miércoles, 15 de septiembre de 2010

Comentario final Maestría Liderazgo Perú


Todo final implica un comienzo..., la vida y su rutina diaria son y forman realmente una simbiosis maravillosa de la cual no nos percatamos sino a la vuelta de algunos años y comprendemos que esa rutina es sumamente importante.

Sin embargo, cuando hemos tenido la oportunidad de hacer un viaje corto o largo a nuestro interior, y ese viaje es acompañado por los espíritus de la chakana de tres niveles: la serpiente (pasado, Pachamama y transformación al quitarnos la piel una y otra vez abandonando lo innecesario), el puma (presente y reflexión, retorno al centro, reencuentro con nuestra alma por medio del autoconocimiento, el autocontrol y la realización personal que nos proyecta al futuro) y el cóndor (consecuencia de los dos elementos anteriores, guiándonos hacia la dimensión del espíritu y el universo, lo que está por encima de la experiencia humana); también es posible valorar la rutina con unos nuevos ojos, dándole más propósito. Con esta reflexión nos gustaría dejarles.

Fue un verdadero placer haber estado con todos ustedes, absolutamente todos ustedes. No hubo nadie quién no participara, nadie quién no viajara a su yo interno y viéndose, mirándose en ese espejo, dejara de plantearse un futuro mejor y diferente.

Muchas gracias por esa energía y compromiso, muchas gracias por ser ustedes.

Desde una Toluca un poco nublada pero muy cálida para enviarles un fuerte abrazo nos despedimos recordándoles del Tao del Liderazgo: "Del mejor de los líderes dirán cuando se haya ido: ¡Lo hicimos nosotros!"

Y, sí, efectivamente, ¡lo hicieron ustedes!

Luis Gerardo y Enrique

35 comentarios:

Anónimo dijo...

*Quiero empezar mi reflexión final dando gracias a Dios por haberme permitido vivir esta maravillosa experiencia la misma que guardaré con mucho cariño junto a mis más preciados recuerdos. También aprovechar para agradecer a quienes lo hicieron posible, es decir a todos nosotros y por supuesto a nuestros inmejorables guías.


**Puedo decir que el taller superó ampliamente mis expectativas, me encantó poder convivir cuatro días con mis compañeros, poder conocerlos más, aprender de ellos y divertirme. Me encantó todo lo que hicimos: cada dinámica, juego, reto, video cumplieron su propósito para un aprendizaje individual pero también grupal, y así pudimos sentir la diferencia de la energía de nuestro primer y nuestro último día; realmente vivimos la transformación y llegamos a convertirnos un verdadero equipo, las cintas se nos quedaron cortas esa última tarde, pero pudimos todos sintonizamos en la onda de la gratitud y la amistad…


***En lo personal, me gustó mucho la conjunción de algunas etapas de mi vida durante las actividades que realizamos, por ejemplo volver a sentirme niña y así reírme y jugar despreocupada, pero también regresar a mi etapa adulta con la responsabilidad que conllevaba hacer un análisis de mi actuación y las reflexiones para un posterior aprendizaje. El viaje al pasado y la mirada al presente, es algo que también en lo personal me ayudó muchísimo a auto descubrirme como persona y a valorar y ser agradecida con lo que tengo y lo que soy el día de hoy. El viaje al futuro, me hizo ver la vida de forma diferente. Me dio esperanza, me motivó, me ilusionó y me hizo replantear muchas cosas en mi vida. En conclusión, me ayudó a ser un mejor ser humano, un ser humano más feliz, con una piedra, símbolo de aliento para recordarlo siempre.

Evelyn Mezarina B.

Anónimo dijo...

El Taller de Aprendizaje Vivencial ha sido una de las experiencias más importantes que he tenido en mi vida, cada una de las dinámicas fue una enseñanza para mi vida personal y profesional, la convivencia con todos Uds., mis compañeros de equipo, fue inmejorable, es sorprendente lo que se aprende con simplemente compartir una mesa o estar al lado de otro al momento de las dinámicas; esta experiencia me ha permitido aprender y desarrollarme, entender que debo mejorar pero también sentirme orgullosa por lo que he logrado hasta ahora, sin olvidar lo que quiero lograr.

Curiosamente no pude concentrarme en los logros profesionales futuros, no pude ubicarme en mi trabajo ideal, lo cual me sorprendió, sin embargo me siento tranquila porque la técnica de introspección la puedo aplicar nuevamente y completar el ejercicio; algo que me agradó de esta experiencia es que pude visualizar el equilibrio que tanto busco, al parecer en mi mente este objetivo está bastante claro y estoy convencida de que pronto lo lograré.

Me he prometido a mí misma completar mis fotomontajes del presente y del futuro, con ello le daré una imagen a mis objetivos, el darle una mirada a esta composición me servirá para tomar impulso y lograr mis objetivos, es increíble como una imagen puede significar tantas cosas y te puede impulsar a mantenerlas en la mente.

Margot Calderón

Tatiana dijo...

Ahora entiendo cuando nos decían que este taller era un regalo, el haber salido cuatro días de la rutina y haberme tomado un respiro fue una oportunidad por la que debo agradecer mucho. Este fin de semana pude liberarme de los lastres del pasado que no me dejaban avanzar porque los seguía abrazando. Puedo decir que el domingo salí con lo mejor y más positivo de mi historia.
Ahora creo mucho más que antes que puedo cambiar para mejor, aunque es un proceso largo y hasta doloroso, es la única manera de tener resultados diferentes y de disfrutar de la vida y de lo que uno hace…. Como si fuese el último día.
Con todo lo vivido tengo un compromiso conmigo misma, con mi familia y la visión de mi futuro, para no conformarme, sino más bien seguir y enfrentar cada reto aprendiendo y levantándome las veces que sea necesario.

Este taller me ha ayudado a escuchar con más atención, a poner más empeño cuando piense que no puedo, a trabajar en equipo actuando y dejando actuar, saliendo en algunos momentos para observar las situaciones desde un punto de vista más crítico, entendiendo que las personas no son el enemigo, sino más bien un apoyo y parte de un equipo en el que se pueden tener resultados que pueden parecer imposibles en primera instancia y donde todos ganemos.

Si bien es cierto salimos del taller, y el mundo sigue igual, en competencia, empujándose los unos a los otros para escalar en una empresa o sobresalir y viviendo en base a lo urgente; considero que puedo ser un factor de cambio en mi circulo de influencia.
Gracias por cada una de las dinámicas, todas sin excepción fueron enriquecedoras, gracias a Luis Gerardo, Enrique y a todos los que formamos parte del equipo.

Tatiana Infantas

Anónimo dijo...

Hoy miércoles 15 de septiembre a 3 días de nuestra experiencia en el pueblo puedo afirmar que realmente el taller fue todo un ÉXITO; evidencia de esto son los varios emails recibidos en la semana sobre lo valioso de la experiencia, con las buenas vibras del grupo, y con el fiel propósito de seguir ejerciendo lo aprendido en el taller.
Personalmente me pareció una experiencia súper enriquecedora, porque pude tomar un receso en mí día a día, y encontrarme conmigo misma. El fin de semana en el pueblo me permitió analizar si mis objetivos trazados son realmente importantes y si estoy utilizando los recursos adecuados para alcanzarlos, así también me permitió visualizar mi esencia, identificar mis fortalezas y los aspectos de mi personalidad en las que debo mejorar.
Sin lugar a duda cada una de las actividades realizadas: dinámicas, videos etc. tenían enseñanzas importantes, como el autocontrol de las emociones, el aprender a escuchar al resto, el trabajar en equipo con un objetivo en común. Debo confesar que para mí fue un gran ejercicio el hecho de escoger mi actitud frente a los estímulos o situaciones que se presenten en el entorno; un excelente ejercicio para cultivar nuestra inteligencia emocional, y para ser coherente entre lo que queremos, pensamos y hacemos.
Finalmente, creo que el taller y en general nuestra estadía por el pueblo nos sirvió para conocernos mejor como grupo, para aprender de cada uno. Hoy puedo decir que realmente tengo varios nuevos amigos de los cuales me siento orgullosa. Gracias a nuestros facilitadores por permitirnos mejorar como personas y como grupo, y en general por el trabajo que realizan, tratando de que cada quien realice un trabajo de cambio personal de cara a un bienestar social común.

