martes, 10 de agosto de 2010

Segundo Comentario Maestría Perú - Gelb (De curiositá a sensazione)


Esperamos que hayan disfrutado la lectura de los capítulos del libro "How to think like Leonardo Da Vinci" de Michael Gelb. En este libro Gelb propone siete principios para pensar como el gran genio renacentista, actividad que no es irrelevante en la época en que vivimos. En la revista Newsweek del 19 de julio de 2010 publicaron un artículo llamado "La crisis de la creatividad", en el que se habla del declive de la creatividad de los estadounidenses en los últimos años y las implicaciones de esa caída frente a los repuntes en esta habilidad en países como China. Más allá de los efectos adversos en el plano económico, los problemas que enfrentamos como humanidad requieren hoy mucho más que esperar la insipiración de las musas. La buena noticia es que la creatividad puede cultivarse a través de la ejercitación del pensamiento tanto divergente como convergente, para poder no sólo generar ideas originales sino tener la capacidad de concretarlas en acciones útiles.

En ese sentido, la propuesta de Gelb puede sernos de utilidad, sobre todo si consideramos que al avanzar en la lectura de sus planteamientos y al realizar los ejercicios que propone, parece ser que la propuesta es más amplia que el mero pensar pues abarca otras esferas de la vida además de la intelectual como la emocional y la relacional. Coincido con la propuesta del Dr. Enrique Bores, colega de nuestro departamento académico en México, de mejor referirnos a la propuesta de Gelb como siete principios para vivir como Leonardo Da Vinci.

¿Y cuál es la relevancia de este personaje en el mundo en que vivimos actualmente? Leonardo ha sido uno de los personajes más exitosos en la historia de la humanidad, con un desempeño notable en muy diversas discplinas, siendo un excelente artista pero también ingeniero, inventor y científico, además de cocinero y músico en sus tiempos libres. Así que si buscamos un modelo de capacidad de aprender, de creatividad y de excelencia, una opción interesante sería observar más de cerca los secretos de este artista.

Desde mi perspectiva, los primeros principios que vamos a comentar en este espacio (curiositá, dimostrazione y sensazione) son el fundamento del potencial que manifestó Leonardo a lo largo de su vida. La insaciable curiosidad ante todo lo que nos rodea, el deseo de aprender en todo momento, el esfuerzo de poner a prueba nuestros conocimientos a través de la experiencia, con persistencia en la exploración y valor para aprender de los errores, y el continuo refinamiento de nuestros sentidos como manera de potenciar nuestra experiencia son sin duda un comienzo retador pero que nos abre a muchas posibilidades. No obstante, el reto no está en conocer estos principios sino en ejercitarlos e incorporarlos en nuestras prácticas cotidianas.

Así que en este punto tenemos la curiosidad de saber, ¿qué fue lo más significativo de estos capítulos?, ¿intentaste realizar algunos de los ejercicios?, ¿cuál fue tu experiencia en ese sentido?

48 comentarios:

Anónimo dijo...

* Pregunta A: Por qué tengo un trabajo tan monótono? Pregunta B: Cómo puedo innovar los procesos de los que soy responsable y encajarlos mejor en el negocio? Para mí, el capítulo de Curiositá resalta cómo los problemas pueden ser resueltos de una forma más rápida y airosa haciéndonos preguntas desde distintos puntos de vista. Ellos, son puntos de vista optimistas, calmados y animados por ser parte de la solución y no del problema. Muchas veces vemos que las personas con una mejor predisposición a ver un reto en un problema, son quienes son deseables de tener en equipos de trabajo o de liderarlos, mientras aquellos que demuestran una actitud negativa y desalentadora, son quienes no tienen oportunidades de ir escalando en su línea de carrera y mucho menos en participar de proyectos que involucre cambios o mejoras sustantivas. Es nuestra actitud la que, yendo a la par con una sana curiosidad, las que nos permiten brillar en vez de ser parte del anonimato.

** Uno observa que el temor de los padres es que sus hijos cometan errores que los haga sufrir o los influencie permanentemente de forma negativa. Alguna vez leí o vi por televisión que por mas que los padres nos digan que no tomemos determinada decisión porque ellos en algún momento hicieron lo mismo y sufrieron caídas y golpes y que les costó levantarse, no pueden ser más que espectadores si uno de sus hijos decide de todas formas pasar por ese camino advertido y esperar que utilicen de la mejor forma los modelos que les inculcaron y confiar en el ser humano que educaron. Los seres humanos debemos ser capaces de aprender de nuestros errores y la lección que uno obtiene debe quedar gravada, de una forma positiva, en nosotros. Está en cada uno tropezar con el mismo obstáculo ó aprender a enfrentarlo nuevamente antes de caer en un error ya pasado. Estoy convencida que más vale hacer algo y luego arrepentirte si no salió como se esperaba, a arrepentirse por no haber hecho algo cuando se tuvo la oportunidad, y aunque a veces puede ser dura la dificultad que tengamos, uno pueda sacar lecciones para su vida.

*** En algunas oportunidades (por no decir varias) estamos en reuniones de trabajo y aparentemente estamos todos los asistentes escuchando super atentos a lo que se debate o se plantea realizar y luego, cuando se ejecutan las acciones vemos que pueden darse diferencias entre lo escuchado por todos y el resultado que se obtiene finalmente. O por ejemplo, estamos tan concentrados en lo que estamos realizando, llega una persona a nuestra oficina, le pedimos que se siente y le decimos que nos diga qué podemos hacer por ellos, no despegamos la mirada del monitor y le decimos “te estoy prestando atención”. Nuestras acciones muchas veces carecen de que los sentidos necesarios estén presentes en la interacción con los demás ocasionando ciertas omisiones de detalles en el proyecto a realizar ó hacemos sentir a las personas que lo que nos vienen a preguntar es muy poco relevante y no entra a la lista de prioridades que tenemos en la agenda. Lamentablemente hay oportunidades en las que por “mirar sin ver” no logramos explotar de la mejor manera las oportunidades que tenemos de marcar la diferencia en nuestro día a día con las personas que nos rodean tanto en el trabajo como en la vida personal.

Rocío Samatelo F.

Miguel Quintana dijo...

El libro de Michael Gelb, me ha dado una visión que antes no había tomado en cuenta y es el de vivir teniendo siempre un modelo a seguir, y para esto quien más que el genial Leonardo Da Vinci.

Conforme continuaba con la lectura, pude notar que los principios que nos planteaba incorporemos a nuestra vida, tenían una característica en común: Son los más simples y sencillos que nos podamos imaginar y posiblemente los practicamos a diario sin saber el potencial que juntos pueden tener.

Estoy completamente de acuerdo que debemos ser curiosos, críticos y deseosos de aprender cada día más, no debemos cansarnos de preguntar. En muchas oportunidades he sido testigo de grandes interrogantes que han surgido de las preguntas más simples. El tener diferentes perspectivas nos ayuda a seguir formulando preguntas, y no debemos detenernos hasta que la respuesta satisfaga todas nuestras inquietudes. Muchas veces pensamos que el cuestionar es malo, pero creo que si este se hace de la forma adecuada, nos puede conducir por rumbos que nadie ha explorado y nos puede ayudar a encontrar nuevos puntos de vista que pueden derivar en grandes conclusiones.

Por otro lado, considero importante aprender cada día de nuestra propia experiencia. La clave está en aprender de nuestros aciertos y en especial de nuestros errores. Personalmente he experimentado que en los errores está la clave del aprendizaje, pues nadie está dispuesto a equivocarse dos veces. Sin embargo, hay otra manera de aprender de los errores y es dejar que otros lo cometan por uno. Usted elige como desea aprender.

Finalmente, no recuerdo haberle prestado mucha importancia a mis sentidos, sin embargo he comprendido lo importante que es tenerlos agudizados, pues nos permitirá ser más sensibles ante cualquier tipo de cambio por más mínimo que sea. El mundo de hoy nos lleva a actuar por inercia debido a la rapidez con la que tenemos que pensar o responder ante los requerimientos cotidianos. Por tanto, tener agudizados nuestros sentidos nos hará diferentes y nos permitirá darnos cuenta de las cosas que están cambiando y así poder estar listos para aplicar nuestra curiosidad. Personalmente he empezado a practicar los ejercicios de sensibilización de los sentidos, y he notado que soy más sensible al entorno cuando bajo las revoluciones a las que estoy acostumbrado, por lo que recomiendo hacer pausas en nuestra acelerada rutina, les puedo asegurar que verán las cosas diferentes.

Miguel Quintana dijo...

El libro de Michael Gelb, me ha dado una visión que antes no había tomado en cuenta y es el de vivir teniendo siempre un modelo a seguir, y para esto quien más que el genial Leonardo Da Vinci.

Conforme continuaba con la lectura, pude notar que los principios que nos planteaba incorporemos a nuestra vida, tenían una característica en común: Son los más simples y sencillos que nos podamos imaginar y posiblemente los practicamos a diario sin saber el potencial que juntos pueden tener.

Estoy completamente de acuerdo que debemos ser curiosos, críticos y deseosos de aprender cada día más, no debemos cansarnos de preguntar. En muchas oportunidades he sido testigo de grandes interrogantes que han surgido de las preguntas más simples. El tener diferentes perspectivas nos ayuda a seguir formulando preguntas, y no debemos detenernos hasta que la respuesta satisfaga todas nuestras inquietudes. Muchas veces pensamos que el cuestionar es malo, pero creo que si este se hace de la forma adecuada, nos puede conducir por rumbos que nadie ha explorado y nos puede ayudar a encontrar nuevos puntos de vista que pueden derivar en grandes conclusiones.

Por otro lado, considero importante aprender cada día de nuestra propia experiencia. La clave está en aprender de nuestros aciertos y en especial de nuestros errores. Personalmente he experimentado que en los errores está la clave del aprendizaje, pues nadie está dispuesto a equivocarse dos veces. Sin embargo, hay otra manera de aprender de los errores y es dejar que otros lo cometan por uno. Usted elige como desea aprender.

Finalmente, no recuerdo haberle prestado mucha importancia a mis sentidos, sin embargo he comprendido lo importante que es tenerlos agudizados, pues nos permitirá ser más sensibles ante cualquier tipo de cambio por más mínimo que sea. El mundo de hoy nos lleva a actuar por inercia debido a la rapidez con la que tenemos que pensar o responder ante los requerimientos cotidianos. Por tanto, tener agudizados nuestros sentidos nos hará diferentes y nos permitirá darnos cuenta de las cosas que están cambiando y así poder estar listos para aplicar nuestra curiosidad. Personalmente he empezado a practicar los ejercicios de sensibilización de los sentidos, y he notado que soy más sensible al entorno cuando bajo las revoluciones a las que estoy acostumbrado, por lo que recomiendo hacer pausas en nuestra acelerada rutina, les puedo asegurar que verán las cosas diferentes.

Maqueeva Chang dijo...

Regularmente me causa incertidumbre tener preguntas sin respuestas y en varias ocasiones en el centro laboral he practicado el uso de un archivo de Word donde escribo diariamente las inquietudes o dudas laborales más resaltantes en el momento en que me asaltan, con el tiempo algunas han sido respondidas con la norma o proceso vigente que desconocía pero en la mayoría de casos identifiqué que habían vacíos, situación que conllevaba a mas preguntas individuales o compartidas que culminaban en reuniones que originaban replanteos o nuevas propuestas, personalmente este método me ha resultado enriquecedor, he aprendido a valorar la retroalimentación y el aprendizaje en grupo.

La vida contemporánea aturde con muchas opciones para “pasar el tiempo”, como internet, cable, cine o demás entretenimientos basados en la tecnología, te acostumbran con facilidad a ser un simple espectador a la espera del último invento o avance tecnológico, a la vez en nuestro país la educación tiene un enfoque aplicativo, nos enseñan las teorías en boga, que en muchas ocasiones se sustentan desechando alguna, sin embargo al enseñar se da poca importancia a la investigación e indagación que contradiga los libros.

¿Cuándo me siento más yo misma? Quizá cuando estoy a solas, con tantos estereotipos alrededor uno tiende a alienarse, la nueva tendencia es la individualidad o exclusividad, sin embargo resulta ser otra moda, quizá habría que practicar mas la autenticidad.

La teoría se ha convertido en el clásico aprendizaje, se resta importancia a la experiencia y sobretodo existe un gran temor de invalidar teorías que conlleven a “perder el tiempo”, sin embargo uno aprende mas de los fracasos que de los éxitos, ya que no es fácil admitir los errores y solo queda evitar cometerlos otra vez haciendo un análisis retrospectivo que nos sirva para avanzar.

El principio de las sensaciones me hizo recordar un retiro de fin de semana en una casa de campo, donde la única condición era permanecer en silencio, fue increíble tener tanto tiempo para meditar, escuchar el sonido del aire al chocar los arboles, observar la naturaleza y degustar los alimentos, el espíritu realmente se alimenta y reconforta.

Las ciudades más grandes sufren de contaminación atmosférica, sonora y visual, supuestamente crecen para ofrecernos los mejores bienes y servicios, satisfaciendo nuestras necesidades rutinarias, sin embargo la mayoría de veces trabajamos siempre a la espera de las vacaciones para alejarnos a encontrarnos con la naturaleza, donde los sentidos se agudizan y realmente tienes espacio para disfrutar de tu tiempo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Gelb en que desde pequeños nos premian y nos miden por dar una respuesta “correcta” por ejemplo las felicitaciones, las estrellitas, una nota alta, un asenso. Estamos acostumbrados a dar respuestas y no pensamos en las preguntas que debemos hacernos para obtener la solución al problema. Un ejemplo claro de esto es el coaching, muchas personas durante la sesión de coaching tienden a dar las respuestas en vez de hacer las preguntas correctas para que la otra persona pueda aclarar el panorama y llegar a sus propias conclusiones. Muchas veces necesitamos replantear nuestras preguntas y seguir cuestionándonos para llegar realmente al fondo del problema y no simplemente seguir a las masas.

