lunes, 13 de junio de 2011

Los 7 Hábitos... S. Covey ... 1 a 3...


Como lo comentamos el viaje inició y Covey comienza a mostrarnos la filosofía "de adentro hacia afuera", de la importancia de una Misión y Visión personales y de tomar en cuenta lo realmente importante. Pero, ¿Qué es lo realmente importante? ¿Cómo lo determino? ¿Lo mido? ¿Lo controlo?...

Un viaje donde el proceso habrá que experimentarlo, vivirlo, sentirlo y porque no, !Hasta razonarlo¡

Un abrazo y D.M. nos vemos el día 24 de junio por la tarde

Enrique

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Miguel Pimienta Alcántara 663418

Una de las cualidades que considero al momento de contratar, promover o inclusive dar de baja a un colaborador es el nivel de proactividad, misma que se ve reflejada en la inquietud de la persona para conocer aun más y de manera autónoma proponer, cuestionar, investigar y desarrollar diferentes formas de solucionar alguna situación en particular por su propia iniciativa. Este atributo caracteriza a las personas que quieren ser diferentes en su desarrollo profesional.

El tener presente a donde se desea llegar, nos ayuda a planear, asignar y utilizar recursos según la meta trazada. Con dicha claridad se pueden cumplir los objetivos definidos enfocándose a aquellas actividades las cuales te facilitaran el cumplimiento del resultado deseado.

El poder diferenciar lo importante y urgente es un hábito que nos brinda la habilidad de priorizar cada una de las actividades que tenemos que realizar tanto en lo profesional como en lo personal. Ya que el factor tiempo es un recurso limitado conocemos que no nos es posible realizar las distintas actividades que tenemos aún pendientes de manera simultánea por lo cual el asignarles a cada una de ellas su prioridad correspondiente nos ayudara no solo a finalizarlas sino a liberar el sentido de desesperación, frustración o cual fuere el sentir que se origine. Ante ello tuve la necesidad de disminuir la carga académica semestral de 2 materias a tan solo una debido a la carga laboral excesiva y para no ver afectada mi vida familiar y cansancio físico con sus respectivas posibles consecuencias.

Anónimo dijo...

Para poder tener una idea general de quienes somos es necesario conocernos, tener en cuenta cuales son nuestros paradigmas y de esta manera entenderlos con el fin de poder comprenden los paradigmas de los demás y formular nuestra postura ante ellos. Lograr un nuevo nivel de pensamiento consiste en poder tomar en cuenta a las percepciones de los demás para tener una visión más amplia y objetiva que nos permita resolver los problemas de manera más eficiente. Una vez que logramos esta visión de nosotros mismos y de trabajo en equipo debemos seguir a lo que llamamos ser proactivo que por supuesto va más allá de tomar la iniciativa es anticipar nuestras decisiones con base en las condiciones o paradigmas del problema siendo plenamente conscientes de la responsabilidad que conlleva hacer que las cosas sucedan.
Tener un objetivo en esta vida, un sueño por el cual luchar, una meta definida que perseguir se convierte en el motor del quehacer diario. Nuestra prioridad debe ser tener una ilusión que nos permita enfrentar los retos y dificultades que se presenten en el camino, un motor que esté por encima de nuestras pretensiones a corto plazo con objetivo bien definido. Una misión global a largo plazo la cual sea una oportunidad de desarrollarnos al máximo y que nos exprese claramente el camino a seguir, es una luz que nos alejara de caminar a ciegas. Yo siempre he tratado de tener una meta a largo plazo que cumplir, y aunque obviamente tengo deseos al corto y mediano plazo jamás pierdo de vista el verdadero significado de lo quiero hacer y el para que lo voy a hacer, para mi es la única manera de sobrevivir al día a día donde obviamente mi inspiración más grande es mi mujer.
La planeación es un paso fundamental para lograr la efectividad, el establecer las prioridades de las tareas roles, etc., es saber que para atacar un problema debemos dedicar un tiempo significativo en para armar un plan de acción. La planeación incluye tareas como realizar una agenda darle su justo a las tareas y entender que antes de tomar acción hay que sentarse a analizar y crear un plan de acción y entonces si empezamos a trabajar. En un proyecto grande y ambicioso que tenía que hacer en mi trabajo mi superior quería acción llevamos meses de atraso y de trabajo pendiente que requería salir rápido y bien, entonces no quería que se perdiera tiempo en la planeación quería que se planeara mientras se trabajaba y fue en este punto donde tuve que dedicar más de dos semanas de planeación aun sin su consentimiento para que finalmente lograra mi objetivo y sacara adelante el proyecto, y en efecto no pude tomar mejor decisión para resolver el problema que primero planear.
Juan Manuel Dé Santiago A00952088

Anónimo dijo...