Giannina Pella

Anónimo dijo...

Para mí, la experiencia en el taller ha sido muy significativa, he podido conocerme más a fondo y conocer a grupo de personas increíble. Sin embargo me gustaría compartir mi experiencia de lunes en la mañana: me sentía conmovido y extraño, en otras palabras aliviado, feliz y tranquilo, pero a la vez sensible y sin muchas ganas de hablar. Inmediatamente recordé la advertencia de Luis Gerardo, que nos dijo que al término del taller íbamos a estar más sensibles, y que el mundo no necesariamente estaría en esa misma sintonía. Y es que nos enfrentamos a un mundo muy complicado y duro, con muchas presiones, dificultades y ajetreos, esto hace que resulte muy difícil encontrar nuestro propio camino. Por eso tenemos una gran tarea pendiente, debemos luchar para encontrar el rumbo, finalmente somos nosotros quienes vamos a vivir nuestra propia vida. Además en este taller he descubierto que podemos estar en un ambiente hostil, pero depende de nosotros que cambie, encontrando nuestro fin y siendo pacientes y tolerantes con el camino de otros.

Es impresionante como nuestra historia determina lo que somos y lo que seremos. Para mi el viaje al nivel de la serpiente tuvo un impacto muy positivo. Pude darme cuenta que mi familia es la influencia mas importante en vida, y que a pesar de tener algunos recuerdos negativos, estos necesitaban ser desechados. El pasado es lo que nos ha hecho, sin embargo debemos estar conciente que no nos puede retener para seguir creciendo, sino más bien debe servir como una guía que ilumine el camino correcto a seguir.

A través viaje del condor puede darme cuenta el verdadero sentido de mi vida. Siempre pensé que las cosas materiales me llevarían hacia mi realización personal; y que estas cosas serían el resultado de ser un buen profesional. Sin embargo me di cuenta que el éxito profesional se dará cuando tenga la capacidad de liderar a un grupo de personas y influir positivamente en su vida, quiero ser el referente para del desarrollo para nuevos para profesionales. Mi meta es convertirme en el jefe exitoso que no solo obtenga resultados sobresalientes, sino que tenga un criterio justo y un sentido de desarrollo para las personas.

Quiero terminar estar reflexión agradeciendo a cada persona que participó en el taller por enseñarme a ser un mejor ser humano, no solo hemos trabajado, reído o llorado juntos; sino nos hemos vuelto más cercanos y más amigos

Hernando Márquez Mares

Anónimo dijo...

El curso me pareció realmente enriquecedor y agradezco la oportunidad de haberlo llevado. Ahora me doy cuenta que necesitaba tener un espacio para pensar en mí.
Me he comprometido a darme una pausa cada cierto tiempo y no dejarme llevar por este mundo competitivo, acelerado y estresante. Quiero vivir como si fuese mi último día de vida, no quiero en un futuro arrepentirme y sentir que no le di la debida importancia a lo que realmente me hace feliz.
Un momento que siempre recordare fue cuando estuvimos meditando sobre nosotros, sobre nuestro pasado y nuestro presente. Hoy me siento aliviada porque he comprendido que no debo llevar conmigo todo mi pasado, debo desprenderme de las cosas negativas. Hoy se que las cosas pasan por algo y yo necesitaba vivir los momentos de mi pasado para ser hoy quien soy.
Me encanto el momento en donde me encontré con mi yo del futuro, fue un momento conmovedor. Me he propuesto cumplir todos esos sueños que tuve para mi futuro, pensar en esto me motiva ya que es un reto que quiero alcanzar.
Quiero también trabajar en las 10 cosa que puse como más importantes. Ahora soy más conciente que esta en mí encontrar la felicidad y no quiero perderme en el camino.
Las dinámicas en grupo me ayudaron muchísimo a evaluar mi comportamiento y he sacado de esos momentos muchas oportunidades de mejora.
Quiero agradecerles por el lindo momento que tuve y por todo lo que me han enseñado, agradezco a mi sobra porque sentí que durante todo momento hubo una persona que se preocupaba por mí y el feedback que me dio fue realmente bueno.
Hoy me siento feliz, con muchas energías de seguir adelante y con mente positiva de poder alcanzar lo que quiero para mi vida.
Gracias a todos, son personas espectaculares ¡!!
Anya Meier

Anónimo dijo...

Definitivamente una experiencia extraordinaria por el buen grupo que hizo del taller un nuevo comienzo en mi vida.
Cuando supe que iba a estar cuatro dias en El Pueblo, lejos de mi familia, amigos y practicamente de mi vida, pensé si realmente iba a valer la pena, si en algo me serviría invertir ese tiempo “encerrado” en aquel lugar. Hoy puedo decir que si!
Este taller me regaló el tiempo para encontrar mi esencia, mis raíces, mi herencia, para saber de qué estoy hecho, qué es lo que marca mi vida y visualizar lo que es importante en mi vida futura, que por cierto, muy diferente a lo que creía.
También me permitió conocer a los compañeros de la maestría y a través de ellos aprender a conocerme. Definitivamente las dinámicas y por supuesto las reuniones en la famosa terraza después de las horas del taller, fueron vitales para lograrlo. Asimismo, nos permitio crecer como grupo, de hecho, la diferencia se ve entre la primera y ultima dinamica. Nos convertimos en un gran equipo.
Finalmente, me ayudó a estar consciente de las diferentes actitudes o posiciones que adopto en mi vida profesional y personal y que lo importante es saber cuándo debo de cambiar.
Puedo decir que ahora cada día es diferente al de ayer, que ahora estoy más consciente de cómo soy, cómo pienso, cómo actúo, cómo me relaciono con los demás y cómo quiero empezar a construir mi futuro.
Gracias a Luis Gerardo, Enrique y mis compañeros por hacer que todo esto sea posible.

Franz Wong Spagnol

Cristina Chen dijo...

En primer lugar, quiero agradecer a Enrique, a Luis Gerardo y a todos los participantes del taller de aprendizaje, porque además de disfrutar su compañía en cada momento del taller, sus comentarios y reflexiones me han servido de inspiración y retroalimentación personal.

Como reflexión final, quiero mencionar que durante el desarrollo del taller, entendí la importancia de invertir tiempo para definir con claridad mis metas, como el ejemplo comparativo que se mencionó en clase, realmente me quedo preocupada ante la posibilidad de ejecutar una construcción de mi futuro sin planos de referencia.

Las diferentes actividades llevadas a cabo en el taller, me han permitido analizar mis fortalezas y debilidades, tanto personales como interpersonales, por lo que tengo inventariado ya las habilidades y actitudes que quiero desarrollar, en aras de lograr un mejor desempeño, tanto en el ámbito laboral, como en el personal.