Todos creemos que cuando cometemos errores estamos yendo por el camino incorrecto. Pero en realidad errar es humano y uno no debe sentirse mal cuando se equivoca. Uno debe equivocarse ya que la persona que comete errores es la que constantemente esta creando o innovando cosas, es decir, que no sigue el camino fácil de hacer siempre lo mismo.
Cometer errores es importante ya que uno crece y aprende de los errores y la clave esta en no volver a cometerlos.
Cada cierto tiempo hago una reflexión y meditación de mi vida, esto me ayuda muchísimo ya que me doy cuenta de las cosas que no estoy haciendo bien.

Es totalmente cierto que las experiencias marcan la vida de una persona. Uno reacciona ante la vida según las experiencias que le hayan tocado vivir, además las personas ven la vida de distinta manera según sus experiencias. Es importante que siempre nos cuestionemos y seamos flexibles ya que podríamos tener la percepción, opinión o creencia sobre algo basado en una experiencia pasada que realmente no nos demuestre la realidad tal cual es. Por ejemplo, cuando vamos a un Restaurante y el mozo comete un error al entregar los platos, nos llevamos una mala impresión del Restaurante y nunca más regresamos porque nuestra experiencia fue mala. Sin embargo, el Restaurante tiene una súper buena atención pero el mozo cometió un error que pocas veces comete. En ese caso deberíamos ser un poco más flexibles y no tomar la decisión de no ir al Restaurante por esa experiencia puntual que se tuvo ya que no representa la realidad del Restaurante, es una percepción errónea.

Anya Meier

Anónimo dijo...

Disfruté mucho leyendo a Gelb, aquí van mis reflexiones!


*Tengo que confesar que poca ha sido mi curiosidad respecto a las maravillas de las que hoy en día gozamos. Nunca me pregunté que movió a los grandes inventores o a los extraordinarios artistas como Leonardo da Vinci a crear lo que crearon… tal vez pensé que eran gente muy iluminada, sabia o prodigia si se quiere. Desprecié la curiosidad por completo... pero Michael J. Gelb te refresca y sin duda te hace ver qué atractiva es y cuánto bien ella le ha hecho al mundo. Me parece genial, pensar que ella sea la fuerza que nos mueva, … y es que con la lectura comprendí que la curiosidad no tiene límites, puede ser aplicada en todos los aspectos de nuestra vida y llega incluso al plano más íntimo, más personal: al autoconocimiento. Resulta un alivio saber que nunca es tarde y que es posible cultivarla (si es que la perdimos cuando crecimos y nos volvimos adultos). Lindo el consejo del diario donde registrarlo todo, para aquellos que deseamos reencontrarnos con ella.


**Dimostrazione me habló de lo importante de la experiencia y del rol de la perseverancia para lograr cosas fabulosas.”Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte”. Esta frase de Leonardo nos hace creer en la perseverancia como medio infalible para el éxito. Sin duda no es cosa fácil. Es duro tropezar y sentir el sabor amargo de los errores. Nos cuesta mucho el admitir que nos equivocamos (la mayoría de nosotros no somos partidarios de la autocrítica, es más, nos resistimos a las críticas de terceros). El reto está allí!, presente con cada error, con cada caída pues éstas representan también la invitación a levantarse y seguir adelante luego de una profunda reflexión que nos conduzca a un aprendizaje continuo. Así que de ahora en adelante a estresarnos menos por los errores y verlos de forma distinta como una “oportunidad de mejora”




***“ ¡Increíble, qué rápido se ha pasado el año!” les suena conocido? Y es que sí, definitivamente el día a día y sus preocupaciones a veces nos consumen y así pasamos la vida sin vivirla, sin sentirla, incluso sin disfrutarla o sin poder saborearla al máximo con todos nuestros sentidos. Hemos aprendido a vivir en una rutina creada por nosotros mismos, automatizando nuestras actividades y limitando el placer que nos producen esas “pequeñas cosas”… Sensazione, me ayudó a reflexionar sobre el uso que le doy a mis sentidos para poder disfrutar mejor la vida, y recordar lo increíble que se siente admirar la belleza de un buen cuadro, o incluso la del pequeño jardín que tenemos en casa; la emoción que transmite la letra y melodía de alguna canción mágica, el reconocer algún aroma que nos recuerde al hogar o a la época en que fuimos niños, a deleitarnos con los sabores que trae nuestra comida y volver a sentir nuestra piel al momento del contacto con los seres y cosas que nos rodea; y así poder conectarnos con nosotros mismos, y sentirnos plenos al ser parte de una vida con”sentido”.

Evelyn Mezarina.

Anónimo dijo...

Es muy común encontrar en las organizaciones personas que no están identificadas con la empresa, que no saben el verdadero impacto su trabajo en los resultados o que simplemente no trascienden, cumpliendo ajustadamente sus metas. Creo que el problema tiene dos partes, primero es muy difícil encontrar profesionales que tengan deseo real de aprender y por otro lado la mayoría empresas que no estén dispuestas a incentivar el deseo de información.
Esto es un problema serio porque el conocimiento de las organizaciones de diluye cuando los miembros de la empresa no tienen curiosidad para saber mas y cuando las organizaciones no incentivan a sus empleamos a sus profundizar y encontrar propio camino. La curiosidad debe ser la alimentadora del conocimiento, tanto para mantenerlo dentro de la organización como para desarrollarlo y mejorarlo, esto es la clave para que las personas y organizaciones sean exitosas. Por lo tanto todos los miembros de la organización deben estar dispuestos y encontrar el ambiente adecuado para desarrollar su curiosidad.

Leer esta parte del libro me llevo a pensar cual de los conocimientos es mas influyente en el desarrollo profesional y personal: el académico (el aprendido de otros casi siempre en ambiente teórico) o la experiencia (eventos vividos por un mismo que establecen de manera informal el conocimiento).
Según lo que he podido ver a lo largo de mi carrera profesión y académica, es que la experiencia hace a las personas especialistas en sus funciones, es decir es en el campo en donde se aprende los detalles de una actividad y donde se desarrolla el arte de poder manejar diversas situaciones. Tal vez la experimentación genera el mejor ambiente que permite el mayor desarrollo de conocimientos; sin embargo es claro que igual hay mucha información teórica que permite que las personas amplíen sus conocimientos.

Soy comprar de una empresa Retail, una de las funciones de mi trabajo consiste es elaborar estrategias comerciales a través de negociación con proveedores a fin cumplir los objetivos de ventas y margen. Es normal que existan momentos de estrés y presión por parte de las tiendas comerciales y los proveedores. Hace un par de días me enfrente a uno de estos eventos inesperados que parecían no tener solución. Regresando a mi casa con el problema en todavía en mente, se me ocurrió aplicar ejercicio de “ojo y la palma”. A final del mismo, y más ligero de pensamiento, puede encontrar la solución al problema, inmediatamente después de concluido el ejercicio. La respuesta estaba ahí y no era muy complicada, pero no me daba cuenta porque tenía nublada la visión.
Debo ser sincero y confesar que, a leer los capítulos, pensé que los ejercicios recomendados no se podrían aplicar regularmente y que no darían un resultado concreto; sin embargo al parecer funcional y de manera efectiva.


Hernando Márquez Mares

Anónimo dijo...

Aprender, es lo que todo ser humano olvida, pero lo primero que experimenta al nacer. El ser humano posee una capacidad ilimitada de aprendizaje y creatividad, pero es sola una fracción del cerebro la cual utiliza a la largo de la vida. Se imaginan, ¿cómo sería el ser humano si utilizara todo su potencial cerebral? Es así, que Michael Gelb, se inspira en un grande como Leonardo Da Vinci, para desarrollar mediante su ejemplo las claves para una “inteligencia genial”. Nos demuestra como siempre lo más simple en la vida es al final lo más importante y fundamental. Curiositá, dimostrazione y sensazione, son tres principios claves que impactaron mucho en mí.

*Curiositá- Como dice el autor- “hay que aprender de los niños que nunca dejan de preguntar”. La curiosidad es el primer paso que te lleva a descubrir y aprender. Es un paso muy sencillo, el cual olvidamos fácilmente. A veces tenemos miedo a ser curiosos, pero esta en nosotros mismos, romper la rutina, enfrentar nuestros temores y ser diferentes. Es simplemente seguir nuestros instintos, y estar más en contactos con nosotros mismos. Es así como día a día vamos a descubrir un mundo totalmente diferente.


**Dimostrazione- “Un error es un hecho cuyos beneficios plenos no se han volcado a tu favor”, una frase de Ed Land, presidente de Polaroid, que envuelme mucho con el concepto “dimostrazione” desarrollado por Gelb. Personalmente creo, que aquel que tiene más experiencia es aquel que ha acumulado más errores en su vida, pero que ha sabido utilizarlo a favor. Muchas personas creen que cuando te equivocas estas por el camino incorrecto, y no es así, simplemente estas en un camino distinto. Cuando te equivocas, tienes la oportunidad de levantarte, de cambiar, de aprender y de seguir adelante.

***Sensazione- Alguna vez has pensado, como seria tu vida sin uno de tus sentidos. Nuestros sentidos son lo más sagrado a lo largo de nuestras vidas. Recién cuando empiezan a fallar es que empezamos a valorarlos. La lectura nos muestra cómo podemos descubrir y ver otras perspectivas si ponemos atención a cada uno de nuestros sentidos. Si nosotros lograros un balance adecuado, estoy seguro que viviríamos la vida con otra actitud y encontraríamos un camino distinto, así como lo hizo Leonardo Da Vinci.

Ray E. Balarezo

Anónimo dijo...

Este libro, inspirado en la vida y obra de Leonardo Da Vinci, nos ayuda a desarrollar actividades que permitan que nuestra vida esté llena de experiencias enriquecedoras en busca de lograr una actitud crítica a nuestras actividades personales y profesionales.

*Curiosita, nos muestra como podemos buscar el aprendizaje continuo a través de preguntas que definan nuestras metas y calidad de vida. Normalmente, día a día nos pasamos preguntándonos determinadas cosas que queremos saber, sin embargo, ¿logramos despejar estas dudas?. Estas preguntas, casi siempre, se refieren a temas ajenos a nosotros, pero ¿somos capaces de hacer preguntas acerca de nosotros? ¿nos conocemos lo suficientemente bien? ¿sabemos lo que queremos? Sucede que siempre hago preguntas, pero también que no busco las respuestas, ya sea porque después de un tiempo pierdo el interés o simplemente no me doy el tiempo para responderlas. Este capitulo, ha permitido buscar una manera de conocerme, a través de las preguntas. Asimismo, ser más crítico conmigo mismo y las cosas que pasan a mi alrededor y tratar de enriquecerme a través de puntos de vista diferentes. Hoy, no solo hago preguntas, sino también busco cómo responderlas.

**Dimostrazione, busca el conocimiento a través de la experiencia, de los éxitos y fracasos que cometemos y cómo formamos nuestras creencias. Cuando tenemos una experiencia negativa tratamos de olvidarnos de la situación y “pasar la página”, sin embargo, ¿analizamos estas situaciones? ¿buscamos alguna lección que podamos aprender y que nos sirva a futuro?. Creo que es importante analizar las experiencias por las que pasamos para buscar lecciones aprendidas, conocer como nos afectan y estar concientes de las nuevas creencias que vamos formándonos. Este capítulo, también nos permite aprender de experiencias ajenas. Siempre tenemos personas de quienes aprender, ya sea en lo personal o profesional. Debemos estar atentos a estas experiencias y ser sabios para aprender del éxito y errores de los demás.

***Sensazione, se basa en los sentidos para enriquecer la experiencia a través del refinamiento continuo y confluencia de los mismos. A diario estamos ocupados en las cosas que tenemos que hacer y no nos percatamos de lo que sucede alrededor, desde aspectos básicos de percepción de nuestros sentidos los hasta hechos que podrían estar relacionados con nosotros. Este capítulo me hizo pensar sobre la importancia de estar en contacto con nuestro alrededor y analizar en que grado lo estoy. Alguna vez, alguien me comento que en aquellos días donde siente que el tiempo se le va rápido y las tareas son de nunca acabar, tomaba una pausa en su rutina, simplemente estacionándose en algún lugar de la calle y poner sus cinco sentidos en los que lo rodeaba. Buscaba salir de su realidad, encontrarse con él mismo y verse reflejado en otras personas. Dejaba que sus cinco sentidos le dijera más que simplemente aromas, texturas, gustos y sonidos.

Franz Wong Spagnol

Tatiana dijo...

Muchas personas extrañan el ser niños, y me incluyo en este grupo, ya que en aquella época todo era más sencillo, la vida no se pasaba tan rápido, y apreciábamos los pequeños detalles. Un niño siempre está presto a aprender y preguntar, sin miedo al prejuicio ni a lo que piensen los demás.
Hoy la gente camina rápido, el estrés es el pan de cada día y la rutina muchas veces nos gana y ya no sentimos curiosidad ni nos hacemos preguntas y menos nos tomamos un tiempo en alguna parte del día para reflexionar, sino mas bien, nos hemos dedicado a seguir al resto de gente, a pensar como los demás y seguir la línea, hemos entrado en una rutina conformándonos con lo que tenemos o lo que hacemos, porque tal vez uno no quiere enfrentarse a uno mismo y a nuestro entorno. ¿Qué ha pasado con la capacidad que teníamos de pensar con un enfoque distinto? ¿ de cambiar el mundo, empezando por el nuestro?. El leer el capitulo “Curiositá” me ha hecho reflexionar acerca del tiempo que debo tomar para pensar en los porqués de las cosas, cuestionar lo que hago y hacia donde quiero llegar, no cansarme de observar, aprender y reflexionar cada día, liberarme de las creencias que he aprendido a lo largo del tiempo y que me restan, dando pase a las mías, permitiéndome crecer como persona.