Jorge Héctor Couvert Alvarez 960961
La proactividad es una de herramientas más ponderosas para poder ser efectivo. En una clase, una vez el profesor de una materia nos pidió realizar un proyecto, que a la simple vista de un estudiante parecía imposible o muy elevado. Cada vez que entregaba una propuesta de trabajo, le bajaba el nivel de complejidad. El profesor no quiso cambiar la dificultad del proyecto. Tuve que asumir mi responsabilidad y me dije que haría todo lo posible para sacar el proyecto, lo completara o no lo completara. Me vi forzado a pedir segundas opiniones para poder atacar el problema. Otro profesor me oriento por donde podía atar el problema. Me gusto la forma de atacar el problema y empecé inconscientemente a buscar información y empezar a experimentar soluciones. Cuando menos me lo esperaba, ya había acabado el proyecto, incluso con mucho tiempo de anticipación. Por el hecho de tomar la iniciativa y la responsabilidad de mi obligación, logre realizar ese imposible que tenía como paradigma.

Anónimo dijo...

Jorge Hector Couvert Alvarez 960961

El segundo habito habla por sí mismo “empezar con un fin en la mente”, esto lo vi reflejado hace no más de un año cuando realizaba un proyecto relacionado con diagnóstico de baterías, en el cual tenía que desarrollar un maquina innovadora , es decir, que no había referencias comerciales dentro del país sobre una máquina que realizara el mismo fin, al principio estaba lleno de dudas, ya que nunca había participado en un proyecto similar, pero la clave fue siempre estar enfocado en el fin de la misma, por lo que tuve que actuar de muchas maneras, una de ellas, fue buscar gente que me guiara por el proceso y poco a poco, y en base al conocimiento adquirido pude desarrollar un plan de trabajo y una metodología que me sirvió[o para llevar a cabo el proyecto de manera exitosa. Algo que considero importante es tener una meta objetivo pero también el desarrollar sub metas que me encaminan a llegar a esa meta general.
Algo que nosotros asumimos como común es el tener una buena organización de nuestro tiempo. Aunque hay veces que esa organización nos da resultado también hay veces que con esa organización se nos suscitan varios problemas. Lo importante del tercer hábito es saber darle peso de importancia a las actividades que son realmente importantes y darles su debida importancia. Hay veces que en el trabajo, estoy trabajando en alguna actividad que tengo que entregar ese mismo día, pero el jefe llega y te pide que entregues un contrato a jurídico. Como sé que se tiene como meta tener la aprobación de los proyectos que entran al trabajo para poder tener más recursos, entonces decidí darle prioridad a entregar el contrato ya que si no se aprobaba entonces se detendría la autorización del proyecto además de impacientar a los clientes. Aunque ambas actividades eran importantes, siempre hay una que es más importante que la otra. Obviamente una vez que entregue esos documentos a jurídico, continúe con la otra actividad.

NORMA TOSCA HIDALGO dijo...

Edgar Daniel Custodio Montoya 1104350

Dentro de las cosas que es importante tener a la hora de convivir con otras personas y que te dan un carácter de liderazgo es la proactividad ya que nos brinda la oportunidad de hacernos personas indispensables en un trabajo y en un círculo de personas, ya que siendo proactivos aumentamos nuestra productividad, y adquirimos un carácter de independencia dentro de un grupo del grupo de trabajo. Para ser un buen líder está es una de las características que debe ser distintivas de nosotros, debido a que esta nos permite desarrollar los proyectos de mejor manera ya que se busca la constante mejora. Este es uno de los consejos que mi padre me ha brindado como uno de los más importantes, ya que está actitud le ha brindado la oportunidad de tener un crecimiento profesional rápido, debido a que
La lectura del segundo hábito me dio muchas cosas que reflexionar, ya que en todos los aspectos de la vida se deben definir objetivos claros, un ejemplo de ello fue la decisión que tu ve que tomar a mis 18 años, ya que tenía que elegir separarme de la comodidad de mi casa para desarrollarme profesionalmente, es decir, tenía que moverme de ciudad, una vez empezando la carrera era muy fácil desviarse del camino, ya que como todo en la vida hay buenas y malas influencias, pero siempre tuve la idea clara de a donde quería llegar, y con el apoyo de mucha gente que aprecio y con mi dura constancia pude cumplir con el objetivo de terminar mi carrera y graduándome con honores.
El tercer hábito (establecer primero lo primero) nos indica que para cumplir con un objetivo es necesario establecer un plan de trabajo y una vez establecido esté, jerarquizar las actividades, y respetar esta jerarquía es decir que se cumplan las actividades de mayor relevancia en el momento en el que son requeridas. Sin embargo es importante saber que todas las actividades, necesitan cierta atención. Esto es fácil de ejemplificar, en alguna ocasión para una materia nos fue requerido que se diseñara y construyera una maquina separadora y compactadora de basura. Para esto antes de hacer compras que era importante establecer el diseño de la máquina y de qué manera está iba a realizar las actividades que habíamos definido. Entonces el plan le dio prioridad al diseño de los sistemas de la máquina y en ese momento de la planeación la fabricación tuvo menos peso que el diseño, por lo cual fue una actividad que se desarrolló primero.

