martes, 25 de noviembre de 2014

Último comentario MBA CEM Habilidades Directivas y Liderazgo AD 2014

Hola a Tod@s

El camino continúa al igual que el proceso de la vida de cada uno de nosotros. Existen eventos que nos recuerdan la fragilidad de nuestro ser y, al mismo tiempo, lo importante que es vivir y disfrutar cada momento y cada día como si éstos fueran los últimos.

Ha sido un gusto el tenerlos como aprendientes y a la vez como maestros, todos aprendemos de todos, simplemente tenemos que desear hacerlo.

La importancia de un liderazgo relacional de largo plazo nos mueve a ser persistentes en la filosofía de un ganar-ganar donde realmente pensemos y actuemos hacia un bien común y un constante asombro de las maravillas que tenemos a nuestro alrededor.

Les deseo un viaje de vida maravilloso donde la salud, la prosperidad, el amor, la felicidad y el equilibrio sean prácticamente constantes.

 Un muy fuerte abrazo en espera de estas fiestas de fin de año y de un 2015 pleno!!

Enrique

15 comentarios:

Leslie Barrón dijo...

A lo largo de este curso he aprendido a mirar hacía mi interior con mayor detenimiento, a mirar con nuevos ojos los obstáculos que yo misma me he puesto y a comenzar a practicar la proactividad como el medio de superar anteriores y futuros obstáculos, creo que para mi una de las cosas más importantes que he descubierto es ello, he detectado que durante m historia de vida he desarrollado de forma consciente la proactividad y que en otros momentos he elegido el camino del determinismo y actuado de forma reactiva y al hacerlo he minado mi efectividad.

Actualmente he desarrollado mi misión de vida, la cual me puso muy feliz ya que me siento muy a gusto con la misma, así mismo desarrolle una visión retadora que me requiere de toda mi atención para llevar a cabo las estrategias para alcanzarla.

Pienso también que la construcción de mi misión puede que al revisarla en ocasiones futuras sufra algunas variaciones, aunque la literatura te diga que esta debe durar 100 años, lo cierto es que muchas veces aunque tratas de abstraerte y encontrar un momento de relajación para conectarte con tu centro, la realidad es que cuando no tienes mucha practica en ello puede resultar no muy fácil el empezar a conectarte contigo mismo de una forma profunda, por ello considero que se mi misión se puede enriquecer.

Mi visión que es aquello inspirador que quiero lograr de mi vida se irá transformando una vez alcanzada la visión que me he propuesto actualmente y eso me agrada ya que significa que constantemente me encontrare envuelta en nuevos retos por lograr.

Finalmente, hago mención de algo que me gusto mucho del curso de Desarrollo de Habilidades Directivas, que fueron las actividades, creo que todas me enseñaron lecciones muy importantes de una manera diferente, ya que de leer lecciones a practicarlas es totalmente diferente, menciono por ejemplo la actividad de “guiar a los ciegos”, donde aprendí la importancia de dar ordenes claras y crear confianza en tu equipo, el peso de la responsabilidad de que otros dependan de ti, no dar por sentado que todos saben lo que tu sabes, otra actividad que me llamo mucho la atención fue la última que tuvimos llamada la “telaraña” en donde todos nos unimos para llegar a un mismo fin, se compensó las debilidades de unos con las habilidades de otros de tal forma que generamos una sinergia.
Así mismo, creo que en general se generó una muy buena vibra en el grupo, todos fueron muy participativos y también la apertura que tuvimos todos me permitió conocer a algunos compañeros que no había tratado anteriormente y darme cuenta las buenas personas que son.
Por último les deseo a todos mis compañeros de curso que tengan un excelente fin de año, a los que nos graduamos nos vemos pronto y que tengan éxito en sus vidas.

Anónimo dijo...