Otro tema que me pareció interesante fue como en la escuela se nos enseña y se nos califica por las respuestas que damos, mas no por las preguntas que hacemos. De tal manera que cuando iniciamos nuestra carrera, muchas personas podemos pensar que el que más sabe o responde a todas las preguntas del “maestro” es el mejor, pero con la experiencia uno se da cuenta que la persona que más aporta en un equipo de trabajo es aquel que cuestiona las ideas e incluso las soluciones planteadas por el grupo, aquellas personas que tienen la capacidad de pensar, analizar, observar de una manera distinta a los demás, teniendo un enfoque global y una perspectiva distinta, este tipo de personas realmente marcan la diferencia y dan paso a la consecución exitosa e innovadora de objetivos no solo de ellos mismos sino del equipo.

El camino del aprendizaje no es para nada fácil, muchas veces vamos a tener problemas o incluso podemos llegar a fracasar, pero es importante entender los motivos y aprender de ello, para estar seguros de que la próxima vez haremos las cosas mejor y estaremos avanzando. A lo largo de mi carrera he podido observar como muchas personas e incluso yo misma, hemos tenido negaciones con respecto a los errores o fracasos, así como poca capacidad para escuchar una buena retroalimentación y aprender de los demás, callando o respondiendo a la defensiva; no haciéndonos responsables por las consecuencias de nuestros actos; y peor aún, rindiéndonos ante los problemas. Creo que una persona solo fracasa el día que deja de intentar llegar a su objetivo, y todos tenemos una nueva oportunidad cada día para mejorar, aprender y lograr lo que nos propongamos.

Tatiana Infantas

Anónimo dijo...

Curiositá : ¿Cómo mantener la curiosidad que tuvimos cuando éramos niños? ¿cómo no tener vergüenza de preguntar cosas que resultan obvias para la mayoría? ¿cómo tener la mente abierta para aprender nuevas cosas sin ningún tipo de remordimiento por ser muy mayor para aprender?; creo que este principio parte de asumir que tenemos mucho que aprender y mucho por desarrollar; el admitir con humildad que tenemos mucho por aprender es el punto de inicio para desarrollar nuestra mente, aprenderemos lo que nos permitamos, es importante tener mente abierta y no desanimarse en el intento. Los consejos son interesantes y tan conocidos que es asombroso que aún no los hayamos aplicado, es que a veces lo sencillo y evidente no se aplica de inmediato porque falta la voluntad para hacerlo y asumir que tenemos mucho por aprender

Dimostrazione : Es necesario cuestionar nuestras decisiones, nuestro trabajo, nuestra vida pero ¿Cómo cuestionamos ideas aprendidas en la infancia?, temas que están enraizados en nuestra manera de pensar, de actuar, características que forman parte de nuestra personalidad; considero que no se trata de dar vuelta a la página y comenzar desde cero pero es indudable que no podemos dejarnos llevar por lo que está definido o establecido, el mundo es cambiante y debemos aceptarlo, muchas teorías han variado al analizarlas y estudiarlas con mayor detalle y de diversas ópticas. El temor a equivocarnos o fallar nos limita, debemos aceptar que como humanos cometemos errores, pero que el más grande error sería no identificar nuestras oportunidades de mejora y aprender de ellas.

Sensazione : Es sorprendente la manera como es posible ejercitar nuestros sentidos y las facultades maravillosas que tenemos como seres humanos, además de la oportunidad que tenemos para enriquecer nuestra experiencia de vida. Considero que para valorar algo debemos conocerlo profundamente, solo valoraremos nuestros sentidos si les damos el uso debido, podremos incluso descubrir habilidades escondidas que no hubieran salido a flote sin estos ejercicios tan simples y completamente aplicables a la realidad.

Margot Calderón

Anónimo dijo...

1. El aprendizaje es parte natural de nuestras vidas desde nuestro nacimiento, de pequeños somos observadores y cuestionadores de toda verdad escrita, y es porque en tan corta edad parte de nuestro instinto es buscar la verdad. En la medida que vamos creciendo, vamos adaptándonos a un mundo con prejuicios, paradigmas, verdades que se dan por sentadas porque así fueron siempre y que de alguna manera limitan nuestro aprendizaje. Esta lectura me hizo reflexionar sobre el actuar que tenemos la mayoría, y la fuerte influencia que ejerce el medio sobre nosotros ya que muchas veces nuestra opinión está sesgada por nuestro alrededor y casi nunca responde a fondo los cuestionamientos del por qué.
2. En ese sentido, el aprendizaje conlleva a equivocarnos, pero ¿Cuántos de esos errores significaron realmente un aprendizaje para nosotros?. Mientras leía a Gelb recordaba que hace un tiempo conversando con una buena amiga mía que lideraba el departamento de recursos humanos en una empresa en la que laboraba me comentaba que al momento de evaluar el reclutamiento de un directivo ella les hacía dos preguntas que a su entender eran determinantes: ¿Cuáles consideras han sido los errores más significativos que has cometido en tu vida? ¿y qué has aprendido de ellos?. Estar en condición de responder estas preguntas nos lleva a estar enlazados con nosotros mismos y difícilmente se puede responder si antes no hemos hecho una autoevaluación. Ella me comentaba que le daba mayor valor a aquellos errores más representativos y le interesaba saber qué lección valiosa dejó en el individuo y como ha encarado en otro momento una situación similar a partir de su anterior experiencia.
3. Estar zambullidos en los problemas no nos hace ver el mejor camino para ver las cosas desde otras aristas, traté de poner en práctica los ejercicios de abstracción y sensibilización de lo que me rodea. Debo comentar que fue difícil y después de unos intentos logré apreciar lo que habría podido hacer solo durante mis vacaciones. Utilizar conscientemente todos mis sentidos me hizo apreciar mejor mi alrededor descubriendo que debo lograr el equilibrio para ver el mundo desde otra perspectiva. Vino a mi mente cierta historia en la que un príncipe fue enviado a la selva para que se entrenara para ser rey. Después de un tiempo regresa a su pueblo para contarle a su padre lo que había escuchado y él respondió: escuché a los animales grandes rugir, a las aves cantar y la lluvia al caer. El príncipe fue enviado nuevamente a la selva porque no había aprendido nada, después de un tiempo regresó a su pueblo y comentó que en el silencio había escuchado a las hormigas, escarabajos y termitas caminar a través de la hierba, había visto como el viento llevó las semillas que habían creado vida en nuevas plantas y había sentido como él era parte de la energía de la naturaleza. En ese momento se supo que el príncipe estaba listo para ser rey porque había sido capaz de ver y escuchar lo que es imperceptible para un individuo ordinario.
Jorge Arce

Anónimo dijo...

La educación recibida premia la asertividad de las respuestas a las preguntas planteadas y esto se da desde temprana edad en la formación escolar y porque no también en la universitaria.
Este sistema logra generar cantidades de trabajadores preparados para labores cotidianas y establecidas en serie pero restringe la libertad creadora y la capacidad de cuestionamiento sobre el porque de las cosas y el análisis reflexivo y profundo que genere ideas innovadoras.
Para contrarrestar esta situación “en la curiositá” se resalta la importancia del rol de hacernos preguntas, buscar comprender y desarrollar esta habilidad estableciendo un proceso casi natural mediante un método de autodesarrollo.
El cuestionarnos continuamente sobre el porque de las preguntas? o el porqué de las cosas?, debe ser bien entendido, por ejemplo en el trabajo el negarse a planteamientos o discrepar continuamente sobre los requerimientos solicitados posiblemente derivaría en retrasos en los proyectos, discusiones desgastantes y poca efectividad.
El adoptar la actitud de Leonardo implica que nuestro cuestionamiento sea más bien relacionado al contexto ¨Think out of the box¨ encontrando mejores alternativas a las existentes que permitan tener una ventaja competitiva continua basada en la creatividad e innovación, de esta forma el ejercicio introspectivo nos ayudaría a estar más atentos y preparados para adoptar una actitud crítica.

El aprendizaje basado en la experiencia y la observación tienen un impacto y trascendencia mayor al teórico. Para aprender mediante la experiencia hay que saber lidiar con los fracasos y frustraciones. Muchas de nuestras experiencias más influyentes han ocurrido en momentos difíciles, en “Dimostrazione” se resaltan estas características y además se nos plantea los “anti - modelos de identificación”, con lo cual mediante la observación de errores cometidos por otros se pueden obtener conclusiones provechosas.
Relacionándolo con mi experiencia puedo reafirmar la certeza de estos conceptos. En una etapa de mi vida profesional tuve que pasar de un área financiera a ventas y todo lo que aprendí del mundo de ventas en cursos teóricos prácticamente no me sirvió de nada al momento de tener que ejercer las funciones y además gran parte del aprendizaje obtenido lo logré en base a prueba y error, si hubiera sido reacio a la frustración posiblemente hubiera aprendido muy poco.

Sinstesia resalta la importancia de agudizar nuestros sentidos para poder captar lo esencial de las cosas. En los negocios si no somos capaces de observar lo trascendente dejamos pasar oportunidades que serán capitalizados por otros. Muchas veces nos sorprendemos con las ideas y presentaciones e inmediatamente solemos decir como no se nos ocurrió, lo más probable es que no lo hayamos visto pasar.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

La educación recibida premia la asertividad de las respuestas a las preguntas planteadas y esto se da desde temprana edad en la formación escolar y porque no también en la universitaria.
Este sistema logra generar cantidades de trabajadores preparados para labores cotidianas y establecidas en serie pero restringe la libertad creadora y la capacidad de cuestionamiento sobre el porque de las cosas y el análisis reflexivo y profundo que genere ideas innovadoras.
Para contrarrestar esta situación “en la curiositá” se resalta la importancia del rol de hacernos preguntas, buscar comprender y desarrollar esta habilidad estableciendo un proceso casi natural mediante un método de autodesarrollo.
El cuestionarnos continuamente sobre el porque de las preguntas? o el porqué de las cosas?, debe ser bien entendido, por ejemplo en el trabajo el negarse a planteamientos o discrepar continuamente sobre los requerimientos solicitados posiblemente derivaría en retrasos en los proyectos, discusiones desgastantes y poca efectividad.
El adoptar la actitud de Leonardo implica que nuestro cuestionamiento sea más bien relacionado al contexto ¨Think out of the box¨ encontrando mejores alternativas a las existentes que permitan tener una ventaja competitiva continua basada en la creatividad e innovación, de esta forma el ejercicio introspectivo nos ayudaría a estar más atentos y preparados para adoptar una actitud crítica.

El aprendizaje basado en la experiencia y la observación tienen un impacto y trascendencia mayor al teórico. Para aprender mediante la experiencia hay que saber lidiar con los fracasos y frustraciones. Muchas de nuestras experiencias más influyentes han ocurrido en momentos difíciles, en “Dimostrazione” se resaltan estas características y además se nos plantea los “anti - modelos de identificación”, con lo cual mediante la observación de errores cometidos por otros se pueden obtener conclusiones provechosas.
Relacionándolo con mi experiencia puedo reafirmar la certeza de estos conceptos. En una etapa de mi vida profesional tuve que pasar de un área financiera a ventas y todo lo que aprendí del mundo de ventas en cursos teóricos prácticamente no me sirvió de nada al momento de tener que ejercer las funciones y además gran parte del aprendizaje obtenido lo logré en base a prueba y error, si hubiera sido reacio a la frustración posiblemente hubiera aprendido muy poco.

Sinstesia resalta la importancia de agudizar nuestros sentidos para poder captar lo esencial de las cosas. En los negocios si no somos capaces de observar lo trascendente dejamos pasar oportunidades que serán capitalizados por otros. Muchas veces nos sorprendemos con las ideas y presentaciones e inmediatamente solemos decir como no se nos ocurrió, lo más probable es que no lo hayamos visto pasar.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

La educación recibida premia la asertividad de las respuestas a las preguntas planteadas y esto se da desde temprana edad en la formación escolar y porque no también en la universitaria.
Este sistema logra generar cantidades de trabajadores preparados para labores cotidianas y establecidas en serie pero restringe la libertad creadora y la capacidad de cuestionamiento sobre el porque de las cosas y el análisis reflexivo y profundo que genere ideas innovadoras.
Para contrarrestar esta situación “en la curiositá” se resalta la importancia del rol de hacernos preguntas, buscar comprender y desarrollar esta habilidad estableciendo un proceso casi natural mediante un método de autodesarrollo.
El cuestionarnos continuamente sobre el porque de las preguntas? o el porqué de las cosas?, debe ser bien entendido, por ejemplo en el trabajo el negarse a planteamientos o discrepar continuamente sobre los requerimientos solicitados posiblemente derivaría en retrasos en los proyectos, discusiones desgastantes y poca efectividad.
El adoptar la actitud de Leonardo implica que nuestro cuestionamiento sea más bien relacionado al contexto ¨Think out of the box¨ encontrando mejores alternativas a las existentes que permitan tener una ventaja competitiva continua basada en la creatividad e innovación, de esta forma el ejercicio introspectivo nos ayudaría a estar más atentos y preparados para adoptar una actitud crítica.

El aprendizaje basado en la experiencia y la observación tienen un impacto y trascendencia mayor al teórico. Para aprender mediante la experiencia hay que saber lidiar con los fracasos y frustraciones. Muchas de nuestras experiencias más influyentes han ocurrido en momentos difíciles, en “Dimostrazione” se resaltan estas características y además se nos plantea los “anti - modelos de identificación”, con lo cual mediante la observación de errores cometidos por otros se pueden obtener conclusiones provechosas.
Relacionándolo con mi experiencia puedo reafirmar la certeza de estos conceptos. En una etapa de mi vida profesional tuve que pasar de un área financiera a ventas y todo lo que aprendí del mundo de ventas en cursos teóricos prácticamente no me sirvió de nada al momento de tener que ejercer las funciones y además gran parte del aprendizaje obtenido lo logré en base a prueba y error, si hubiera sido reacio a la frustración posiblemente hubiera aprendido muy poco.