Anónimo dijo...

Adriana Stephania Pereda Calderon
A01361458

Empiece con un fin en mente
Creo que ciertamente uno de los puntos más importantes en tu vida, hacia dónde vas, que es lo que quieres lograr, y como lo planeas conseguir.
En mi primer fin de semana que tuve en la carrera, Salí a tomar un café con mi prima la cual también había iniciado en una carrera nueva, me pregunto. –Te gusto esta semana, que aprendiste?- le conteste todo lo que me había gustado el conocer gente nueva y pues lo básico de las clases, la introducciones y así. Después de un rato hablando le hice la misma pregunta a lo que ella contesto, -Aprendí que es mi carrera- mi cara de sorpresa no se pudo esperar, ya que no podía creer estuviera estudiando una carrera que ni siquiera sabía que podía ser, entonces mis dudas se ampliaron, después le pregunte que porque había entrado ahí, que es lo que esperaba de eso, a que se pensaba dedicar, cuáles eran sus planes de vida, a lo que solo respondió la primera pregunta, y su respuesta fue –Mi papa dijo que era una buena carrera-.
Paso el primer semestre y ella al llegar a fecha navideñas me dice, me saldré de esa carrera no me gusto, lo cual su argumento me pareció coherente con todo lo que había sucedido con anterioridad, me empezó a contar que iba a ser de su vida, que ya lo había pensado bien, que iba a estudiar y que esperaba de su carrera, me dijo que había entendido que se necesitaba tener un fin en mente, una meta un plan para poder luchar por él.
Yo tuve claro muchas cosas en mi vida, como la carrera que elegí, y después quería estudiar una maestría, a veces dudo de los planes que eh hecho al futuro pero creo que con el tiempo hay cosas básicas o como llegar a ellas que se pueden modificar pero siempre logrando lo que has deseado sin pierden la meta a la que quieres llegar.

Anónimo dijo...

Adriana Stephania Pereda Calderon
A01361458

Sea proactivo
La palabra proactivo desde que inicie con mis prácticas, lo tenía enfocado a una manera, en la que tienes que tomar la iniciativa en los trabajos, hacer las cosas antes que te las pidan, y cosas así simplemente relacionadas con el desempeño laboral.
Este enfoque que viene en el libro, dándole un dirección de responsabilidad a los actos o de cómo reacciona uno a ciertas circunstancias o a ciertas personas, sin tener que decir pues así es toda mi familia, o tú me haces renegar y ser responsable de nuestros sentimientos y reacciones.
Es como cuando llegue a Toluca algo que se me quedo muy grabado es que me dijeron –tu eres responsable de tus sentimientos- esto se refería según el contexto, que nadie te hace enojar, tu solo te enojas (por poner un ejemplo). En cierta manera ser proactivo podría ser responsabilizarse por las reacciones y actitudes que tomamos a ciertas circunstancias, momentos o otras actitudes de personas con las que convivimos, ya sean jefes, amigos o algún familiar.

Anónimo dijo...

Adriana Stephania Pereda Calderon
A01361458

El espejo social
Nunca te debes llevar por lo que la gente piensa de ti, porque en realidad nunca es verdad, o al menos seria solamente su verdad, la cual refleja, no lo que tu eres en realidad si no lo que ellos son.
Como te ve la gente no te marca como persona, si vas en el tráfico y te dice una persona que va enojada, -aprende a manejar loca- no tienes por qué creer que en realidad estás loca, tal vez ella es la que estaba mal o simplemente fue una distracción, en estos casos no tomes sus palabras como si de verdad estuvieran describiéndote,
Por otro lado si tu pareja te dice que estás loco, tal vez no sea verdad tampoco en esta ocasión, pero en este momento si te interesa la percepción que tenga esa persona de ti, aclarando nuevamente, no porque sea verdad lo que el piense, simplemente es un interés de que su imagen que tiene sobre ti sea el mejor o por lo menos en las inclinado a tu realidad y a lo que tú sabes que eres como persona.
En otro caso si tu vecino tuvo un mal momento y te dice es que eres bien sucio y fiestero, esa tampoco sería tu verdad como persona, sino su percepción sobre la tuya. En este caso si te interesa lo que tu vecino piense, sería buena opción intentar cambiarla o si no te interesa si el vecino piensa que eres sucio, fiestero o alguna otra cosa mas. Se puede quedar con su opinión y su paradigma respecto a ti, la cual no va a importar ni tampoco va a cambiar lo que tú sabes que eres como persona.