Me gustaría decir que la clase fue un viaje. Bueno o malo depende de como se mire y quien lo mire. Pero al final del mismo, así como de cualquier otro viaje. Si se aprendió algo, nunca es una perdida.
¿Que si la clase me transformo? Es muy pronto para decirlo. Yo creo que los cambios verdaderos se producen suavemente, lentamente y muchas veces no nos damos cuenta hasta que están completos.
Lo que estoy seguro que si me llevo y de una forma muy grata son las experiencias que he tenido con mis compañeros. Y a mi entender es lo mas valioso de la maestría. Mas halla del networking, el aprendizaje que obtienes de ellos, las vivencias con ellos es algo muy valioso.

Maestro, le deseo éxito y que le vaya muy bien.
Lo mismo le deseo a mis compañeros.

Saludos

Juan Pereo

Alberto García Garza dijo...

Quizá las expectativas de cada uno de los participantes del curso son diferentes y de igual manera la aplicación de cada uno de los tópicos serán distintos, lo único que considero que todos tenemos en común es lo enriquecedor que fue compartir vivencias así como ejercicios, donde cada uno de nosotros pudimos conocernos mejor en diferentes circunstancias.

Para mi fue un curso muy enriquecedor que me permitió ver dentro de mi, conocerme un poco más en cada uno de los aspectos de mi vida. Aún no se que tan grande será el cambio, pero lo que si estoy seguro es que ya no estoy parado en el mismo lugar como cuando lo iniciamos. El crecimiento que tuve fue interesante, poco para poder evaluarse pero muy bueno, pude entender el comportamiento de otras personas en cada uno de mis entornos, pude determinar mi misión y visión, teniendo claros mis objetivos pero sobre todo los caminos para llegar a ellos.

Lo mas relevante para mi fueron cada una de las actividades que hicimos y darme cuenta como poco a poco y sin darnos cuenta, pudimos reflexionar de actitudes, actividades, apoyos y actos que sucedieron a lo largo del curso.

Una linda conclusión fue poder definir todo el curso en una palabra, crecimiento, lo cual es una constante en mi ser, y algo que me identifica con respecto a los demás, sin embargo va seguido de aprendizaje, reflexión y entendimiento, lo cual creo que comparto con muchos de mis compañeros porque llegamos a integrarnos de una buena forma.

Anónimo dijo...

Juan Pablo Hernández

El curso trata temas realmente importantes que normalmente se menosprecian por desconocimiento del impacto que tienen. La cultura dominante el país, y seguramente en muchos otros, censura de diversas maneras (sutiles y a veces no tan sutiles) la práctica de responsabilidad, orden, cuidado de uno mismo, trabajo en equipo o el entablar relaciones de ganar-ganar, y esa cultura autodestructiva fomenta otras cuestiones como el abusar de otros, ser individualista y reaccionar de manera agresiva. Se requiere conciencia, y algo de capacidad de observación, para percatarnos de que estos antivalores, ocasionalmente, pueden traer beneficios a corto plazo, pero a mediano y largo plazo resultan sumamente perjudiciales para todos y llevan al estancamiento. Evolucionar nuestra manera de pensar a una más consciente, requiere primeramente de educación, luego de práctica y constancia.
Si bien yo tenía claro lo que deseaba de la vida, con el curso, lo he reflexionado, analizado y formalizado. Para mi, el término de la maestría, y gracias a materias como esta, es un nuevo comienzo, con una forma diferente de ver las cosas y nuevos objetivos.

Lizbeth Odriozola dijo...

Este curso me ha dejado muy buenas experiencias, grandes aprendizajes, las dinamicas que realizamos me ayudaron a reflexionar acerca de algunas actitudes de las cuales no me había percatado que tenía, sin duda me esforzaré en alzar la voz cuando quiera que me escuchen, dar instrucciones claras cuando las tenga que dar, escuchar a las personas que me rodean y trabajar en equipo para el lobro de objetivos en común,definitivamente una clase que me enriqueció en todo sentido, muchas gracias.

Jazmín Martínez dijo...

