jueves, 17 de septiembre de 2009

Pensamiento diario 121


“Esta es la dicha verdadera de la vida, el ser, utilizado para un propósito reconocido por uno mismo como uno muy poderoso; siendo una fuerza de la naturaleza en lugar de un afiebrado y egoista charco de achaques y de penas, quejándonos de que el mundo no se preocupe en hacernos felices.”

George Bernard Shaw