Sinstesia resalta la importancia de agudizar nuestros sentidos para poder captar lo esencial de las cosas. En los negocios si no somos capaces de observar lo trascendente dejamos pasar oportunidades que serán capitalizados por otros. Muchas veces nos sorprendemos con las ideas y presentaciones e inmediatamente solemos decir como no se nos ocurrió, lo más probable es que no lo hayamos visto pasar.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

La educación recibida premia la asertividad de las respuestas a las preguntas planteadas y esto se da desde temprana edad en la formación escolar y porque no también en la universitaria.
Este sistema logra generar cantidades de trabajadores preparados para labores cotidianas y establecidas en serie pero restringe la libertad creadora y la capacidad de cuestionamiento sobre el porque de las cosas y el análisis reflexivo y profundo que genere ideas innovadoras.
Para contrarrestar esta situación “en la curiositá” se resalta la importancia del rol de hacernos preguntas, buscar comprender y desarrollar esta habilidad estableciendo un proceso casi natural mediante un método de autodesarrollo.
El cuestionarnos continuamente sobre el porque de las preguntas? o el porqué de las cosas?, debe ser bien entendido, por ejemplo en el trabajo el negarse a planteamientos o discrepar continuamente sobre los requerimientos solicitados posiblemente derivaría en retrasos en los proyectos, discusiones desgastantes y poca efectividad.
El adoptar la actitud de Leonardo implica que nuestro cuestionamiento sea más bien relacionado al contexto ¨Think out of the box¨ encontrando mejores alternativas a las existentes que permitan tener una ventaja competitiva continua basada en la creatividad e innovación, de esta forma el ejercicio introspectivo nos ayudaría a estar más atentos y preparados para adoptar una actitud crítica.

El aprendizaje basado en la experiencia y la observación tienen un impacto y trascendencia mayor al teórico. Para aprender mediante la experiencia hay que saber lidiar con los fracasos y frustraciones. Muchas de nuestras experiencias más influyentes han ocurrido en momentos difíciles, en “Dimostrazione” se resaltan estas características y además se nos plantea los “anti - modelos de identificación”, con lo cual mediante la observación de errores cometidos por otros se pueden obtener conclusiones provechosas.
Relacionándolo con mi experiencia puedo reafirmar la certeza de estos conceptos. En una etapa de mi vida profesional tuve que pasar de un área financiera a ventas y todo lo que aprendí del mundo de ventas en cursos teóricos prácticamente no me sirvió de nada al momento de tener que ejercer las funciones y además gran parte del aprendizaje obtenido lo logré en base a prueba y error, si hubiera sido reacio a la frustración posiblemente hubiera aprendido muy poco.

Sinstesia resalta la importancia de agudizar nuestros sentidos para poder captar lo esencial de las cosas. En los negocios si no somos capaces de observar lo trascendente dejamos pasar oportunidades que serán capitalizados por otros. Muchas veces nos sorprendemos con las ideas y presentaciones e inmediatamente solemos decir como no se nos ocurrió, lo más probable es que no lo hayamos visto pasar.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

La educación recibida premia la asertividad de las respuestas a las preguntas planteadas y esto se da desde temprana edad en la formación escolar y porque no también en la universitaria.
Este sistema logra generar cantidades de trabajadores preparados para labores cotidianas y establecidas en serie pero restringe la libertad creadora y la capacidad de cuestionamiento sobre el porque de las cosas y el análisis reflexivo y profundo que genere ideas innovadoras.
Para contrarrestar esta situación “en la curiositá” se resalta la importancia del rol de hacernos preguntas, buscar comprender y desarrollar esta habilidad estableciendo un proceso casi natural mediante un método de autodesarrollo.
El cuestionarnos continuamente sobre el porque de las preguntas? o el porqué de las cosas?, debe ser bien entendido, por ejemplo en el trabajo el negarse a planteamientos o discrepar continuamente sobre los requerimientos solicitados posiblemente derivaría en retrasos en los proyectos, discusiones desgastantes y poca efectividad.
El adoptar la actitud de Leonardo implica que nuestro cuestionamiento sea más bien relacionado al contexto ¨Think out of the box¨ encontrando mejores alternativas a las existentes que permitan tener una ventaja competitiva continua basada en la creatividad e innovación, de esta forma el ejercicio introspectivo nos ayudaría a estar más atentos y preparados para adoptar una actitud crítica.

El aprendizaje basado en la experiencia y la observación tienen un impacto y trascendencia mayor al teórico. Para aprender mediante la experiencia hay que saber lidiar con los fracasos y frustraciones. Muchas de nuestras experiencias más influyentes han ocurrido en momentos difíciles, en “Dimostrazione” se resaltan estas características y además se nos plantea los “anti - modelos de identificación”, con lo cual mediante la observación de errores cometidos por otros se pueden obtener conclusiones provechosas.
Relacionándolo con mi experiencia puedo reafirmar la certeza de estos conceptos. En una etapa de mi vida profesional tuve que pasar de un área financiera a ventas y todo lo que aprendí del mundo de ventas en cursos teóricos prácticamente no me sirvió de nada al momento de tener que ejercer las funciones y además gran parte del aprendizaje obtenido lo logré en base a prueba y error, si hubiera sido reacio a la frustración posiblemente hubiera aprendido muy poco.

Sinstesia resalta la importancia de agudizar nuestros sentidos para poder captar lo esencial de las cosas. En los negocios si no somos capaces de observar lo trascendente dejamos pasar oportunidades que serán capitalizados por otros. Muchas veces nos sorprendemos con las ideas y presentaciones e inmediatamente solemos decir como no se nos ocurrió, lo más probable es que no lo hayamos visto pasar.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

El ser humano por naturaleza siempre está en constante aprendizaje, el motor de este proceso es nuestro impulso por seguir adquiriendo conocimientos. Las personas tendrán una mayor capacidad para resolver problemas y encontrarle sentido a muchas cosas si es que utilizamos adecuadamente el impulso y nos enfocamos en las preguntas correctas antes que en buscar la respuesta inmediata. Desde que somos niños crecemos en un ambiente donde el desempeño personal es medido en base a la mejor respuesta obtenida, sin embargo no nos enfocamos en cómo estamos formulando las preguntas y si estas son adecuadas de acuerdo a nuestros objetivos; en este contexto debemos desarrollar una actitud de mente abierta, formulando adecuadamente las preguntas y sobretodo experimentando las situaciones de manera que el aprendizaje sea más real y duradero.
Las personas más creativas y exitosas en el mundo son aquellas que no aceptan las cosas por sentadas sino que las reformulan y tratar de tener una visión desde otra perspectiva y sobretodo aceptan el reto de vivir la situación es decir de “experimentar”. La experiencia será más enriquecedora y aportará más al proceso de aprendizaje siempre que las personas tengamos una conexión más fuerte con nuestros sentidos. Es comprensible que con la vida tan agitada que vivimos en la actualidad, perdamos la atención por desarrollar correctamente nuestros sentidos. El reto es hacer que nuestros sentidos formen parte realmente de nuestra experiencia de vivir, desarrollarlos adecuadamente nos permitirá experimentar cosas de manera más profunda y tener una mayor capacidad para aprender
Giannina Pella

Anónimo dijo...

Desde mi punto de vista, la curiosidad es una de las características que tienen las personas más innovadoras y creativas. Curiosidad por aprender y estar en constante búsqueda de lo nuevo, lo distinto, lo especial. Si bien la curiosidad es una cualidad innata, pienso también puede reforzarse y desarrollarse a lo largo de nuestra vida y Gelb nos ofrece una buena guía para trabajar en ello. En mi experiencia profesional la capacidad para innovar es una de las características más valoradas ya que al trabajar en una empresa que brinda productos y servicios estandarizados, ofrecer algo nuevo y diferente agrega muchísimo valor y es altamente apreciado. Debemos ir mucho mas allá de una respuesta negativa, no aceptar un “no se puede”, siempre buscar aprender, preguntar, cuestionar y mejorar.

He tenido la suerte de tener líderes y jefes que me dejaron “actuar”, que a pesar de mi poca experiencia al inicio de mi vida profesional no tuvieron miedo de dejarme poner en práctica con independencia todos los conocimientos teóricos adquiridos. Pienso que los momentos en lo que más aprendí fueron aquellos en los que tuve que lidiar sola con el día a día en el trabajo; fue ahí donde sentí que mi proceso de aprendizaje se multiplicaba; cuando tenía que aprender por mi misma y buscar la solución a algún problema por mis propios medios. Luego de algunos años de trabajo profesional trato que los que trabajan conmigo descubran por si mismos las respuestas, la experiencia generada en el proceso de hallar una respuesta muchas veces es mas enriquecedor que encontrar la solución.

Nuestra vida actual avanza tan rápido que muchas veces dejamos pasar las cosas simples que podrían enriquecer nuestra vida aprendiendo con más intensidad. Estamos abocados a nuestro trabajo diario, no prestamos atención a los pequeños detalles que pasan por nuestros ojos sin detenernos un momento. De igual manera, por que oímos sin escuchar?? Reflexionando sobre este tema me doy cuenta que esto ocurre mas frecuentemente que lo que pensamos, no le damos la verdadera importancia a este acto que es espontáneo, el oír, mas no el escuchar, para esto se necesita un poco de concentración y parar uno minutos a atender a nuestro interlocutor. Si hiciéramos este esfuerzo nuestro trabajo seria muchas veces más eficiente, menos trabajoso y más rápido, es cuestión de tener en cuenta esta reflexión y poner en práctica los consejos que Gelb nos recomienda.

Catherine Cevallos

Anónimo dijo...

Las reflexiones que nos aporta Gelb nos permiten considerar un conjunto de aspectos importantes y novedosos con referencia a una nueva manera de ser y hacer como seres humanos. En el plano personal, nos plantea, cómo la curiosidad y el hacernos siempre preguntas nos ayuda a adquirir mayor conocimiento sobre la realidad, y que a diferencia de la escuela y/o universidad que tan sólo premian la respuesta “correcta”, uno ha de deleitarse en elaborar preguntas, atreviéndonos a dudar de nuestras certezas, de ese modo, estaremos desarrollando un pensamiento reflexivo y critico. Inclusive, es importante también averiguar cómo es que se instalaron en nuestra mente tal o cual creencia o modelo mental, qué y quiénes influyeron en ello, y si acaso, cuál o cuáles las hemos ido cambiando por diferentes motivos o situaciones. Esta indagación nos permite analizar y poseer mayor dominio y autogobierno de nuestra mente, al tiempo que también vamos enriqueciéndonos con nuevas distinciones y viviendo con claridad de argumento o sustento personal. Sea la edad que tengamos, siempre debemos mantener la curiosidad por saber el qué, cómo y por qué de las cosas que nos rodea, mantener dicho apetito y así aumentar nuestra sabiduría. A nivel laboral, también se ha de mostrar una conducta de curiosidad , averiguar la cultura organizacional, sus costumbres y tradiciones, cómo es que se instalaron, cuáles fueron sus fuentes, y qué tan permeable es la organización para revisar tal o cual práctica, e innovar e incorporar otras.
En la actualidad, se registra en ambientes laborales una real demanda de mostrar en la práctica la validez de los conocimientos aplicados, pues los postulados y argumentos teóricos quedan sin respaldo si no están como fundamento de las conductas organizacionales. De allí, que nos identifiquemos con nuestro ser más auténtico- el de APRENDIZ- y desde allí desarrollemos habilidades enfocadas a mejorar nuestra performance personal, tales como el aprender permanentemente, con propósito firme, sabiendo aceptar los errores como oportunidad de desarrollo, aprendiendo también a disciplinarnos y asumir ciertas rutinas mentales y emocionales como el querer experimentar lo que vamos conociendo , reservándonos tiempos para observar con detenimiento, para tomar nota, elaborar preguntas, realizar ensayos, etc, en general adoptar una actitud mental y emocional comprometida con nuestra continua superación desde el aprender y aprender permanentemente. En mis inicios como auditor externo, trabajaba en una firma consultora internacional en la cual estaba rodeado de profesionales líderes que siempre trataban expandir el autoaprendizaje en el resto de compañeros. Para que esta forma de aprendizaje sea constante en el tiempo es importante e indispensable buscar incentivos que despierten el apetito por aprender y así incrementar el nivel de experiencia en el campo de trabajo en que uno se desempeña.

Como organización inteligente, hemos de adelantarnos a ser y tener un mejor desempeño, enfatizando también el empleo de nuestras sensaciones en el campo de nuestras relaciones y captar mejor lo que está frente a nosotros; muchas veces, prescindimos de ello, y de manera casi automática, nos movilizamos en los diferentes entornos y ambientes, dejando de apreciar y experimentar desde nuestro ser de “sensaciones”.

Anónimo dijo...