Este curso fue muy diferente a lo que esperaba, sin embargo, aprendí varias cosas que no suelen enseñarse y que solía considerar que eran obvias. Generalmente suelo hacer una planeación de todo, pero enfocada a lo profesional y académico, no a nivel personal. En el aspecto personal suelo saber lo que quiero lograr o hacer, pero no establezco como tal objetivos a cumplir, suponía que con el tiempo las cosas se van dando. Me di cuenta que es muy relevante tener alineado el aspecto personal porque esto ayuda a dar una guía al resto de los roles que practicamos en la vida, los cuales sabía que tenía, pero no había pensado en establecer metas y objetivos para cada uno.

A partir de la lectura de Covey y de las dinámicas, considero que hay ciertos aspectos que considero claves: siempre tener claro el objetivo, escuchar, saber comunicar y ejecutar. Creo que estos puntos son los que me llevo como parte esencial del curso, puesto que son puntos que pueden aplicarse tanto a nivel personal como profesional y en cualquier situación de al vida diaria.

Este curso hizo que reforzara cuáles son mis objetivos, pero sobre todo hizo que me cuestionara en cuanto a lo que realmente busco lograr y cuándo quiero lograrlo. Generalmente pienso en lo que quiero lograr, pero no es tangible, y el collage fue algo que me gustó porque hizo que muchas cosas que aún no logro, se volvieran tangibles y pudieran ser más claras en cuanto a tiempo y forma. A su vez, las visualizaciones me parecieron muy interesantes, pero me gustaría poder repetirlas y hacerlas a mayor profundidad porque me parece que ahí puedo expresar más a fondo muchas cosas que a veces se quedan en el subconsciente.

También las dinámicas me ayudaron a darme cuenta que requiero reactivarme, que he tomado una posición más pasiva que activa y que necesito tomar un rol de liderazgo como solía hacerlo. También voy a dedicar más tiempo a mi misión y visión, a escribirlas ya que me di cuenta que sí es necesario y sí es una guía para el resto de mi vida. El curso me hizo ver que he dejado de lado varias cosas, que no he afilado la sierra y tengo un arduo trabajo por hacer en lo personal.

Selene León dijo...

Considero que fue un curso impartido desde un punto de vista diferente a los que usualmente habíamos tomado, me gustó la parte de las dinámicas puesto que más allá de participar en ellas, profundizamos y analizamos mucho el verdadero objetivo de hacerlas. En lo personal fue muy valioso ver o analizar el papel que jugué en cada una de ellas, qué hice bien, qué hice mal, cómo puedo mejorar y que al final logramos hacer una buena unión de grupo, en parte creo que se logró porque todos tuvimos la apertura de escuchar y conocer algunas de nuestras facetas y esto nos llevó a tener un mejor entendimiento y unión al realizar las actividades.
Por otra parte considero que fue muy enriquecedor en la parte personal ya que aunque algunas personas se preguntarán cómo se relaciona eso con ser un buen Director, sin duda creo que es muy importante primero conocernos para después dar la mejor versión de nosotros mismos a los demás en cualquiera de los roles que juguemos en la vida, hija, hermana, novia, esposa, alumna, líder, asociada, etc.
Me sirvió analizar y relacionar cada uno de los temas vistos en clase tanto en mi vida laboral como personal, tener mucho más claridad respecto a mis objetivos, mi razón de ser en la vida y qué tengo que hacer o modificar para lograrlo. Algo valioso que me llevo es la parte de ser más proactiva, hacer sinergia, tener una visión de futuro clara y encontrar un balance en la vida, no enfocar recursos en un solo aspecto sino en varios para alcanzar ese bienestar que muchos deseamos encontrar.

Ivan Cruz Barrera dijo...