Anónimo dijo...

Adriana Stephania Pereda Calderon
A01361458

Establecer primero lo primero
Establecer prioridades es una de las cosas que siempre se me ha dificultado, pero una experiencia me hizo establecer y enfocarme en ciertas cosas de la vida.
Este hábito va ligado con el anterior, si estableces una meta tienes actividades importantes las cuales te llevan a él, como si tu meta es terminar una carrera o la maestría, ir a clases, hacer tareas, y cosas que te llevan en el camino, las cosas urgentes son cosas que surgen en el camino, las cuales tienen fecha de caducidad para llevarse a cabo, estas se vuelven urgentes a medida que uno deja de hacerlas a tiempo, pero si uno tiene un objetico y es un poco organizados las cosas urgentes en realidad son solo actividades y tienes que realizar, las cuales no son tan importantes pero se tienen que hacer, si las organizas llegas a no perder tu objetivo.

Anónimo dijo...

JHOAN ESTEBAN OLIVEROS MORENO 1292908
En mi corta experiencia interactuando con personas cuando se conforman diferentes grupos de trabajo o estudio, siempre me he encontrado con un personaje (que en ocasiones soy yo), el cual retrasa el trabajo de todo el grupo al ser “pesimista”, al sólo resaltar e insistir en lo malo de las condiciones de trabajo, en ver lo complicado que éste puede ser y en buscar excusas en donde sea para justificar lo débil de sus acciones y su poca participación. En mi opinión, esto se debe a que pasamos por etapas reactivas, que aparecen con un disgusto con otro miembro del grupo o con algún tipo de fracaso en el trabajo, a partir de allí empezamos a tener una respuesta negativa ante cualquier situación; esto, sin darnos cuenta que nosotros somos los únicos responsables del cómo nos sentimos y cómo respondemos ante cualquier estímulo. Quisiera, en esas situaciones, pensar más claramente para tener una mente fuerte que me permita cambiar la adversidad en posibilidad, para así centrarme en el cambio de los elementos sobre los que tengo control, con los que me permitan cambiar los aspectos que me ayuden a mejorar mi situación y mi manera de verla.
En mi opinión, una de las cosas más importantes antes de iniciar un proyecto, una relación o casi cualquier cosa, es crear una imagen mental de lo que se quiere, del cómo se quiere y entre más detallada sea esta imagen se tendrá aún más claro el objetivo y el trayecto que se debe recorrer para lograrlo. He hecho trabajos en los cuales trazo una meta, un objetivo o un fin; que a menudo se van haciendo borrosos debido a que en el camino aparecen obstáculos y me centro más en derribarlos que en lograr lo que me había propuesto, creo que por esta razón algunas veces he llegado a resultados que no estaba buscando y he alcanzado lo propuesto, pero he gastado más tiempo del necesario.
Hace algún tiempo trabajé en la sección de mantenimiento de una flota de vehículos de servicio público, en este departamento hasta hacía poco se había aplicado la filosofía del mantenimiento preventivo, puesto que casi siempre estaban “apagando incendios”, reparando vehículos que por los daños presentados no podían operar más. Cuando se empezó a trabajar con el mantenimiento preventivo recomendado por el fabricante de los vehículos se redujeron los costos ocasionados por las constantes y prolongadas paradas del parque automotor, además se aumentó la confiabilidad de los vehículos y también el personal del taller trabajaba con menos presión, lo cual se veía reflejado en un trabajo de mayor calidad. El anterior es sólo uno de los ejemplos que me ayudó a comprender la importancia de planear las actividades antes de iniciarlas. He implementado esta etapa de la planeación en mis actividades laborales y me ha servido para visualizar problemas futuros o que se puedan presentar en el desarrollo de mi labor, además me muestra qué recursos necesito para llevarla a cabo y hacer un estimado de tiempo para la finalización. Aunque en ocasiones se torna complicado por la premura de tiempo o por otros factores y/o situaciones adversas, siempre será más efectivo planear que ir desarrollando labores sin tener claro cuál es el orden ni la importancia de cada una de ellas.

Anónimo dijo...