Al culminar el taller, me he quedado convencida de que, efectivamente, el único recurso para alcanzar mi misión y mis metas, soy yo misma, y; de mí depende cambiar de actitud y de hábitos para vencer los obstáculos que pueda encontrar en mi camino. Por eso, desde ya he iniciado mi plan de acción para generar el cambio personal que me he trazado.

Asimismo, quedó claro que el líder no es el que tiene un rol protagónico, el que ordena o el que habla más fuerte; así, el líder es el que desde el lugar donde esté, puede mover a todo el equipo con sinergia hacia el logro de los objetivos.

Anónimo dijo...

Espectaculares! Así considero que fueron esos cuatros dias que estuvimos compartiendo nuestras emociones, pensamientos y acciones entre las dos promociones más Luis Gerardo y Enrique. Recuerdo haber llevado anteriormente un taller que tenía el mismo objetivo pero lo aprendido ahora fue totalmente innovador y enriquecedor.

Las dinámicas grupales e individuales, los videos, las reflexiones del grupo así como los comentarios de Luis Gerardo y Enrique fueron excelentes aportes que he interiorizado y puse en práctica conforme los días iban transcurriendo. El viaje al pasado me permitió identificar que aún hay algunos temas por arreglar los cuales están en mi agenda listos para darles solución.

En las dinámicas grupales siempre pensé que el objetivo final de éstas era generar competencia entre los que participábamos pero en todo momento se buscó que el trabajo se realizara en forma grupal, buscando el bien entre todos, trabajando en equipo, tratando de que todo el grupo participe de alguna forma que sume a lograr el reto trazado.

Esos días también me sirvieron para conocer un poco más a mis compañeros y amigos de los cuales aprendí muchas cosas valiosas como sus experiencias, sus actitudes, sus emociones en diferentes escenarios.

El video de Lance Amstrong, el de Steve Jobs y el fragmento de la película La vida sin mi dejaron mensajes muy valiosos los cuales compartí luego con mis familiares. Sin duda, fueron enseñanzas que generaron en mi un cambio importante en la forma de ver las cosas.

Un agradecimiento especial a ambos facilitadotes que demostraron mucha capacidad y conocimiento de todos los temas tratados y una gran empatía con todo el grupo.

Gabriel Suárez A.

Anónimo dijo...

El curso me dio la oportunidad que necesitaba en mi vida. Detenerme, pensar y recordar lo que verdaderamente importa en la vida. Desde un principio llegue con muchas preguntas, y quizás prejuicios, pero sobre todo con la esperanza que este no sea un curso más. Quería que me enseñaran algo que no podía leer en un libro y vaya que sucedió. Fue una experiencia diferente, única con un resultado esperanzador, que deja una profunda huella en mí. Al volver a mi pasado, sentir mi presente y visualizar mi futuro pude sentirme tranquilo y feliz. Recordé que es bueno olvidar, perdonar, sentir y aprendí que los recuerdos negativos deben quedar olvidados en el pasado. Al final la vida es eso, nada más que el presente. Las vivencias, los segundos y minutos sino los vivimos y disfrutamos al máximo pronto se convertirán en un pasado sin sentido. Depende de cada uno de nosotros, hacer que el pasado tenga sentido para así unir los puntos y construir un futuro.

Dias después de haber vivido esta experiencia puedo decir que el curso fue un éxito. Pero este éxito, se debió en gran parte al grupo increíble de personas que lo componen. Fuimos creciendo como equipo- desde el primer día que no supimos como enfrentarnos a un reto hasta la última dinámica donde logramos el objetivo. Fuimos capaces de cambiar como seres humanos a tal punto que juntos fuimos capaces de darle sentido a una pierda.

Quiero agradecerle a cada uno de ustedes por esta experiencia y estoy seguro que vamos ir creciendo cada día más, sabiendo y recordando siempre lo importante en la vida y no lo urgente. Es bueno saber de vez en cuando que la muerte está un brazo de distancia y la felicidad a un paso.

Ray E. Balarezo

Anónimo dijo...

Nunca olvidaré esta experiencia porque fue muy enriquecedora espiritualmente. Inicialmente tenía una idea del taller, algo diferente; tratando temas de competitividad y cumplimiento de objetivos. Fue totalmente diferente. Las dinámicas nos hicieron dar cuenta que todo no es competir y que debemos pensar en el bienestar de las personas a nuestro alrededor. El objetivo es importante pero más importante es cómo llegas a ése objetivo (El camino es más importante que el destino).
El pasar por las tres fases de la Chakana fue muy importante ya que en cada etapa aprendí más de mí.
He cambiado de piel dejando las cosas que no me sirven y soy consciente que cada cierto tiempo lo debo hacer. Cuando hice mi vida en recortes de revistas y lo compartí, me ayudó a liberarme de algunas cosas que aún me dolían.
La dinámica de las cosas que pienso hacer en los siguientes 3 meses antes de morir fue simplemente reveladora para darme cuenta que hay algunas cosas que son realmente importantes y que no debo dejar que el tiempo pase para poder ocuparme de ellas. Y, el futuro es la consecuencia de nuestro pasado y presente, para lo cual es necesario tener una visión personal que nos recuerde siempre que queremos en la vida. La meditación sobre nuestro futuro me sirvió para conocer lo que realmente quiero.
El autocontrol, la integridad, la cooperación, el apoyo, el hacer la pausa, la alegría, el respeto, entre otras cosas; son valores que han tomado mayor importancia en mi vida después del taller y en especial después de la última dinámica.
Otro punto fue darme cuenta que puedo expresar mis ideas sin problemas y ser aceptadas como buenas o rechazadas cortésmente. También me ayudó a tomar más riesgos y no pasarme la vida planeando lo que quiero.
Siempre tendré en mente la ejemplar y exitosa vida de Lance Armstrong.
Por último quiero agradecer a Luis Gerardo y Enrique cuyo programa fue excelente y con muy buenos comentarios de las 3 promociones que estuvimos en El Pueblo. Gracias por enseñarnos a conocernos.
Y gracias al gran equipo de personas que hicieron de este taller un éxito total. Gracias Amigos!!!

José Antonio Vizcarra (465)

Anónimo dijo...

Debo empezar por mencionar que ha sido una experiencia inolvidable que ha superado todas mis expectativas (gracias por el regalo), de verdad les agradezco mucho a todo el grupo, son personas maravillosas y a Enrique y Luis Gerardo quedan en la galería de personas influyentes en mi historia.

Algunas reflexiones:

El concepto de liderazgo personal basado de adentro hacia fuera fue comprendido e interiorizado, el liderazgo empieza por nosotros mismos y luego se manifestará a nuestro entorno de forma natural y en la esencia de cada uno. He terminado por descartar el modelo de líder empático o mesiánico que lleva adelante a su gente quitándoles la responsabilidad. Todos debemos ser responsables de nuestras elecciones y un líder debe respetar ese espacio.

La introspección, remitirme a la niñez recordando sensaciones y sentimientos primarios me hicieron notar lo fácil que era perdonar, como afrontar la vida con una perspectiva lúdica y de juego, a la vez de la unión y atención a los seres queridos que a veces olvidamos por la rutina y las obligaciones cotidianas. Todo esto importante para cambiar alguna visión fatalista y cambiar el relato de mi historia hacia una historia épica.

La perspectiva del tiempo, que es prioritario?, que es urgente?, cuando lo enfrentamos a lo finito de nuestra vida la lista de prioridades cambia drásticamente y nos hace comprender que hay un justo medio y que es absurdo postergarlo todo para un futuro lejano. Como ejemplo algo que no cuesta mucho y es inmediato es manifestar nuestro afecto a las personas que queremos.

