viernes, 31 de julio de 2015

Primer Comentario HD MBA CEM 2015

Hola a Tod@s

Un gusto iniciar este camino y viaje hacia nosotros mismos y en beneficio de todos - cuando menos eso espero -.


Al comenzar cualquier viaje existen muchas emociones encontradas: expectación, asombro, ilusión, temor, felicidad, etc.; sin embargo a todos - creo yo -, nos crea un sentimiento de aprendizaje y de cambio por conocer cosas nuevas.


Espero aprovechen este poco más de un mes de curso y que para todos signifique un nuevo comienzo.


Un muy buen fin de semana y comentario!!


Enrique


8 comentarios:

Eduardo Valle dijo...

Ya hace algún tiempo había leído el libro, fue un regalo de mi padre que me ayudó a definir ciertos aspectos de mi vida durante mi juventud. En esta ocasión tengo nuevamente la oportunidad de leer este libro de los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva con una visión nueva, pues soy un poco mayor y espero un poco más sabio; y el conocimiento que he adquirido durante mi vida me ha permitido comparar la teoría con la realidad.
Un tema importante en el libro son los paradigmas, la manera en que nosotros traducimos nuestra realidad y se convierte en nuestra lente del mundo. Siendo conscientes de nuestros paradigmas y la existencia de los paradigmas de quienes nos rodean podemos entender mejor el por qué actuamos de cierta manera, y como son las interacciones entre nosotros lo humanos.
Aún no estoy tan de acuerdo con el concepto de proactividad, siguiendo el origen de las palabra pro siendo preposición griega que significa a favor de y actividad que significa eficiencia de obrar. Luego entonces proactividad está a favor de la actividad. No obstante cada vez es más común encontrar definiciones tanto en libros como en la red que proactividad es una actitud en la que el sujeto u organización asume el pleno control de su conducta de modo activo. La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. A pesar de no estar de acuerdo en esta definición, estoy de acuerdo con la idea general como algo esencial para mejorar en una persona.
El segundo hábito de empezar con un fin en mente, es un principio que siempre he aplicado en mi vida para toda actividad. Es mucho más placentero y vigorizante saber que se está realizando algo con un objetivo mayor, pues da significado a la vida y que todo esfuerzo realizado, ya sea éxito o fracaso, representa algo valioso en el camino de nuestra vida. Este hábito de efectividad refleja el liderazgo personal y satisface plenamente la necesidad de encontrar un sentido a la propia existencia.
Finalmente el tercer hábito donde uno debe ser capaz de establecer lo primero, es decir, darle una importancia mayor a lo que es importante. Para esto es crucial establecer la diferencia entre lo urgente y lo importante. Esto es básico para comprender la calidad de las decisiones y acciones en el día a día. Es importante considerar que es el corto, mediano y largo plazo. Roles y objetivos. Modelo de conducta y todo encaminado hacia los resultados deseados.
Me doy cuenta de que los términos lo comprendo, pero no los he aplicado al 100% en mi vida, por lo que confío que esta segunda vuelta me permitirá mejorar como persona hacia el mundo.

Eduardo Valle

Carlos Sierra dijo...