Alfredo Cuevas Vega 1184786
1er HÁBITO. SER PROACTIVO
He tenido la fortuna de haber trabajado en diferentes lugares y con diferentes personas. Al leer lo que Covey menciona como el primer hábito (ser proactivo), recuerdo en mi primer trabajo cuando no había forma de probar los cilindros hidroneumáticos reparados, tuve la idea de adaptar una máquina en desuso para probar dichos cilindros antes de montarlos en robots. La idea fue muy bien aceptada por mi superior, y en conjunto con otro compañero buscamos el material necesario y en cuestión de semanas terminamos la máquina. Tal vez no recibí recompensa económica, pero fue una satisfacción muy grande el saber que no necesité recibir ninguna orden para realizar una actividad y por el contrario me sentí con una responsabilidad mas grande, la cual pude asumir e incluso sentir que logré hacer trabajar a otras personas con la iniciativa que tuve.
2º HÁBITO. EMPEZAR CON UN FIN EN MENTE
Con respecto al segundo hábito, se me vienen a la mente muchas cosas, pero quiero compartir nuevamente lo que viví en uno de mis trabajos, el cuál consistía en diseñar dispositivos mecánicos. Durante el tiempo que estuve ahí aprendí que antes de querer dibujar algo en la computadora, primero debía pensar y analizar minuciosamente lo que se estaba pidiendo, y lo que yo quería lograr, de acuerdo a eso comenzaba a definir el o los “como” hacerlo, y hasta no tener definido eso no tocaba la computadora, lo cual significa que no comenzaba nada, hasta tener bien en mente lo que debía hacer, caso contrario que cuando empecé, púes empezaba a trazar geometrías en la computadora sin saber realmente a lo que quería llegar, lo cual entorpecía mi trabajo, y ahora tengo esa grata enseñanza de comenzar a realizar algo hasta tener bien definido a donde quiero llegar.
3er HÁBITO. ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO
El tiempo que he estado en la maestría he tenido la necesidad de establecer prioridades, recuerdo una ocasión cuando tuve un examen parcial y a la vez tenía que apoyar a unos amigos para sacar un trabajo externo a la escuela. Ambas cosas eran importantes porque en ambas cosas me había comprometido, pero tuve que establecer prioridades. Aunque había prometido a mis amigos apoyarlos, tuve que decidir en trabajar para mi examen primero, ya que era de mayor prioridad y no había oportunidad de postergarlo, de esta forma establecí como prioridad lo mas importante en el momento, después de presentar el examen, seguí con el trabajo de mis compañeros sin la preocupación de tener otro pendiente.

Anónimo dijo...

Alfredo Cuevas Vega 1184786
1er HÁBITO. SER PROACTIVO
He tenido la fortuna de haber trabajado en diferentes lugares y con diferentes personas. Al leer lo que Covey menciona como el primer hábito (ser proactivo), recuerdo en mi primer trabajo cuando no había forma de probar los cilindros hidroneumáticos reparados, tuve la idea de adaptar una máquina en desuso para probar dichos cilindros antes de montarlos en robots. La idea fue muy bien aceptada por mi superior, y en conjunto con otro compañero buscamos el material necesario y en cuestión de semanas terminamos la máquina. Tal vez no recibí recompensa económica, pero fue una satisfacción muy grande el saber que no necesité recibir ninguna orden para realizar una actividad y por el contrario me sentí con una responsabilidad mas grande, la cual pude asumir e incluso sentir que logré hacer trabajar a otras personas con la iniciativa que tuve.

Anónimo dijo...

Alfredo Cuevas Vega 1184786
2º HÁBITO. EMPEZAR CON UN FIN EN MENTE
Con respecto al segundo hábito, se me vienen a la mente muchas cosas, pero quiero compartir nuevamente lo que viví en uno de mis trabajos, el cuál consistía en diseñar dispositivos mecánicos. Durante el tiempo que estuve ahí aprendí que antes de querer dibujar algo en la computadora, primero debía pensar y analizar minuciosamente lo que se estaba pidiendo, y lo que yo quería lograr, de acuerdo a eso comenzaba a definir el o los “como” hacerlo, y hasta no tener definido eso no tocaba la computadora, lo cual significa que no comenzaba nada, hasta tener bien en mente lo que debía hacer, caso contrario que cuando empecé, púes empezaba a trazar geometrías en la computadora sin saber realmente a lo que quería llegar, lo cual entorpecía mi trabajo, y ahora tengo esa grata enseñanza de comenzar a realizar algo hasta tener bien definido a donde quiero llegar.

Anónimo dijo...

Alfredo Cuevas Vega 1184786
3er HÁBITO. ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO
El tiempo que he estado en la maestría he tenido la necesidad de establecer prioridades, recuerdo una ocasión cuando tuve un examen parcial y a la vez tenía que apoyar a unos amigos para sacar un trabajo externo a la escuela. Ambas cosas eran importantes porque en ambas cosas me había comprometido, pero tuve que establecer prioridades. Aunque había prometido a mis amigos apoyarlos, tuve que decidir en trabajar para mi examen primero, ya que era de mayor prioridad y no había oportunidad de postergarlo, de esta forma establecí como prioridad lo mas importante en el momento, después de presentar el examen, seguí con el trabajo de mis compañeros sin la preocupación de tener otro pendiente.

Anónimo dijo...