La visualización, como nos vemos en el futuro?, donde queremos estar?, que queremos hacer?, si decidimos compartir nuestra vida como sería?, nos ayuda a clarificar cual es nuestra misión acortando las posibilidades, dejando de divagar entre alternativas. Este ejercicio me permitió ver un camino, un objetivo y espero que ahora sabiendo cual es tome las decisiones correctas que permitan alcanzarlo.

Saber escuchar, saber comunicar, planificar lo necesario pero preferible practicar en la ejecución, trabajar en equipo, darnos un tiempo para salir de la ejecución y mirarlo desde afuera y por último liberarnos de la dictadura de ser competitivos sólo por el hecho de serlo son conceptos que también me llevo interiorizados de esta gratificante experiencia.

Miguel Bandach

Anónimo dijo...

Al iniciar esta reflexión se me vino a la mente las tres fotografías que escogimos para representar cómo llegábamos al taller, nuestras expectativas y cómo nos queríamos ir. Recuerdo que la primera foto que escogí fue una que mostraba una vida ajetreada, llena de mucho trabajo y stress. En ese contexto, en efecto, la tener la oportunidad de alejarme cuatro días de las tareas cotidianas y detenerme a pensar en quién soy, lo que quiero en la vida y reconocer quienes son las personas importantes para mí, es realmente un regalo de Dios.
Una de las experiencias más significativas que pude vivir en este taller es el reencuentro con mis raíces. Es impresionante descubrir que somos el resultado de la influencia de muchas personas y de las experiencias que hemos vivido – buenas y malas. Una vez que entendí esto, fue reconociendo mis debilidades y fortaleces y con eso tomar las decisiones para enfrentar mi presente.
Gracias a nuestros facilitadores por esta enriquecedora experiencia.
Ahora, terminado el taller me quedo con los buenos amigos que encontré y con mi piedra que me recuerda cada día las experiencias vividas.

Stefanie Araujo

Anónimo dijo...

Martín Castillo:
El primer dia del taller hicimos una exposición en grupo sobre nuestras expectativas de los 4 dias que trabajaríamos juntos. Recuerdo que en mi grupo priorizamos desarrollar habilidades para saber escuchar, aprender jugando, queriamos ingredientes para mejorar personal y profesionalmente y que al final tengamos la sensacion que trascendíamos como personas. Que bueno es hacer check a cada expectativa, lo cual es muy dificil y ahora puedo afirmar que cada una de las expectativas se cumplieron con mas del 100%.

Me llamo la atención cuando nos aclararon que los ingredientes salian de nosotros y que los facilitadores solo nos ayudaban a encontrarlos.tenia mis dudas pero afirmo que consolide la facultad para aprender observando, y escuchando, tando de los aportes de todo el equipo como en las dinamicas. Fue muy interesante aprender del error, como por ejmplo en la dinamica de Chernovil, en la cual perdimos mucho tiempo en la planeacion y no ejecutamos bien.

Cada dia veo mi piedra y recuerdo que tuve un fin de semana de enseñanza, que debo dejar atras prejuicios personales y que todos tienen algo particular que los hace personas unicas, aprendi a borrar malas experiencias y a limpiar la piel como la chakana de la serpiente, a tener mi vision de futuro y actuar como si hoy fuera el ultimo dia de mi vida, a que la muerte esta a un brazo y te da oportunidades todos los dias, aprendi de los invidentes, aprendi a compartir la responsabilidad y no toparme con las telarañas de mi iniciativa, aprendi que debo decir te quiero a los que quiero y domesticar al puma y buscar al condor del futuro. Me refuerzo en mis valores y los estructuro, aprendi que soy afortunado, que la mayoria de personas no tiene la oportunidad de tener lo que tengo ahora despues del curso y aprendi que debo transmitirlo. Aprendi a ser mas feliz.

Gracias Enrique y Luis Gerardo.

Martín

Anónimo dijo...

La experiencia vivida en el taller de Liderazgo me ha permitido ver con más claridad cosas verdaderamente importantes en mi vida y la poca prioridad que les doy. Me he cuestionado mucho en estos días y ahora que ya regresé al día a día, pienso aun más. Estoy dando lo mejor de mí a las personas que amo? La rapidez con que trascurre la vida y la competencia tan agresiva en la que estamos inmersos muchas veces me hace perder la perspectiva, de ver porque estoy luchando, si simplemente quiero conseguir cosas materiales o quiero construir relaciones que me permitan ser feliz. Opto por esto último, espero no olvidarme del norte que debo darle a mi vida, que hoy tengo muy claro y a la que le he dado forma a través de la piedra, con lo cual será mucho más fácil recordarlo.

Otra de las cosas más resaltantes que entendí en el taller es el hecho que siempre buscaba que el cambio parta del exterior, me quejo de los problemas de la vida cotidiana, sin embargo, que hago yo para cambiar esto? Cuál es mi actitud frente a estos problemas? Simplemente me quejo? O realmente trato de cambiar algo? Ahora creo que el verdadero liderazgo parte de ahí, de mi misma, sin esperar que las personas o situaciones se adapten a mí, sino por el contrario, yo adaptarme a ellas dando lo mejor de mí siempre.

Por último, debo decir que esta experiencia me gustó muchísimo por el hecho de haberla compartido con un grupo humano súper especial, trabajando en equipo a través de la práctica, con dinámicas y juegos, pero que además, me ha permitido aplicar los principios a mi propia realidad aprendiendo y entendiendo por mí misma. Sin duda, la forma en que se ha desarrollado el curso hará que todo lo vivido en estos días se quede grabado en mi y que me ayudará a crear nuevos hábitos para renovar mi vida.

Catherine Cevallos

Franco Jaime dijo...

No me queda otra cosa más que agradecerles a todos por esta extraordinaria experiencia, han sido días muy intensos que me ayudaron a redescubrime y que verdaderamente fueron días que quedaron cortos. Me llevo de esta experiencia muchos buenos recuerdos y enseñanzas y por supuesto nuevos amigos.

***Pasado; Que buena experiencia el encontrarme con nuestro niño interior, nuestro lado no contaminado, el que piensa libre de prejuicios, el que perdona nuestros errores y defectos con la mayor bondad del mundo, el que nos enseña a centrarnos en lo realmente importante y nos devuelve al correcto camino. Tuve todas estas sensaciones al encontrarme conmigo mismo de niño, acompañadas con una serenidad que nunca había experimentado. Otra enseñanza sobre el recuerdo de nuestro pasado, fue el darme cuenta como el pasado nos marca tanto y que las emociones de nuestros recuerdos nunca se desvanecen, al contrario se fortalecen mientras avanzamos en nuestras vidas, por lo que me convenzo más que para lograr el éxito que todos queremos en nuestras vidas, y me refiero al lado personal y emocional, debemos pensar más en nuestras debilidades que en nuestras fortalezas.

***Presente; Trabajar en nuestro interior nos ayuda a ser mejores personas, a colaborar y comprender a los demás, a sacar adelante lo mejor de nosotros y creer en nosotros mismos, como el ejercicio sobre lo que queríamos en nuestro futuro, si realmente pensamos de forma positiva y nos lo repetimos cada cierto tiempo las probabilidades que suceda serán mayores, pero nunca perder la humildad y agradecer las cosas buenas que nos suceda y aprender de las cosas malas. Personalmente estoy pasando por muchos buenos cambios en mi vida, mi próximo matrimonio, excelentes experiencias en la maestría, y me reciente ascenso en el trabajo, agradezco cada una de ellas y espero dar lo mejor de mi mismo.

