de automotivación, para ponerlo en práctica en el equipo de trabajo que se está formando.

Anónimo dijo...

Ameyalli Bañuelos Ruiz
“Adiós al Comando y al Control”

Muchas empresas y organizaciones aun no se han dado cuenta que los tiempos cambian y de que es necesario dejar de aferrarse al comando y al control, siguen bajo un esquema de trabajo que no apoya la iniciativa de los empleados, ni fomenta la creatividad o el compromiso de éstos, sin percatarse de que a la larga esto daña a la organización, pues desmotiva a los empleados y disminuyen la confianza que estos tienen en las decisiones que toman
He podido observar desde mi experiencia personal y de platicas con amigos que aún hoy en día es difícil encontrar una empresa u organización cuya congruencia entre lo que son y lo que predican sea real, muchas organizaciones al buscar las máximas ganancias y el máximo desempeño de la empresa pierden de vista el cuidado al recurso más importante que es el recurso humano. Hay muchos directivos (los cuales no pueden llamar líderes) que debido en parte a su falta de preparación creen que la forma en que ellos hacen o piensan las cosas es mejor que la de sus empleados y sólo consiguen más frustración al ver la falta de compromiso de estos, y como no están preparados para lidiar con la diversidad de pensamientos y con los cambios su nivel de frustración es mayor. También hay muchas organizaciones que están intentando cambiar y establecer medios de comunicación entre los directivos y empleados pero muchos de esos intentos fracasan pues no hay una libertad real para los empleados o intentan meter modelos nuevos que no son muy adecuados para esa determinada organización.
Por eso creo que para una empresa realmente tenga buenos resultados a largo plazo, esta debe ser dinámica y flexible a los cambios, debe empezar como dice el autor por tomar conciencia de si misma, empezando desde adentro, tiene que ser congruente y sobre todo fomentar la creatividad y el compromiso de su gente

Rodrigo Cardenas dijo...

En el articulo de adios al comando y contro habla de como las empresas se aferran a lo que ha funcionado en el pasado, de como se piensa de que si eso ya funciono, debe de seguir funcionando... me recordo mucho a como la vision de Steve Jobs y lo hizo que hizo con el ipod en su momento. El, cuando creo el primer ipod, no se baso en encuestas ni estudios de mercado, al contrario, el penso en un producto que sabia que iba a ser revolucionario, de como realmente la gente lo iba a querer usar mas y mas. Totalmente diferente a los modelos de desarrollo de un producto casi en todas las empresas.

Una experiencia que vivi mientras trabaje en la planta de motores de Chrysler Saltillo que puedo relacionar miy bien con esta lectura es que al ser una planta nueva, el gerente de planta puso en marcha el gung ho, un modelo de liderazgo en el que todos somos iguales y todos comparten todo. El gerente comentaba "Conocimiento que no se comparte no sirve". En mi experiencia, este modelo se enfatizo en las relaciones humanas que tienes dia a dia con tus colaboradores y esto nos llevo a ser cada dia mejores como equipo. La planta se convirtio en una "planta feliz" como mucha gente de fuera nos veia, sobre todo plantas viejas como la ensambladora de autos de toluca donde se tiene un total liderazgo de control.

Anónimo dijo...

Jorge Sanchez Lino

Este tema se centra en que el control ya no funciona como ninguna forma de organizacion en ninguna empresa, ni en este ambito ni en la vida. El control es una forma primitiva en que el ser humano trata de cubrir inseguridades o limitaciones. Por tanto, mientras una empresa sigue con antiguas estrategias de control, lo unico que esta haciendo es limitar su crecimiento, esta limitando su verdadero potencial. Ya que teniendo bajo control a nuestros empleados, no estamos dando margen a la creatividad, ni a nuevas ideas, ni al rompimiento de paradigmas.

En mi propia experiencia, teniendo como empresa una escuela, hemos tenido que romper antiguos paradigmas de control, donde se buscaba que todos nuestros maestros y alumnos estuvieran controlados bajo un mismo regimen de comportamiento y bajo una linea de ensenanza. Ahora es distinto, ahora damos espacio a que los maestros aporten nuevas ideas, nuevas tecnicas de ensenanza que podrian funcionar con los alumnos de la actualidad y su retroalimentacion es muy importante. Hay juntas donde se da esta lluvia de ideas y permitimos que nuestros maestros participen, esto nos ha llevado a descubrir areas de oportunidad y seguir creciendo.