Carlos David García Hernández
A01080560
1° HÁBITO- SER PROACTIVO
Cuando termine mi carrera tuve la oportunidad de dar clases en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México a alumnos de diseño, estando en el departamento de DIA (División de Ingeniería y Arquitectura) surgió como opción la posibilidad de hacer una maestría, lo cual sonaba muy atractivo para mi vida profesional, sin embargo paso el tiempo y solo me daban largas en el departamento fue entonces que tome la decisión de que la maestría pasara, vi que opciones tenia arme mi curriculum y me vine a Toluca me entreviste con varios doctores, pues como no tengo información ingenieril se presentaron varias dudas, sin embargo después de venir varias veces al campus Toluca y realizar mi examen logre mi lugar en la maestría, una que yo quería, una que yo escogí y no aquella que me habían prometido.
2º HÁBITO -EMPEZAR CON UN FIN EN MENTE
Tener un fin en mente es muy difícil sobre todo cuando eres adolecente pues aunado a todos los distractores propios de la edad yo estaba pasando por el divorcio de mis padres lo cual me influyó de manera negativa en mi desempeño académico, empecé a preocuparme por otras cosas como los amigos, las cosas materiales y las fiestas, estaba a punto de perder el año y a que me expulsaran de la prepa cuando recordé lo más importante, ósea yo, mi educación y preparación, al final de mucho trabajo y muchas desveladas logre terminar mi preparatoria. En esa ocasión tuve tiempo de recordar mi objetivo principal y retomarlo.
3° HÁBITO -ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO
Cuando uno estudia diseño está acostumbrado a escuchar mucho algo que se llama el brief, un brief de diseño es la parte esencial en un proyecto de diseño, contiene información de la empresa, el usuario final, los objetivos y presupuestos dispuestos este sirve para que el diseñador sepa lo que debe o no debe hacer antes de comenzar a idear todo tipo de boceto, dominando desde el inicio el alcance del proyecto presentado. Esto va en relación directo con el tercer hábito pues como diseñador lo más importante es primero lo primero pues tener un brief lo cual incrementa en gran medida tener un diseño exitoso.

Anónimo dijo...

Muchas veces nuestros paradigmas son los que no nos dejan avanzar en los proyectos debido a que en ciertos casos no somos capaces de romperlos, por lo tanto siempre hay que estar dispuestos a nuevas perspectivas. Algunas otras veces tenemos que convencer a los demás con nuestras opiniones, y como uno que tiene sus paradigmas se tiene que tomar la iniciativa para demostrar que las decisiones que se tomaron fueron las correctas. A veces me cuesta trabajo tomar la iniciativa y no esperar a los demás para hacer algo, pero me he dado cuenta en el transcurso del tiempo que hay que hacer las cosas por uno mismo sin esperar a que se lo manden para así anticiparse a cubrir los inconvenientes que se puedan presentar.

A veces sin darme cuenta me pongo ciertas metas debido a que es el camino que me gustaría hacer, muchas veces por las vivencias de los demás ya que te ayudan a conocer y visualizarte en un futuro. Por ejemplo el desenvolverme en un empleo que me llene y me guste por completo me ayudara a cumplir varios fines o metas que tengo como persona, asi que voy paso a paso para llegar y cumplir mi meta ya que para mí una persona exitosa es la que vive feliz y cumple sus metas, aunque para otros tal vez tengan metas más ambiciosas pero cuando llegas a culminarla es un éxito personal.

Es muy importante en el trascurso de la vida tener metas como se mencionó en el párrafo anterior pero igualmente importante en el trascurso saber cuáles son las cosas importantes, darle un peso a todas tus actividades para que luego no te arrepientas y dejes a un lado una parte que pudo haber sido más importante que no te diste cuenta. Por lo tanto primero lo primero, hay que priorizar y levarlo a cabo para estar bien con uno mismo.


Alberto Camargo Montaño 1361373

Anónimo dijo...