Los 7 hábitos de la Gente Altamente Efectiva resultó para mi, hace algunos años, un libro recomendado al empezar la etapa laboral con manejo de un equipo de trabajo lo suficientemente difícil para la poca experiencia laboral con la que contaba. Casi después de 10 años de haberlo leído me doy cuenta que ciertos aspectos cobran un sentido mucho más profundo y con bases que ahora puedo comparar con más evidencias. Generalmente en mi trabajo, familia y otros ámbitos de mi vida, solicito más por regla que por convicción proactividad. Sin embargo la proactividad comúnmente mencionada sobre todo en la vida laboral, hace referencia a un movimiento anticipado pudiendo derivar en descontrol o un "moverse por moverse". La proactividad mencionada en el primer principio de "Los 7 hábitos de la Gente Altamente Efectiva" me ayudo a re-enfocar el concepto de Proactividad. La Proactividad desde adentro del ser humano, refiriéndose a un control y autodominio consciente del actuar diario así como a la libre elección de la respuesta a los estímulos externos. El saber de antemano que hay situaciones que no están bajo mi control, hacen que podamos cambiar las respuestas hacia a ellas tratando de ampliar nuestro círculo de influencia con un foco proactivo.
Consideró que el segundo hábito referenciado a empezar con un fin en mente, más allá de la capacidad de enunciar alguna misión, perfectamente describe que por encima de todos los aspectos de la vida, están los principios. Estoy de acuerdo totalmente en que el equilibrio que debamos dar al "todo" que significa nuestra vida, nos hará seres humanos más conscientes. Por otro lado, el tratar de evitar un fanatismo desequilibrado hacia cierto sector de la vida, hará una persona más preparada para enfrentar cualquier reto o situación que la vida ponga en el camino. Los problemas no se evitarán, sin embargo, una personalidad y mente centrada en principios sabrá equilibrar la balanza para sortear aquellas situaciones difíciles.
Por último, el tercer hábito donde se describe "Primero lo Primero" es un aspecto esencial de vida para poder delimitar los alcances y sobre todo lograr nuestras metas con compromiso y honestidad. La sensatez viene intrínsecamente relacionada a este principio ya que la consciencia de nuestras respuestas hacia los compromisos realizados es un aspecto fundamental para ser mejores personas. Todas las herramientas de organización son bienvenidas, sin embargo considero que la mejor de ellas, es la introspectiva para poder direccionar correctamente los esfuerzos y no caer en estrés mental, laboral o personal innecesariamente.

Carlos Sierra

Josué R. Trejo dijo...

El libro me hace recordar un curso sobre liderazgo transformacional que tome hace poco más de dos años. Sobre todo el primer hábito, yo lo resumo en creer en una vida de causalidades y no de casualidades. Entre ambos conceptos hay una palabra que resume la diferencia entre los dos conceptos y que lo dicta Covey en su libro, la responsabilidad. He reflexionado sobre todo en estos meses de MBA, que en nuestra vida diaria, tanto en lo personal como en lo laboral, a cada situación que requiere una decision es necesario hacerse preguntas correctas. Según el tipo de pregunta que te hagas, sera el rumbo que defina tu decision.
El Segundo hábito de tener un fin en mente, me hace referencia al trabajo hacia el ideal que proyectemos de nosotros mismos. Covey habla sobre enunciar la misión que definimos, esto nos ayudará a no perder la dirección y a trabajar sobre pasos efectivos. Finalmente el tercer hábito, nos habla sobre priorizar y conocer cómo priorizar. Sugiere que nos enfoquemos en planear y tener vision sobre nuestras acciones, el Segundo cuadrante de la matriz de la administración del tiempo es el que nos permite ser efectivos. Creo que en mi vida diaria algunas cosas son planeadas, otras son reactivas pero encuentro que no están enfocadas. Considero que estas herramientas aplicadas en el orden indicado, me permitiran conseguir eficazmente el logro de mis objetivos en lo personal y laboral.

Josue Trejo

Guillermo Illescas dijo...

