miércoles, 5 de noviembre de 2008

¡Sí, nosotros podemos! – Yes We Can!


Barack Obama ha sido electo próximo presidente del hoy todavía más poderoso país del mundo. ¿Qué significados tiene esto para nosotros?
Cuando recuerdo que de niño me decían que el aprtido demócrata era de tendencias más hacia la búsqueda de beneficios sociales, apertura al diálogo, mayor democracia, etc., etc., yo me decpia desde la época de John F. Kennedy que este partido convendría a México y a Latinoamérica. Generalmente nos equivocábamos o me equivocaba, casi siempre con los presidentes de extracción republicana a México le iba mejor. Hoy me niego a creer esto.
¿Por qué?
Es un mundo diferente mucho más interelacionado donde la nube o “web” nos conduce a que las personas puedan comunicarse mucho más fácil y rapidamente y que ello pienso, influyó en estas elecciones de manera contundente. Esa comunicación más efectiva nos permite estar al tanto de las necesidades y de los problemas, de lugares y personas antes no tomadas en cuenta. Ello influirá en este personaje – obviamente me refiero a Barack Obama -, quién pudiera ser uno de los íconos y ejemplos de este siglo XXI.
Sus antecedentes familiares y educativos más los contextos en que los vivió (desde una familia separada viviendo él con sus abuelos, con ciertas carencias hasta una educación superior en una de las mejores universidades del mundo – Harvard -), lo hacen una persona que tiene una visión del mundo muy diferente a la generalidad de la clase política estadounidense.
Su mensaje de ayer en Chicago, Ill., al término de las elecciones donde arrasó a su contrincante, me hace pensar en una especie de Martin Luther King – guardando todavía distancias, tiempos y momentos -, dónde su metáfora de la ancianita de 106 años nos hizo revivir y recordar cada momento que él siente como propio de su pasado, de su historia y de su deber futuro consigo mismo, con su pueblo y por que no con el mundo entero. Ese espaciado para decir con cada cita importante: “Yes We Can!” o “¡Sí, Nosotros Podemos! Sin ser estadounidense me sentí completamente incluido. Ese poder de transmitir una visión de futuro, saber compartirla aunada a su magnífica oratoria, son la ratificación de que estamos ante un gran personaje y ojala un excelente estadista. El mundo lo necesita.
La forma en que manejo sus momentos, incluidos tanto los ataques no muy éticos de su contrincante como la muerte anteayer apenas, de su abuela. De una manera planeada lo primero y no planeada lo segundo aprovecho estas situaciones y las convirtió en situaciones a su favor.
El número de votos que obtuvo y la conversión de varios estados republicanos a estados demócratas.
Su equipo de trabajo que por lo que he oido y sé es de primera línea.
En fin, no quiero decir que hace más de dos meses hice esta apuesta o adivinanza, espero la magia continúe y el mundo resulte más fuerte y mucho mejor después de que afrontemos la crisis que ya está aquí.
¡Felicidades Barack Obama próximo Presidente de Estados Unidos de América!
Yes, We Hope We Can! We trust you!