***Futuro; Como un ejerció tan sencillo como el pensar en una muerte próxima cambia todas nuestras prioridades en la vida, realmente en ese momento entendí la diferencia entre lo importante de lo urgente. Pero realmente nadie de nosotros sabemos que sucederá con nosotros en el futuro por lo que ese ejercicio nos llena de energía al vivir día a día con la mayor voluntad y fortaleza, finalmente como escuchamos en el taller, nunca sabremos porque suceden las cosas hasta que miramos hacia atrás, como escuche una vez en un video: ”Nunca te preocupes por tu futuro, o preocúpate, sabiendo que preocuparse es una pérdida de tiempo, los verdaderos problemas que realmente tienen importancia en la vida son aquellos que nunca los esperaste y que suceden en el momento menos esperado” (les mando el link es muy buen video que trato de verlo cada cierto tiempo para nunca olvidármelo: http://www.youtube.com/watch?v=IkUbz_63uco)

Franco Jaime

Anónimo dijo...

Este taller ha sido un “para y mira”. Justamente me ha dado una pausa para reflexionar sobre las prioridades en mi vida y si realmente les dedico el tiempo que se merecen a todo lo que es importante para mí. Como dicen: “Todo para por algo” y como nos dijo Luis: “no te preguntes ¿ Por qué sino para qué?

De igual forma mirar a mi alrededor, empezando por la integración del grupo, el tener esa oportunidad de conocernos mas y compartir momentos de reflexión, juegos y vivencias que llevaremos por el resto de nuestra vida. Fue realmente satisfactorio llegar el ultimo día en compañía de nuevos amigos con los cuáles podré compartir y recordar lo que he aprendido.

Ahora lo mas difícil es poner en practica lo aprendido, mirar diariamente mi piedra y a la vez apoyarme en el grupo maestría para no volver a caer en la rutina de lo urgente y no importante. De reconocer qué cosas innecesarias llevo para soltarlas y obtener ese autoconocimiento y autocontrol que se requiere para decidir vivir y no sobrevivir.

Rosario Angulo S.

Anónimo dijo...

Los cuatro dìas que pasamos en el pueblo han sido realmente enriquecedores y muy motivadores. Cuanto hace que las personas realmente nos desconectemos de nuestras preocupaciones diarias y nos demos una pausa para analizar nuestro pasado, presente y futuro. En este ultimo punto, tuve una vision que me lleno de esperanza y de alegria porque me mostraba cosas importantes para mi, que realmente son elementos que me hacen feliz y que son por los que me quiero esforzar.
Las dinamicas me parecieron super buenas y permitian obtener aprendizaje se haya o no llegado a cumplir el objetivo final. Me encanto que hicieramos el collage, hace tanto tiempo que no hacia uno y que fueron hechos realmente a conciencia por cada uno de nosotros. Cuando compartimos que significaba nuestro collage con mi grupo realmente me permitio admirar mas a mis amigos y tambien me permitio decir en voz alta lo mucho que llevo de mi familia en mi y cuan agradecida estoy.
En los correos que hemos compartido esta semana, uno de nosotros menciono que que bueno que este taller nos toco realizarlo a seis meses de habernos conocido, porque nos esta haciendo mas unidos y nos permitira hacer super enriquecedora la experiencia de llevar una maestria. Me gusta que se nos este inculcando no solo conocimientos educativos sino tambien de vida. Agradezco mucho la experiencia y llevo conmigo a mi nuevo hogar mi collage y mi piedrita que me recordara que tengo que seguir esforzandome por mis objetivos, sin dejarme llevar por la rutina diaria.
Gracias Enrique y Luis Gerardo por todo y a mis amigos, ni que decir!

Rocio Samatelo

Anónimo dijo...

El fin de semana del curso de liderazgo me permitió ver los puntos débiles que tengo, sobre todo respecto a escuchar a los demás y el intercambio de roles. Son puntos a trabajar a lo largo del tiempo para ir mejorando. Es importante empezar por reconocer los errores para poder trabajar en ellos y lograr superarse a uno mismo y complementar cualidades. Covey mismo señala el camino empezando por la victoria privada, por la independencia, antes de poder pasar a la victoria publica, a la interdependencia. Este taller nos enseñó eso de forma práctica, sobre todo con el ejercicio de la tela de araña, que requería un autodominio y luego una coordinación entre todos. Adicionalmente, el fracaso en Chernobyl fue finalmente muy útil para mí. Ver las cosas que hice mal en esa dinámica me permitió notar mis faltas. Si a pesar de todos los errores lo hubiéramos logrado, la dinámica no hubiera sido tan útil. La dinámica de las plantaciones, en la que se dio un fracaso parcial, fue sumamente útil también. Son esos errores los que nos enseñan que debemos mejorar, que me recuerdan dar un poco mas de mi mismo para ser mejor cada día.
Algo muy interesante en este fin de semana es reflexionar sobre las cosas urgentes y las importantes en la vida. Hacer una lista de cosas a realizar en los próximos meses y reflexionar de cuantas veces consideramos cosas que en verdad no nos aportan al espíritu. Es importante pensar en las cosas materiales, ya que debemos seguir adelante, tenemos gastos que cubrir, pero no debe ser nuestro único impulso. Hay cosas más importantes, como estar cerca de la gente que queremos y hacer que sepan que los queremos. Dedicarnos a algo que nos llene el espíritu y no solo los bolsillos. Ver los 3 aspectos de nosotros, mi pasado, mi presente y mi futuro y recordar que la muerte está allí atrás diciéndonos que vivamos. Cuantas veces nos olvidamos de eso, de vivir. Personalmente muchas veces me dedicaba a hacer planes a largo plazo y no a vivir el presente. El taller me ha ayudado a darme cuenta de ello, a ver la vida de manera diferente. En verdad se trata de una experiencia de vida este taller. Es un regalo que hay que aprovechar al máximo, recordarlo y aplicarlo en nuestras vidas. Tomarnos un tiempo para estar en contacto con nosotros mismos. Recordar todos los días que hay que vivir. Tomar el lado positivo de las cosas, para ir uniendo los puntos, como nos enseñó Steve Jobs, para lograr crecer como personas y no quedarnos estancados antes los problemas.
Quedo muy agradecido con Luis y con Enrique por el taller. Además con mi sombrita Rocío, que tuvo comentarios muy buenos en su feedback y que siento que me van a ayudar mucho, y en general con todo el grupo por lo vivido en esos 4 días. Siento que me ha unido más a la promoción, que los conozco un poco más. Ha sido una experiencia muy buena, llena de estupendos recuerdos.
Finalmente espero con mucha expectativa la carta que recibiré en un año. Espero que al recibirla y leerla sea una mejor persona. Espero que haya mejorado en mis puntos débiles, fortalecido mis virtudes y que ya no sea alguien que solo planea su vida, sino estar viviéndola a plenitud. Pero el cambio no debe quedarse allí. Debo seguir con nuevas metas pues el camino es largo y la mejor parte del viaje es atravesar todo el camino.

Gonzalo Dias

Luis Alva dijo...

Quisiera empezar mi comentario agradeciendo a Luis Gerardo, Enrique y a todos mis compañeros por el curso tan satisfactorio que pudimos realizar. Como dijeron los facilitares el 90 % de curso lo hace el grupo y me siento contento con el resultado final, además cuando llegue al curso tenia ciertas dudas que tanto podríamos hacer en 4 días, pensaba que era mucho tiempo pero al final el tiempo voló.

