viernes, 29 de octubre de 2010

Pensamiento diario 291


"Si eres humilde nada podrá tocarte, ni la alabanza, ni la desgracia, porque sabes lo que eres."
Madre Teresa de Calcuta