Aldo Elihu Flores González
1103634
Administración del tiempo
Stephen Covey habla acerca de la administración del tiempo y los cuatro cuadrantes, pienso que es cierto que nuestra administración del tiempo realmente es lo que el plantea. Ya que muchas veces me ha pasado que hago actividades o tareas importantes hasta el último momento, debido a que me dedico a hacer otras actividades que son poco importantes. Por ejemplo cuando tengo que entregar algún trabajo escolar o tengo algún examen y necesito estudiar, en el último momento me surgen otras actividades, las cuales en ocasiones son igual de importantes. Entonces no puedo realizar ninguna de las actividades tranquilamente ya que me desespero y no se cual tiene prioridad. Pienso que si no dejara las cosas para el último momento, podría ser una persona más efectiva y exitosa.
La cuenta bancaria emocional
Esta idea me agrado ya que en ocasiones me ha pasado que cuando trabajo en equipo y confío en alguien y en sus habilidades, y esa persona confía en mi hemos podido realizar buenas actividades. Aunque también me ha pasado que cuando no confío en alguien, y nos dividimos las partes de un trabajo, normalmente trato de hacer su parte en caso de que sus ideas no me agraden, o bien para complementar sus ideas. También me ha pasado de que en ocasiones me doy cuenta de que alguien no confía en mí, en esas ocasiones he tratado de hacer las cosas lo mejor posible para que esa persona pueda confiar en mí. Pienso que para lograr una buena confianza y seguridad en un equipo es necesario tener una buena comunicación y debemos de comprender lo mejor posible a los demás miembros del equipo, además de estar conscientes de las habilidades que tienen los miembros del equipo.
La proactividad
Pienso que es cierto que nosotros como seres humanos somos capaces de tomar decisiones, sabemos cómo actuamos y lo que queremos, y en parte creo que somos capaces de decidir cómo nos afectan las cosas. Y nosotros mismos somos capaces de tomar la iniciativa. En cuanto al círculo de la preocupación creo que yo no soy una persona reactiva ya que nunca me ha gustado hablar de las demás personas, y si hay algo que no me guste trato de decírselo personalmente. Considero que soy una persona un poco proactiva ya que trato de resolver sólo lo que está en mis manos. Y cuando me comprometo con algo trato de sacarlo adelante aunque me cueste mucho trabajo, y realmente si me comprometo en alguna actividad que implique a los demás con más razón ya que no me quería perjudicar. A pesar de que considero que soy un poco proactivo en realidad no soy alguien a quien le guste tomar la iniciativa, prefiero que alguien más lo haga y apoyar en todo lo que pueda.

Anónimo dijo...

… Cuán importante es el darse un segundo para respirar y analizar lo hecho en el día …
En el ambiente laboral es sumamente fácil caer bajo la influencia de personas y situaciones adversas que se convierten en un reflejo falso de nuestra realidad y potencial, cayendo en críticas estériles y en malestares que tal vez de origen no se tenían.
El ser proactivo es la práctica de nuestros principios a mi entender y además de adelantarse a las necesidades tomando en cuenta las secuelas y actuando con gran responsabilidad tanto para el trabajo o meta determinada como para nuestra persona, evitando así el quebrantarnos de alguna forma.
Algo extremadamente fuerte para mí es la enseñanza de “Señor, dame fuerza para cambiar lo que puedo cambiar, la serenidad necesaria para aceptar lo que no puedo cambiar y la sabiduría para distinguir entre ambas” y creo que si aplicará con mayor frecuencia estas breves palabras podría avanzar más rápido en muchas de mis actividades.
El visualizar la meta antes del arranque de cualquier proyecto creó que sería el deber ser, para acentuar donde estamos, con que contamos, que necesitamos y como lo vamos a concretar y así poder alcanzarlo en el menor tiempo posible y con el menor desgaste.
Creo que el orden con el que designamos la importancia de las cosas tienen mucho que ver con el centro que manejamos y que después de que este centro es ordenado y basado en principios podemos ver con mayor claridad nuestras verdaderas prioridades.
Roberto Carlos Arcos Rivera A01360077

Anónimo dijo...

Hola, buenas noches.

¿Cuantas veces nos hemos topado con situaciones donde las cosas parecen avanzar mas lentas de lo normal y la respuesta a esta inquietud normalmente es “siempre lo hemos hecho de esta manera” o “tengo muchos mas años de experiencia en esto que tu y no me vas a venir a enseñar”? Creo que esta situación a muchos nos llena de frustración porque nos cierra las puertas del dialogo y por supuesto de la aceptación. Por supuesto que para aceptar algo nuevo necesitamos de madurez, pero es algo que se tiene que demostrar para esperar recibir; para vender una idea nueva tiene que venir una motivación que inyecte chispa en un animo apagado, saber con relativa certeza las dimensiones del cambio y sobre todo tener la fuerza o los recursos para finalizar lo que se propone; porque eso si, los trabajos a medias, en vez de ser satisfactorios son causa de lastima para los involucrados.
Pro-actividad no es solo tomar la iniciativa, sino conscientemente la rienda de nuestro destino, enfrentar la realidad para cambiarla, aun cuando tengamos que pasar por dificultades en el camino. Exigir lo mejor de nuestros recursos y aceptar iniciativas, para que de esto nazca el sentido de pertenencia.
Lo que he encontrado en el poco tiempo que llevo trabajando es que los “héroes” que se la pasan atendiendo las urgencias, a la larga se convierten en “mártires” que siempre pagan muy alto el alto desgaste, ya sea en lo familiar o con su propio empleo.
Por la vivencia propia se que no debemos centrar nuestra vida únicamente en el trabajo o en la familia, muchos menos en lo material o el placer, porque lo que se gana con mucho esfuerzo, desaparece de la noche a la mañana; pareciera que aunque todo nos esta permitido, no todo nos conviene.