Derivado de la lectura creo que de los tres habitos, el principal o que más llamó mi atención fue la proactividad, esto porque en la medida que hagas tu entorno lo más amigable, creo que lo permeas como bien se muestra en la gráfica y esto es muy común dentro tanto en la vida diaria como en el trabajo. Un ejemplo muy claro, lo veo en el trabajo, cuando tienes compañeros que vician el ambiente siempre quejandose y hablando de los demás en vez de ocuparse de sus asuntos, lo único que generan es el distanciamiento, inclusive hay veces que cuando uno mismo se siente mal o tienes dias o semanas pesadas, actúa de la misma manera y notas como la gente se aleja o te pone caras. También algo que me llamó la atención de este primer hábito, es el hecho de encontrar oportunidades, lo cual en la vida cotidiana lo sentimos y vivimos, es decir siempre hay gente que ve lo malo como por ejemplo que suben los precios, que hay inseguridad etc y en vez de ocuparse se amargan la vida por esto y culpan a los politicos, a los vecinos y a todos de su supuesta desgracia. Por lo tanto este hábito, me hace reflexionar porque nos tenemos que ocupar en vez de quejar y así la vida es mucho más llevadera.
En el caso del segundo hábito, comenzar con un fin en mente, se me hizo una planeación estratégica, ésto porque se abordan los enfoques humano, espiritul y laboral y al final cuentas todos van ligados. Muchas veces no nos damos cuenta que vamos siguiendo la corriente sin un rumbo y enfocándonos en lo menos importante ya sea porque le damos mucho a nuestro trabajo y descuidamos nuestra familia, pareja o hijos ó porque nos enfocamos en los amigos y la fiesta cuando hay carencia de salud. Entonces, es cuando uno tiene que delimitar hacia donde va y qué quiere conseguir en la vida, planear como quiere que sea su familia, cómo es su trabajo ideal,su entonro y de esta manera ser proactivo para lograr ya que como mencioné anteriormente en la medida que uno logre primera estar bien consigo mismo, ningún plan espiritul, familiar o laborar podrá ser ejecutado.
Por otro lado el tercer hábito, lo que me deja es como dice la lectura enfocarme en el cuadrante II, muchas veces estamos a las carreras en el trabajo pero no enfocados en la prioridad, sino en lo urgente y en vez de construir poco a poco, para ir delegando las actividades nos enfocamos en lo menos prioriotario y más urgente. Finalmente creo que en la medida en que uno encoja en cada uno de los cuadrantes, es como realmente es dentro y fuera de su casa, si uno es irresponsable con su familia, seguro será igual con sus compañeros de trabajo y muchas conductas adicionalmente que tenga en su día a día son completamente iguales dentro y fuera del trabajo, su comunidad y su familia.

Néstor Nathan Monjarás Herrera dijo...

Uno de los principales puntos a reflexionar es el significado de la madurez en este modelo descrito. Muy de acuerdo con el autor, la independencia y la interdependencia son directamente proporcionales al grado de madurez de las personas. Entiendo en esta primer etapa del libro como en otros títulos, que la personalidad es un función de dos variables, el temperamento y el carácter; donde el primero es lo que traemos en nuestro ADN, mientras que el segundo es a lo que le vamos dando forma con nuestros principios.
Ser proactivo es fundamental para poder lograr una independencia. En lo personal creo que lo principal en este hábito es desarrollar la capacidad de identificar las consecuencias de nuestras decisiones ya que al final, como lo menciona el autor, nosotros no nos caracterizamos por nuestras habilidades sino por nuestras decisiones (jamás lo olvido ya que lo dice Dumbledore a Harry Potter en la segunda película de la saga). Por otra parte creo que es complicado identificar nuestros paradigmas sobre todo cuando vivimos en un error ya que por naturaleza humana, siempre es más fácil depositar la responsabilidad en otros si es posible.
Fundamental será tener en mente la famosa frase de "No me preocupo, mejor me ocupo", esto porque no debemos preocuparnos de las cosas que están fuera de nuestra influencia, mejor ocuparnos en cosas que están dentro de este circulo.
El establecer nuestros fines es algo de vital importancia sobre todo para saber si estamos avanzando en la vida o estamos repitiendo lo mismo año con año. Personalmente, siempre he pensado que la vida eterna si existe, y esta es a través de tu descendencia y de la gente que te rodea. El vivir en otras personas es la verdadera duración de tu vida. Que tanto de ti, vive en los demás y creo que al final es el fin que busco. Como se menciona en el segundo hábito, hay veces que la primera creación de lo que quieres, te la forman otras personas o las circunstancias, por eso, creo que la formación del carácter es fundamental para incluso saber evaluar lo que es verdaderamente tu fin o solo es una imagen creada por otras personas.
Lo que reflexiono firmemente es lo que dijo Einstein, la solución para alcanzar tus metas se encuentra en otro nivel del que estas en este momento (es como lo entendí).
Y como lo explica el tercer hábito, el enfoque en lo que verdaderamente es importante pero sobre todo que garantiza un beneficio a largo plazo, es en lo que tenemos que administrar nuestro tiempo y esfuerzo. También necesito ser sincero y en este capítulo reflexione que me cuesta mucho trabajo decir NO, desgraciadamente al final termino saturando mi tiempo con actividades que no van enfocadas al largo plazo y a veces actividades de verdadera importancia las postergo o las realizo parcialmente.
En concreto, lograr la independencia en lo personal es lograr ser consiente de todas las consecuencias de nuestras decisiones y dominar las partes donde tenemos influencia con liderazgo y buena administración; también aprendiendo de errores y sacándoles el mayor beneficio para nuestro aprendizaje humano.

