martes, 23 de marzo de 2010

Pensamiento diario 218


"Tan a destiempo llega el que va demasiado de prisa como el que se atrasa."
William Shakespeare