Me quisiera queda con las siguientes reflexiones:

El video de Lance Armstrong, nos da una lección de vida espectacular, cualquier otra persona hubiera perdido la batalla contra el cáncer y no hubiera regresado al ciclismo competitivo. Podemos aprender que tenemos que tener pasión por lo que hacemos, coraje y fuerza interna que nos va ayudar a sobrepasar las barreras más complicadas que nos ponga la vida.

La dinámica con el fragmento de la vida sin ti, me hizo dar cuenta que cambiando el marco de tiempo como podría cambiar tan drásticamente las cosas importantes de mi vida. Reflexione que estaba dejando cosas importantes de lado por pensar que tenía tiempo para hacerlas pero en realidad debemos saldar las cuentas que tengamos en la visa ya que es bastante corta.

Las dinámicas de poder pensar en mi pasado me hizo darme cuenta lo afortunado que fui, tener una familia unida, amigos que me quieren, esto me sirve para poder darle mas alegría a mi vida y poder pensar en el futuro positivamente. Cuando me visualice en el futuro me vi con mi familia muy unida, y mis hijos irradiando felicidad, así que trabajare para que sea realidad.

La dinámica final fue interesante como logramos interiorizar que era un objetivo común para todos y todos estábamos interconectados para poder lograrlo, todos dependíamos de todos. Se vio un autocontrol individual, trabajo en equipo, soporte de entre los miembros, satisfacción final por el cumplimiento de la meta.

Gracias a todos

Luis Alva

Maqueeva Chang dijo...

El Taller ha representado para mí una experiencia de cambio de paradigmas, como por ejemplo que “el error es positivo cuando trae aprendizajes”, “trabajar en equipo crea sinergias”, “ganar, ganar o no hay trato”; “detrás de un líder hay un gran equipo” y “la felicidad está en el camino”

Con los ejercicios de introspección personal e identificado las cosas importantes y prioritarias en mi vida, rescatando la parte positiva de las situaciones, mis valores más profundos y la relación de solidaridad hacia los demás y hacia nuestro entorno.

En los juegos de los sentidos he encontrado su potencialidad, que no se aprecia con la contaminación visual y sonora de la ciudad, con el juego de las sillas he aprendido que somos adaptables a las presiones y retos que parecen imposibles desde lejos, a través del juego de la sombra a comprender el comportamiento de una persona más allá de lo superficial y por último el juego de las bombas me ha enseñado la importancia de escuchar y comprender que para un mismo reto existen diferentes soluciones que al juntarlas crean otras mejores.

Pude observar la retroalimentación del espiral en el equipo, pues íbamos mejorando con el transcurso de los días creándose una cultura de aprendizaje de nuestros errores pasados, aprendiendo a comunicarnos, respetarnos, escucharnos y principalmente apoyarnos.

Finalmente los profesores me han enseñado con el ejemplo como conectar tus acciones, con tu mente y principalmente con tu corazón. ¡Si se puede!

Maqueeva

Miguel Quintana dijo...

Los cuatro días de convivencia en el taller me dejaron muchas enseñanzas que ahora estoy poniendo en práctica en mi vida. Considero muy enriquecedora la experiencia vivida, puesto que ha cambiado mi forma de pensar y algunos paradigmas que tenía antes de iniciar este curso. Me llevo el mejor recuerdo de haber compartido con un grupo espectacular y considero que ésta fue la mejor experiencia vivida en lo que significa sinergia y trabajo en equipo. Definitivamente los días quedaron muy cortos, porque cada día aprendíamos más entre nosotros, pero lo bueno es que aún nos queda mucho camino por recorrer juntos.

Lo aprendido en el taller a través de las dinámicas, videos y reflexiones, me ha permitido mejorar mis competencias personales y sociales, las que ahora enriquecen mis fortalezas y habilidades. He aprendido a manejar mis emociones, a trabajar en equipo y confiar más en mis compañeros, a saber escuchar. Me he dado cuenta que para alcanzar los objetivos trazados podemos ayudar de muchas maneras, solo depende de la actitud que le pongamos.

He identificado que cosas no me sirven y he empezado a dejarlas atrás. Siento que me he reencontrado conmigo mismo y esto me ha hecho recordar mis raíces y mis herencias, base de lo que ahora soy. El pensar en las cosas que haría si solo me quedaran tres meses de vida, me ayudó a ver las cosas que realmente son importantes en mi vida y que las había descuidado por dedicarme a atender lo urgente. No pienso volverlas a descuidar y si eso pasa, ahora tengo algo que se encargará de recordármelo: Mi piedra.

No quiero irme sin mencionar las valiosas lecturas de Goleman, Senge, Gelb y Covey, definitivamente me han ayudado mucho en este cambio que he empezado a experimentar tanto en mi interior, como en mi interrelación con los demás.

Gustavo Jara dijo...

El taller ha sido una experiencia única y significa un punto de quiebre en mi historia, alguna vez había tenido talleres de coaching, liderazgo, negociación y otros en los que se mostraba la importancia de dejar el pasado atrás, el impacto positivo de la confianza en los equipos, del ganar - ganar. A diferencia de otras experiencias, este taller ha englobado todas estas experiencias y les ha dado sentido con lo que me ha mostrado el camino a seguir para intentar llegar a ser líder para mí mismo y luego para los demás.
Las dinámicas han sido eficaces para mostrar nuestras fortalezas y debilidades de nuestro desempeño en el equipo a través de los distintos roles que llevamos a cabo. Creo que finalmente hemos llegado a un nivel óptimo de confianza que nos permite desempeñarnos mejor como equipo.
Personalmente, me llevo una lista de cosas para hacer que hice luego de dejar atrás algunas cargas del pasado, comprender lo que es importante para mí y definir qué es lo que quiero para mi futuro. Considero que mientras cumpla con realizar las tareas de la lista estaré más cerca de mi objetivo de llegar a ser un líder.
Como equipo me llevo la satisfacción de compartir con grandes personas que han enriquecido el taller y los demás cursos de la maestría, estoy seguro que seguiremos consolidándonos.
Finalmente, decir que aun me siento como en el taller, agradecido, feliz y enfocado.
Gustavo Jara

Anónimo dijo...

* El curso me pareció muy bueno, una experiencia extraordinaria, y me dio la oportunidad de conocerme mejor, de darme un tiempo para evaluar muchos aspectos de mi vida, de darme cuenta de cuáles son las cosas más importantes para mí y cuales son secundarias, y de cómo debo afrontar ciertos retos a lo largo de mi vida. De hecho las experiencias aprendidas me serán de gran ayuda en mi desempeño personal y profesional. Hoy, quiero poner en práctica las 10 cosas más importantes que me gustarían hacer!

** Asimismo aprendí la importancia del trabajo en equipo, de escuchar, de ser claro en la forma en que nos comunicamos, en la importancia de las sinergias, en mantener a todos informados, de compartir, entre otros.

*** Finalmente quiero agradecer a todos por la experiencia vivida en el taller, y en especial a Enrique y Luis Gerardo por la gran dedicación y compromiso durante el mismo. Me voy de este taller tranquila y contenta, con ganar de hacer muchas cosas en búsqueda del equilibrio.

Gracias!!!

Melissa Pelosi

Anónimo dijo...