Las reflexiones que nos aporta Gelb nos permiten considerar un conjunto de aspectos importantes y novedosos con referencia a una nueva manera de ser y hacer como seres humanos. En el plano personal, nos plantea, cómo la curiosidad y el hacernos siempre preguntas nos ayuda a adquirir mayor conocimiento sobre la realidad, y que a diferencia de la escuela y/o universidad que tan sólo premian la respuesta “correcta”, uno ha de deleitarse en elaborar preguntas, atreviéndonos a dudar de nuestras certezas, de ese modo, estaremos desarrollando un pensamiento reflexivo y critico. Inclusive, es importante también averiguar cómo es que se instalaron en nuestra mente tal o cual creencia o modelo mental, qué y quiénes influyeron en ello, y si acaso, cuál o cuáles las hemos ido cambiando por diferentes motivos o situaciones. Esta indagación nos permite analizar y poseer mayor dominio y autogobierno de nuestra mente, al tiempo que también vamos enriqueciéndonos con nuevas distinciones y viviendo con claridad de argumento o sustento personal. Sea la edad que tengamos, siempre debemos mantener la curiosidad por saber el qué, cómo y por qué de las cosas que nos rodea, mantener dicho apetito y así aumentar nuestra sabiduría. A nivel laboral, también se ha de mostrar una conducta de curiosidad , averiguar la cultura organizacional, sus costumbres y tradiciones, cómo es que se instalaron, cuáles fueron sus fuentes, y qué tan permeable es la organización para revisar tal o cual práctica, e innovar e incorporar otras.
En la actualidad, se registra en ambientes laborales una real demanda de mostrar en la práctica la validez de los conocimientos aplicados, pues los postulados y argumentos teóricos quedan sin respaldo si no están como fundamento de las conductas organizacionales. De allí, que nos identifiquemos con nuestro ser más auténtico- el de APRENDIZ- y desde allí desarrollemos habilidades enfocadas a mejorar nuestra performance personal, tales como el aprender permanentemente, con propósito firme, sabiendo aceptar los errores como oportunidad de desarrollo, aprendiendo también a disciplinarnos y asumir ciertas rutinas mentales y emocionales como el querer experimentar lo que vamos conociendo , reservándonos tiempos para observar con detenimiento, para tomar nota, elaborar preguntas, realizar ensayos, etc, en general adoptar una actitud mental y emocional comprometida con nuestra continua superación desde el aprender y aprender permanentemente. En mis inicios como auditor externo, trabajaba en una firma consultora internacional en la cual estaba rodeado de profesionales líderes que siempre trataban expandir el autoaprendizaje en el resto de compañeros. Para que esta forma de aprendizaje sea constante en el tiempo es importante e indispensable buscar incentivos que despierten el apetito por aprender y así incrementar el nivel de experiencia en el campo de trabajo en que uno se desempeña.

Como organización inteligente, hemos de adelantarnos a ser y tener un mejor desempeño, enfatizando también el empleo de nuestras sensaciones en el campo de nuestras relaciones y captar mejor lo que está frente a nosotros; muchas veces, prescindimos de ello, y de manera casi automática, nos movilizamos en los diferentes entornos y ambientes, dejando de apreciar y experimentar desde nuestro ser de “sensaciones”.

Gabriel Suarez A.

Anónimo dijo...

-Es interesante el enfoque de importancia en la curiosidad en la lectura de Gelb. La curiosidad es el primer principio y es algo que tantas veces olvidamos. No es usual enfocarnos en las preguntas. Somos una sociedad que busca las respuestas. Cuando alguien nos cuenta un problema, antes que hacerle mas preguntas para tener mayores datos, pasamos a darle ideas de cómo solucionarlo. No solemos leer, ni dedicarle tiempo a buscar el por qué de las cosas. Algo que he empezado a aplicar en mi trabajo para afrontar algunas negociaciones es ver la posición de nosotros pero desde el punto de vista de mis clientes. Replantear las cosas desde otro ángulo te da una mayor amplitud de ideas. Finalmente, al ver las cosas desde otra perspectiva me llama a pensar si lo que estoy haciendo tiene un sentido o no. Si disfruto de lo que hago, ¿me sería mas fácil hacerlo? Se me ha sembrado esa duda con la lectura.

-Una frase que repito muy seguido en la oficina es que “errar es humano y culpar a otro es mas humano todavía”. No estoy seguro de donde lo escuché, pero la lectura del segundo principio me hizo recordar esa frase. Normalmente huimos de los errores, les tenemos miedo y culpamos a los demás de ellos. No los usamos para aprender. De hecho no es divertido equivocarse, pero si puede ser útil si obtenemos una lección de eso. Tampoco es común que aceptemos los puntos de vista distintos. Esto lo veo muy relacionado con la curiosidad. Muchas veces tomamos como ciertas las cosas y no nos cuestionamos. Al no hacernos mas preguntas y aceptarlas, nos negamos la opción de sentirlas por nosotros mismos. Algo con lo que pasa esto muchas veces es con las películas en el cine. Si un amigo ya vio una película y nos dice que es muy mala, muchas veces dejamos de ir solo por eso. Puede que en verdad sea muy mala, pero nos perdemos la oportunidad de descubrirlo nosotros y además cabe la posibilidad de que a nosotros si nos guste. En general a mi me gustan muchas películas digamos tontas, que muchos prefieren ver solo en video, pero que tienen su atractivo en el cine, para distraerse un rato. Total, los críticos y la gente que conozco que hayan visto la película pueden opinar distinto. En las ultimas semanas hemos salido al cine muy seguido con mi esposa y a pesar de que algunas de las películas que vimos no tenían buenas referencias, nos divertimos en todas.

-Las sensaciones son algo que no podemos dejar de lado. En lo personal me gusta disfrutar los sabores de la comida y su olor. Describir cada cosa y de esa forma tratar de intuir como se puede preparar y que formar alternativas habrían para hacerlo. Con que se puede combinar y como se puede cambiar para que combine con otras cosas. El aspecto visual es muy importante ya que es la primera impresión, aún antes del aroma y del sabor. Lamentablemente muchas veces no se tiene el tiempo necesario para disfrutar las cosas de esa forma, desarmándolas íntegramente, usando un sentido a la vez. Sintiendo el aporte único de cada ingrediente para que se logre un sabor específico. Percibiendo cada aroma. O no se tiene el tiempo para recordar lo que un aroma puede significar. Uno muy simple y agradable es el de un buen café, que con solo el aroma puede despertarte en la mañana o abrirte la mente a media tarde. Cuando estaba en el colegio salí a correr en las mañanas y el olor de los parques por la casa de mis padres me animaba cada mañana. Ese olor a tierra húmeda me hace recordar el espacio al aire libre. Esa sensación solo se tiene temprano en la mañana, antes de que empiece el día a día. Una sensación muy buena es caminar descalzo en el pasto. Es muy relajante. Siempre me hace recordar mis épocas de scout y cuanto me gusta acampar, sobre todo en sitios abiertos. En la madrugada, al hacer guardia al campamento, se llegaba a escuchar un silencio total, que te permitía conectarte con todo y sentir una gran libertad. Son esos detalles los que nos hacen percibir el mundo que nos rodeo y su magnificencia.

Gonzalo Dias

bRuNeBrU dijo...

*Curiosità
Definitivamente la vida de Leonardo Da Vinci fue muy interesante, me impresiona la curiosidad que demostró a lo largo de su vida. Y es de esa misma curiosidad de donde nacen sus grandes descubrimientos y legados.
Y es que con este principio me volví a dar cuentas después de mucho tiempo que si no tenemos curiosidad por descubrir nuevas cosas nos estancamos en la monotonía del día a día y dejamos de conocer, por ejemplo en el mismo trabajo debemos aplicar la curiosidad para indagar, para así encontrar nuevas maneras de resolver problemas, de innovar con nuevas propuestas, proponer proyectos que hagan crecer tu empresa, dejar la rutina y asumir nuevos retos.
La curiosidad es una excelente herramienta para aprender, y si no, acordémonos cuando éramos niños, casi todo lo que se aprendía era porque la curiosidad era nuestra principal herramienta de llegar a la verdad de las cosas que no conocíamos, y sí, hay que volver a ser un niño y nunca dejar de preguntar. Al dejar de ser niños la presión social y el miedo al ridículo frena nuestra curiosidad por temor a hacer preguntas tontas, lo que nos aleja de seguir aprendiendo, muchas veces no es que no tengamos curiosidad, sino que no la desarrollamos por temor al qué dirán. Debemos romper con este paradigma y no dejar de ser curiosos.
**Dimostrazione
No tener miedo a equivocarnos…muchas veces aprendemos más de nuestros errores que de la misma teoría. El mismo Leonardo Da Vinci con un CI muy elevado aprendió experimentando y se equivocó muchas veces, pero aprendió de sus mismos errores. Creo que si dejamos de hacer cosas por el temor a equivocarnos vamos a dejar de conocer y experimentar muchas cosas. Prefiero equivocarme y aprender de ello que nunca intentarlo.
Definitivamente el secreto del éxito es no tenerle miedo al fracaso, y atrevernos a innovar, a presentar nuevas ideas en el trabajo y a creer en nosotros mismos.
***Senzazione
Gelb trae a mi mente el olor del pasto recién cortado, el sabor de un chocolate blanco, de la textura de la suave y resbaladiza piel de un delfín, del interminable escuchar del oleaje del mar y de ver como el amor sigue vivo en una pareja de esposos de más de 80 años. Y es que usar nuestros cinco sentidos es tan importante para descubrir el mundo.
El saber escuchar, el saber observar, el poder percibir, es importante para poder ser un buen líder, y es indispensable para poder conocer y aprender nuevas cosas. Cuando usamos todos nuestros sentidos en un nuevo conocimiento, este se queda con nosotros para toda la vida. Todo lo que descubrimos a través de nuestros sentidos lo convertimos en conceptos.
Debemos desarrollar al máximo todos nuestros sentidos para poder descubrir y apreciar lo que la vida nos da.

Brunela Baca

Cristina Chen dijo...

Los principios de curiosidad, demostración y sentimiento, me trae a la mente el tipo de profesional que siempre he admirado y perseguido: aquella con mente ágil y disposición al cambio, persona o que tiene poco que perder, o que toma la decisión de ser verdadero actor del proceso de adaptación competitiva; donde sus procesos mentales están más bien enfocados a probar y desarrollar cosas nuevas, que se alejan del acostumbrado "siempre se ha hecho así" y no deja espacio para pensar que los métodos antiguos siempre serán mejores o que el tiempo va a encargarse de solucionar las cosas. Es un profesional dispuesto a cambiar sus paradigmas y ser capaz de ver más allá de sus acciones.

Este tipo de profesional asume una actitud diferente ante los problemas. En lugar de hablar, planificar y controlar pasa a la acción tomando medidas que lleven a lograr los resultados esperados. Toma decisiones aunque no cuente con toda la información necesaria o existan las condiciones ideales; confía en su intuición y se apoya en la asertividad que le da su conocimiento y su experiencia. No subestima la competencia, es proclive a la innovación y tiene un enfoque distinto al cliente; en lugar de verlo como un ente gris que no amerita atención dedicada, centra sus actividades en crear con él una asociación, escucha sus necesidades para transformar los productos y servicios que genera. Es inconforme con el Estatus Quo pero proactivo en la forma de ejercer su liderazgo.

Entonces, quiero evitar caer en esa área de confort que me lleva a centrarme hacia adentro y me induce a hacer lo que quiero, en lugar de en lo que debo; enfocarme en mejorar mi competitividad y mi capacidad de respuesta a los problemas, poniendo en práctica los principios de curiosidad, demostración y sentimiento.

Anónimo dijo...

Curiositá y Dismostrazione

Para poder generar mejores resultados en nuestras organizaciones siempre debemos cuestionarnos si lo que hacemos se puede mejorar o se si puede hacer de una forma diferente. Sólo siendo verdaderos críticos generaremos verdadero valor a nuestras organizaciones.

Para romper paradigmas hay que tomar conciencia de que algunas veces vamos a cometer errores pero que esto sólo es parte de nuestro aprendizaje y de nuestra busqueda de la verdad. Debemos perder el miedo a cometer erróres porque definitivamente vamos a aprender mas de ellos que nuestros logros.

Sensazione

Nuestros sentidos son nuestros mejores aliados. Nos permiten tomar información de nuestro entorno y luego procesar esa información para tomar decisiones. Sin embargo, muchas veces no los utilizamos correctamente. Por ejemplo cuando conversamos con alguien y no lo escuchamos relamente porque estamos pensando al mismo tiempo en otro asunto. O también cuando estamos en una negociación y no utilizamos la vista para leer el lenguaje corporal de nuestro interlocutor.

Anónimo dijo...

- En la lectura se indica que en le época de Leonardo Da Vinci se pensaba que “ya no había nada más por descubrir”. Esto va de la mano con los paradigmas que constantemente se van creando en la sociedad. Creo que en el mundo de los negocios las empresas más exitosas han sido justamente aquellas que han cuestionado las nociones preconcebidas de la sociedad y han revolucionado la forma de pensar de la personas. Considero que a eso debemos apuntar si queremos emprender negocios exitosos.

- El autor puntualiza la idea de que la educación se basa en decir la “respuesta correcta” y no desarrolla la curiosidad de los alumnos. A mi parecer la educación ha ido evolucionando a lo largo de los años. Hace unas décadas el aprendizaje tenía un enfoque meramente memorístico mientras que ahora se basa en el análisis y la apreciación que tengan los alumnos en un determinado tema. Sin embargo, sigue existiendo parte de la metodología que describe el autor, en el sentido que los sistemas de evaluación son principalmente basados en exámenes, como es el caso de los exámenes de admisión a las universidades peruanas. Creo que la educación debe tender a un sistema mediante el cual se premien las ideas innovadoras y el análisis profundo más que a un aprendizaje repetitivo.

- El autor incita a que se revisen las convicciones y fuentes de donde nacen nuestras ideas. Creo que esto debe ser una práctica constante de cada individuo, siempre cuestionarse sus ideas, ya sea para afianzarlas o para cambiar nuestra forma de pensar. Aunque resulte difícil o incluso incomodo, considero que esta práctica es importante para logra un aprendizaje continuo y un crecimiento personal.

Stefanie Araujo

Anónimo dijo...

Curiositá y Dismostrazione

Para poder generar mejores resultados en nuestras organizaciones siempre debemos cuestionarnos si lo que hacemos se puede mejorar o se si puede hacer de una forma diferente. Sólo siendo verdaderos críticos generaremos verdadero valor a nuestras organizaciones.

Para romper paradigmas hay que tomar conciencia de que algunas veces vamos a cometer errores pero que esto sólo es parte de nuestro aprendizaje y de nuestra busqueda de la verdad. Debemos perder el miedo a cometer erróres porque definitivamente vamos a aprender mas de ellos que nuestros logros.

Sensazione

Nuestros sentidos son nuestros mejores aliados. Nos permiten tomar información de nuestro entorno y luego procesar esa información para tomar decisiones. Sin embargo, muchas veces no los utilizamos correctamente. Por ejemplo cuando conversamos con alguien y no lo escuchamos relamente porque estamos pensando al mismo tiempo en otro asunto. O también cuando estamos en una negociación y no utilizamos la vista para leer el lenguaje corporal de nuestro interlocutor.