JOHNNY JOSE MARTINEZ BARBOSA dijo...

JOHNNY MARTÍNEZ
Victoria privada (Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva)
Es la primera vez que escribo para un blog y me preguntaba sobre ¿Qué quiero hacer llegar a los lectores que lean esto?. Les confieso que había escuchado sobre el libro de Covey, más no había tenido la oportunidad de leerlo. Personalmente considero que es una gran herramienta para los líderes del siglo XXI.
A continuación las siguientes conclusiones a las que llego sobre los tres primeros capítulos, las cuales hacen parte de mi verdad y mi realidad.
Es importante trabajar en nuestro interior, cuando realmente lo conozcamos, conoceremos lo que está fuera de nosotros. Es parte fundamental de la victoria privada y de los 3 primeros hábitos. Al tomar la iniciativa para conocernos a nosotros mismos, en realidad estamos siendo proactivos y es donde se enfoca el primer hábito. Si conocemos en que estamos invirtiendo nuestro tiempo y nuestra energía, en realidad estamos siendo conscientes de nuestro grado de proactividad. Los seres humanos por naturaleza tienden a ser reactivos, enfocándose en circunstancias donde no tienen control, en los problemas del medio y en los defectos de otras personas. Si quieres ser un SER proactivo, debes concentrarte en lo que tú tienes influencia y con lo que puedes hacer y lograr. Como seres humanos no somos perfectos y cometemos errores pero lo más importante es reconocer el error de inmediato, corregirlo y aprender de él. Si haces esto estas actuando de manera responsable y proactiva.
El desarrollar la naturaleza proactiva y conocer en nuestro interior, nos permite darnos cuenta de lo que realmente es importante para cada uno de nosotros. Muchas personas tratan de alcanzar una meta que no tiene sentido. Pero que significa tener sentido? Para quien lo tiene?. Empezar con un fin en mente lo cual trata el segundo hábito significa el tener una clara comprensión de nuestro destino. Francisco Chavez un músico por naturaleza (Compañero de Avión en el viaje a Lima Peru el día de hoy) me contó algo de su historia de vida. De niño a pesar que su familia estaba en contra de su futuro como músico, el hacía lo imposible por estudiar, decía en casa que jugaba béisbol cuando en realidad estaba aprendiendo lo que era la música. Esta persona tenía un fin en mente y en contra de cualquier circunstancia cumplió su objetivo. En realidad el verdadero éxito se obtiene con uno mismo, no consiste en tener cosas, si no en el autodominio. Empezar con un fin en mente también significa empezar cada día teniendo los valores firmemente presentes, así cuando aparezcan los problemas y los desafíos, se podrán tomar las decisiones basándose en los valores.
Después de ser proactivo y tener un fin en mente viene la parte de la priorización. Aquí es donde el tercer hábito entra en juego. Como líderes se decide que es lo primero y el principal desafío es administrarnos a nosotros mismos, planeando, evitando dificultades, creando relaciones, cultivando oportunidades asegurando que se dedica el tiempo necesario a las cosas importantes y asegurando cumplir cada papel (Padre, Esposo, Gerente, Maestro, Voluntario) que estemos desempeñando.

Julio M. Torres dijo...