Creo que mi opinión del curso, ha cambiado radicalmente desde la primera clase. Al comenzar, me sentía fuera de lugar, porque no son el tipo de dinámicas académicas a las que estoy acostumbrado, sin embargo, tengo que decir que tocó mi parte humano y mi nivel de participación e involucramiento en la clase creció sustantivamente. Aprendí algo de todas las actividades, aunque las que dejaron una marca más profunda en mi conciencia, fue la actividad de los invidentes, “Chernobyl”, guerra en yugoeslavia y la actividad final.
La energía que se generó dentro del grupo fue muy positiva y al final logramos hacer un buen equipo, aprovechando las habilidades de todos los integrantes en el beneficio colectivo.
A todos los compañeros, les deseo lo mejor y estoy seguro de que triunfaran en todo lo que se propongan.

Javier Pastrana dijo...

Comencé a involucrarme en clases de este tipo de disciplinas en un diplomado de "coaching y liderazgo" de un año. Cuando inició también era un poco escéptico y creía que no aportaban mucho (eso fue hace un par de años) pero, conforme empezaba a evolucionar el proceso notaba cambios importantes en mi forma de pensar y actuar no sólo en el ámbito profesional sino en el personal y familiar.
Esta materia fue de ese tipo, pero cuando empecé ya no era escéptico y si bien no me provocaba entusiasmo, sí me despertó como siempre interés. Al final, logró despertarme el entusiasmo por las actividades grupales e individuales que también se logran con equipos como el que formamos que no se da por casualidad, sino es la contribución de cada uno el que logra esa sinergia y en realidad eso demuestra que además de la capacidad individual de cada uno, también hubo una evolución a lo largo del MBA que se evidenció claramente en la última actividad de esta materia. Felicidades y éxito a todos.

Javier Pastrana.

Gisela Ponce dijo...

Sentimientos encontrados, pero sin satisfecha de tener la oportunidad de aprender cosas sobre mi misma.

Cada uno de los ejercicios, cada una de las lecturas me hicieron reflexionar y darme cuenta que hay cosas que he dado por hechas. A mis 28 años no tenía una visión y misión definidas. Si bien tu decides que de lo que lees o escuchas aplicas, me encuentro ansiosa de ponerlo en práctica.

He compartido las lecturas con otras personas con la esperanza de que genere en ellos lo que genero en mi.

Definitivamente el tipo de curso que le dio el toque de la cereza al pastel, medio agrio de unas partes pero esponjocito y disfrutable.
Gracias a todos, por enseñarme tanto.
Los voy a extrañar.

rosa samperio dijo...


Siempre he creído que disfrutando lo que uno hace es como se puede aprender mejor. En esta clase disfruté de todas las actividades que hicimos y también de las lecturas, lo mejor de todo es cada actividad realizada dejó una enseñanza, aplicaciones a ingresar en nuestra vida diaria y también algo para retomar posteriormente pues, por lo menos en mí, se quedó muy grabado el propósito de cada cosa que hicimos y vimos en clase.


Sobre todo la actividad de los esclavos y amos, en conjunto con el de los ciegos, que debemos tener un objetivo definido el cual perseguir y no avanzar sólo porque así nos lo indican.


La mejor actividad de todas fue la última, pues logramos integramos en u sólo equipó, buscando la relación ganar-ganar y no competir, como nos sucedió en la dinámica de la guerra o el caos con la dinámica de Chernobil.


Estas clases dejan más enseñanzas que aquellas en las que nos ponen a sufrir con exámenes, memorización de datos. Creo que aprovechamos al máximo el tiempo en estas sesiones y por lo menos yo me llevo muchísimo para aplicar en mi vida tanto personal como profesional.


Creo que en este comentario he sido muy breve pero pude haberlo sido más al escribir una sola palabra para calificar el curso..... Excelente!


Gracias y felicidades profesor porque se requiere mucha creatividad para poder ligar y desarrollar las actividades adecuadas con los temas a desarrollar además de que generen un impacto real y perdurable en los alumnos.

Anónimo dijo...