Quiero agradecer a Dios por este precioso regalo, creo que solo a él se le pudo haber ocurrido justar a 39 personas de diferentes trasfondos, profesiones, interés, preocupaciones y expectativas en un solo lugar y con un propósito en común, propósito mayor al que cada uno de nosotros hubiera podido imaginarse.
Estoy feliz de haber hecho este viaje, encontrarme con mi pasado y descubrirme a mí misma me ha ayudado a ver mis raíces, reconocerlo y a valorarlo, saber que me hace ser lo que ahora soy, leer mi historia, y saber que es única y yo elijo como contarla.
Además entendí que reconociendo nuestro pasado es la única forma de entender y modificar nuestro presente, y proyectar una correcta visión hacia el futuro.
Después de este encuentro puedo decir que soy una mejor persona, que me he enriquecido de gran manera y eso solo se ha podido lograr combinando los ingredientes que cada uno de ustedes han agregado a mi vida en estos 4 días que guardare en mi corazón. Sé que aún hay mucho camino por recorrer pero me tengo a mí y a Dios de mi lado, siempre y cuando no olvide la esencia de mí ser, el viaje habrá valido la pena.
Antes de terminar quisiera compartir con ustedes la letra y video de una canción que para mí es la manera como quiero vivir después de esta maravillosa experiencia, Justo es el significado que le di a mi piedra al momento de escogerla, ¿Coincidencia? Depende de cada uno!!!

http://www.youtube.com/watch?v=ZG-mbu6fBfU

Muchas Gracias chic@s, y a ustedes Enrique y Luis Gerardo por compartir su sabiduría y la pasión de su corazón con nosotros!!

Luz Herrera

Anónimo dijo...

He aprendido muchas cosas de mí, de otras personas y en general del trabajo en equipo. Por la parte personal me he reencontrado con algunos tesoros que había olvidado y que hoy pasan a ser una base solida para continuar con la construcción de mi presente y mi futuro; y que me van a ayudar en un proceso de reconciliación con parte de mi pasado que ya inicie. He aprendido también que a veces es bueno dejarme llevar por la intuición porque la explicación de las cosas que hago y que me suceden las voy a poder encontrar más adelante. También a través del auto reflexión pude identificar más oportunidades de mejora y más fortalezas en mí de las que había definido inicialmente.

He podido encontrar también una de mis misiones más importantes en mi vida: mi familia, siempre había pensado que sacrificar tiempo con ellos pensando en nuestro futuro era lo mejor, pero comprendo que lo que se vive es el presente, puedo hacer planes respecto a mi futuro para tener un mapa que seguir pero no puedo vivir mi presente pensando en mi futuro porque estoy perdiendo muchas cosas, algunas irrecuperables.

He conocido un poco mas de personas maravillosas, a respetar sus diferencias y he visto también lo fácil que puede ser perder el sentido de algunas cosas cuando se trata de competir. Agradezco a Dios este regalo y espero continuar sacándole el máximo provecho porque esto recién empieza, la parte más difícil es poner en práctica todo lo aprendido.

Gracias a todas las personas que hicieron posible esta maravillosa experiencia.

Jenny Gonzales

Anónimo dijo...

Mi ultimo día

Como si fuera mi último día,
Voy a vivir en la vida, amando sincero
Mostrando a los míos cuanto los quiero

Como si fuera mi último día
Voy a luchar por mis sueños
Viviendo sin miedo
Y cada minuto, vivirlo intenso.
No voy a esperar hasta mañana, si el presente lo tengo

Como si no hubiese tiempo, Me quedara un momento
Voy a mostrar que te amo, Que estoy contento, que te tengo,
Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti,
Y voy a hacerte este día el mejor que pueda vivir.

Como si fura mi último chance para mirarte de nuevo,
Hare del momento, el más importante de tu recuerdo,
En el estrés de la vida, Se nos escapan detalles,
Que luego más adelante lamentamos olvidarse,
A veces se hace difícil o imposible recuperarse,

Como si no hubiese tiempo
Me quedara un momento
Voy a mostrar que te amo
Que estoy contento, que te tengo
Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti
Y voy a hacerte este día el mejor que pueda vivir.
Disfrutar todo aquello que Dios me brindo
Mis amigos, familia y amor
Y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir
Y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir

diahttp://www.youtube.com/watch?v=ZG-mbu6fBfU



Para Ustedes .. de Luz Herrera

bRuNeBrU dijo...

Principalmente quiero agradecer de una forma muy especial a nuestros guias, Luis y Enrique, por hacernos vivir esta experiencia y por llevarnos de la mano a un viaje que nunca olvidaré.
En este viaje retome la importancia por la pasión, hacer lo que te apasiona, no dejar de lado las cosas que realmente te llenan y dejar que el dia a dia te haga olvidar eso.
De hecho ya dí el primer paso, y me siento muy bien conmigo misma, siento una energía que me llena de buena vibra otra vez.
Por otro lado le volví a dar importancia a los detalles de la vida, después de ver esa pequeña parte de la película “Mi vida sin mí”, cuando empienzas a vivir pensando en que te queda poco, no esperemos a que pase eso para decirle a la gente que queremos lo que sentimos por ellas, o a hacer lo que nos hace sentir vivos.
Personalmente los trabajos de introspección me ayudaron mucho, tanto como a perdonar, como a proyectarme.
En general siento que he crecido, y que estoy en camino a conseguir las cosas que deseo.

Brunela Baca

Anónimo dijo...

Agradezco a cada uno de ustedes queridos amigos que participaron en el taller, por haber compartido sus experiencias de vida; y en especial a ustedes Luis Gerardo y Enrique por su dedicación y compromiso.

A título personal puedo decir que el taller me permitió tomar un respiro en mí día a día y detenerme a pensar en lo que verdaderamente es importante en mi vida, comenzando por hacer una introspección hacia mi pasado para poder encontrarme con mis raíces y desprenderme de todas aquellas cosas negativas que es conveniente dejar atrás.

Cada una de las dinámicas del taller, me ayudaron a evaluar mi comportamiento tanto en el ámbito personal como en el ámbito laboral.Siempre tendré presente el video de Lance Armstrong, una lección de vida increíble. El coraje, la fuerza interna y la pasión por lo que uno hace nos podrán ayudar a vencer cualquier obstáculo que se nos presente en la vida.

El video de la vida sin ti,me hizo reflexionar como el pensar en una muerte próxima cambia todas nuestras prioridades en la vida; realmente en ese momento entendí la diferencia entre lo importante de lo urgente.

Ahora quiero ver mi presente y futuro desde otra óptica, me he comprometido conmigo misma a darme una pausa cada cierto tiempo y no dejarme llevar por este mundo tan acelerado que vivimos hoy. Quiero también trabajar en las 10 cosas que considere como más importantes. Es necesario aprender a vivir disfrutando al máximo nuestra existencia y únicamente está en nuestras manos el poder ser felices.

Claudia Holgado

Anónimo dijo...

Quisiera empezar mi comentario agradeciéndoles a todos por su participación. Realmente para mí ha sido un curso enriquecedor y me permitió conocerme más a fondo.

Antes de empezar el curso imaginaba, más o menos, como iba a ser, pero nunca imagine la intensidad que podía tener. Rescato el ánimo y la buena onda por parte de todos y lo aprendido por Enrique y Luis Gerardo.

Personalmente, estoy comprometido conmigo mismo en cumplir las 10 cosas más importantes que tengo pendiente y trabajar para alcanzar mis objetivos.

Precisamente regresando del taller tome una decisión laboral que definitivamente marcará mi desarrollo profesional. Muchas gracias Luis Gerardo por tus consejos!

Espero mantener el contacto con todos ustedes!

Juan Carlos

Anónimo dijo...

* Es uno de los pocos talleres en la que he tenido pena de irme, dejar atrás momentos de autoconocimiento y absoluta reflexión personal, momentos de integración, de conocer vivencialmente lo que significa trabajo en equipo y aprender a establecer objetivos personales y colectivos para poder cumplir los retos que se nos pusieron. Me queda claro que la teoría solo es un apoyo pero la práctica y la experiencia personal es la que ha dado el valor al taller y me ha ayudado a entender mejor mi comportamiento y el de las personas.