Este tipo de libros me dejan claro que para triunfar en la vida lo que debes buscar es ejercitar el sentido común. En una ocasión un jefe en un regaño me dijo "usted cuando se viste se pone primero los calcetines y luego los zapatos y no lo hace al revés" pues en realidad lo que quiera decir que existen cosas que llevan su orden y que se seguirán realizando de esta forma porque es la manera común de hacerlo. Ahora bien definiendo que es triunfar en la vida se trata de tener un rol social en diferentes aspectos de forma que tengamos un impacto positivo en la vida misma de nosotros y de otros. No es un triunfo en la vida si por priorizar el trabajo desatiendo a mi familia o mi salud. En este caso los libros como este buscan el retornar las ideas de los lectores a los principios básicos de gestión de una persona. Como lo menciona Covey en las primeras páginas nos hemos desviado siguiendo recetas superficiales cuando que las soluciones de fondo las hemos conocido toda la vida. Este tipo de conocimientos los sabían personas por miles de años antes de la existencia de los MBAs, diplomados y de los libros de ayuda personal. Se trata básicamente de establecer que quiero, porque lo quiero y como lo voy a hacer. El cómo nos habla de las reglas mínimas de autogestión que debemos tener tales como: Autocontrol, disciplina, honestidad, sinceridad, evitar la postergación. Por qué lo quiero se trata de saber cuál es el beneficio de hacerlo, si afecta algo más y si es éticamente correcto. El que, para mí se refiere a esa necesidad que se busca cubrir y que sea lo satisfaga esa necesidad y no otra cosa. Considero que si los seres humanos tenemos muy claras esas premisas estamos del otro lado del rio y podemos estar a hablando de generar interdependencia con otros. Me parece que en una sesión de desarrollo de habilidades directivas es acertado regresar a los orígenes de control de la conducta humana. Muchas veces nos damos de topes con ideas de personas que no están conectadas con sus organizaciones y que generan mucho daño. También considero que el ser “jefe” no implica que se sea un pan de Dios, se trata de tener la sensibilidad para detectar cuando las cosas se comienzan a salir de control y en ese caso se usaran otras técnicas para mantener el desempeño de la organización. Así pues creo que este curso será de provecho para todos en la medida que nos ayude a dirigirnos a nosotros mismos de manera efectiva y concurrente con lo que predicamos.

Julieta dijo...

Nunca había leído el libro del sr. Covey y, a riesgo de parecer reactiva, no sería una lectura que haría de manera voluntaria. No creo en las recetas para alcanzar el éxito. Estoy convencida que existen acciones que a unas personas les funcionan y que a otras no. Ciertamente el autor indica que más que principios (o como yo lo entiendo, más que encontrar el hilo negro), son "leyes naturales" y me parece que la clave será en pasar de un listado de buenas voluntades a la acción o ejecución, pues dicen por ahí que hay que caerse de la bicicleta para poder aprenderle a este camino que recorremos llamado vida.
Lo que puedo decir del principio de comenzar con un fin en mente, es una idea con la que comulgo totalmente con Covey. Desde muy pequeña me encontraba yo teniendo todas estas ideas de a dónde quería llegar, no es que siempre haya llegado, pero sí me encontraba haciendo ese algo que me llevaría ahí, inclusive, si esto implicaba cambiar de dirección. Lo que a mi me funciona para este principio es soñar por la noche ese escenario al que quiero llegar. Debo confesar que a medida que he crecido lo he dejado de hacer... Para los principios de ser proactivo y poner primero lo primero, aunque los practico, lo hago de manera intermitente. De vez en vez me encuentro haciendo cosas que aunque estoy consiente que no me llevarán a ningun lado, las ejecuto. Algo que me funciona para administrar mi tiempo es la realización de las famosas "to do list" y esto lo aplico en el trabajo y en el ámbito personal. El 31 de diciembre mis doce uvas representan, aunque no 12 objetivos, de pronto si siete u ocho en los cuales me enfoco durante el año o el periodo que me llegue a tomar alcanzarlo, como la compra de mi casa o el término del MBA.
Tengo muchas expectativas del libro de los siete hábitos, que en buena medida se crean en este punto del MBA en donde he tomado clases con grandes maestros que han dejado una influencia en mí que me obliga a cuestionarme muchos paradigmas con los que había vivido.