Este curso me ha ayudado a realizar un análisis mucho más profundo acerca de mis objetivos personales, ha otorgado una nueva perspectiva y los ha vuelto más amplios al considerar factores que yo había olvidado. Espero tener la perseverancia suficiente para poder aplicar a mi vida varias enseñanzas de esta clase, la planeación sobre todo ya que representa mi punto más débil. Pero sobre todo este curso me ha recordado que para llegar a ser un líder de verdad tengo que comenzar por ser capaz de dirigir mi propia vida y hacerlo en coherencia con los principios que yo predico. Respecto a las dinámicas puedo decir que fueron efectivas, con conceptos muy simples pudimos recocer nuestra forma de colaborar con los demás en la realidad, en general es una dinámica sencilla pero muy efectiva a la vez.
Solo me resta agradecer por haber tenido la oportunidad de participar y me quedare como aprendizaje con todo lo compartido en la clase.


Emmanuel Marin Garcia

Jorge dijo...

La materia de “Desarrollo de habilidades directivas” me permitió conocer a compañeros, que si bien había coincidido en otras materias, jamás había tenido la oportunidad de tener un acercamiento mayor con ellos; esto lo permitió cada una de las dinámicas que desarrollamos en la clase, las cuales nos obligaron a conocernos y poner en práctica lo aprendido en las lecturas y comentarios de clase, nos hacían apostar por ganar-ganar en cada momento. Reforcé temas de liderazgo y participación en equipos; entender la importancia de la empatía y de cambiar la posición de uno con los demás, para realmente entendernos.

Personalmente, antes de iniciar el curso, me había planteado la necesidad de buscar un equilibrio personal, los últimos años mi balanza se ha inclinado marcadamente al aspecto laboral descuidando los demás aspectos importantes de mi vida, por lo que la materia aporto en este sentido cosas enriquecedoras a mi persona.

Aun y cuando siento que falto ver algunas cuestiones de habilidades directivas de manera más puntual, definitivamente, el curso fue interesante y productivo. Finalmente lo que me llevó del curso es que el verdadero cambio en toda organización inicia con uno mismo y tiene que ser desde adentro hacia afuera, primero realizó el cambio necesario en mi para poder permearlo en los demás.

Les envío un fuerte abrazo a todos y les deseo mucho éxito en el camino que cada quien se ha trazado.

Jorge Hernández T.

Pedro Colín dijo...

Considero que el curso fue diseñado en buena medida para poder ser aprendido desde los dos hemisferios de nuestro cerebro. Este balance entre el hemisferio racional y el creativo es para mi la mayor enseñanza que puedo llevarme.
El material revisado es indiscutiblemente bueno y nos da un sustento formal desde el cual poder hacer un acercamiento a nuestras capacidades y costumbres, analizarlas y establecer una estrategia de desarrollo. Pero estaría incompleto sin la parte sensible, y ahí es donde las actividades y reflexiones tuvieron un papel protagónico en este programa.
Me llevo enormes ganas de practicar en mí, algunos de los consejos vividos y comentados durante las dinámicas, pude autobservarme y con ello crecer.
Agradezco la oportunidad de compartir con mis compañeros y la de aprender de todos en especial de ti Enrique.
Pedro

Claudia Robles dijo...

Esta materia me permitió seguir conociéndome en varios aspectos. También repasar conceptos que quizás en algún momento los vi y los aprendí pero que no necesariamente las recordaba como tal.
También me permitió continuar la introspección de mi persona, que vuelvas a recordar, quién eres, que te ha formado, las personas que te han acompañado en tu vida etc.
Creo que las habilidades directivas nos llevan a un constante aprendizaje, nada está escrito en piedra y tenemos que continuar como líderes de equipo nuestra preparación, pero lo importante es que lo aprendido lo podamos ejercer día con día, en ese momento lograremos que sea parte de nuestra vida y lo haremos de forma natural.
Gracias por el aprendizaje.