Luis Garibaldi

Anónimo dijo...

Lo más significativo fue la “curiosita”, el hecho de estar en continuo aprendizaje a lo largo de nuestra vida, pero no sólo en base a las experiencias que nos sucedan sino la propia curiosidad de saber más y en enriquecer nuestro conocimiento. Desde niños estamos programados para tener respuestas en vez de saber formular preguntas que nos ayudaran a resolver nuestros problemas cotidianos de cada día. Asimismo identifica como la búsqueda del conocimiento nos abre la puerta a la libertad.

En el capitulo de La Curiositá, empecé el ejercicio de 100 preguntas sin embargo no las completé, en un momento no sabía que más preguntar, me di cuenta que se me hace difícil el hábito de formular preguntas y cuando las leía trataba de responderlas en automático a pesar que sabía que de eso no se trataba el ejercicio.

En el capitulo de La Sensazione realicé el ejercicio de taparme los ojos por unos minutos, en este sentido se ven las cosas como si fuera la primera vez. Supongo que la rutina diaria que adquiero hace que deje de percibir las cosas con el supuesto de que ya sé donde están o cómo son, y luego lo mismo me puede suceder con las personas que trabajan a mi alrededor.

Anónimo dijo...

Lo más significativo fue la “curiosita”, el hecho de estar en continuo aprendizaje a lo largo de nuestra vida, pero no sólo en base a las experiencias que nos sucedan sino la propia curiosidad de saber más y en enriquecer nuestro conocimiento. Desde niños estamos programados para tener respuestas en vez de saber formular preguntas que nos ayudaran a resolver nuestros problemas cotidianos de cada día. Asimismo identifica como la búsqueda del conocimiento nos abre la puerta a la libertad.

En el capitulo de La Curiositá, empecé el ejercicio de 100 preguntas sin embargo no las completé, en un momento no sabía que más preguntar, me di cuenta que se me hace difícil el hábito de formular preguntas y cuando las leía trataba de responderlas en automático a pesar que sabía que de eso no se trataba el ejercicio.

En el capitulo de La Sensazione realicé el ejercicio de taparme los ojos por unos minutos, en este sentido se ven las cosas como si fuera la primera vez. Supongo que la rutina diaria que adquiero hace que deje de percibir las cosas con el supuesto de que ya sé donde están o cómo son, y luego lo mismo me puede suceder con las personas que trabajan a mi alrededor.

Rosario Angulo S.

Anónimo dijo...

En esta lectura se puede apreciar tres principios fundamentales.
Curiosità, considero vital para el ser humano el no perder la curiosidad por las cosas, pues esta constituye la principal fuente de conocimiento en la medida que despierte esa inquietud, innata, de aprender nuevas cosas. Se debe resaltar la curiosidad que los niños tienen y que los ayuda a aprender de manera más rápida que a los adultos, por temores aprendidos que se adquieren con el transcurrir de los años. Uno de estos temores es, por ejemplo, el miedo al fracaso.
Dimostrazione, lo veo basado en la experiencia y es la manera en que recordamos mejor las cosas que nos suceden. Si bien es muy importante aprender de los errores de otros, también lo es el aprender de los nuestros, los cuales se fijan en nuestra memoria y se convierten en experiencias que nos ayudan a evitar errores similares en nuestra vida.
Senzazione, se basa en los sentidos y en esa capacidad, que perdemos con el paso de los años, de percibir nuestro entorno. Muchas veces perdemos la sensibilidad en nuestros sentidos agobiados por el día a día y por la falta de práctica en ellos, como cuando el autor indica que el metal se oxida.
Los ejercicios planteados en el libro me parecen interesantes y espero practicarlos (por lo menos unos tres) antes del taller del curso.
Juan Carlos Medina

Anónimo dijo...

Cuán importante es darle la relevancia que se merecen los sentidos, son un regalo divino el poder contar con ellos, gracias a ellos podemos realizar desde las actividades más sencillas hasta las más complejas de cada día. Se dice que los grandes genios tenían desarrollado alguno de sus sentidos, Gelb, nos acerca a Leonardo da Vinci, uno de los más grandes genios de la historia, que no solo tenía desarrollado un solo sentido sino casi todos, Gelb además nos enseña que un genio no necesariamente nace como tal, sino que nosotros en nuestro día a día podemos parecernos a uno, podemos realizar las cosas que genios como Leonardo lograron realizar y para ello debemos utilizar su estilo de vida como ejemplo para poder desarrollar nuestros sentidos. En primer lugar debemos usar todos nuestros sentidos y en esta primera parte de la lectura nos da los primeros pasos para lograrlos: Curiositá o la curiosidad son primordiales para entender que estamos llenos de dudas, de cosas por aprender, que el conocimiento es infinito y uno nunca termina de aprender, normalmente nos premian por tener la mejor respuesta, pero por qué no nos felicitan cuándo hacemos la mejor pregunta, particularmente creo que ser curioso e indagar constantemente genera un valor importante ya que promueve la educación continua, la Demostrazione, o el hecho de siempre experimentar, de generar la prueba y el error, hacen que estemos constantemente pongamos a prueba nuestro aprendizaje, finalmente las cosas que aprendemos a través de la demostración nos quedan aprendidas de por vida y son las que nos van a servir más. Finalmente la Sensazione, o el arte de ejercitar nuestros sentidos, así como entrenamos nuestros músculos o nuestro cerebro también podemos perfeccionar nuestros sentidos con sencillas técnicas para mejorar nuestra percepción, tacto, oído, olfato y gusto; todos ellos si son entrenados y puestos a trabajar constantemente despertarán nuevamente la Curiositá, querrán generar la Demostrazione y por ende nos llevarán a encontrar en cosas tan sencillas fenómenos maravillosos, visto desde el punto de vista de los negocios, creo que observar continuamente y plantearnos preguntas sobre cómo hacer las cosas diferente o sobre de dónde proviene un problema, nos ayudará a investigar y experimentar en soluciones innovadoras que finalmente crearán nuevas maneras de trabajar y generar valor agregado. Detenernos a apreciar las cosas de modo que afinemos nuestros sentidos hará que descubramos nuevas experiencias y nuevas formas de ver los problemas comunes y encontrar soluciones inteligentes.

Marco Acero

Anónimo dijo...

Sin duda la curiosidad es importante para el incremento de nuestro conocimiento. Sin embargo es necesario que sepamos hasta dónde puede llegar nuestro espíritu curioso. Esto no significa que tengamos límites pero si debemos diferenciar entre escuchar tras la puerta y descubrir un nuevo continente. Lo que me llamó más la atención y que me ayudó a encontrar algunas respuestas fue el método de colgar en una pared una pregunta y reflexionar sobre la misma. Un alto en el día a día es muy beneficioso para aclarar ideas y continuar.

La experimentación propia o ajena alimenta nuestro nivel de manejo de situaciones personales y profesionales. Reconozco que la mayoría de mis ideas preconcebidas no las he cuestionado ya que ha sido más importante la practicidad de asumir lo ya establecido que mi interés por cuestionarlo. Considero también que el costo de la equivocación es menor en la juventud que en la adultez por las mayores responsabilidades que uno asume en la vida (Deudas, familia, ect). Sin embargo es indiscutible que uno aprende más de los errores que de los triunfos, los cuales sólo disfruta.

Por último, la lectura de los sentidos me hizo pensar si el hecho de contar con 5 sentidos no nos permite maximizar el uso de todos individualmente y en su conjunto (Sinestesia). Tengo un familiar muy cercano que es invidente de nacimiento y que supo utilizar sus 4 sentidos para salir adelante en nuestra sociedad consiguiendo, inclusive; más logros a nivel personal y profesional que sus compañeros que tenían los 5 sentidos. Tal vez, sigamos sin valorar el potencial de nuestros sentidos hasta que empecemos a perderlos. Trataré que no pase en mi caso.

José Antonio Vizcarra

Anónimo dijo...

*La vida de cada uno de nosotros deberia estar marcada por una curiosidad insaciable ante la realidad que nos rodea y una búsqueda de aprendizaje continuo, con la intención de hallar respuestas a nuestros permanentes cuestionamientos. Todos llegamos al mundo, llenos de curiosidad pero esta se construye sobre el deseo de aprender cada día más, el reto consiste en saber usar esta capacidad y desarrollarla al maximo.Hoy estamos viviendo en un mundo de cambios y muchas veces nuestra propia rutina nos gana, ya no tenemos tiempo para sentir curiosidad, de cuestionarnos cosas nuevas,sin embargo debemos tratar de desarrollar una inteligencia capaz de aprender, adaptarse, pensar creativa e independientemente, para ser actores de nuestras propias experiencias.

**El principio de la demostrazione, nos indica que la clave,es poder aprovechar nuestra experiencia al máximo lo cual implica también un aprendizaje de nuestros errores. No debemos tener miedo de probar las cosas, tenemos que pasar de la teoría a la práctica, el experimentar nos permitirá tener mejores bases para tomar decisiones y nos dará los argumentos necesarios para poder opinar con seguridad, comparar y decidir sobre bases mas confiables. En el ámbito personal y profesional con el paso del tiempo vamos aprendiendo y adquiriendo experiencia, debido a que cada día nos enfrentamos a situaciones diferentes que nos permiten reflexionar sobre lo que debemos seguir haciendo o lo que debemos dejar de hacer. De acuerdo a mi experiencia personal he comprobado que la perseverancia rinde sus frutos y que la experiencia basada en errores nos ayuda a crecer cada día para poder hacer mejor las cosas o por lo menos a no equivocarse. Debemos quitarnos el miedo a hacer las cosas de manera diferente, a olvidarnos de paradigmas que en muchas ocasiones no hacen más que limitar nuestro propio desarrollo.

***El desarrollo continúo de los sentidos, permite afianzar nuestra experiencia de vida.El potenciar nuestros sentidos nos permitirá disfrutar de todas las oportunidades y recursos que la vida nos dé y que nosotros mismos seamos capaces de crear. A veces olvidamos y nos perdemos de disfrutar las cosas que tenemos a simple vista, el reto está en aprender a utilizar nuevamente todo el potencial que nuestros sentidos nos ofrecen, para redescubrir el mundo que nos rodea.

Claudia Holgado

Anónimo dijo...

*Curiositá: el primer principio que describe Gelb, es uno de los retos que debemos trabajar día a día y ser constantes para que se vuelvan hábitos, debemos ejercitar nuestra mente y nuestra creatividad.
No he realizado ninguno de los ejercicios mencionados por Gelb, pero si pienso comenzar con varios de ellos, creo que estos ejercicios nos ayudan a ejercitar nuestra capacidad de ampliar horizontes y romper con los paradigmas que nos rodean. Sin embargo si he realizado un ejercicio que también ayuda a ejercitar la curiosidad, luego de llevar un curso de insight y para estar más atenta al comportamiento de los consumidores practico un habito de abrir la mente a sensaciones y experiencias diferentes a las que estamos acostumbrados a vivir día a día, y así comprender, observar y cuestionar comportamientos que son ajenos a los propios, por ejemplo: escuchar una radio diferente a la que usualmente sintonizo, ver programas o canales que usualmente no veo, tomar rutas diferentes, observar las calles y lo que está a nuestro alrededor, observar el comportamiento de los consumidores en su entorno y cuestionar el porque de los mismos, etc. Creo que esta práctica es útil para aprender a buscar alternativas diferentes a lo que asumimos como estándar. Por más descabelladas que suenen algunas ideas, estas pueden resultar exitosas, pero es una práctica que se debe volver un hábito porque admito que con el día a día vuelvo a mi rutina y me acuerdo de aplicar estos ejercicios cuando requiero crear alguna campaña o promoción para los productos.

*Dimostrazione: Creo que correr el riesgo de cometer errores es mucho mejor que quedarse sin experimentar. En definitiva uno aprende mucho más de las experiencias propias que de la teoría, ¿y que si cometemos errores? Somos humanos y siempre vamos a cometer errores, creo que no debemos tenerle miedo a hacerlo, finalmente nadie es perfecto en todo. Por ejemplo observemos a los niños, ellos no se preocupan por cometer errores, ellos no se preocupan porque sus pantalones se van a ensuciar por jugar en el suelo o en la tierra, no se preocupan si se van a caer por jugar en la escalera más alta o trepar un árbol, ellos están experimentando, están explorando cosas nuevas, están aprendiendo, finalmente que es más importante ¿un pantalón o el aprendizaje del niño?.

Me inclino tambien a pensar que aprendemos de los anti-modelos y de los errores de los demás, ya que probablemente observamos y vivimos junto a personas que tienen actitudes, reacciones y personalidades que no deseamos en nosotros mismos; claro siempre será mejor que alguien más experimente un fracaso que nosotros mismos y si estamos atentos y con la mente abierta a estas experiencias podemos buscar una manera más eficaz de aprender de ellos.

* Sensazione: Experimentar no se trata únicamente de arriesgarse a realizar una actividad o poner en práctica una idea, debemos hacerlo teniendo abiertos todos nuestros sentidos para aprovechar mucho más esa experiencia y poder absorber lo que nos puede brindar. Si estamos atentos y mantenemos la mente abierta podremos sacar lo bueno y lo malo de nuestras experiencias, lamentablemente a veces nos distraemos en tareas urgentes que debemos cumplir en el día, nos enfocamos en aquellas actividades que eran para ayer, y nos olvidamos de lo que está a nuestro alrededor, nos olvidamos de mirar cuales son las reacciones de las personas que trabajan con nosotros, podemos perdernos respuestas que nos está dando nuestro propio entorno y pasan desapercibidas o ideas que han estado ahí mucho tiempo y no las vimos, a veces no se trata de crear la pólvora solo debemos estar más atentos.

Mary Helena Asmat

Anónimo dijo...