David Rodrigo Cabrera García
A01360696

Anónimo dijo...

Jose Luis Diaz
A01360078

Uno de los puntos que me interesa tratar es el equilibrio P/CP, con un ejemplo que estamos viviendo en las empresas con la reducción de personal. En el laboratorio electrónico desde hace 10 años se venía desarrollando la reparación, diagnóstico de fallas y mantenimiento de equipo electrónico, teniendo como objetivo el disminuir tiempos de paro, control de refacciones electrónicas, reparaciones, mejoras en maquinaria y equipo, y desarrollo de proyectos. Después entra una iniciativa de reducción de costos y en ella la reducción de personal donde el laboratorio sufre el 60% menos a lo largo de un año y el 20% del restante es personal de nuevo ingreso, lo que significo que se dejaran de hacer actividades como el control de refacciones y la reparación de equipos electrónicos, con incremento en los costos de hasta 2.5 millones de pesos al año para el departamento. Lo que representaba el salario de 4.78 años del personal que se había reducido. Este ejemplo es muy claro que cuando se toman decisiones sin tener en cuenta el equilibrio P/CP se puede dar retrocesos en la organización, ya que el capital humano del 80% también se perdió y que ahora puede estar laborando con nuestra competencia.

Anónimo dijo...

En el trato con proveedores existe siempre una posición clara de ganar por ambas partes, sin que esto signifique que una parte busque el bien de la otra. Cada una de las partes tiene una necesidad y busca quien la satisfaga a un costo sin meterse en mas líos, en estas relaciones la forma más fácil y cómoda de manejarlo es mediante una relación de respeto mutuo limitándose a seguir los lineamientos del contrato, sin ver realmente más allá que a largo plazo el beneficio muto los llevara a una relación más estrecha, real y comprometida con el crecimiento máximo de ambas partes presentado una ventaja competitiva ante la competencia. Si las relaciones con los proveedores con estuviera basada en ganar/ganar y no solo en buscar como tomar ventaja del contrario, las empresas tendrían un aliado firme que sería decisivo en situaciones de crisis.

Los problemas de comunicación en los equipos de trabajo son la causa principal del fracaso en las tareas asignadas. Para poder ejercer influencia en nuestros equipos de trabajo es importante tomar en cuenta que la comunicación es un canal de más de dos vías, donde el funcionamiento rcorrecto de este canal depende de tener la capacidad de escuchar objetivamente. Para poder hacernos escuchar es necesario aprender a escuchar a los demás de manera que podamos ejercer una influencia empática y objetiva sobre nuestro equipo de trabajo. Siempre que tengamos la virtud de escuchar a nuestros compañeros de trabajo, será mucho más fácil integrarnos y llegar a decisiones incluyentes.


Sinergia es la integración de todas las partes para crear un todo, pero un todo no solo acompañado de las partes si de la interacción entre sí. La riqueza entre la individualidad de cada una de las partes forma un abanico de opciones que en sí es la riqueza de los grupos de trabajo. Si respetamos las individualidades de cada uno de los miembros contaremos con diferentes soluciones para abordar un problema, y es así mediante la tolerancia y el respeto se logra formar una meta común, un objetivo que trasciende las necesidades individuales en pos de un bien mayor que permitirá un crecimiento intelectual importante del grupo.

Juan Manuel Dé Santiago 952088

Anónimo dijo...

Jose Luis Diaz
A01360078

Hablando de pro-actividad y un objetivo en mente, les comparto una vivencia que tuvimos hace un año, cuando se presento una falla en una maquina, la cual realiza inspección final del producto, la entrega de la refacción se extendía por ocho semanas, por lo que se tenían no se tenía un panorama claro, en base a estar desarrollando pequeños proyectos con un nuevo software se propuso el cambio de control lo cual requería el desarrollo completo de la programación de la aplicación y cambio del harware involucrado, el cual también era un riesgo, ya que iniciado el cambio este era irreversible, por lo que después de un consenso se tomo la decisión de iniciarlo con los riesgos que esto implicaba, al final salió correctamente y con el tiempo justo para liberar producto terminado, aquí fue la iniciativa de ir desarrollando conocimientos y experiencia en sistemas nuevos que fueran una alternativa en momentos difíciles. Durante el desarrollo llegaron comentarios y peticiones de mejoras y opciones que se adaptaran mejor a las necesidades actuales del proceso, revisando el plan original se desecharon algunos puntos de mejora debido a que se tenía que enfocar en el objetivo principal para cumplir con el tiempo de terminación y entrega de material. Algunas veces el ser proactivo no necesariamente favorece el alcanzar nuestro objetivo primordial si este no está bien enfocado.