** Me gustó mucho el fortalecimiento que logramos con cada reto que se nos colocó, al inicio tuvimos varios problemas de comunicación, sin embargo, cada reto anterior era una enseñanza, y tuve la opción de aprender o simplemente no darle importancia. Decidí aprender y siento que contribuí al logro de objetivos y hacerme dueño de cada problema. Siento que como grupo maduramos, nos fortalecimos, nos ayudamos y nos quedamos con el deseo de seguir buscando retos nuevos. Me siento orgulloso de ser quien soy y de haber sido parte de un equipo que superó cada uno de las dinámicas. No en todos ganamos o cumplimos la expectativa de nuestros maestros, pero aprendimos, eso fue lo importante.

*** Me llevo el mejor de los recuerdos de ese magnífico taller. Me llevo nuevos amigos, e incluso reforzando relaciones con quienes ya tenía un vinculo amical. He empezado la semana lleno de energía, inclusive fácilmente contagioso, tengo a mi piedra todos los días acompañándome en el auto. Dicho sea de paso no soy de mantener nada a mi lado, pero no quiero olvidar que debo cambiar aquellas cosas que no le dan valor a mi vida y que no me dejan ser mejor persona en esta vida.

Gracias a todos por ser quienes son, a Luis Gerardo y Enrique por ayudarnos a conocernos mejor, no perdamos esta integración y cuenten conmigo en todo lo que les pueda ayudar…

Jorge Arce

Anónimo dijo...

Quisiera comenzar esta ultima reflexión agradeciendo a los Luis Gerardo y Enrique, por darnos la oportunidad de tener una experiencia tan valiosa y enriquecedora, así como a todos los chicos del equipo por las energías y por crear esa sinergia que nos permitió aprovechar el taller de la mejor manera.

El taller superó mis expectativas, y no solo del lado de liderazgo sino de conocerme más a mi misma, aprender a autoanalizarme y ver etapas de las que no habia reflexionado antes.

Esta experiencia me deja un positivismo muy grande y entender que si no somos felices con lo que hacemos y comprender de donde venimos no podremos seguir adelante con nuestros planes y visión de vida.

La parte de la introspección es lo que más valoro del taller, el haber hecho una pausa y desconectarme del día a día para poder ver mis fortalezas, lo que tengo que mejorar y darme cuenta de lo que es importante para mi, me ayudará a mejorar y a tomar atención al resto de personas.

Realmente un taller muy enriquecedor.

Malena Asmat

Anónimo dijo...

Parece mentira que el grupo que empezó el taller, desorganizado, competitivo en exceso, individualista, etc., se hubiera convertido en un equipo solidario y sensible a los demás. Desde mi punto de vista, es esta experiencia la que encierra el verdadero propósito del taller, ya que cada uno de nosotros formamos parte de distintos grupos y en distintas situaciones en el “mundo real”. No obstante, este resultado implicó un compromiso de parte de cada participante, en el que pusimos a prueba nuestros estereotipos y paradigmas, con la intención de sacar lo mejor de nosotros.

En lo personal, fui fortalecido por una mirada diferente del pasado, en la que mi herencia me hace fuerte y capaz de enfrentar el presente. En el siguiente nivel, el presente me enfrentó con la “imagen en el espejo“, que me brindó algunos detalles importantes en los que debo trabajar y las fortalezas que aprovechar. El futuro fue igualmente desafiante, pero al mismo tiempo motivador, ya que requerirá un enfoque equilibrado en mi vida. Este no sólo debe estar enfocado en los logros materiales, profesionales, etc., sino que incluye lo espiritual, lo físico y la armonía con la naturaleza.

Así mismo, cada experiencia me llevaba a pensar en el equipo de trabajo que tengo a mi cargo y la manera en la que podré aportar en él. Ahora comprendo que el líder es aquel que contribuye con el desarrollo de los demás y mejora las sinergias entre los individuos. Este es un papel trascendente y realmente significativo.
Finalmente, agradezco a cada uno de mis compañeros, de los que me llevo muchas enseñanzas, así como a nuestros facilitadores cuyo aporte quedará imborrable en nuestras vidas.

David Díaz

Anónimo dijo...

Hola Luis y Enrique, como ya se dieron cuenta casi se me pasa el último comentario! Lo bueno es que les puedo decir que a casi una semana de haber estado juntos en El Pueblo, ya extraño esos días, los recuerdo con mucha alegr´´ia y sería genial tener de cuando en cuando la psoibilidad de vivir una experiencia así. Esta ha sido una semana full en mi trabajo, por momentos la rutina me quería vencer, pero por suerte aun tenía el recuerdo fresco de estos días y pude sobre ponerme, así que en adelante sé que será así, no será fácil mantener una actitud positiva el 100% del tiempo, pero sé la importancia de esto y lo intentaré. Ahora estoy más enfocado que hace una semana, ahora me siento más motivado a realizar lo que es importante para mi, y me he propuesto que de cuando en cuando haré esa pausa necesaria para reflexionar y corregir! Un abrazo desde la hoy soleada Lima, me voy al surfing, luego un cevichazo y unas cervezas con mi primo y sombra Ray. Hasta pronto!
Pino.

Anónimo dijo...

Qué increíble ver como el comportamiento humano se puede ver en una especie de modelo a escala como puede ser una dinámica grupal, donde toda nuestra experiencia, liderazgo, observancia, curiosidad o simplemente apatía pueden ser vistas y descritas, podemos analizar como nos comportaremos ante situaciones reales y lo más interesante, podemos autoanalizarnos a nosotros mismos y observar nuestro comportamiento como si estuviéramos del otro lado del espejo. Disfruté mucho con cada dinámica, desde las más sencillas hasta las más complejas tenían un autoaprendizaje y la posibilidad de tener un feedback, de nuestro comportamiento, de lo que nos faltó hacer, de lo que pasa cuándo somos enfrentados a diversas situaciones y cómo respondemos ante ellas. La estructura del taller fue muy innovadora y creo que marcó una diferencia frente a otros talleres de liderazgo de los que he participado, el hecho de autoconocerte desde tu base, pasando por tu realidad y proyectándote a lo que esperas convertirte te da la opción de internarte profundamente dentro de ti y poder ver potencialidades, revisar errores, corregir otros y lo más importante saber qué quiero y hacia donde voy, la idea de proyección continua quedó demostrado y sales del taller no solo con mayor conocimiento propio sino con una imagen de enfoque futuro.
Agradezco a todos los participantes porque pocas veces he visto grupos tan unidos, solidarios y con tanto qué aprender, de errores y aciertos se aprende mucho. Es increíble como este curso no solo sirvió para conocernos a nosotros mismos sino para consolidar a un grupo de trabajo (o estudio) como lo es el nuestro, las muestras de confraternidad se multiplicaron luego del mismo, valoro más esta dinámica que no he encontrado en otras maestrías.
El taller me ha vuelto más introspectivo, más analítico de mis actos, valoro mucho la escucha y el liderazgo por capacidad más que por jerarquía. Valoro más el saber desconectarse del mundo y experimentar cosas nuevas que ayuden a tu cuerpo a mantenerse limpio y saludable para poder irradiar mayor energía y lo más importante valoro el saber que el equilibrio entre trabajo, salud y vida es fundamental para que todo funcione en armonía.
Muchas gracias Luis Gerardo y Enrique, creo que además de facilitadores, fueron canalizadores, catalizadores y además buenos amigos.
Gracias a todos!

Marco Acero.