1. Esta entrada al blog comenzó con mis apuntes de varias ideas sobre qué hacer para que mi vida tenga más significado? y resultaron más de dos hojas al mismo estilo de un flujo de conciencia; sin embargo me quedo con una frase trascendental que adapte hacia mí mismo “uno se gana la vida con lo que hace, construye su vida con lo que da y es responsable de su propia satisfacción ” La motivación de vida es poder trascender en las personas, y emprender las cosas que te gustan, sin miedo. Un buen método para que cada uno descubra su frase sería el reflexionar en uno de los mejores momentos del día que es cuando pones tu mente en off y el autor en ese sentido aporta y señala lo importante sobre registrar los sueños. Uno podría repasar las 2 cosas principales del día, que te marcaron , alteraron o alegraron y la reflexión será efectivo para tu aprendizaje continuo. Mi pasatiempo ideal es viajar y cuando lo hago pienso la forma de vivir de eso, esa es mi motivación, por lo tanto acumulo experiencias y estas experiencias enriquecen el tiempo que dedico a hacerlo.

2. Es muy común oir a personas que manifiestan tener los 5 sentidos - hasta se inventas un sexto- en determinadas situaciones. Y nos referimos a tener la máxima atención de un tema , esto definitivamente consume mucha energía , por eso hay que priorizar. Lo más importante para mi sobre el principio daviciano de sensaciones es la visualización y la música. Sobre lo primero rescato la observación como fuente de conocimiento y relajación y sobre lo segundo valoro la música como parte fundamental de la vida, no solo escuchándola sino también produciéndola, esto ultimo es mucho más recomendable ya que vuelve a las personas más perceptivas de la buena música.

3. Hay que consultarle al amigo Wikipedia es algo que pienso cada vez que escucho algo interesante que alguien cuenta. Es una forma facilista pero practica de acumular conocimiento en una época en donde si bien es cierto la especialización es importante para diferenciarnos profesionalmente, lo que se percibe es que la demanda de trabajo requiere personas completas, técnicamente, socialmente, personas con un sentido de responsabilidad social alto, y buen manejo cultural de varios temas . Pero mejor aun considero es aprender de la propia experiencia. En ese sentido una de las estrategias de aprendizaje mas importantes son los “pilotos “ definidos como pruebas de mercado, procesos, estrategias, acotadas a una muestra representativa de la realidad donde un resultado negativo evitara fracasos mayúsculos en el futuro. Creo que hay mucho por descubrir e innovar en un país en vías de desarrollo. Hace 3 años parecía impensable abrir supermercados en provincias, hoy son un boom , el turismo explota menos del 20% de la capacidad de sitios que el país ofrece. Debemos atrevemos a innovar, estar dispuestos a errar en la acción que morir de inacción.

Martin Castillo

Anónimo dijo...

1. Esta entrada al blog comenzó con mis apuntes de varias ideas sobre qué hacer para que mi vida tenga más significado? y resultaron más de dos hojas al mismo estilo de un flujo de conciencia; sin embargo me quedo con una frase trascendental que adapte hacia mí mismo “uno se gana la vida con lo que hace, construye su vida con lo que da y es responsable de su propia satisfacción ” La motivación de vida es poder trascender en las personas, y emprender las cosas que te gustan, sin miedo. Un buen método para que cada uno descubra su frase sería el reflexionar en uno de los mejores momentos del día que es cuando pones tu mente en off y el autor en ese sentido aporta y señala lo importante sobre registrar los sueños. Uno podría repasar las 2 cosas principales del día, que te marcaron , alteraron o alegraron y la reflexión será efectivo para tu aprendizaje continuo. Mi pasatiempo ideal es viajar y cuando lo hago pienso la forma de vivir de eso, esa es mi motivación, por lo tanto acumulo experiencias y estas experiencias enriquecen el tiempo que dedico a hacerlo.

2. Es muy común oir a personas que manifiestan tener los 5 sentidos - hasta se inventas un sexto- en determinadas situaciones. Y nos referimos a tener la máxima atención de un tema , esto definitivamente consume mucha energía , por eso hay que priorizar. Lo más importante para mi sobre el principio daviciano de sensaciones es la visualización y la música. Sobre lo primero rescato la observación como fuente de conocimiento y relajación y sobre lo segundo valoro la música como parte fundamental de la vida, no solo escuchándola sino también produciéndola, esto ultimo es mucho más recomendable ya que vuelve a las personas más perceptivas de la buena música.

3. Hay que consultarle al amigo Wikipedia es algo que pienso cada vez que escucho algo interesante que alguien cuenta. Es una forma facilista pero practica de acumular conocimiento en una época en donde si bien es cierto la especialización es importante para diferenciarnos profesionalmente, lo que se percibe es que la demanda de trabajo requiere personas completas, técnicamente, socialmente, personas con un sentido de responsabilidad social alto, y buen manejo cultural de varios temas . Pero mejor aun considero es aprender de la propia experiencia. En ese sentido una de las estrategias de aprendizaje mas importantes son los “pilotos “ definidos como pruebas de mercado, procesos, estrategias, acotadas a una muestra representativa de la realidad donde un resultado negativo evitara fracasos mayúsculos en el futuro. Creo que hay mucho por descubrir e innovar en un país en vías de desarrollo. Hace 3 años parecía impensable abrir supermercados en provincias, hoy son un boom , el turismo explota menos del 20% de la capacidad de sitios que el país ofrece. Debemos atrevemos a innovar, estar dispuestos a errar en la acción que morir de inacción.

Martin Castillo

Anónimo dijo...

En alguna oportunidad alguien me dijo, "nadie nace sabiendo". Nadie viene a este mundo con la sabiduría adquirida, todas las cosas llegan a uno por medio de la vida. La curiosidad es la fuerza que nos empuja en primera instancia a aprender. Por otro lado, jamás lograremos, ni deberíamos pretender tener todos las mismas habilidades o lecciones de vida que los demás. Todo lo aprendemos conforme vivimos y nos topamos con las dificultades que la vida nos pone en frente para irnos formando. De esta manera, conforme vas viviendo, entiendes que debes elegir entre dirigir tu energía hacia un propósito o vivir en el conformismo. De elegir el conformismo, es porque tu curiosidad por conocer cada es menor. Ahora, la curiosidad puede, y en muchos casos, te va llevar a cometer errores graves pero creo que es la única forma de llegar mas alla, de marcar la diferencia y sentirse bien con uno mismo. Es bueno equivocarse, pero solo si es que vas a aprender de ello.
Algo mas que recordé durante la lectura fue mi primera entrevista laboral. La cual todos en algún momento hemos pasado y en donde, a veces, nos hacen la pregunta más inteligente del mundo, "Que experiencia tiene en este trabajo". Y la respuesta a la pregunta tan complicada es "Ninguna, acabo de terminar la universidad y vengo a aprender". Si los trabajos fueran solamente para gente con experiencia como podría comenzar uno??.
El lograr integrar la percepción de nuestros sentidos permite conocer en una mayor amplitud el contexto que estamos viviendo y de esta manera tener una visión general a la que podría tener el común de la gente. Los pequeños detalles que dejamos pasar, y nos parecen insignificantes, pueden marcar la diferencia, tanto en el trabajo como en la vida en general.

Jose A. Mantilla Cruzatti

Anónimo dijo...

La lectura me ha parecido muy interesante. La manera en que narran los 7 principios claves para desarrollar la inteligencia, inspirados en la vida de Leonardo da Vinci, nos enseñan a cómo debemos vivir nuestra vida y cómo podemos ser cada día mejores en nuestra vida personal y profesional.

“Su cerebro es mucho mejor de lo que usted piensa, … hemos sido dotados de un potencial
creativo y de aprendizaje prácticamente ilimitado.”, es una frase que refleja la capacidad ilimitada de aprendizaje con la que contamos, la cual debemos de explotar al máximo con el objetivo de ser más creativos e innovadores. Una manera de hacerlo es siempre preguntando todo aquello que no nos queda claro, para lo cual es importante aprender de los niños, quienes a través de la curiosidad, están en continuo aprendizaje.

“… elegir los mejores modelos para que nos inspiren y nos guíen hacia la realización de nuestro potencial”, nos indica que el aprendizaje a través de la imitación un crucial, pero ello debe ser complementado con la experiencia y sobretodo la disposición de aprender de nuestros errores, es decir, aprender por uno mismo a través de la práctica. Es importante no sentirse frustrado cuando se cometen errores, todo lo contrario, uno debe de aprender de ellos para ser cada día mejor.

Finalmente, el aprendizaje a través de las autoevaluaciones me ha parecido una herramienta muy potente. Es importante saber cómo utilizarlas y aplicarlas, para sacarle el mayor provecho posible. Las autoevaluaciones te ayudan a conocerte mejor y a identificar aquellas áreas o competencias en las cuales necesitas mejorar.

La lectura me ha ayudado a reflexionar sobre varios puntos, y a ver la importancia en el desarrollo de la curiosidad, en el desarrollo de los sentidos y en la manera en que percibimos todo aquello que pasa por nuestras vidas.

Melissa Pelosi

Anónimo dijo...

Curiosita es uno de los principios davicianos con el que todos nacemos y es también uno de los principales factores de aprendizaje durante la etapa de la niñez; sin embargo a lo largo de nuestra vida va decreciendo por qué no se cultiva; ya sea por el sistema educativo muchas veces criticado donde las respuestas ya están escritas hace muchos años en libros que solo cambian de forma mas no de contenido, o porque la sociedad no se percata de la importancia que tiene la curiosidad para desarrollar la creatividad en las personas y no la promueve. Lo mismo sucede con el aprender a través de la imitación que es otra lección que nos dan los niños, esto es algo que puede ser positivo si escogemos buenos modelos a imitar.

Dimostrazione es algo que resumiría en la siguiente frase: “la persona que se equivoca es porque se atrevió a experimentar o hacer algo diferente”. Debemos de perder el miedo a experimentar cosas nuevas por miedo a equivocarnos, muchos podemos quedarnos en la teoría, no queremos ser los primeros en hacer algo, esperamos hasta que alguien se atreva y celebramos no haber sido los primeros si vemos que efectivamente el primero en atreverse se equivoco, por el contrario a esta idea pre-concebida que equivocarse es malo, el autor nos hace reflexionar sobre cómo podemos aprender de nuestros errores y de vivir la experiencia.

Con respecto a los ejercicios, es una de las cosas que me gusto del libro, por que no solo nos dice que hacer, si no que también nos da pautas de cómo podemos comenzar a hacerlo. Pude realizar alguno de los ejercicios como el de las 100 preguntas, que pensé no llegaría a concluir pero para sorpresa mía si pude y como aprendizaje puedo decir que es cuestión solo de atreverse y dejar que fluya.

Jenny Gonzales Muñoz

Anónimo dijo...

Definitivamente un libro inspirador, de aquellos que mientras los lees vas imaginandote las cosas que puedes implementar en tu trabajo, las que te hacen reconocer que cosas buenas tienes y que otras se podrían corregir y mejorar.

De esta manera hemos empezado leyendo tres de los siete principios que deberíamos tener en cuenta para vivir nuestras vidas, en el trabajo como fuera de él, sin embargo con solo haber leído éstas siento que puedo mejorar sustancialmente la forma que vengo haciendo las cosas ahora.

De alguna manera, he recordado cuando era más joven, cuando estaba apenas egresado de la universidad, cuándo preguntar era lo más común en el trabajo pues todo era nuevo para mi y me mataba la curiosidad por saber más y estar al nivel del resto de mis compañeros, de aquellos que ya tenían años en su puesto, no quería ser el "nuevo" (aunque eso erta inevitable), o por lo menos no sentirme así. Las preguntas y las repreguntas a cada tarea encargada, a cada observación realizada a mi trabajo, a cualquier sugenrencia para el logro de una u otra meta, a cualquier comentario respecto de uno u otro proyecto, lo quería saber todo y lo quería saber ya. Definitivamente siento que eso es algo que he perdido, que con los años y con la experiencia ganada siento como si ya conociera lo suficiente, a veces hasta cuando no sé me muestro como si supiera, todo con tal de no hacer una pregunta que para algunos puede ser obvia, aunque muchas veces cuando me he atrevido a hacerla me he dado cuenta que para la mayoría no era así. Es algo que he retomado esta semana, ya lo estoy aplicando y me estoy dando cuenta que a pesar que hay muchas personas con mucha experiencia en mi trabajo están en busca de muchas respuesta como yo, pues son momentos de cambios, por lo tanto son momentos de ser curioso y preguntar.

Por otro lado, el temor al fracaso, es algo que siempre causa desánimo, que puede paralizar, que te puede dejar en la inactividad, pero que finalmente o normalmente puede ser peor que el mismo fracaso que quieres evitar. En ocasiones, cuando uno tiene la información suficiente (producto de haber satisfech la curiosidad) uno actua rápidamente, sin titubear, aunque fracase uno sabe que lo hizo con la mejor información disponible en ese momento. Sin embargo, cuando uno no ha preguntado lo suficiente, uno espera hasta el último momento para tomar decisiones y actuar, en esos momentos el temor al fracaso se incrementa (al igual que las probabilidades de fracasar) pues se ha tomado una decisión con información insuficiente, pero esto siempre será mejor que no hacer nada, pues al menos luego de hacerlo recién uno sabrá si fue buena o fua mala decisión, pero lo que si es seguro que una lección sacará de esa experiencia. Lo cierto es que nosotros aprendemos mejor de nuestros errores que de nuestros aciertos, y en otras culturas haber participado en el cierre de una empresa resulta ser una experiencia latamente valorada por la cantidad de conocimeintos que uno adquiere.

Y bueno para poder actuar bien y tomar buenas decisiones es imprescindible que estemos atentos a lo que hacemos, a lo que pasa dentro y fuera de la organización, a captar aquellos mensajes que no se leen en un documento o que no se escuchan en un diálogo, por eso cuando uno interactua con personas dentro y fuera de la organización debe prestar siempre toda su atención a lo que esta haciendo, los cinco sentidos debe estar enfocados en lo que se intenta trasmitir o recibir. Solo cuando somos capaces de eso, de poner nuestros sentidos al servicio de que queremos aprender o conocer es cuando realmente lo logramos, y es algo que quedará permanentemente en nosotros, interiorizado, algo que dificilmente olvidaremos.

Estoy ansioso por continuar leyendo, como dije antes la sola combinación de estos tres principios pueden significar un cambio sustancial en le forma de hacer las cosas, si logramos que cada vez sean más seguramente el cambio será excelente.

Pino.

Anónimo dijo...

Notable la curiosidad de Leonardo, heroe de la imaginacion. Impresionante como una persona puede tener tal sed por saber, tal curiosidad por descubrir respuestas, siempre mas profundas. Siempre en busca del conocimiento, de la verdad unica del mundo.
Recuerdo lo que dice Robert T. Kiyosaki acerca de las escuelas actuales, sobre como la clases y los maestros de hoy no inspiran a los almunos a ser creativos. No los convencen de generar nuevas ideas, de probar las cosas en las que creen, de arriesgarse a saber mas. El aprendizaje en todos nosotros debe ser eterno, pues todos los dias aprendemos algo, todos los días somos diferentes. Esta debe ser una obligacion en el hogar.
Tengo algunas costumbres que he encontrado en los ejerciocios de Dimostrazione, como hablarte a ti mismo, como si le hablaras a otra persona. Como afirmar frente al univeso lo que deseas, lo que buscas, lo que quieres, lo que te gusta. Ejercicios que ayudan a desvanecer las preocupaciones.
Otro ejercicio que me gusta es el de escribir, cosa que no hacia hace mucho tiempo. Este ejercicio te permite plasmar tal cual una foto los pensamientos de ese instante. Sirve para sacar las preocupaciones. Te ayuda a aclarar tu mente. Es como dejar esos pensamientos expuestos, liberados en el papel.

Jorge Villalobos

Anónimo dijo...

Parece increíble dejar pasar tanta excelencia alrededor nuestro a cada instante! Esta lectura me ayudó a abrir la mente, atareada y ocupada en las metas y responsabilidades que sólo generan preocupación por sobrevivir. Confieso que mi actitud inicial hacía lectura –seguramente basada en mi fe religiosa y los prejuicios acerca del personaje central- fue de escepticismo. Sin embargo, en el desarrollo descubrí que no se trataba de imitar cada cosa tal y como la vivió Da Vinci, sino su capacidad de aprender creativa e incesantemente.
A través de los ejercicios recomendados, pude darme cuenta del poco tiempo que dedicamos a pensar sobre la realidad. Una simple contemplación de lo que “es” y un posterior cuestionamiento reflexivo del “porqué es” o “cómo podría ser”. Tanto en el plano profesional como en el personal, sin exagerar puedo decir que algo despertó en mi mente y me gustaría que continúe así. Basándose en un contexto de Renacimiento, el autor nos lleva a hacer un paralelo con nuestra realidad y aplicar las “raras mañas” de un “loco” que alguna vez pasó este mundo y que inexplicablemente influye en gran parte del conocimiento que existe en nuestro siglo.
Un llamado a la acción y la pérdida del miedo a fallar se desarrolla bajo el concepto de la Dimostrazione, en una época en donde rápidamente las grandes organizaciones reemplazan la experiencia de “anticuados y costosos” profesionales para reemplazarlos por “brillantes y baratos” inexpertos, sacrificando el criterio. Sin embargo, creo que es útil darnos un minara introspectiva para revisar qué tanto de nuestras acciones están regidas por los conceptos generalmente aceptados y los criterios pre concebidos, para darnos la posibilidad de crear.
A veces es difícil ver la naturaleza y sentir el olor de las flores al recorrer los caminos llenos de cemento, tráfico y desorden de las calles que nos llevan hasta nuestros trabajos por las mañanas. Para desarrollar la Sensazione en nuestro mundo actual, creo necesaria una pausa, un poco de silencio, un respiro. Esta forma de ver la vida, nuestra responsabilidad sobre nuestra salud física y mental y la captación de las “pequeñas grandes cosas de la vida” va a requerir más esfuerzo de lo que creí, pero no creo que me haga daño usar un par de neuronas más y quizá darle la oportunidad a mi esposa, mi hijo, mis colaboradores y cuanta persona tenga cerca y en la cual pueda influir a liberar su capacidad de imaginar, crear, equivocarse y aprender de todo eso.
David Díaz

Gustavo Jara dijo...

La lectura me hizo recordar algunas buenas costumbres que tenía como la de usar el cuaderno (luego archivo de Word) para apuntes de cosas que me interesaba investigar o profundizar, practicar otros idiomas a través de la música, tomar fotos y tener un álbum actualizado. Lamenté haber dejado estas buenas prácticas cuando finalmente sucumbí al día a día del trabajo.
Sin embargo, el objetivo de mi trabajo que es la mejora de procesos me ha llevado a desarrollar otras aptitudes a través de actividades que también he encontrado en la lectura de Gelb como la de hacer las preguntas correctas, en mi caso me gusta usar la técnica del quinto por qué para intentar llegar a la pregunta que me llevé a la solución de la causa de los problemas y no solo de los síntomas.
Considero que aun mantengo la curiosidad, y cuando tengo un espacio de tiempo me sumerjo en la Web para tratar de averiguar que paso con algún personaje famoso que ví en una película o escuché en alguna canción y eso me lleva a investigar sobre más temas, que cosas buenas y que cosas malas que hicieron y que puedo aprender de ellos.
Otra buena práctica con la que me identifico es la de tomar la posición del abogado del diablo para anteponer argumentos que me llevan a descartar o a demostrar mis teorías, me sirve considerar siempre que puedo estar equivocado y creo que he aprendido mucho de los antimodelos que he tenido en la familia, en la escuela, en la universidad y en el trabajo. Por suerte, en el trabajo tengo la posibilidad de cometer errores lo cual promueve la creatividad que es clave para el trabajo que realizo. Sin embargo, luego de leer y practicar algunos de los ejercicios de Gelb me di cuenta que empecé a utilizar técnicas que aprendí en diversas capacitaciones que tuve a través de la empresa y deje las técnicas básicas que había utilizado desde la niñez. Creo que no es tarde para retomarlas.
Sobre el ultimo punto de la sensibilidad, a mi me gusta la música, creo que me ayuda a concentrarme y sirve para acompañar o mejorar mi estado de animo. También, me gusta ver un buen paisaje, me gusta tomar fotos y tratar de guardar el momento. Sin embargo, no me gusta tanto el arte, me aburro fácilmente en museos y galerías por lo que estos ejercicios no me impactaron tanto como los de la curiosidad y la demostración. Tal vez nunca tuve la vena artística desarrollada como Leonardo pero sí espero aprender más de su lado investigador y creativo.

Gustavo Jara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gustavo Jara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Cuando empecé la lectura sobre el primer principio davinciano de Curiosità sobre el incesante búsqueda del aprendizaje pensé mucho en las razones por las cuales las personas pierden esta habilidad a lo largo de los años. En primer lugar pensé en la enorme cantidad de información que existe hoy en día, y luego me encontré con una frase escrita siglos atrás: “Ya no hay nada por descubrir”, lo cual me hizo reconsiderar la idea en que en nuestros tiempos, así como se pensó cientos de años atrás, ya todo está escrito. Luego pensé que el miedo era la posible razón que nos frena en buscar nuevas respuestas, el miedo a equivocarse o fracasar, y como es que el miedo puede afectar en nuestras vidas ya sea a nivel personal o en nuestras organizaciones. En muchas ocasiones evitamos hacer cosas que consideramos riesgosas de un inminente fracaso, lo cual nos puede frenar a descubrir nuevas cosas y a encontrar nuevas respuestas o puntos de vista que posiblemente no lo habíamos considerado anteriormente.

En las empresas donde he tenido la oportunidad de trabajar, ha existido poco incentivo hacia los empleados en retar lo “correcto”, es decir en poner en duda, sanamente, la forma de trabajo de nuestros equipos, lo cual pienso podría ayudar a crear un ambiente de creatividad e innovación. Si bien es cierto que durante esa búsqueda de cuestiones innovadoras existirán muchos momentos de error, mediante la persistencia y continuo aprendizaje de estos errores podremos encontrar mejores formas de hacer las cosas.

Las grandes ideas de negocio nacieron con la curiosidad, y fueron perfeccionadas con la demostración. Dimostrazione, este principio va contra la tendencia actual de muchas Compañías en copiar procesos o tecnologías de otras compañías ya exitosas, pero difícilmente podrán encontrar la perfección en sus procesos, básicamente porque aprenderán de lo ya escrito y no de la experiencia, que trae consigo mucha riqueza al conocimiento.

Como aprovechamos estos principios en las relaciones interpersonales. La curiosidad en aprender cómo responden las distintas personas a las distintas situaciones, y la demostración en ponernos en distintas situaciones, en los zapatos de los demás, lo cual nos ayudaría a entender mejor a las personas y sobretodo no frustrarnos en las malas experiencias, como diría Leonardo da Vinci “Los obstáculos no me vencen”.

“Que haría yo de otra manera si no tuviera miedo de cometer un error”. Mi vida hubiera sido un poco distinta, no me preocuparía siempre en mi futuro, hubiera iniciado muchos proyectos personales, por lo que no hubiera considerado ser un empleado en una compañía, mis satisfacciones profesionales hubieran sido más satisfacciones personales. Por otro lado haciendo un repaso sobre las experiencias más influyentes en mi vida, me di cuenta que todas mis experiencias, incluso las negativas, resultaron finalmente ser provechosas. Lo cual me hace pensar que el éxito en nuestras vidas no necesariamente esté en función en el número de cosas buenas que nos pase, sino en la actitud y la forma que aprovechas cada una de estas. Retémonos todos los días en hacer cosas que pensemos en equivocarnos.

Franco Jaime

Anónimo dijo...

Curiosita:

Una de las preguntas que siempre hago al momento de relevar información para conocer mejor un procesos de la compañía en la que trabajo es “¿Por qué se hace de esta manera?” y no es sorprendente cuando la respuesta casi siempre es “acá siempre se ha hecho de esa manera” Es interesante ver como la mayoría de nosotros ha perdido la curiosidad, no cuestionamos lo que hacemos, o cómo lo hacer o no nos preguntamos si podríamos mejorarlo o si realmente lo que hacernos agrega valor.

Debemos tratar de escapar de este mundo que nos bombardea tanto los sentidos con tanta publicidad y no nos permite estar a solas para poder pensar, evaluar y analizar nuestras vivencias, evitando así poder aprender continuamente. La manera de ver la vida de Leonardo nos enseña a ser libre de los prejuicios arraigados en nosotros por la sociedad y empezar a despertar la creatividad que está en nosotros. Algo muy interesante y alentador para mi es que nunca es tarde para empezar a aprender.

Dimostrazione:

Al leer este articulo me llamó mucho la atención poder estar dispuestos a aprender de nuestros errores, mucha veces tratados de minimizarlos y no lo aceptamos sin saber el potencial que existe en el reconocimiento y el análisis de estos y lo mucho que estos nos pueden enseñar, dar una retroalimentación de que fue que hicimos mal, y que debemos evitar en una próxima oportunidad, aun que sabemos que ninguna situación es igual a otra y que las soluciones que funcionaron en el pasado no siempre van a dar los mismo resultados, podemos alertarnos y trabajar con mucha más cautela en la solución de los mismos.
Es interesante el ejercicio de pensar en personas que han cometido errores que queremos evitar en nuestra vida, debemos practicar este ejercicio, pensar en el erro, analizarlo, ver el contexto en el que sucedió, y las posibles razones que le llevaron a errar, tal vez pensar que hubiera hecho diferente para no cometerlo, creo las posibles respuestas a estas interrogantes nos ayudarían a reconocer situaciones parecidas que se nos presenten en la vida y entonces nos ayuden a tomar un mejor camino.

Sensazione:

Reconozco ser mucha veces parte del hombre promedio que “mira si ver, oye sin oír, toca sin sentir, come sin saborear… inhala sin percibir olores”
Ha sido gratificante poder leer acerca de los poderes increíbles que puede tener el desarrollo de nuestros sentidos. Ha sido una experiencia maravillosa y divertida tomar el tiempo y poder experimentar cada uno de los ejemplos de esta lectura. De cualquier manera después de esto es difícil que mi vida continué siendo la misma.
Es interesante cuando Leonardo habla de mantener un ambiente estéticamente estimulante a la creatividad de cada uno, pienso que dependerá mucho del reconocimiento de nuestras sensaciones y a la vez de las emociones que estas causan en nosotros. Seleccionar aquellas que impactan de manera positiva en nuestras emociones.

Sin duda alguna mejorara nuestras sentidos nos ayudará a tener experiencias genuinas del mundo que nos rodea y mejorará en gran manera nuestro aprendizaje.

Luz Herrera

Anónimo dijo...

Esta lectura nos lleva a cuestionarnos el como y el porque.
Debemos partir por analizar el rol que tenemos en cada una de nuestras organizaciones, no partiendo de que es lo que se espera de nosotros, sino de nuestra capacidad de dar e innovar, de sorprendernos a nosotros mismos.
Vivimos en una epoca en donde tomamos parametros y procesos como ciertos, cuando lo que nos toca es cuestionarlos de forma positiva con la finalidad de revisar si podemos aportar a algún tipo de mejora.
La actitud cuestionadora es sin lugar a dudas mejor que la actitud pasiva, podemos lograr cambios que impacten en las organizaciones o en nuestras vidas haciendo un simple ejercicio.... cuestionar de forma positiva los mensajes de que recibimos a fin de evaluar alternativas de mejora.
Ahora bien, en caso de fallar, nunca tomarlo de forma negativa. EL ser humano es lo que es debido a sus exitos y sus fracasos, todas esas experiencias deben calar en nosotros para formar parte de lo que somos y de lo que podemos aportar.
Luis Alva